Ruta por Lanzarote en coche
Canarias España

Ruta por Lanzarote en coche: lo mejor de la isla de César Manrique en 4 días

Escrito por la
el
22 marzo, 2021

Decía César Manrique que “Alcanzar la meta de la utopía es conseguir lo imposible”. Utopía que persiguió el artista hasta el fin de sus días volcándose en la singularidad de la creación. Recorrer su isla natal, en una ruta por Lanzarote en coche, es descubrir trocitos de su obra que dota al paisaje de movimiento y poesía: esculturas que danzan con el viento, los Jameos del Agua o su casa – museo, pura inspiración. Lanzarote, isla canaria de tierra árida, extensos campos de lava, volcanes más propios de Marte que del planeta azul, conquista con su gama de tonalidades y parajes expresivos. Toda ella es Reserva de la Biosfera desde 1993.

Qué ver en Lanzarote

Qué ver en Lanzarote en 4 días

Diseñar un itinerario por Lanzarote que atraviese la isla de punta a punta es sencillo. A diferencia de sus hermanas del oeste como La Palma o Tenerife, la isla es mucho más plana y se puede recorrer en coche fácilmente. Desde Órzola, pueblo pesquero en el extremo norte hasta playa Blanca, en la punta sur de Lanzarote hay 69 kilómetros de distancia -una hora de trayecto por la carretera LZ1-.

¿Cuánto se tarda en recorrer Lanzarote en coche?

Cuatro días son suficientes para recorrer lo más importante que ver en Lanzarote. Sin embargo, si queremos ir sin prisas, disfrutar de la isla y sus playas… Reserva al menos cinco días o una semana. Es muy recomendable dedicar una jornada para conocer la pequeña isla de la Graciosa, donde habitan unas 700 almas distribuidas en dos pueblos. Las aguas azules y cristalinas de sus playas son fabulosas.

Planificar el viaje a Lanzarote.

¿Cómo llegar a la isla? Desde la península hay varios vuelos directos vía Madrid y Barcelona con compañías lowcost. También desde las otras islas, Gran Canaria o Tenerife, son muy frecuentes. Lo mejor es comparar opciones de precios y horarios con diferentes compañías en el buscador de Skyscanner.

Una vez aterrices en el aeropuerto de Lanzarote, sólo tienes que recoger el coche de alquiler para moverte a tu aire (mejor si lo has reservado previamente) y ¡a recorrer esta isla fascinante y magnética!

El Golfo, Lanzarote

El Golfo, ruta por Lanzarote en coche

Hotel en Lanzarote.

¿Cuál es la mejor zona para alojarse en Lanzarote? La capital de Lanzarote, Arrecife, es una villa pequeña y tranquila, no muy turística. Los hoteles se localizan fundamentalmente en Playa del Carmen -no me gustó nada esta zona, me pareció “guiriland”, el sur en playa Blanca o Costa Teguise. También se pueden encontrar casitas rurales en los apacibles pueblos de interior como Yaiza o Teguise, para quien vaya buscando calma lejos de la orilla del mar. Yo me alojé en un 4* a precio asequible ya que no era temporada alta: El Beatriz Spa Costa Teguise. Muy recomendable.

Itinerario: 21 lugares que ver en Lanzarote.

  1. Aeropuerto de Lanzarote.
  2. Costa Teguise.
  3. La cueva de los Verdes.
  4. Los Jameos del Agua.
  5. El jardín de Cactus.
  6. Arrieta.
  7. Órzola.
  8. El mirador del Río.
  9. Casa de César Manrique (Haría).
  10. Teguise.
  11. Casa de Omar Sharif (museo Lagomar).
  12. Caleta de Famara.
  13. Parque Nacional de Timanfaya.
  14. El Golfo.
  15. Los Hervideros.
  16. Yaiza.
  17. La Geria.
  18. Playa Blanca.
  19. Playa de Papagayo.
  20. Puerto del Carmen.
  21. Arrecife, la capital de Lanzarote.

Mapa de Lanzarote. Fuente: Google maps.

¡No viajes a Canarias sin seguro de viaje! Seguro con garantías COVID. 

Desde la Pandemia por COVID-19 aconsejo asegurar el viaje por los imprevistos que puedan ocurrir: cancelación del vuelo, coste del test en destino, hospitalización, cuarentena en un hotel… Yo recomiendo InterMundial ya que ofrece coberturas COVID. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento con el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Qué ver en Lanzarote: 4 días en ruta.

Bienvenida a esta isla mística, de trazado volcánico y fascinante fisionomía, cuyos “campos desiertos barridos por el viento” encandilaron a Saramago hasta “estallar de felicidad”. También Omar Sharif, el protagonista de Doctor Zhivago, quedó prendado de la magia lunar de Lanzarote.

Día 1: norte de Lanzarote.

Costa Teguise. El aire es cálido y rojizo gracias a la calima -o el siroco como lo llaman allí-. El invierno canario supera con amplitud los 20 grados centígrados con un sol radiante ¡qué maravilla de clima! Ropa ligera, calzado cómodo y bañador para comenzar esta ruta por Lanzarote en coche explorando el norte de la isla.

La cueva de los verdes.

Primera parada las entrañas de la tierra: la Cueva de Los Verdes se ubica al sur del volcán Monte de La Corona y se originó hace más de 4.000 años gracias a una erupción. Un sistema de tubos subterráneos de aproximadamente 6 km. de longitud: se trata de uno de los tubos volcánicos más largos del mundo, al igual que su “vecino” la Cueva de los Vientos en Tenerife, que tuve la suerte de visitar hace unos años. En su interior se desploma la temperatura. La visita se hace de forma guiada, con pequeños grupos, ¡y aguarda una sorpresa final que no desvelaré!

Los Jameos del Agua.

Obra del artista local César Manrique, muy cerca de la cueva de los Verdes se localiza este complejo de roca y agua en cuyos estanques se pueden observar diminutos cangrejos albinos, especie autóctona de Lanzarote.

Los jameos del agua

Los Jameos del Agua

El jardín de Cactus.

Este triángulo de visitas que hacer en Lanzarote norte se completa con un fotogénico parque donde no falta un blanco molino. Entre la lava emergen más de diez mil especies distintas de cactus, procedentes de los lugares más desérticos del mundo.

Arrieta y la Veleta del viento.

Parada al borde del mar buscando ahora los sabores y delicias de la isla. Instalado en la rotonda que da la bienvenida al pueblo está “Veleta”, juguete del viento de Manrique. ¿Nuestro destino? El restaurante Amanecer, uno de los mejores sitios para comer en Lanzarote la típica gastronomía canaria en una terraza de gaviotas sobre las rocas.

Órzola, la punta norte de Lanzarote.

De esta villa marinera parten los barcos a la isla de la Graciosa. Si no hace mucho viento merece la pena darse un chapuzón en algunas de sus playas: la charca de la Laja en el mismo casco urbano o en las aguas transparentes del Caletón Blanco, una de las mejores playas de Lanzarote.

Nota: puedes comprar con antelación el billete para el ferry de Órzola a La Graciosa en este enlace:

El mirador del Río.

Qué mejor forma de despedir al día que con las impresionantes vistas a la Graciosa desde las alturas, separada de Lanzarote por una estrecha franja de mar -de ahí el nombre-.

La Graciosa desde el mirador del Río

La Graciosa desde el mirador del Río

Día 2: Tras las huellas de César Manrique.

Destino Haría: Casa – Museo de César Manrique. ¡Yo quiero vivir aquí! No pude reprimir este pensamiento mientras que duró la visita -y un buen rato después- a su preciosa casa ubicada en el pequeño palmeral de Haría. Inmersa en la naturaleza, con dos patios, taller… La vivienda está inspirada en las casas tradicionales de Canarias, pero con toque vanguardista y artístico como sólo Manrique podría hacer. El horario de visita es de 10:30 a 18 horas; el precio de la entrada: 10€. En esta casa el artista murió en 1992; su tumba se haya cerca, en un mausoleo del cementerio local.

Caleta de Famara.

De pequeñas dunas de arena y bordeada por espectaculares acantilados, la de Famara es una playa virgen y salvaje, ventosa. Con olas largas y planas, la favorita de los surfistas. Imperdible. La temperatura del agua es mucho más templada que en otras zonas de Lanzarote, incluso el sur de la isla.

Playa de Famara

Playa de Famara, ruta por Lanzarote en coche de 4 días

La villa de Teguise.

Antigua capital de Lanzarote, situada en la medianía para protegerse de los ataques piratas, Teguise o La villa es una localidad de casitas blancas a los pies de la mítica Caldera de Guanapay. En Teguise se encuentra el castillo de Santa Bárbara -fortaleza del siglo XVI, hoy museo de la Piratería-; la iglesia matriz de Lanzarote, dedicada a la virgen de Guadalupe, dos conventos y el palacio Spínola, del siglo XVIII.

Teguise

Cerca de Teguise -en los restos de una antigua cantera- se localiza la casa de Omar Sharif, convertida en el museo Lagomar, que el actor perdió en una partida de cartas cuando apenas la había estrenado.

Día 3: El Timanfaya.

Tercer día de ruta por Lanzarote en coche para conocer su principal reclamo turístico: el Parque Nacional del Timanfaya. Paisaje volcánico de ceniza, azufre, volcán y roca, resulta una belleza a la vista. Se trata de una tierra joven, creada anteayer para los años de la tierra: en 1730 una serie de violentas erupciones desataron un infierno de fuego y lava, sepultando la cuarta parte de la isla. Se tragó a todo un pueblo, en lo que hoy se conoce como el mar de lava comenzando al borde de la blanca localidad de Yaiza. El Timanfaya es un paraje bizarro y colorido, donde aún se siente el calor brotar de las profundidades de la tierra. Imprescindible.

El Timanfaya

El Timanfaya

Leyenda del diablo del Timanfaya.

La tradición lanzaroteña cuenta que el día que explotó el Timanfaya en sus inmediaciones se estaba celebrando una boda. Los invitados fueron sorprendidos por una lluvia de rocas y cenizas. Comenzaron a huir, pero Vera, la novia, fue alcanzada por una gran roca que aprisionó su cuerpo. El novio -de nombre Aloe- desesperado, usó una forca de cinco puntas para rescatarla sin éxito: la joven murió. El hombre enloqueció y empezó a correr alzando la forca por los senderos ardientes del volcán, antes de desaparecer en su cráter. Los que contemplaron el espectáculo sólo podían repetir: “Poble diablo”. Esta imagen en la actualidad es el icono del parque, donde crece una planta curativa contra las quemaduras: el Aloe Vera. (Leyendas de Canarias)

El diablo del Timanfaya

El diablo del Timanfaya

El Golfo y el lago de los Clicos.

Es fácil gastar toda una mañana explorando el parque del Timanfaya. Para almorzar, mi sugerencia es la aldea pesquera de El Golfo. Junto al mar se encuentra uno de los lugares más bonitos de Lanzarote: el lago de los Clicos, también llamado el Charco Verde por el color de sus aguas.

El charco verde

El charco verde

Los Hervideros.

Otro lugar que no perderse en Lanzarote, al sur del Timanfaya, son estos acantilados de coladas de lava donde las olas saltan y juegan con los agujeros y grutas.

Los Hervideros, Lanzarote

Los Hervideros, Lanzarote

Yaiza, el primer asentamiento canario en Europa.

Fue en este municipio del sur de Lanzarote donde en 1402 se asentaron los primeros europeos, dispuestos a iniciar la conquista de las islas Afortunadas. Destruida por piratas y vuelta a resurgir de las cenizas, Yaiza es una apacible villa rural, de casitas bajas, encalada y pintoresca.

Día 4: Sur de Lanzarote.

Último día en esta ruta por Lanzarote en coche para ir en busca del sur de la isla: Playa Blanca, con sus arenas doradas. Y la playa de Papagayo ¡una de las más bonitas de Lanzarote! Salvaje, la mejor idea para almorzar es hacer un picnic. Otra opción, recomendación de un local: comer en la Cofradía de pescadores en playa Blanca.

De camino a la playa del Papagayo

De camino a la playa del Papagayo

Bodegas de la Geria.

El vino de uva malvasía, cultivado en terreno volcánico y cuyas vides se protegen del viento gracias a estructuras semicirculares de piedra, es un tesoro líquido de Lanzarote. Blancos frescos, suaves y afrutados, ideales para acompañar unas viejas o cualquier otro sabroso pescado / marisco de las islas. Hay bodegas por toda la isla pero las más famosas se localizan en la Geria, donde es posible hacer una cata. Mis vinos preferidos: el Princesa Yaiza -con su elegante botella en cristal azul- y el Stratvs.

Viñedo en Lanzarote

Viñedo en Lanzarote

Puerto del Carmen.

Como dije al principio, Puerto del Carmen no me gustó nada. Artificial, lleno de tiendas de recuerdos y ruidosos bares… Contrasta con el resto de la isla, que es pura calma. A quien le apetezca cerveza y fiesta, este es su lugar.

Arrecife y el Charco de San Ginés.

Último lugar que ver en Lanzarote: su capital, Arrecife, con el castillo de San Gabriel defendiendo la costa y el pintoresco Charco de San Ginés, donde se mecen las barquitas entre los quejidos de las gaviotas. Un bonito cuadro para despedir esta isla que engancha. Gracias por la buena energía, Lanzarote.

Charco de San Ginés en Arrecife

Charco de San Ginés en Arrecife, ruta por Lanzarote en coche

Más información en la web oficial de Turismo de Lanzarote.

Sigue viajando por Canarias en el blog:

Entre Roques, Volcanes y Salinas: 3 días bajo el «Efecto La Palma»

Este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de estos enlaces me llevo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que recomiendo y he escrito sobre esta ruta por Lanzarote en coche está basada en mi propia experiencia tras visitar la isla. 

TAGS

DEJA UN COMENTARIO