Un paseo por Motril, capital de la Costa Tropical

Qué ver en Motril, Granada

"Me encontrarás de noche en la carretera. O en lo más alto de la torre de la vela,
Búscame allí, iré donde tú quieras,
Porque tal vez, nos lleven nuestras piernas hasta el mar..." 091

Hoy vuelvo a casa. Con una sonrisa y el apremio de a quien le pesa una ausencia prolongada rehago una mochila esta vez más liviana. No necesito trípode ni portátil. Voy a descansar, a ver a la familia, a las amigas. Echo de menos a mi gente. Pasear al atardecer junto a un mar calmado hasta el final de la playa, donde el sol se despide al sorbo de una Alhambra y música pausada. Es cierto eso que dicen: en el sur la vida sucede más despacio… Esta vez no voy sola. Me acompaña una persona especial a la que quiero mostrarle todos esos rincones que añoro, de ese Motril que me vio crecer. Me toca hacer de guía en mi propia ciudad y espero estar a la altura. Aunque no tengo mucho tiempo para enseñarle todo lo que ver en Motril, la ocasión lo merece. Mochila al hombro. Salimos. No puedo describir la alegría que siento cuando leo «Granada» en el cartel. Ya veo el verde de la vega. Ya huelo a mar…

Palmeras, playa de Poniente, Motril

Palmeras, playa de Poniente, Motril

Qué ver en Motril, la capital de la costa de Granada.

¿Y por dónde empiezo a enseñarte mi ciudad? Supongo que por el principio. Vamos al corazón del centro histórico y desde ahí callejearemos por sus rinconcitos, lugares emblemáticos, bares de Motril… Para acabar en mi querida playa de Poniente.

Atardecer en la playa de Poniente

Atardecer en la playa de Poniente

Un poco de historia de Motril…

Cuando enfilábamos la última recta te pedí que te fijaras en la extensión verde que rodea a Motril. Pasamos bajo el Candelón, acueducto del S.XVII y te señalaba las fincas de árboles perennes: aguacates, chirimoyos. Y cañas de azúcar. El clima subtropical de estas tierras es el que da nombre a la costa granadina -Costa Tropical- y el que propició una industria azucarera instaurada por los árabes ya en el S.X. De ese pasado andalusí, como importante ciudad portuaria durante el Reino Nazarí, te mostraré las huellas: la iglesia Mayor, un templo gótico – mudéjar construido sobre la Mezquita o el mítico Cerro de la Virgen.

La Alcoholera y el cerro de la Virgen, Motril

La Alcoholera y el cerro de la Virgen, Motril

Ingenios del Oro Dulce.

Durante siglos éste fue un pueblo azucarero. Las chimeneas y edificios de antiguas fábricas forman parte del paisaje urbano de Motril: la Fabriquilla, la Alcoholera, la Azucarera de San Luis, Nuestra Señora del Pilar o la Fábrica de Azúcar de la Almudena. Algunas de ellas han sido recientemente reconvertidas en museos, como la Fábrica del Pilar. Toda esta historia y patrimonio se entiende mejor visitando el Museo Preindustrial de la Caña de Azúcar. Aún hoy se fabrica un ron de producción local que identifica a la costa granadina y se distribuye por toda la provincia: el ron Montero, más conocido como ron Pálido.

Ron Pálido en Salobreña

Ron Pálido en Salobreña

Centro histórico de Motril.

Tras la breve introducción, comencemos el paseo. El «kilómetro cero» de Motril digamos que sería la plaza de España, frente al Ayuntamiento y la iglesia Mayor. Entremos un momento al gran edificio barroco construido en 1631, de patio cuadrado y formas rectas donde destaca el artesanado mudéjar. Aunque reconozco que hasta hace poco nunca lo aprecié y no fue más que un lugar donde hacer aburridos trámites. En frente la iglesia de la Encarnación del S.XVI, donde su pasado de gran mezquita se revela en el alminar musulmán llamada como su hermana de Granada: la torre de la Vela. Vigila la plaza la estatua de un motrileño ilustre de los tiempos de Felipe V: el cardenal Belluga.

Plaza de España

Plaza de España en las Cruces de Mayo, festividad local en Motril

Al fondo de la plaza, el teatro Calderón. De sobria fachada, el interior es una joya de estilo italiano inaugurado en pleno romanticismo. ¡Cuántas obras he visto bajo los frescos del techo sentada en el terciopelo de la platea! Lugar de leyenda, dicen que tiene hasta su particular fantasma…

Teatro Calderón de la Barca

Teatro Calderón de la Barca, fuente: motrilturismo

El cerro de la Virgen.

Sigamos el paseo en el que me he propuesto enseñarte todo lo que ver en Motril en una mañana. Después, tapas y playa; te lo prometo. Desde el teatro giramos a la derecha para asomarnos a una rectangular plaza que huele a porras y chocolate en domingo. Junto a la iglesia de los Agustinos se ubica el mercado de Abastos en un pintoresco edificio con puestos de flores, frutas, carnes y pescados. Ahora rumbo a la izquierda, todo recto. Por la pequeña plaza de los Jardinillos encontramos un callejón donde aún la gente mayor se santigua frente a la capilla incrustada en la pared. Encontramos la animada plaza de las Palmeras, ideal para sentarse a la sombra y disfrutar de un buen café, o cerveza si es la hora. Recuperar fuerzas para, en dirección sur, buscar el santuario de la Virgen de la Cabeza.

Playa de las Azucenas

Playa de las Azucenas

Según cuenta la leyenda, la Virgen de la Cabeza apareció en la playa de las Azucenas tras una tormenta que casi lleva al naufragio a unos marineros portugueses. La ubicación de esta imagen, a la que la emperatriz Isabel de Portugal donó un manto bordado en oro que se conserva en la sacristía, se encuentra en la iglesia del Cerro. En el que fuera palacete de la reina Aixa, madre de Boabdil en los tiempos de los nazaríes, hoy se viste de flores y fiesta cada 15 de agosto en honor a su patrona. Merece la pena subir, sólo por admirar las vistas de la ciudad y la verde vega que se extiende hasta el azul del Mediterráneo.

Playa de las Azucenas en Motril

Playa de las Azucenas en Motril

Parque de los Pueblos de América.

Aún recuerdo el día que lo inauguraron, siendo muy pequeña. Plantas traídas de la otra parte del mundo, de lugares de clima subtropical similar al motrileño, ocupan colinas y jardines entre saltos de agua, estanques y caminitos por los que perderse. Un agradable paseo entre aves acuáticas  e incluso tortugas de considerable tamaño a las que observar, nunca molestar. Al comienzo de este parque se localiza la oficina de Turismo.

Fotografía de Paulino Martínez Moré

Parque de los pueblos de América. Fotografía de Paulino Martínez Moré, qué ver en Motril

Bares de tapas en Motril.

Rozando el medio día, los bares de Motril se animan. Al igual que sucede en Granada, el salir de cañas y tapas es religión. Generosas y con pescado fresco como protagonista, muchos son mis bares preferidos en los que degustar delicias locales como el pulpo seco o las preciadas quisquillas de Motril. Tan mítico como ruidoso el Paso, al norte. Siempre hasta los topes los de la plaza del Tranvía. Por seguir las tradiciones me decanto por el bar la Gamba o a los mismo pies del cerro La Patrona. Si hay ganas de copas, después podemos ir a cualquier pub de los del paseo de las Explanadas. Si hay algo que le sobra a Motril, eso es buen ambiente… Aunque, si te apetece comer de «mesa y mantel», mejor vámonos a la playa, a comernos un arroz en El Espeto.

Arroz negro en el Espeto

Arroz negro en el Espeto

La playa de Poniente.

Ya estamos a pie de playa. No, esta no es la playa más bonita de Granada. Concurrida y urbana es ruidosa, honda y con piedras. Qué se le va a hacer. Pero sí la más divertida, donde pasé muchas noches de juventud bailando hasta el amanecer en el siempre de moda Hoyo 19. Pero fíjate más allá de las urbanizaciones, la naturaleza verde que abraza la playa. El gran delta del río Guadalfeo que baja las aguas frescas de Sierra Nevada al mar, crea unos humedales con charcas y canales de juncos, lirios, refugio de garzas, patos, ranitas verdes o camaleones. Algunas de ellas especies en peligro de extinción. Una de mis cosas preferidas que hacer en Motril es darme un paseo matutino o a media tarde por el área protegida de la Charca de Suárez.

La vega de Motril

La vega, qué ver en Motril

Otras playas de Motril.

¿Para plantar la sombrilla? Mejor vamos a Playa Granada, donde además al atardecer podemos tomar una alhambra en el chiringuito Bonobo. Música tranquila, ambiente relajado para sentir y gozar de esta vida sureña y andaluza que necesito para recuperar el sosiego entre viaje y viaje.

Bonobo, playa Granada

Bonobo, playa Granada

Qué ver en Motril y alrededores.

La Costa Tropical no se acaba en Motril. Merece la pena acercarse a Calahonda, de aguas cristalinas bajo el tajo. Un poco más adelante, la cala de la Rijana, en un recodo de la N-340 en dirección a Almería, mi playa preferida de Granada. Si hay tiempo, atreverse a descubrir ese pequeño paraíso llamado la Alpujarra granadina. Y así, cargada de sol y de sur puedo volver a abrir las alas…

Playa de la Rijana

Playa de la Rijana

Datos prácticos. Dónde alojarse en Motril. 

  • En pleno centro de ciudad, siempre que vienen amigos les recomiendo el hostal la Campana, por ubicación y precio.
  • A pie de mar, ideal para vacaciones de verano: el Playa Granada Club Resort, un cuatro estrellas a precio muy asequible.
  • Un sueño: la Casa de los Bates, el antiguo palacete de una princesa del S.XIV con jardines históricos, piscina y vistas al mar.
Casa de los Bates, hoteles en Motril

Casa de los Bates, hoteles en Motril

Las despedidas de Motril siempre son un «hasta pronto». Volveré para seguir haciendo de embajadora de mi tierra querida. ¡Sigue viajando por Granada en el blog!

Qué ver en Salobreña, Granada

Salobreña, qué ver en Motril y alrededores

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de estos enlaces me llevo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que recomiendo en este post sobre qué ver en Motril está basado en mi propia experiencia.

6
Deja un comentario

avatar
3 Comentarios
3 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
4 Autores
cosmopolillaEl Viaje me hizo a míDomiDaniel Galan Autores recientes
Daniel Galan
Invitado/a

La verdad es que he ido muchas veces a Motril, pero nunca de turisteo! Estuve en las Cruces un año y todo. Me parece genial también que des consejillos de tapas! así voy a tiro hecho la próxima vez!!!

Un fuerte abrazo Patri!

Domi
Invitado/a

Visité tu tierra de niño por lo que ya casi no recuerdo nada de sus calles y lugares. Tengo ganas de hacer un recorrido por varios pueblos de Granada finalizando en la capital, por lo que seguro incluiré Motril en mi ruta. Un fuerte abrazo 😉

El Viaje me hizo a mí
Invitado/a

Pues espero que te sepas bien la ruta porque tengo que ir pronto por allí para que me lo enseñes perfectamente, en especial la parte de los bares de tapas.