Qué ver en Hammamet, Túnez
África Túnez

Qué ver en Hammamet, la ciudad jazmín de Túnez

Escrito por la
el
27 octubre, 2022
Jazmines en Hammamet, Túnez

Jazmines, qué ver en Hammamet, Túnez

Cuenta una leyenda que fueron los exiliados de Al-Andalus quienes trajeron las flores de jazmín del sur de la península a las costas tunecinas. Las plantaron por la villa de Hammamet, donde buscaron refugio, para que de noche perfumara el ambiente y recordar así con su olor los días felices en el paraíso perdido. Son muchas las historias de viajeros errantes que cruzaron el mar pero también de saqueadores, piratas, fuego y coraje que hoy resuenan en las murallas de la medina de Hammamet.

Muralla de Hammamet

Muralla de Hammamet

Estamos en una de las principales ciudades turísticas al norte de Túnez, situada tan solo a 60 kilómetros de la capital del país y accesible por una cómoda autopista. Urbe tranquila y amurallada, intramuros conserva el encanto de una medina medieval árabe, de laberintos y callejuelas. Mirando al Mediterráneo, fue uno de mis sitios preferidos en mi Ruta por Túnez de una semana. Sigue leyendo: te cuento los lugares que ver en Hammamet.

Estatuas en Hammamet, Túnez

Las sirenas de Hammamet, Túnez

A orillas del mar, las barquitas permanecen varadas en la arena. Resuena la llamada a la oración desde los recios muros de la fortaleza. Esta fue construida en pleno siglo XIII para defender la ciudad de los ataques piratas. Aunque el peor de ellos, el que causó más bajas y destrucción, vino de la mano de los caballeros de la Orden de Malta en 1602. Por suerte, hace varios siglos de estas escaramuzas; hoy Hammamet respira calma, siendo uno de los sitios favoritos para las vacaciones estivales de europeos y tunecinos. Y la verdad, es que resulta encantador tomar un delicioso zumo de fresa, naranja o un té a la menta en una terraza, al caer el sol, contemplando el atardecer.

Sitios que ver en Hammamet:

  1. La medina de Hammamet.
  2. Fuerte de Hammamet.
  3. Gran mezquita de Hammamet.
  4. Baños públicos.
  5. Jardín La Sirène.
  6. Playa de Hammamet.
  7. Dar Sebastian Hammamet.
  8. Yacimiento arqueológico de Pupput.
  9. Yasmine Hammamet.

Fuente: Google maps.

¡No viajes a Túnez sin seguro de viaje!

Aunque en general es seguro viajar a Túnez, por lo que pueda pasar, siempre recomiendo contratar un seguro de viajes que nos cubra en caso de imprevisto: retrasos, cancelaciones, robos, accidentes… Y también coberturas COVID u otras dolencias: necesidad de atención médica, ingreso hospitalario etc. ya que en Túnez no hay sanidad universal ni tenemos cubierta la atención médica en caso de requerirla. Yo recomiendo MONDO seguros de viajes que posee todas estas coberturas además de un chat médico disponible las 24 horas para cualquier incidencia o consulta. Si lo compras a través de mi blog tendrás un 5% de descuento. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

¿Cómo llegar a Hammamet desde Túnez capital?

Nosotros alquilamos un coche nada más aterrizar en el aeropuerto internacional de Túnez – Cartago, ya que teníamos previsto hacer un roadtrip por todo el país de norte a sur, siendo Hammamet una de las primeras paradas. Justo tras visitar las ruinas de Cartago y la encantadora villa de Sidi Bou Said. Sin embargo, para quien no quiera alquilar un coche -es bastante seguro conducir por Túnez y las carreteras están en buen estado – es posible llegar tanto en autobús local como en tren. Esta última sería la mejor opción haciendo uso del transporte público: hay bastante frecuencia desde Tunis estación a Hammamet, tardando solo 45 minutos de trayecto.

Alojamiento en la medina de Hammamet.

Nos encantó el Dar Hammamet Guest House. Un alojamiento tradicional y con encanto, en mitad de la medina con mucho encanto además de un excelente desayuno con productos locales. ¡Muy recomendable! 

Alojamiento en Hammamet, Túnez

Alojamiento en Hammamet, Túnez

Un paseo por Hammamet, La Mahometa de Túnez.

Comencemos por el principio. ¿Quieres conocer los orígenes de Hammamet? En la misma línea de costa, al sur de la que hoy es una de las ciudades más modernas y florecientes de Túnez se encuentra el yacimiento arqueológico de Pupput. Se trata de los vestigios de una pequeña aldea al borde del Mediterráneo de época prerromana. Tras la conquista de Cartago y pasar a ser el norte de Túnez una colonia romana, Pupput prosperó bajo el mandato del emperador Cómodo, en el siglo II de nuestra era, con grandes villas y zonas de balnearios y baños termales. Bizantina y árabe, hoy quedan pocos restos de la vieja Pupput, enterrados en gran parte bajo un moderno hotel con spa. Se piensa que de aquí proviene el nombre de Hammamet: de la palabra hammán (baño en árabe).

La medina de Hammamet.

Lo más importante que ver en Hammamet es su medina medieval forticada con una gruesa muralla que la protege del mar. Su interior es un sinuoso despliegue de estrechas callejuelas por las que es muy fácil perderse. Tiendas de artesanías, casonas tradicionales de puertas de colores decoradas con buganvillas, placitas y gatos por doquier hacen de ella un pintoresco laberinto.

La medina, qué ver en Hammamet

La medina, qué ver en Hammamet

Dentro de la medina se puede visitar el Fuerte de Hammamet, castillo encargado de la defensa de la ciudad ante los ataques de enemigos, con vistas panorámicas sobre el mar y la medina. Edificado en el siglo IX, ha aguantado los embistes del mar y las tormentas, así como el fuego y cañonazos de saqueadores y piratas. Fue la primera fortaleza de la urbe y hacía de residencia del gobernador de Hammamet, siendo restaurado en varias ocasiones.

Rincones de la medina de Hammamet

Rincones de la medina de Hammamet

El corazón de la medina está ocupado por la Gran mezquita de Hammamet, llamando cada 6 horas a la oración desde el minarete. La escuela coránica se encuentra anexa, aunque a diferencia de las madrazas históricas de Marruecos (como la de Marrakech, Fez o Meknes) no puede ser visitada por los turistas. Los hammán o baños son muy populares en Hammamet: los hay públicos, al lado de la Gran Mezquita, y centros privados dentro de lujosos hoteles ofreciendo diferentes tratamientos de relax y bienestar. Una gran experiencia que hacer en Hammamet tras una jornada de sol y playa. Solo hay que informarse de precios y reservar.

Jardín La Sirène.

El jazmín, flor preferida de los locales, impregna el ambiente de Hammamet. Como indiqué al comienzo, los moriscos expulsados de Al-Ándalus trajeron consigo esta aromática planta que crece por diferentes partes de la medina, perfumando casas y calles especialmente durante el verano. El arbusto crece también por plazas y jardines como los de La Sirène, donde van a pasear muchos locales al atardecer. Incluso hay una zona en el puerto deportivo llamada así: Yasmine Hammamet.

Playa de Hammamet.

Hammamet es uno de los destinos favoritos para los turistas europeos por la calidad de sus playas, de arena fina y dorada, con aguas transparentes. La zona más urbanizada es la que hay pegada al pequeño puerto pesquero y la medina. Sin embargo hacia el norte, una vez dejamos las murallas de la medina a nuestras espaldas, encontramos una playa más salvaje y natural. También más solitaria.

Playa de Hammamet

Playa de Hammamet

Para quién tenga interés en hacer una visita cultural en Hammamet, es posible conocer más del islam y su relación con el cristianismo o el judaísmo en el Museo de las Religiones. En el Centro Cultural Villa Sebastian Hammamet se celebra cada año el Festival Internacional de Música y Teatro de Hammamet. Ideal escenario como antigua casa de recreo de un filántropo rumano que eligió esta ciudad tunecina como retiro, poniéndola de moda entre la élite intelectual europea en los años 20. Algo similar a lo que sucedió en su pequeña vecina del norte: la coqueta Sidi Bou Said.

Gastronomía tunecina: dónde comer en Hammamet.

¿Qué se come en Hammamet? Además de los típicos platos tunecinos como el cous – cous, al situarse en la costa es muy popular el pescado y el marisco. Justo enfrente de la medina, en el largo paseo marítimo, hay muchos restaurantes donde degustarlo a módico precio. Justo enfrente de la estatua de las tres sirenas, en la esquina del paseo marítimo y bajo las murallas de la medina hay una amplia terraza para ver el atardecer.

Más sitios que ver cerca de Hammamet:

Aprovecha para hacer una excursión a las ruinas de la vieja Cartago y la bonita Sidi Bou Said, el impresionante anfiteatro del Djem o la ciudad santa de Kairuán, en el interior de Túnez. ¡Hay mucho por descubrir!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Patri Rojas (@lacosmopolilla)

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre qué ver en Hammamet está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO