Qué ver en Triberg, cascadas
Alemania Europa

Triberg, ¿el pueblo de la cascada más alta de Alemania?

Escrito por la
el
11 abril, 2022

El río Gutach se desploma en graciosos saltos de agua formando una catarata de 163 metros de altura. Atraviesa el pueblo de Triberg a toda velocidad, como si tuviera prisa por fundirse con el Elz, afluente del gran Rin. Arroyo de aguas frescas, nace un poco más arriba, en un boscoso lugar llamado Hexenlochmühle -traducido como «el Molino del arroyo de las brujas»-. En el acceso a la catarata indica un cartel que ésta es «La cascada más alta de Alemania», título que genera controversia: en realidad la más alta sería la de Röthbach, un salto de agua ubicado en el Parque nacional de Berchtesgaden, Alpes Bávaros; sin embargo, esta a veces presenta un caudal intermitente, llegando a secarse. Así que el cartel sigue intacto invitando a los visitantes a explorar las cascadas, el mejor reclamo turístico que ver en Triberg. No puede faltar en una Ruta por la Selva Negra.

Cascadas, qué ver en Triberg

Cascadas, qué ver en Triberg

Triberg, relojes de cuco y cascadas en el corazón de la Selva Negra.

La primera vez que visité Triberg, hace ya más de 10 años, era finales de verano. Un intenso color verde enmarcaba este pueblo de 5.600 habitantes en la Selva Negra alemana. El hayedo – habetal más extenso de Europa debe su nombre a su grosor: el espesor y la altura de los árboles no deja penetrar la luz del sol. Escenario ideal para los cuentos de hadas, elfos, duendes y otros seres mitológicos que habitan en las profundidades, lo que más abundan son las simpáticas ardillas, saltando de rama en rama.

Triberg en invierno, Selva Negra

Triberg en invierno, Selva Negra

Sin embargo, ni rastro de ardillas en mi segunda incursión. Finales del otoño, ya casi invierno: un manto de nieve cubría caminos y tejados. Qué belleza. La cascada, solitaria, fluía con un colosal estruendo mientras los copos volaban en todas las direcciones. Creo que me gustó mucho más ver Triberg esta vez, con las luces de Navidad y el frío invernal de estas latitudes. Realmente mágico.

Qué visitar en Triberg: lugares que no te puedes perder.

El reloj de cuco más grande del mundo. 

Uhren Park. Es el primer sitio de obligada parada es poco antes de llegar a Triberg, si vienes por la carretera desde Gutach o el aeropuerto de Stuttgart, la entrada a la puerta a la Selva Negra. El escaparate de una tienda tiene en su parte superior un tosco reloj de cuco en madera; cada hora en punto el pájaro hace acto de aparición para cantar la una, la dos, las tres… Tanto la tienda como el mecanismo interior es visitable. Sin embargo, es mucho más bonito el que fue antaño el reloj más grande, en el vecino pueblo de Schonach. Como una casita de muñecas a la que se puede entrar a ver sus entrañas o el artilugio.

Reloj de cuco más grande del mundo

Reloj de cuco más grande del mundo

Lo cierto es que, nos gusten o no, los relojes de cuco son la artesanía más típica y codiciada de esta región alemana cuya capital es la bonita ciudad de Friburgo. Aquí comenzaron a fabricarse a mano, exhibiendose auténticas obras de arte en las tiendas.

Centro de Triberg.

El pueblo en sí no es tan pintoresco como otros de Alemania, por ejemplo Schiltach o el precioso Rotemburgo sobre el Tabuer. Alrededor de una alargada calle se distribuyen restaurantes, hoteles y tiendas de souvenirs. El Ayuntamiento es un edificio clásico y sobrio. Alrededor de la iglesia hay alguna casa con fachadas en arquitectura típica de la Selva Negra, los tradicionales entramados de madera. Sin embargo, lo mejor que ver en Triberg es su entorno natural.

Ayuntamiento de Triberg

Ayuntamiento de Triberg

Las cascadas de Triberg.

El acceso de la principal atracción que ver en Triberg se ubica en la carretera principal, a 5 minutos andando del centro del pueblo. Como parque natural el acceso es restringido y hay que pagar 5€ por la entrada; sin embargo nosotros nos lo ahorramos cortesía del alojamiento: el hotel Garni Central.

Las cascadas de Triberg

Las cascadas de Triberg

Los siete saltos de agua entre las piedras cubiertas de musgo y el bosque son pura fantasía, regalo para la mente. Depende de la época es posible hacer varias rutas de senderismo por el parque, entre miradores y puentes, indicadas con diferentes colores: desde 45 a 90 minutos de caminata. En pleno invierno, con toda la nieve, solo es accesible un tramo hasta la primera cascada. Para contemplar los saltos de agua en su plenitud, lo mejor es visitar el parque en primavera o verano, con el buen tiempo, aunque a finales de agosto o septiembre es posible que el caudal esté más mermado.

Cascadas de Triberg

Cascadas de Triberg en verano

Tras la excursión, no dejes de recuperar fuerzas en algunas de las animadas tabernas o restaurantes que hay en Triberg. Probar la gastronomía típica de la Selva Negra, como la tarta de chocolate y frambuesas. ¡Deliciosa!

Museo Regional de la Selva Negra.

Aunque no es tan popular como el Museo Etnográfico al aire libre de la Selva Negra en Gutach, en Triberg hay un pequeño museo regional donde acercan la cultura y tradiciones a los visitantes. Trajes típicos, costumbres ancestrales y disfraces usados durante el curioso carnaval de los Locos, un evento que aún hoy se celebra. Un tiempo maravilloso que transcurre al tic – tac de las incesantes manecillas de los relojes de cuco.

Relojes de cuco en la Selva Negra

Relojes de cuco en la Selva Negra

¡No viajes a Alemania sin seguro de viaje!

Por lo que pueda pasar: cancelación del viaje, enfermedad, necesidad de atención médica en el destino… Incluyendo cobertudas por COVID-19 yo recomiendo MONDO Seguros de Viaje. Disponen de un chat médico por la aplicación disponible 24 horas. Si lo compras a través de mi web tienes un 5% de descuento. Lo puedes conseguir en este enlace:

Sigue viajando por Alemania en la web. Te puede interesar:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de estos enlaces obtengo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Todo lo que he escrito en este artículo sobre qué ver en Triberg está basada en mi propia experiencia. 

TAGS

DEJA UN COMENTARIO