Mapa cinematográfico de Italia

10 películas para viajar a Italia

"Busca algo que te guste, y hagas lo que hagas, ámalo; como amabas la cabina del Cinema Paradiso cuando eras niño."

Legendario, sublime, narrador de los dramas colectivos de la posguerra como nadie. El cine italiano es uno de los mejores del mundo. De los que más maestros atesora con una enorme colección de obras míticas, inolvidables. El cine italiano me apasiona. Y es que antes de viajar a Italia en persona lo hice cientos de veces a través de la gran pantalla. Mi propuesta para hoy es trazar un mapa cinematográfico de la bota de Europa con varios títulos imprescindibles. No están todas las que son, porque el número tiende a infinito; sí mis favoritas: 10 películas para viajar a Italia. Para soñar con el destino antes de pisarlo, recordarlo o re-descubrirlo. ¿Por qué no?

Equipaje para viajar a Roma en verano

10 películas para viajar a Roma

Muerte en Venecia.

Empiezo por el norte de Italia: Venecia, la romántica ciudad de los canales y un autor emblemático como Luchino Visconti. Un largometraje un tanto oscuro sobre la pérdida de la juventud, que muestra la isla del Lido y el centro de Venecia a través de un personaje decadente y depresivo rumbo a su destrucción. La banda sonora que acompaña el trágico peregrinar a Dirk Bogarde por la ciudad de las góndolas no es otra que el intenso “Adagietto” de la Sinfonía nº 5 de Gustav Mahler.

La vida es bella. 

Arezzo, en la Toscana. Magnífico escenario para una de las películas más maravillosas de todos los tiempos, por Roberto Benigni, que ha robado el corazón y cosechado tantos premios. Lo que mucha gente ignora, es que la historia está inspirada en un judío italiano de Roma, que sobrevivió a Auschwitz y escribió sus vivencias en el libro “Al final derroté a Hitler”. ¿No es “La vida es bella” una película que verías una y otra vez? 

Amarcord.

“Amarcord (mis recuerdos)” ganadora del Óscar a la mejor película extranjera en el 74 nos traslada a la Rímini de la infancia de Fellini durante la Italia fascista de los años 30. La música de Nino Rota cierra un perfecto viaje en el tiempo y el espacio a la Emilia-Romaña de antes de la guerra.

Roma, ciudad abierta. 

¡La capital de Italia es una de las ciudades más cinematográficas del mundo! Se señala a “Roma, ciudad abierta”, como la obra maestra del Neorrealismo italiano. Particularmente yo siento debilidad por “Ladrón de bicicletas”, donde vemos esa Roma de la posguerra donde es tan difícil sobrevivir. Otro título esencial: “La dolce vita”. Además de las impresionantes tomas aéreas, toda viajera tendrá presente al caminar por la Ciudad Eterna la escena del baño de Anita en las turbulentas aguas de la Fontana di Trevi. Gloriosa.

Vacaciones en Roma.

Aunque no sea cine italiano, sino de la mano del genial William Wyler, poco antes de conocer la capital italiana disfruté con la divertidísima “Vacaciones en Roma”. La deliciosa comedia con Audrey Hepburn de protagonista puso de moda Roma en Norteamérica, desatando una auténtica fiebre. Desde entonces, somos muchas las que hemos querido seguir su ruta por la plaza de España, el Coliseo, o introduciendo -no sin cierto temor- la mano en la Boca de la Veritá. “Vacaciones en Roma” es una de las mejores películas para viajar a Italia, hay que verla sí o sí.

El talento de Mr. Ripley.

El soleado sur de Italia durante un verano, con la costa Amalfitana y Positano, sus luces y sombras encarnadas en una historia de thriller y un psicópata.

Películas para viajar a Italia: Stromboli. 

Descubrí gracias a esta cinta clásica de Rosellini las islas Eolias, al norte de Sicilia. Un volcán que nunca duerme atemorizando a Ingrid Bergman. Desde entonces deseo conocer esa pequeña isla, que ya he visualizado desde el aire, un par de veces, por la ventanilla del avión.

Cinema Paradiso. 

Termino con mi favorita, el bellísimo homenaje que Tornatore hizo a finales e los 80 al cine dentro del cine, con banda sonora de Morricone. Un pueblo de Sicilia: Giancaldo. Un hombre que se encuentra con su “yo” olvidado, los besos prohibidos y las enseñanzas de Alfredo el proyeccionista en la cabina del Nuovo Cinema Paradiso. Insuperable.

“La vida no es como la has visto en el cine, la vida es más difícil. ¡Márchate! ¡Regresa a Roma! Eres joven, el mundo es tuyo, yo ya soy viejo, no quiero oírte más, sólo quiero oír hablar de ti.” Cinema Paradiso (películas para viajar a Italia) 

Sigue viajando por Italia en el blog:

Deja un comentario

avatar

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!