Historias de piratas en Portobelo

Fuertes españoles en Portobelo, Costa Rica o Panamá

"Qué puerto tan bello", exclamó el Almirante Cristóbal Colón. Tras días bordeando las costas de Centroamérica y de sufrir el azote de un huracán, buscando sin fortuna el Estrecho de Malaca, ante él se abría una bahía natural de aguas turquesas y tranquilas como un espejo, abrazadas por una tupida selva. Pelícanos pescadores y gaviotas se iban apartando al paso de la carabela, cuya madera crujía de cansancio. Corría el año 1502 y allá de donde venían se celebraba el 2 de noviembre, día de difuntos. Este era su cuarto viaje a América y sería el último: Colón tenía ya 51 años y padecía de gota y artritis.

que-ver-en-portobelo-la-bahia

Qué ver en Portobelo: vistas de la bahía

Siglos de tempestades y vientos. Ataques de corsarios y rebeliones de esclavos contra sus opresores. Barcos cargados de riquezas que abandonaban el puerto para siempre, en dirección a la lejana Europa en los tiempos del Imperio… La Historia de Portobelo quedó íntimamente ligada a la española desde aquel otoño de comienzos del XVI en que Cristóbal Colón arribó a su bahía. Su origen como enclave estratégico se palpa en su fachada de cañones apuntando al océano, en sus dos fuertes Patrimonio de la Humanidad.

Cañones, Fuertes de Portobelo

Cañones, Fuertes de Portobelo

Qué ver en Portobelo, Panamá: patrimonio histórico. 

Es esta la razón que nos trae en la Ruta por Panamá hasta Portobelo: su patrimonio histórico. También el intentar un camino alternativo hacia San Blas, la provincia Kuna Yala, a donde solo es posible acceder con un tour privado desde ciudad de Panamá. En algún lugar leí que desde Colón o Miramar partían barcos, ¿por qué no probar? Tras un par de horas de autobús hasta Sabanitas combinando un Diablo Rojo que me darían unas cuantas anécdotas para mi escrito de Sucedió en un autobús panameño nos apeamos en la bahía de aguas celestes.

Qué ver en Portobelo

Qué ver en Portobelo

El Capitán Jack´s. 

La canción de «yo no hice el viaje, el viaje me hizo a mí» podría ser la banda sonora del resto de acontecimientos que fueron encadenándose sin estar planeados. Gracias a una señora descubrimos el hostel del Capitán Jack´s al final de Portobelo. Regentado por Marco, un canadiense que lleva nada menos que 17 años viviendo en Panamá, el cartel negro de un corsario me dice que este sería escenario ideal para rodar «Piratas del Caribe».  En el mismo día conseguimos cama económica y plaza en el velero del capitán Alejandro, quien en un par de días partía a Cartagena de Indias y podía dejarnos en San Blas. El precio: 50$ cada uno a cambio de navegar toda la noche por la costa panañema. ¡No podíamos creer nuestra buena suerte!

vistas-de-portobelo-desde-el-hostel-captain-jacks

Portobelo desde la terraza del Capitán Jack´s

El Cristo Negro de Portobelo. 

Desde la terraza del Capitán Jack´s cerveza en mano contemplo un Portobelo apacible. Barquitos y veleros se mecen en las aguas. Sobre las casitas de colores pintadas en pastel destaca la silueta blanca de la Iglesia de San Juan de Dios, cuyo interior alberga el Cristo Negro, un nazareno de piel oscura al que veneran católicos de todo el mundo a mediados de octubre. Sin embargo, como aún queda un mes encuentro la plaza casi desierta, apenas con media docena de puestos con rosarios y algo de artesanía de los indígenas Kuna.

cristo-negro-de-portobelo

Cristo negro de Portobelo

puestos-de-rosarios-portobelo

Puestos de rosarios

Basta un primer vistazo para percatarme de que Portobelo es una localidad afroantillana pacífica, y mucho más pequeña de lo que imaginé. De hecho no hay cajeros, un contratiempo que nos hace volver a Sabanitas para poder disponer de suficiente efectivo ya que, lo que era seguro, es que en las perdidas islas de San Blas no iba a haber…

casas-de-portobelo-panama

La plata de Portobelo. 

En solo un día se puede conocer todo lo importante que ver en Portobelo y trasladarse con la imaginación a los tiempos en que perteneció al Reino de Tierra Firme. Bajo el reinado de Felipe II se fundó a orillas del Caribe San Felipe de Portobelo, uno de los principales puertos del Nuevo Mundo, donde se embarcaba la plata de Nueva Granada y el oro inca del Perú. Por ello fue codiciada y fortificada.

bateria-de-santiago-portobelo

Qué ver en Portobelo: batería de Santiago

Los ataques para apropiarse de sus riquezas eran continuos: el temible pirata Francis Drake la bombardeó con sus cañones y se jactó aclamando que «había chamuscado la barba al rey de España». Poco después, en 1596, murió de fiebre amarilla en la bahía, donde se dice que tuvo un sepelio marino en un ataúd de plomo. El saqueo más brutal fue el del corsario Henry Morgan, sembrando el caos y el terror durante 14 largos días. Tras este, se decidió fortalecer el sistema de defensa de Portobelo.

acceso-al-fuerte-de-portobelo

Acceso al fuerte de San Jerónimo

La Aduana de Portobelo. 

El edificio de la Aduana, construido en 1630, fue testigo de esta época. De estilo renacentista, su uso era el de almacén, oficina fiscal y depósito de las cajas reales. En sus dependencias también residía el gobernador y los oficiales reales.  Restaurado, hoy el edificio alberga un museo con restos arqueológicos que hablan del pasado de Portobelo, su legado e historia.

que-ver-en-portobelo-la-aduana

Qué ver en Portobelo, la Aduana

«Cueva de ladrones y sepultura de peregrinos», así era conocido Portobelo en el Viejo Mundo en el S.XVII. Tenía fama de ciudad peligrosa durante las ferias, y las epidemias de enfermedades tropicales que se cebaban con los colonos.

edificio-de-la-aduana-que-ver-en-portobelo

La Aduana, Portobelo

Los fuertes españoles de Portobelo. 

Sin duda las estrellas de Portobelo son sus fortificaciones: el Fuerte San Jerónimo, el castillo de Santiago, la Batería Santiago y el Fuerte de San Fernando. Algunas de estas viejas glorias perecen en ruinas, quedando solo unos pocos restos como los del castillo de Santiago, que fue abandonado por el deterioro que sufrió tras otro ataque pirata, el de Vernon en 1739.

balas-de-canon-portobelo

Balas de cañón, museo de la Aduana

Bóveda, Fuerte de San Jerónimo

Bóveda, Fuerte de San Jerónimo

Ingreso al Fuerte San Jerónimo por una puerta coronada por tres bolas de piedra. Paseando por la hierba de su explanada se percibe el mar de una apacibilidad absoluta. Hoy no representa ninguna amenaza, pero puedo imaginar el miedo entre los huesos de soldados y habitantes, a los que defendían con la pólvora almacenada y la fila de cañones.

Fuerte de San Jerónimo

Fuerte de San Jerónimo

Tras el fuerte descubro por casualidad un viejo cementerio abandonado, cuyas cruces y lápidas son devoradas por la maleza.

cementerio-de-portobelo

Cementerio de Portobelo

tumbas-del-cementerio-de-portobelo-panama

Tumbas del cementerio de Portobelo en Panamá

El otro lado del pueblo lo franquea la batería de Santiago, en cuya puerta principal está inscrito el año de construcción: 1758. Las vistas hacia la bahía son deliciosas.

que-ver-en-portobelo-bahia-de-portobelo

Qué ver en Portobelo: vistas a la bahía

La no playa de Portobelo… 

Una vez visto lo principal solo nos queda deambular contagiados de la tranquilidad del pueblo, esperar a que pase el día para marchar a las islas de los Kuna. Lo peor de Portobelo es que está un tanto descuidado y sucio, cosa que me causa cierto pesar ya que podría ser un lugar maravilloso. Tampoco hay ninguna playa cercana a la que poder llegar andando, hay que coger una barca pero nos piden 10$ por persona. Amenaza tormenta y el precio nos parece excesivo así que declinamos la oferta. Se nos queda una tarde de lluvia y cerveza.

Qué ver en Portobelo: vistas desde el mirador

Qué ver en Portobelo: vistas desde el mirador

Adiós Portobelo, rumbo a San Blas… 

Al atardecer del día siguiente por fin subimos al velero y nos despedimos de Portobelo, navegando hacia las islas de San Blas… Próxima parada: el paraíso Kuna Yala.

velero-en-la-bahia-de-portobelo

Velero de Portobelo a San Blas

Portobelo, datos prácticos.

  • Cómo llegar de ciudad de Panamá a Portobelo: de Albrook salen cada hora un autobús a Colón. Hay que hacer cambio en Sabanitas. 
  • Rutas en velero de Portobelo a Colombia y San Blas

¡No viajes a Panamá sin seguro! Yo recomiendo Intermundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí


Sigue viajando por Panamá en el blog:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de ellos recibo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que cuento sobre qué ver en Portobelo está basado en mi propia experiencia. 

6
Deja un comentario

avatar
3 Comentarios
3 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
4 Autores
cosmopolillaIrenejordi (milviatges)DinkyViajeros Autores recientes
DinkyViajeros
Invitado/a

Hasta ahora sólo conocíamos el Portobello de Londres. Acabamos de descubrir este Portobelo de las Américas. Un artículo muy interesante.

¡Un abrazo!

jordi (milviatges)
Invitado/a

Un lugar destartalado pero con una historia apasionante. Queríamos visitarlo y no lo hicimos por un problema de infraestructuras. Una pena, porque yo sí que estaba bastante interesado en el lugar. Lástima que está tan descuidado, como dices.

Irene
Invitado/a
Irene

¡Qué chula la historia y qué lugar más auténtico!

el mar, un lugar con historia, una tarde de cerveza… dan ganas de coger un avión pero ya y perderse por Panamá! algún año te copiaré este viaje 😉

abrazos guapa!

Ire

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!