Sajazarra, los pueblos más bonitos de La Rioja
España La Rioja

10 pueblos con encanto en La Rioja

Escrito por la
el
20 abril, 2020

«¿Qué te evoca este vino?» Agito, huelo y doy un sorbo. El aroma a roble y a frutos secos se adhiere a mis papilas. Adoro el tinto intenso. El frescor de un rosado. Y si lo tomo rodeada de viñedos, en su lugar de origen, sabe a cielo. La excusa de un itinerario de bodegas, catando la bebida de los dioses, me sirve para dibujar una ruta por los pueblos más bonitos de La Rioja. Qué mejor idea que fusionar paisajes, patrimonio, historia con Enoturismo. Haré parada en Briones, municipio de película de La Rioja Alta. En San Millán de la Cogolla y sus monasterios Patrimonio de la Humanidad Suso y Yuso. Iré tras las huellas de dinosaurios en Enciso y andaré cual peregrina la Calle Mayor de Santo Domingo de la Calzada antes de un merecido descanso. ¿Te vienes conmigo?

Un vino junto al Ebro en Briñas

Un vino junto al Ebro en Briñas, ruta por los pueblos más bonitos de La Rioja

Pueblos que visitar en La Rioja… 

En la comunidad de La Rioja hay un total de 174 pueblos. Gran parte de ellos tienen en la actualidad menos de 500 habitantes. En zonas como La Rioja Oriental se pueden observar,  junto a la carretera, algunos pueblos fantasmas o abandonados, como el sombrío Turruncún. Forman parte de esa España «vaciada», olvidada y de interior, que sin embargo comienza a resurgir gracias al vino, al turismo rural y a sus joyas históricas, algunas de ellas aún por descubrir. Sigamos al Ebro por valles y montañas: algunos de los pueblos con más encanto de La Rioja nos esperan.

Ruta por los pueblos más bonitos de La Rioja

Ruta por los pueblos más bonitos de La Rioja

10 pueblos con encanto en La Rioja. 

  1. Briones.
  2. Sajazarra.
  3. San Millán de la Cogolla.
  4. Briñas.
  5. San Vicente de la Sonsierra.
  6. Cellorigo.
  7. Santo Domingo de la Calzada.
  8. Nájera.
  9. Arnedo.
  10. Enciso.

Mapa de pueblos de La Rioja. Fuente: Google maps.

Nota: este itinerario de los pueblos más bonitos de La Rioja es ideal para descubrir en una ruta por La Rioja en coche de 3 días de duración.

Briones, el pueblo de «Gran Reserva».

Sobre una atalaya que mira al río Ebro perderse entre viñedos, Briones posee una historia convulsa de villa de realengo, antaño disputada por tropas árabes y cristianas. De aquello hace muchos siglos, y hasta hace bien poco, la tranquilidad de sus calles de piedras dormía plácidamente al compás que marcaba el tañido de las campanas de la iglesia. Sin embargo, el sosiego de Briones se vio interrumpido recientemente. ¿La «culpa»? Haber sido elegido como escenario de la popular serie televisiva de intrigas y desamores: «Gran Reserva». También entrar a formar parte de la asociación de «Los pueblos más bonitos de España» seguro tiene parte que ver… En resumen, hoy es uno de los municipios más visitados de La Rioja y no me extraña. Contemplar su fisonomía desde los restos del viejo torreón me pareció una postal encantadora.

Briones, los pueblos más bonitos de La Rioja

Briones, los pueblos más bonitos de La Rioja

Sajazarra, una villa de cuento. 

Señorío de los Velasco, aquellos poderosos nobles de Castilla alzaron un castillo en el corazón de la villa medieval de Sajazarra en el siglo XV. Aunque las murallas que la rodean son anteriores: de la época de Alfonso X el Sabio. Pasear por sus pintorescas calles, con casas de piedras adornadas con flores y macetas es como un viaje en el tiempo. A mí me cautivó: si tuviera que elegir cuál es el top de los pueblos más bonitos de La Rioja sería Sajazarra.

Casas blasonadas de Sajazarra

Casas blasonadas de Sajazarra, uno de los pueblos más bonitos de La Rioja

Toma nota: alójate en un hotel rural con encanto en este pueblo medieval, la Posada Boutique Sajazarra.

Los monasterios de San Millán de la Cogolla.

En las faldas de la sierra de la Demanda, allá por el año 473, nació un eremita famoso por los milagros que hacía desde la cueva donde habitó: San Millán. Lugar de peregrinaje a su muerte, se construyó una iglesia de estilo mozárabe, en la que reyes y poderosos se hicieron enterrar junto al santo, como  los Siete infantes de Lara. Este fue e origen del monasterio de Suso, uno de los centros culturales y religiosos más importantes de la Edad Media donde se escribieron las Glosas Emilianenses. Quinientos años más tarde, cuando el monasterio se quedó pequeño el rey de Navarra dio la orden de construir un poco más abajo Yuso, conocido como «El Escorial» de La Rioja. A su vera creció el pueblo de San Millán de la Cogolla. Un paisaje de montaña que alberga entre sus muros obras de valor incalculable para la lengua castellana.

San Millán de la Cogolla

San Millán de la Cogolla

Briñas, a orillas del Ebro. 

En la ribera izquierda del Ebro, comarca de Haro, se ubica la pequeña pero inolvidable Briñas. Pueblo de apenas 200 habitantes, sin embargo posee un relevante patrimonio digno de visitar. Para empezar, caminar sus calles empedradas, con casas de piedra de sillería del siglo XVI, hasta el puente de piedra que cruza el río Ebro. También en este municipio se conserva un antiguo Humilladero del siglo XVII, tétrico lugar donde se confesaban los condenados a muerte antes del cadalso.

Briñas, La Rioja

Briñas, La Rioja

San Vicente de la Sonsierra. 

Continúo siguiendo al Ebro en su cauce azul y brillante, por la misma orilla. La Sonsierra riojana ofrece un panorama de colinas de viñedos dorados al atardecer, recortado por abruptos picos al fondo. En el siglo X, sobre unas peñas, los navarros construyeron una fortaleza defensiva que más tarde sería villa medieval: San Vicente de la Sonsierra. Por su enclave estratégico, en torno al castillo de Davalillo fueron creciendo el núcleo urbano y varios caballeros y nobles edificaron casonas blasonadas imprimiendo su escudo. Si te gusta el arte románico, la basílica de Santa María de la Piscina es uno de los templos de este estilo que se conserva en La Rioja.

San Vicente de La Sonsierra

San Vicente de La Sonsierra

Cellorigo en las alturas.

Si el Ebro marca mi camino, a los pies mismos de los Montes Obarenes, encaramado a una pared rocosa como en un audaz desafío, se alza Cellorigo. Conocido como «El púlpito» de La Rioja por sus espléndidas vistas desde su situación de mirador, a pesar de que en muchas rutas por la región pasa desapercibido, a mí me pareció increíble.Por ello lo he incluido en esta lista de los pueblos más bonitos de La Rioja.

Cellorigo, los pueblos más bonitos de La Rioja

Cellorigo, los pueblos más bonitos de La Rioja

Santo Domingo de la Calzada.

Parada obligada en El Camino de Santiago es Santo Domingo de la Calzada. Su monumental calle Mayor trascurre entre fachadas nobles y señoriales, destacando entre ellas la Casa de Trastámara donde murió el rey Enrique II de Castilla. Su catedral de torre exenta es uno de los templos más importantes de toda La Rioja. Y es que este municipio, con su gran plaza de España y la del santo, donde se ubicaba el hospital de peregrinos, desde hace siglos ha sido y es punto vital de la ruta Jacobea con un trasiego constante de gentes de todo el mundo portando la compostelana. Imprescindible.

Catedral de Santo Domingo de La Calzada

Catedral de Santo Domingo de La Calzada

Alojamiento recomendado: una buena experiencia alojarse en la Hospedería Cisterciense de Santo Domingo de la Calzada.

Nájera, «Lugar entre peñas».

Cambio y sigo ahora la senda del Camino Xacobeo, en lugar de al Ebro. A 26 kilómetros de Logroño, capital de La Rioja, y a orillas del río Najerilla se ubica un municipio de origen árabe -Naxara- cuyo significado es «Lugar entre peñas». Magnífica descripción geográfica para un accidentado enclave de riscos entre los que se abre pase el agua y la naturaleza. En torno a ella se edificaron iglesias y casas de color tierra que hoy regalan una paleta monocromática de un cuidado municipio de aspecto noble. Sin embargo, lo que más destaca de Nájera es su patrimonio cultural e histórico, gracias al Convento de Santa Elena donde descansan en el Panteón Real los duques de Nájera, Blanca de Navarra y el noble Diego López de Haro.

Camino de Santiago a su paso por Nájera

Camino de Santiago a su paso por Nájera

Arnedo y la Cueva de los Cien Pilares.

Viajo ahora hasta La Rioja Oriental. El pueblo de Arnedo, bajo el Cerro de San Miguel, es un monte agujereado como un queso gruyere. Las cuevas de este paisaje accidentado se sabe que ya estuvieron habitadas durante la época celtíbera, costumbre que se prologó hasta los años 50 del siglo XX entre las clases más humildes que llegaban a trabajar en la industria del calzado. Una de esas casas – cuevas, que a mí me recuerdan a las del Sacromonte granadino, se puede visitar como muestra de la que era una vivienda tradicional.

Vistas de Arnedo, La Rioja Oriental

Vistas de Arnedo, La Rioja Oriental

Pero lo más interesante es el nivel superior: las paredes aparecen excavadas con cientos de agujeros alrededor de las columnas. Usada como palomar, se cree que en la época de los primeros cristianos sirvió de capilla para rezos de monjes que habitaban en las cuevas de la montaña. La Cueva de los Cien Pilares es una interesante visita que sólo se puede hacer guiada reservando con antelación.

Cueva de los Cien Pilares de Arnedo

Cueva de los Cien Pilares de Arnedo

Y ya que se hace el viaje, un poco más adelante encontramos Arnedillo y sus pozas de aguas termales al aire libre, en el margen del río Cidacos. ¡También para bañarse en invierno! Las piscinas naturales están a una temperatura entre 35 – 40 grados centígrados.

Termas de Arnedillo

Termas de Arnedillo

Toma nota: la mejor idea para alojarse en la comarca de La Rioja Oriental es en una casa rural, para disfrutar de la conexión con la naturaleza tan especial que ofrece esta zona.

Huellas de dinosaurios en Enciso.

Un agreste paisaje de desfiladeros y montañas sobrevoladas por buitres leonados. Seguimos en La Rioja Oriental, donde se ubica el tranquilo pueblo de Enciso. En sus laderas, relataban los mayores que «hace muchos años vivían gallinas gigantes». El rastro de sus pisadas quedaron impresas en el barro. Pero no eran gallinas de tamaño descomunal, si no enormes reptiles  que cazaban, huían o luchaban por la supervivencia antes de extinguirse para siempre. Merece la pena visitar los yacimientos de Virgen del Campo y Valdecevillo donde son visibles más de treinta huellas fosilizadas, algunas pertenecientes a grandes carnívoros.

Enciso

Enciso, pueblos que visitar en La Rioja

Extra: pueblos de La Rioja alavesa.

El río Ebro marca la frontera con la provincia de Álava, donde La Rioja continua en un panorama cada vez más montañosos, con viñedos que se cultivan hasta a 800 metros sobre el nivel del mar. Si se tiene tiempo y tras recorrer los pueblos más bonitos de La Rioja recomiendo hacer unos kilómetros más y perderse por las calles de Laguardia, Elciego, Labastida, Assa, o Baños de Ebro. Una completa ruta para dejar tan buen sabor como un gran vino. De La Rioja, claro.

Elciego, La Rioja alavesa

Elciego, La Rioja alavesa

Código ético: este post contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reserva a través de estos enlaces me llevo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Con este sistema puedo seguir con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre los pueblos más bonitos de La Rioja está basado en mi propia experiencia.  

ETIQUETAS

Deja un comentario

avatar
Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
HTB logo   ANDTB logo   Manifiesto logo