El puerto, qué ver en Luanco Asturias
Asturias España

Qué ver en Luanco y el Cabo de Peñas

Escrito por la
el
9 agosto, 2021

Concejo de Gozón. El punto más septentrional de Asturias se extiende como un gran brazo de roca adentrándose en el Cantábrico, azotado por los vientos, en un paisaje mítico y legendario. Siempre lo he dicho: la inmensidad del Cabo de Peñas hace enmudecer. Uno de mis lugares favoritos de esta costa abrupta, no puede faltar en una ruta por Asturias en coche. El pueblo más cercano a este impresionante enclave: Luanco, villa marinera donde tan buenos ratos he pasado. En invierno desafiando a las olas en su pequeño paseo; en primavera escanciando en el puerto, culín tras culín. Verano es tiempo de fiestas de prao y paella en la isla del Carmen. Otoño, una espichá. Y entre comer y beber, conocer qué ver en Luanco, entre el monte y el mar. ¿Te presta el plan?

qué ver en Luanco Asturias

qué ver en Luanco Asturias

¿Dónde alojarse en Luanco?

Cerca de Luanco hay casas rurales a las afueras, con jardín y barbacoa, inmersas en la plena naturaleza asturiana, como las Casas Rurales Pradina. ¿Una buena opción en pleno centro urbano? El mirador de Luanco, a dos pasos de la playa y las animadas sidrerías. En temporada alta, dado que no hay mucho donde alojarse, y se trata de un pueblo muy popular entre los veraneantes, es indispensable reservar con mucho tiempo de antelación.

¿Otra opción? Alojarnos en la vecina ciudad de Gijón y hacer una excursión de un día al Cao de Peñas y Luanco, como he hecho en otras ocasiones.

Un paseo por el centro de Luanco.

Lluanco en asturiano mira al mar con temor. Incluso diría que se esconde de él. Esa fue la sensación que tuve la primera vez que paseé por sus calles desiertas, durante un frío invierno. En otra ocasión, me pilló un temporal. Entonces entendí por qué esas calles enrevesadas hacen giros entre muros que no permiten ver el Cantábrico. Y es que este, furioso, lanza olas de espuma que invaden calles y acercas sin compasión. Impresiona ver la iglesia de Santa María bajo un cielo plomizo y el Cantábrico embravecido, queriendo arrastrarla hasta las profundidades. Un cuadro de Turner en uno de los pueblos más bonitos de Asturias.

Pero es este mismo mar el que ha dado de comer generación tras generación a sus habitantes. Pueblo de tradición marinera, su puerto donde se mecen las barquitas de colores es el punto neurálgico. Hace más de un siglo fue uno de los puertos balleneros del Cantábrico. Casi extinguidos los grandes cetáceos por la mano del humano, la pesca de la flota de Luanco se centró en la sardina o el pixín (el rape) que tanta fama tiene en estos lares. Toda esta tradición de una tierra casada con el Cantábrico se recoge en el Museo Marítimo de Asturias. Fundado en 1948, posee una extensa exhibición de la historia de la pesca y la navegación en el principado. Sin duda un imprescindible que ver en Luanco.

Torre del Reloj en Luanco

Torre del Reloj en Luanco

En este paseo por el casco histórico, entre bares y sidrerías siempre animadas con lugareños que, si se animan, se avienen a entonar una habanera, hay que destacar el edificio de la Torre del Reloj. Cuadrada y esbelta, fue construida en el siglo XVIII y ha tenido diferentes usos a lo largo del tiempo: desde torre vigía a cárcel o almacén.

El final del paseo marítimo es una explanada de hierba sobre las rocas, rodeada de agua y unos pobres árboles temblorosos en invierno. En piedra se alza la iglesia de Santa María de Luanco. Dentro se custodia el Cristo del Socorro, famoso por salvar a unos marineros de la villa de un temporal, tras encomendarse a su amparo. La playa de Luanco se ubica justo debajo: un arenal protegido por la punta del Gayo, con olas largas.

Iglesia de Luanco

Iglesia de Luanco

Otras playas de Luanco.

En el mismo centro urbano de Luanco, junto al museo Marítimo, está la pequeña playa de la Ribera, que desaparece con la marea alta. Caminando hacia la ermita del Carmen, además de las mejores vistas a Luanco, disfrutaremos de pequeñas calas como la de la Gargantera o los Cristales. Hacia el otro lado, dirección Cabo de Peñas, la de Bañugues es una bonita playa en la desembocadura del arroyo Cabañas. Un idílico rincón al que se puede llegar caminando por la senda litoral Lluanco – Bañugues en un agradable paseo. Pero para mí la mejor playa de toda la zona es la de Verdicio, al otro lado del Cabo de Peñas, entre Luanco y la ciudad de Avilés.

La playa de Verdicio

La playa de Verdicio

El Cabo de Peñas.

Un privilegiado palco al Cantábrico. Así es el norte del norte asturiano: el punto más septentrional de Asturias lo forman varios acantilados de más de 100 metros de altura que se desploman al mar. Espacio protegido de pura naturaleza desde donde se pueden avistar aves marinas amenazadas o en peligro de extinción como el cormorán moñudo y el paíño europeo, además de cetáceos entre las olas.

Cabo de Peñas

Cabo de Peñas

La luz que guía a los marineros en estas peligrosas aguas es la del faro del Cabo de Peñas: posee la linterna más potente de todo el litoral asturiano desde que se erigió coronando el promontorio, en 1852. Su planta baja es hoy un centro de recepción de visitantes e interpretación, distribuido en cinco salas: historia y vida de los faros y los fareros; la sala de las tormentas; el hombre y el mar, otra sala dedicada a la biodiversidad marina del Cabo de Peñas y por último una temática del concejo de Gozón, donde se ubica.

Dónde comer en Luanco. Recomendación tras visitarlo con un local: 

Para empezar con unas sidras lo mejor son los bares del muelle. Para comer o cenar, junto al parque, la sidrería Las Delicias hace honor a su nombre: las almejas a la marinera más deliciosas que he probado nunca. La parrillada de marisco no defrauda y como postre excepcional, la tarta de queso afuega´l pitu. ¡Auténtico pecado!

Las Delicias, dónde comer en Luanco

Las Delicias, dónde comer en Luanco

Más información en la web de Turismo de Asturias.

Sigue viajando por Asturias en el blog:

Qué ver en Llanes, mi paraíso asturiano

Código ético: este es un post contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de esos enlaces recibo una pequeña comisión sin que se incremente el precio final. Mis opiniones sobre qué ver en Luanco son independientes y están basadas en mi propia experiecia. Gracias a este sistema, puedo seguir adelante con el blog.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO