Ciudad de las Artes, qué hacer en Valencia en 3 días
Comunidad Valenciana España

10 planes para descubrir Valencia

Escrito por la
el
14 abril, 2022

Hoy subimos a un tren rumbo a una ciudad mediterránea y luminosa, con más de 300 días de sol de media al año. Una urbe con dos milenios, cruce de civilizaciones, que huele a azahar en primavera. Con unos 800 mil habitantes, es la tercera ciudad en población de España. Monumental, marinera y divertida, la capital mundial del diseño y de la Comunidad Valenciana conquista por el estómago – y no solo con sus deliciosos arroces- y por su arquitectura de vanguardia. Sigue leyendo: te cuento qué hacer en Valencia en 3 días. 10 planes para descubrir la ciudad del Turia que te van a encantar.

Paseo en barca, Parque Natural de la Albufera

Paseo en barca, Parque Natural de la Albufera

Explorar el casco histórico en busca del Santo Grial. Alucinar con las formas futuristas de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, icono de la ciudad. Hacer una ruta de arte urbano o gozar del mar en playas salvajes para acabar admirando el atardecer en la Albufera son algunas de mis propuestas para dejarse atrapar por el encanto de Valencia. ¡Repetirás seguro!

Valencia en 3 días: 10 planes para disfrutar la ciudad del Turia.

Un gigantesco mural de Okuda da la bienvenida a las viajeras que nos apeamos en la estación de tren Joaquín Sorolla. Preludio de lo que nos espera en las calles, plazas, travesías de Valencia: el arte está escrito en su ADN, aparenciendo en todas sus manifestaciones. Solo por esto ya merece la pena visitar Valencia… ¡Aunque hay muchas más razones! Vamos por partes…

Plaza del Ayuntamiento, Valencia

Plaza del Ayuntamiento, Valencia

1 – Recorrer el casco histórico.

El primer plan o propuesta que hacer en Valencia es conocer su centro histórico, donde el paso de los siglos ha forjado una urbe ecléctica. De origen romano –Valentia, que significa ciudad de valientes- la plaza de la Virgen es un buen punto de partida. Corazón de Ciutat Vella, la que antaño fue zona del foro romano está abrazada por emblemáticos edificios históricos: la catedral Santa María, la basílica de la Virgen de los Desamparados -patrona de Valencia a quien hacen ofrendas las falleras- y el Palacio de la Generalitat Valenciana.

Plaza de la virgen, Valencia

Plaza de la virgen, Valencia

Visita a la Seu de Valencia.

La mires por donde la mires, la catedral de Santa María es una joya. Fue mandada a construir por el rey Jaime I de Aragón, tras la conquista de la ciudad a los musulmanes en el siglo XIII. De estilo gótico valenciano -aunque en ella confluyen detalles románicos, renacentistas, barrocos o neoclásicos – sobresale el Miguelete, la torre campanario de 70 metros de altura, símbolo para los valencianos. Su nombre lo debe a la campana grande que toca las horas, bendecida el día de San Miguel. Desde ella -es posible subir- se admiran vistas panorámicas sobre los tejados del centro de Valencia.

Catedral de Valencia

Catedral de Valencia

Antes de pasar bajo ella nos encontramos con la puerta de los Apóstoles, bajo el rosetón, lugar donde se reúne cada jueves a las doce el Tribunal de las Aguas para administrar justicia sobre el derecho de las aguas en la huerta de Valencia. Esta forma de justicia popular proviene desde hace siglos, en época islámica, por lo que este tribunal es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

En busca del Santo Grial en Valencia.

La entrada al templo se realiza por la barroca puerta de los Hierros. Podríamos estar todo el día admirando detalles de la catedral de Valencia. Pero si no hay mucho tiempo, no te puedes perder: la capilla del Santo Cáliz, donde se custodia una reliquia del siglo I. Se trata de una copa de ágata cornalina pulida con mirra, procedente de las canteras a las afueras de la misma Jerusalén y datada por lo arqueólogos en la misma época de Jesucristo. De hecho, este cáliz es el único reconocido por la iglesia como auténtico, ya que muchos estudiosos aseguran que pudo estar en la Última Cena. ¿Cómo acabó en la catedral de Valencia? La pieza pertenecía a la colección particular del rey Alfonso V de Aragón, quien la cedió a cambio de apoyo económico en sus campañas de Sicilia y Nápoles. Perseguido durante siglos -el mismo Hitler se interesó por este cáliz promesa de la vida eterna- pasó más de 500 años escondido en el monasterio de San Juan de la Peña.

Capilla del Santo Cáliz, catedral de Valencia

Capilla del Santo Cáliz, catedral de Valencia

Otros imprescindibles de la catedral de Valencia son los ángeles músicos del Altar Mayor, mandados a pintar en el siglo XV por el obispo Roderic Borja -más tarde el Papa Alejandro VI-. El cimborrio o linterna de la catedral, exquisitamente tallado para dar luz natural a la seo en el siglo XIV. Tampoco hay que perderse la capilla de San Francisco de Borja, con dos impresionantes cuadros de Goya encargo de los duques de Osuna en 1788.

Capilla de Francisco Borja

Capilla de Francisco Borja

La capilla Sixtina de Valencia.

Tras la catedral, el templo religioso más espectacular que ver en Valencia es la iglesia de San Nicolás de Bari. Ubicada en la calle Caballeros -donde vivían las personas pudientes de la ciudad- su estructura es gótica. Sin embargo lo que le ha valido el sobrenombre de “Capilla Sixtina de Valencia” son los fabulosos frescos barrocos que cubren por completo el interior.  Son pinturas al fresco realizadas por el artista valenciano Dionís Vidal a finales del XVII que relatan la vida de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir, a quienes está consagrada la iglesia. Imprescindible.

San Nicolás de Bari, la Capilla Sixtina de Valencia

San Nicolás de Bari, la Capilla Sixtina de Valencia

Otros rincones en los que hacer parada en el casco viejo de Valencia son las puertas de acceso a la ciudad -vestigios de la antigua muralla medieval-. De las doce que hubo se conservan solo dos: las torres de Serranos y las torres de Quart. En la curiosa plaza Redonda podemos toparnos con puestos tradicionales de hilos, telas y ropajes con los que se confeccionan los trajes de falleras por la mañana; por la tarde animados bares. Tampoco hay que perderse la magnídica fachada rococó del Palacio del Marqués de Dos Aguas, uno de los edificios más bonitos de Valencia. Su interior alberga en la actualidad el museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias.

Palacio del Marqués de Dos Aguas, Valencia

Palacio del Marqués de Dos Aguas, Valencia

Nota: el alojamiento durante mi estancia en la ciudad de Valencia estaba justo al lado de este palacio: el Hotel Sh Inglés. Un cuidado hotel boutique ¡mejor ubicación, imposible!

2 – La ruta de la seda. 

Pujante industria entre los siglos XIV-XVIII, Valencia fue la ciudad de la Seda. Llegó a tener más de 3000 telares de seda dirigidos por 290 maestros sederos. Una de las rutas temáticas más interesantes que hacer en Valencia nos lleva hasta la Lonja de la Seda o Lonja de los mercaderes, edificio gótico en pleno centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Desde el jardín de los naranjos, es esencial penetrar al interior de sus salas, donde destaca el Salón Columnario o Sala de Contratación con altísimas columnas helicoidales sosteniendo la bóveda de crucería. El techo de madera del piso superior es una obra maestra.

La Lonja de la Seda

La Lonja de la Seda

El legado que la industria sedera dejó en Valencia está explicado en una didáctica visita: el Museo de la Seda, con telares, tejidos y una muestra de la importancia de su producción durante varios siglos, siendo la industria principal de la ciudad empleando a veinticinco mil personas en la época de esplendor.  

3 – Pasear en bici por los Jardines del Turia.

Hace varias décadas que el Turia ya no pasa por la ciudad de Valencia. Las crecidas incontroladas inundaban la ciudad y, después del desastre de 1957, se tomó una decisión dástrica: desviar su cauce. Quedó así un gran surco seco y vacío, rodeando todo el centro histórico que en los años 80 se transformó en un gran espacio verde. Hoy, más de 9 km de parque urbano diseñado por diferentes arquitectos ofrecen espacios deportivos, zonas de ocio y jardín infantil como el Gulliver desde el parque de Cabecera hasta la Ciudad de las Artes y de las Ciencias.

Ruta en bici por el Jardín del Turia, qué hacer en Valencia

Ruta en bici por el Jardín del Turia, qué hacer en Valencia

Yo recorrí el Jardín del Turia en bici -alquilada en Valencia Bikes- de punta a punta, deteniéndome en sus románticos rincones, puentes históricos que antaño cruzaban el río y frondosas partes de bosque mediterráneo con parloteo de las aves. Un sitio de recreo, para respirar y evadirse en plena urbe.

4 – Admirar la arquitectura de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias.

¡Bievenida al futuro! Tras verla en la gran pantalla como escenario de película y series de ciencia ficción (como Westworl) la realidad es que en persona resulta impresionante. El colosal complejo vanguardista diseñado por  Santiago Calatrava se ha erigido como icono de la Valencia contemporánea. Centro cultural y de entretenimiento, la Ciudad de las Artes y de las Ciencias se compone de varios edificios cuya arquitectura desafía las leyes de la lógica y la gravedad. Haciendo equilibrios se alzan el Palau de les Arts, dedicado a la ópera, la danza y los grandes espectáculos musicales. El Museo de las Ciencias, espacio interactivo con exposiciones científicas. L’Hemisféric, un gran ojo que alberga un planetario o el Oceanografic. Todo ello rodeado de estanques de agua donde Calatrava rinde culto al río que antes ocupó este lugar.

Ciudad de las Artes y de las Ciencias, Valencia

Ciudad de las Artes y de las Ciencias, Valencia

5 – Arte urbano en el barrio del Carmen.

¿Te gusta el street art? Entonces este plan que hacer en Valencia te va a encantar: piérdete por las estrechas callejuelas del barrio de El Carmen. Encontrarás una explosión de color junto a frases reflexivas gracias a la paleta de arte efímero que han desplegado artistas como Escif, Xocala, David de Limón, o Julieta XLF en sus paredes. Se trata de un gran museo al aire libre con los grafitis que decoran fachadas de tiendas, casas, la sede de Cruz Roja y hasta la comisaría de policía.

Arte urbano en el barrio del Carmen

Arte urbano en el barrio del Carmen

A continuación, no dejes de visitar el Centro de cultura contemporanea del Carmen. Un antiguo convento con dos preciosos claustros cuyas salas hoy se usan para exposiciones de arte vanguardista. Así, encontramos la impactante “Emergency on planet Earth”. Doce intervenciones dispuestas a taladrar conciendas en torno al cambio climático, la desforestación, la contaminación o la extinción de especies. 

Centro de cultura contemporánea del Carmen

Centro de cultura contemporánea del Carmen

6 – Disfrutar de la playa salvaje en las dunas del Saler.

Más allá de la popular playa de la Malvarrosa, existe una zona de playa sin urbanizar a pocos kilómetros del centro de Valencia: la Dehesa del Saler. Las dunas de arena se entremezclan con el bosque mediterráneo, los pinos llegan hasta el mar regalando unos kilómetros de playa virgen en la que darse un refrescante chapuzón o simplemente pasear con el arrullo de las olas y la brisa.

Dunas del Saler, qué hacer en Valencia en 3 días

Dunas del Saler, qué hacer en Valencia en 3 días

7 – Un paseo en barca por la Albufera.

La Dehesa del Saler pertenece al Parque Natural de L’Albufera y desde el mismo puerto del Saler parten las barquitas que recorren el lago más grande de España. A solo 10 kilómetros de la ciudad de Valencia encontramos con un paisaje de cañaverales y humedales, surcado por arrozales donde pescan muchas aves acuáticas como los flamencos o la garza real. Un ecosistema que cuidar y proteger, casa de más de 300 especies de aves diferentes. Sin duda, uno de los mejores planes que hacer en Valencia es navegar por este mágico entorno sobrevolado por bandadas de patos salvajes. 

Paseo en barca por la Albufera, qué hacer en Valencia

Paseo en barca por la Albufera, qué hacer en Valencia

Nota: el paseo en barca al atardecer lo hicimos con la empresa local Visit Albulfera.

Atardecer en la Albufera

Atardecer en la Albufera

8 – Conocer el Cabanyal, barrio de pescadores.

Nos desplazamos ahora en busca de las escenas de mar y pesca que Sorolla retrató en sus lienzos. El barrio del Cabañal, con casitas bajas y tradicionales, durante mucho años estuvo en decadencia. Ahora resurge con la revitalización de sus edificios, intervenciones de arte urbano y sitios muy modernos. ¿Qué tiene de interesante el antiguo barrio de pescadores de Valencia? Aunque tan solo quedan un par de barracas (reformadas) sus casitas con fachadas de azulejos son muestra del modernismo popular. Hoy es Conjunto Histórico Protegido, con tabernas muy auténticas donde saborear una mistela a unos pasos del Mediterráneo.

Antiguas barracas en el Cabanyal

Antiguas barracas en el Cabanyal

9 – La Valencia de Berlanga.

¡Imperdible para cinéfilos! La monumental plaza del Ayuntamiento de Valencia sirve de eje vertebrador para descubrir algunos de los lugares del centro donde creció y buscó inspiración este genio del cine. Su infancia en Valencia marcó para siempre su vida y sus películas, llenas de personajes entrañables y coloquiales muy lejos de los arquetipos de apuestos galanes de Hollywood. Desde la estación del tren del Norte, de arquitectura modernista, la plaza de Toros, el cine Rialto o la calle Ribera los pasos trazan una ruta inspirada en este cineasta valenciano, en cuyos filmes quiso transmitir el carácter mediterráneo y alegre que esta ciudad le inyectó. Pensat i fet.

Estación del Norte, Valencia

Estación del Norte, Valencia

Otros itinerarios temáticos que hacer en Valencia: la ruta modernista o la de Joaquín Sorolla.

10 – Saborear Valencia: mucho más que paella.

¿Hay algo más valenciano que una horchata fresquita? La gastronomía valenciana destaca por su rica huerta, con productos de kilómetro cero, y los arroces cocinados de mil deliciosas maneras. Comerse una auténtica paella, un arroz al horno, a banda, con costra o del señoret a pie de playa (lo más típico, en la Malvarrosa) son algunas ideas para abrir boca.

Horchata con fartons en el mercado central

Horchata con fartons en el mercado central

Algunas sugerencias para una rica ruta gastronómica por Valencia:

La primera parada: el Mercado Central. Su estructura de hierro y vidrio, con una gran cúpula, lo convierten en un referente del modernismo en Valencia. En el mercado hay puestos de frutas, verduras, pescados… Y también donde picar o hacer un esmorzaret.

Mercado Central de Valencia

Mercado Central de Valencia

Dos recomendaciones en el Mercaod Central: tomar una horchata con fartons y probar alguna de las tapas y bocatas del Central Bar regentado por Ricard Camarena. A unos pasos del mercado se encuentra un gastrobar de referencia: el Vaqueta.

Central Bar, Valencia

Central Bar, Valencia

Para un almuerzo con vistas al centro histórico de Valencia: el Mirador del Only You Hotels. Situado en la planta 9 del hotel, su menú ‘Cuina Oberta’ ofrece cocina tradicional y de autor. 

Arroz en el Only You de Valencia

Arroz en el Only You de Valencia

¿Una cena especial en el barrio de pescadores? Apunta la Sastrería, galardonada con un Sol Repsol. Tiene una zona de tapas más informal y el restaurante propiamente con exquisiteces como croquetas de gamba roja con aire de coral o anchoa López con mantequilla ahumada.

Restaurante la Sastrería, dónde comer en Valencia

Restaurante la Sastrería, dónde comer en Valencia

“Amor, sabor y rock & roll” es el lema del restaurante Contrapunto de gastronomía mediterránea en el mismo Palau de les Arts. Diseño, vanguardia y cocina de autor en un espacio único para mi última recomendación culinaria en Valencia. Ideal para reponer fuerzas tras patear todo este escenario de fantasía que es la Ciudad de las Artes y de las Ciencias. Bon profit!

Umbracle, Valencia

Umbracle, Valencia

Más información sobre planes y rutas que hacer en Valencia ciudad en la web oficial de Visit Valencia.

Sigue viajando por el blog. Te puede interesar:

Qué ver en Buñol más allá de la Tomatina

Agradecimientos: gracias a la oficina de turismo de la ciudad de Valencia por invitarme a conocer la ciudad del Turia. Todas estas propuestas de planes que hacer en Valencia están basadas en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO