Visita al Poble Espanyol, Montjuic
Cataluña España

Poble Espanyol, esencia y tradición popular en Montjuic

Escrito por la
el
14 mayo, 2021

Año 1927. Barcelona se prepara para celebrar en 1929 una Exposición Internacional que le daría fama mundial. Dos arquitectos -Ramon Reventós y Francesc Folguera-, acompañados de los artistas Xavier Nogués y Miquel Utrillo emprenden un largo viaje por las tortuosas carreteras de toda España conduciendo un Hispano – Suiza. Su objetivo: recorrer 1.600 poblaciones, realizar bocetos y fotografías para recrear un pueblo de pueblos. Trazar un mosaico de arquitecturas y artesanías reflejando la cultura española en un recinto al aire libre, fusión de norte y sur, oriente y occidente. Así nace el Poble Espanyol, armónico puzzle de edificios emblemáticos de España con plazas, calles, talleres artesanos, monasterio e iglesia. La esencia de un país sintetizada en las laderas boscosas de la montaña de Montjuic. ¿Hacemos una visita al Poble Espanyol? 

Galicia en el Poble Espanyol

Galicia en el Poble Espanyol

De la plaza Mayor de Sepúlveda a Aranda de Duero, pasando por Sos del Rey Católico, Albarracín, el pintoresco Besalú, la andaluza Ronda o Caldas de Reis en Pontevedra. Así es posible “pasear” por media España sin salir de Barcelona. El Poble Espanyol es un lugar único y curioso que se creó para albergar el pabellón de España durante la Exposición Universal de 1929. Tal éxito tuvo como escenario de actos culturales y eventos lúdicos que el Ayuntamiento, tras la exposición, decidió mantenerlo en vez de derribarlo, como se había previsto en un principio. Sin embargo, un poco más adelante llegaron años oscuros para el Poble: durante la Guerra Civil se transformó en un campo de prisioneros y, tras la contienda, fue presa de la decadencia. No es hasta las dos últimas décadas del siglo XX que el recinto se rehabilitó y se recuperó, convirtiéndose en un centro cultural y de ocio para disfrute de barceloneses y turistas.

La plaza Mayor del Poble Espanyol

La plaza Mayor del Poble Espanyol

Visita al Poble Espanyol, esencia de los pueblos de España.

Una réplica de la puerta de San Vicente de la Muralla de Ávila, vigilada por dos gigantes, da la bienvenida en la entrada al Poble Espanyol. La plaza Castellana se abre a la fotogénica calle Caballeros a la izquierda, cubierta de pintorescos paraguas de colores. De frente, la plaza Mayor inspirada en la de Riaza (Segovia), con templete y Ayuntamiento -a imagen y semejanza del de Valderrobres en Teruel-. Esta gran ágora está rodeada de agradables terrazas donde tomar una caña o vermut, acompañado de unas tapas.

Gigante, entrada al Poble Espanyol

Gigante, entrada al Poble Espanyol

La calle de los Caballeros en el Poble Espanyol

La calle de los Caballeros, visita al Poble Espanyol, Barcelona

Plaza Mayor del Poble Espanyol

Plaza Mayor del Poble Espanyol, inspirada en Riaza

Los «barrios» o zonas del Poble Espanyol. 

El espacio está dividido por zonas geográficas, atendiendo a una estructuración cultural de España: región Centro (Castilla y Extremadura); Norte (Galicia, cornisa Cantábrica y Aragón); Mediterráneo (Cataluña, Levante y Baleares) y la zona Sur (Andalucía y Murcia). En estos “barrios” se alzan 117 edificios a escala real, réplica o inspiración de los que existen desde hace siglos en los cuatro puntos cardinales de la península.

Arcos de la Frontera en el Poble Espanyol

Arcos de la Frontera en el Poble Espanyol

Torre Mudéjar

Torre Mudéjar

Además, en el Pueblo Español se pueden visitar diferentes talleres de artesanía -y participar en ellos- disfrutar del jardín de Esculturas, los toboganes gigantes -si se va con niños- obras de Arte Contemporáneo de Dalí, Picasso o Miró en el Museo Fran Daurel, ubicado dentro del recinto. También se realizan exposiciones temporales -en primavera de 2021 triunfa entre el público infantil la de Dinosaurios-, conciertos o sesiones de humor con monólogos. Toda una agenda cultural dinámica y variopinta, que cambia mes a mes.

Talleres artesanos

Talleres artesanos

Algunos de los edificios o las construcciones más populares:

  • Calle Arcos (Arcos de la Frontera, Cádiz).
  • La plaza aragonesa, con la torre de Utebo en estilo mudéjar.
  • La calle Príncipe de Viana, con caseríos vascos y navarros.
  • Casas blasonadas del Norte: Santillana del Mar o Cangas de Onís.
  • Las gradas de Santiago.
  • Fachadas de casonas nobiliarias castellanas: la famosa Casa de las Conchas de Salamanca, la Casa de Hernando de Ovando en Cáceres o la Casa de las Cadenas (Toledo).
Calle de los caseríos vascos

Calle de los caseríos vascos

Casa de los Almaraz, Plasencia

Casa de los Almaraz, Plasencia

Comer en el Poble Espanyol.

Ya que la visita al Poble Espanyol puede ocupar entre 2 y 4 horas por la extensión del recinto, es posible almorzar en alguno de los muchos restaurantes en cualquiera de sus plazas. Eso sí, como lugar turístico resulta un tanto caro -precio guiri- y la comida no es de gran calidad. Vale para tomarse unas tapas y un vermut en una terraza; eso sí disfrutando de la tranquilidad de un lugar sin tráfico, sin coches ni polución.

Vermut y pincho en el Poble Espanyol

Vermut y pincho en el Poble Espanyol

Precio de la visita al Poble Espanyol:

  • Residentes en Cataluña: 8€
  • No residentes: 11,20€
Inspirada en Besalú

Visita al Poble Espanyol. Casa inspirada en Besalú

En definitiva, se trata de un agradable y entretenido paseo por un curioso lugar que ver en Barcelona, aunque no lo calificaría como “imprescindible” para una primera vez o si se tienen pocos días para conocer la ciudad. Sin embargo, si se viene a Barcelona en familia, con niños, sí que se trata de un plan genial, divertido a la par que instructivo: gozarán mucho. Especialmente en el área recreativa con los toboganes gigantescos.

Monasterio en el Poble Espanyol

Monasterio en el Poble Espanyol

Más información en la web oficial del Poble Espanyol.

Sigue viajando por Cataluña en la web. Te puede interesar:

Pals, una villa medieval en el Bajo Ampurdán

TAGS

DEJA UN COMENTARIO