Paz a orillas del Phewa Tal en Pokhara

Qué ver en Pokhara, lago Phewa Tal

"Alégrate. Todo lugar es aquí. Todo momento es ahora." Buda.

Buda, Pagoda de la Paz. Qué ver en Pokhara

Buda, Pagoda de la Paz. Qué ver en Pokhara

Los ojos del Buda dorado de la Pagoda de la Paz mundial permanecen cerrados. Como el cielo gris de finales de Monzón que acompaña mi viaje por Nepal del valle de Katmandú a Pokhara, pasando por el pueblo newar de Bandipur, el mirador del Himalaya. Aún no ha habido suerte y sólo he podido intuir las montañas. Abajo brilla la mancha verde del lago Phewa Tal, surcado por pequeñas barcas de madera pintadas en azul. Aún nublado, las vistas desde el templo son impresionantes. Incongruencias del ser humano, en la base de esta stupa blanca y reluciente se ubica la tumba de un monje japonés que fue asesinado por extremistas anti-budistas durante la construcción del monumento. Como dijo Gandhi: «No hay camino para la paz, la paz es el camino».

Vistas de Pokhara desde la Pagoda de la Paz

Vistas de Pokhara desde la Pagoda de la Paz

Qué ver en Pokhara, la ciudad a orillas del Phewa Tal. 

«De todos mis viajes por el Himalaya, no vi ningún escenario tan extraordinario como el que me extasió en Pokhara», escribió el japonés Ekai Kawaguchi en «Tres años en el Tíbet». Fue el primer extranjero en pisar el sagrado valle de Pokhara y en descubrirlo al mundo a finales del S.XIX. Aunque la realidad es que la segunda ciudad de Nepal permaneció prácticamente aislada hasta casi cien años después, cuando se terminó la destartalada carretera que la une con la capital del país. Hoy es una urbe extensa pero tranquila. Al borde de su lago cristalino se relajan los viajeros, antes o después de emprender algunas de las rutas de trekking al Annapurna, la reina de las montañas.

El Machapuchre desde el Santuario del Annapurna

Santuario del Annapurna, Pokhara es la puerta

El centro newar de Pokhara.

Todos los turistas que aterrizan en Pokhara acaban en Lakeside, yo incluida. La zona más turística de la ciudad está repleta de bonitos restaurantes donde degustar unos deliciosos noodles o momos, el plato nacional, a precio irrisorio. Los hoteles, las agencias y tiendas también se ubican aquí, con todo tipo de ofertas y cachivaches para el ascenso a las alturas. Chubasqueros, cantimploras, pastillas potabilizadoras, forros polares… Pasen y vean.

Lago de Pokhara

Lakeside, Pokhara

El Gurkha Memorial.

Pocos se alejan de la orilla para acercarse al laberinto de callejuelas del centro real de Pokhara, una versión en miniatura de los alrededores de la plaza Durbar de Katmandú. Mercados callejeros, motos, templos hindúes con estatuas tiznadas de rojo y amarillo. Lo más interesante son el grupo de casas de arquitectura newar tradicional que se conservan, con las típicas ventanas labradas en madera. En esta parte de la ciudad también se encuentra el Gurkha Memorial, un museo para conocer el papel de los soldados nepalíes en el ejército británico.

Centro de Pokhara

Centro histórico de Pokhara

Qué ver en Pokhara: Cascada de Devi.

Un agradable paseo bordeando el lago, aprovechando que no llueve, conduce hasta el centro de permisos para gestionar el trekking por el área protegida del Annapurna. Gestionados los trámites, continuamos hasta la cascada de Devi. 50 rupias dan acceso al parque donde el arroyo Pardi Khola se precipita al corazón de la tierra, rugiendo con estruendoso caudal, fruto del Monzón.

Cascada de Devi

Cascada de Devi

El barrio Tibetano de Pokhara.

Estamos a las afueras de la ciudad, en el Barrio Tibetano y cerca de la cueva de los murciélagos, que según las opiniones no es de lo mejor que ver en Pokhara. La mayoría de empleados de los restaurantes y tiendas de souvenirs son exiliados del Tíbet tras la ocupación de China. Ahora viven en Nepal, en una colonia de casas de colores alrededor de una stupa budista preguntándose si algún día podrán regresar a casa.

Barrio Tibetano de Pokhara

Barrio Tibetano de Pokhara

Barrio de refugiados del Tíbet

Barrio de refugiados del Tíbet, qué ver en Pokhara

La Pagoda de la Paz.

Hemos elegido el camino largo, con una hora de subida, para alcanzar este santuario de Pokhara. Esta es la excursión más popular que hacer en Pokhara. Por eso quizá las barcas que cruzan el lago se atreven a pedir 1000 rupias (10 euros), más de lo que cuesta dormir y comer. No importa, así entrenamos para el trekking. Arrozales, un bosque con monos de ojos desconfiados, y coronando la colina, la Pagoda. Un lugar maravilloso para sentarse y disfrutar de una cerveza Everest tras la caminata…

Pagoda de la Paz

Pagoda de la Paz

«Estamos en este mundo para convivir en armonía. Quienes lo saben no luchan entre sí y alcanzan la paz interior». Buda.

Un té al atardecer en Lakeside.

Sí, Pokhara es un remanso de paz. Nada mejor para terminar el día que pasear por las orillas del lago y tomar un delicioso té massala contemplando cómo el sol se va… Confiando en que el tiempo mejore y el Monzón remita. El Himalaya espera, paciente, nuestra visita.

Un té al atardecer

Un té al atardecer

Datos prácticos para viajar a Pokhara:

Cómo llegar a Pokhara: la forma más rápida es en avioneta desde Katmandú. También hay autobuses tanto turísticos como locales que tardan entre 6 y 8 horas. Yo elegí el autobús local porque entre Pokhara y Katmandú paré en Bandipur, el mirador del Himalaya.

Alojamiento en Pokhara: los turistas se suelen alojar en Lakeside, donde hay una amplia oferta de hoteles y hostel a todos los precios y tiendas con equipamiento para el trekking. Yo en concreto me alojé en The North Face Inn, un hotel con wifi, habitaciones privadas, limpias y amplias y ducha caliente por 10$ la doble. La familia que lo atiende fue muy amable, guardándonos el equipaje durante la semana del trekking al Campo Base del Annapurna sin coste adicional. También nos compraron los billetes de autobús de vuelta al valle de Katmandú.

¡No viajes a Nepal sin seguro! Yo recomiendo Intermundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando mi código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí


Echa un vistazo a la ruta completa: 20 días por Nepal por libre.

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de mi web me llevo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre qué ver en Pokhara está basado en mi propia experiencia.  

4
Deja un comentario

avatar
2 Comentarios
2 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
3 Autores
cosmopolillaanaVíctor Gómez Autores recientes
Víctor Gómez
Invitado/a

Pokhara fue uno de los lugares que más me gustó de Nepal, y si bien es muy turístico, su lago es una gozada. Genial artículo!

ana
Invitado/a
ana

Hola Irene. Me están encantando tus diairos. ¿Dónde te alojastes en Pokhara? MIl gracias

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!