Lugares que ver en Buñol, Valencia
Comunidad Valenciana España

Qué ver en Buñol más allá de la Tomatina

Escrito por la
el
10 noviembre, 2021

¿Habías escuchado hablar de la comarca de la Hoya de Buñol – Chiva? Confieso a que a mí me sonaba de la Tomatina, fiesta muy popular que se celebra cada mes de agosto en la plaza del pueblo (los dos últimos ha sido suspendida por la pandemia) desde 1945. Pero lo cierto es que hasta ahora no me había aventurado por la Valencia interior ¡y he de decir que me ha sorprendido gratamente! Me he encontrado con un paisaje montañoso y verde, naturaleza, cuevas, cascadas, viñedos, bodegas y pueblos pintorescos que cobran vida de los cuadros de Sorolla. Tomando como campamento base el pueblo de la Tomatina, ¿me acompañas a descubrir que ver en Buñol y alrededores en una escapada de fin de semana? ¡Un plan ideal para toda la familia!

Naturaleza de la comarca de Buñol - Chiva

Naturaleza de la comarca de Buñol – Chiva

Alojamiento en Buñol.

Mi alojamiento durante el fin de semana que pasé recorriendo la Hoya de Buñol – Chiva fue la Venta Pilar, venta histórica reformada, donde se hospedó el pintor Joaquín Sorolla. Puedes echar un vistazo y reservar un hotel disponible en este enlace:

Ruta por la Hoya de Buñol – Chiva.

La comarca de Buñol – Chiva se ubica a 40 kilómetros de la ciudad de Valencia -poco más de media hora en coche-. Con un clima suave, mediterráneo, abrazada por una naturaleza que presume de abundancia de agua y campos verdes casi todo el año, cultura y patrimonio se unen para ofrecer una visita variada y completa, para todos los gustos. Desde luego, esta zona es mucho más que una famosa fiesta que tiñe de rojo personas y calles.

El casco histórico de Buñol.

De casas blancas con macetas y rejas negras por las que asoma un gato curioso. Callejuelas enrevesadas, estrechas y en cuesta. Bóvedas y pasadizos que conducen siempre ascendentes al castillo. Así pintó Sorolla los rincones más pintorescos de Buñol y así se mantienen, como un cuadro congelado en el tiempo por el que resulta encantador pasear, encaminando nuestros pasos hacia la regia fortaleza que ha soportado los embistes de los siglos.

Rincones del casco viejo de Buñol

Rincones del casco viejo que ver en Buñol

Castillo de Buñol.

Un espléndido castillo cristiano -construido sobre los restos de una fortaleza de origen musulmán – se alza sobre un cerro, dominando la parte alta de la villa con torres, almenas, puentes y murallas. El pueblo de Buñol creció en torno a sus muros en la Edad Media, incorporándose al Reino de Valencia tras la conquista de don Jaime I en el siglo XIII. El rey no dudó en cederlo a uno de los valientes caballeros que había luchado en las batallas: don Rodrigo de Lizana, quien más tarde lo donó a la Orden de Malta. Su gran tamaño refleja el esplendor pasado, cuando era un importante enclave estratégico en el camino real de Madrid, justo en la frontera entre Castilla y el Reino de Valencia.

Vistas del castillo de Buñol, Valencia

Vistas del castillo de Buñol, Valencia

Un foso salvado por un puente cruza la muralla dando acceso a la fortaleza norte, con la gran explanada principal del castillo de Buñol: nos encontramos con una plaza de Armas pentagonal, rodeada de torreones y casas adosadas a los muros. Estas fueron las antiguas viviendas -hoy remodeladas- donde habitaban y guardaban los caballos los hombres de la guardia del castillo.

El castillo, qué ver en Buñol y la Hoya

El castillo, qué ver en Buñol y la Hoya

En la zona sur de la fortaleza, donde se sitúa la Torre Mayor, era donde antiguamente se encontraba el palacio gótico. Hoy de este recinto palaciego queda una sala llamada “Del Oscurico”. Ampliado en el siglo XVI para convertirse en un palacio renacentista, en la actualidad ha sido restaurado y acoge un pequeño museo arqueológico y la oficina de turismo. Este puede ser un buen punto de partida para informarse sobre qué ver en Buñol y los atractivos de la comarca de la Hoya.

Castillo de Buñol

Castillo de Buñol

La iglesia de San Pedro Apóstol.

Lo mejor del castillo de Buñol son las vistas panorámicas sobre el valle y los tejados del pueblo, destacando la iglesia de San Pedro con su esbelta torre y su cúpula de tejas vidriadas azules, típica del Levante. El templo, edificado en el siglo XVIII durante el reinado de Carlos III, vio nacer en 1945 la fiesta de la Tomatina fruto, según la tradición (aunque existen varias versiones), del enfado de unos jóvenes que querían participar en un desfile de gigantes y cabezudos. Desembocó en una batalla de lanzar tomates en la plaza del pueblo que se repitió hasta que fue prohibida en 1950 por las autoridades franquistas, lo que causó el efecto contrario: todo el pueblo se involucró convirtiendo un acto de lanzar tomates en un gesto de rebeldía unido a la diversión. Hoy es una celebración que ha trascendido fronteras y está considerada “de interés Internacional”.

Iglesia de Buñol desde el castillo

Iglesia de Buñol desde el castillo

Paseo fluvial de Buñol.

Otros lugares destacables que ver en Buñol son el parque de San Luis o el antiguo molino Galán, hoy sala de exposiciones y sede de la biblioteca municipal. El agua es protagonista en esa comarca donde brota en abundancia, prueba de ello son las numerosas fuentes que se encuentran dando un paseo por Buñol. El Parque Fluvial es un maravilloso espacio donde sumergirse en la naturaleza del río Buñol, zona de recreo donde a solo unos pasos se ubica la ermita de San Luis Beltrán, el manantial y la fuente.

Alrededores de Buñol: comarca de la Hoya.

La Ruta del agua.

Además del río Buñol la comarca de la Hoya de Buñol – Chiva es regada por el río Juanes y el río Mijares, formando parajes insólitos con barrancos y cuevas que la acción del agua ha ido esculpiendo con el paso de los siglos. La llamada ruta del Agua nos lleva a descubrir algunos de los rincones más bellos desde el parque de San Luis de Buñol hasta la cueva del Turche. Son 7,2 kilómetros de ruta circular sencilla -unas 2,30 horas- con gran interés paisajístico.

Y es que en esta zona abundan las cuevas. Además de la del Turche, otras cavidades que se pueden visitar son la cueva Alta o la cueva de Carcalín con increíbles pozas naturales. La cueva de las Palomas, en Yátova, es una preciosa gruta con una cascada de 20 metros de altura que va a parar a una piscina natural de aguas turquesas. En verano es posible darse un chapuzón en un entorno natural privilegiado.

Multiaventura en complejo La Serrana.

Niños y no tan niños lo pasarán de fábula en este complejo de 90 mil metros cuadrados ubicado en pleno bosque. Funciona como albergue o campamento juvenil, con cabañas de madera entre los pinares, y dispone de algunas actividades como tirolina, tiro con arco o el “puente del mono”, no apto para quien sufra vértigo.

Tirolina

Tirolina

Enoturismo: bodegas D.O. Valencia.

Por tener hasta vino tiene esta comarca de la Hoya de Buñol – Chiva ¡y muy rico! Hay varias bodegas distribuidas por la zona. Yo visité la Bodega Ladrón de Lunas, fundada en 1916 y ubicada en una preciosa finca con casa solariega. Todo un lujo hacer una cata con un experto sumiller que da las instrucciones para apreciar este oro líquido con todos sus matices.

Bodegas D.O. Valencia, Ladrón de lunas

Bodegas D.O. Valencia, Ladrón de lunas

Gastronomía de la Valencia interior.

Un viaje no está completo sin degustar la gastronomía. Disfruté de un delicioso almuerzo en la Venta Pilar de Buñol a base de platos tradicionales de la comarca como las gachas, el bacalao ajoarriero, arroz serrano -con verdura y carne-, ricas pastas con aroma a anís y matalahúva e incluso una sorprendente fruta “frita” de postre. ¡Habrá que repetir la experiencia!

Arroz con verduras y carne

Arroz con verduras y carne

Más información en la web oficial de Turismo La Hoya.

Sigue viajando por el blog. Te puede interesar:

El Castell de Guadalest, un nido de águilas en la Marina Baja

Agradecimientos: gracias a la mancomunidad de Turismo de la Hoya de Buñol – Chiva por invitarme a conocer esta comarca. Todo lo que he escrito en este artículo sobre que ver en Buñol y alrededores está basado en mi propia experiencia, así como las fotos son de mi propiedad.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO