Colosos, tumbas faraónicas y templos milenarios: qué ver en Luxor
África Egipto

Colosos, tumbas faraónicas y templos milenarios: qué ver en Luxor

Escrito por la
el
2 agosto, 2021

Mi halcón vuela hacia la eternidad, más allá de las banderas del reino.” Templo funerario de Hatshepsut, la reina que mandó en Egipto disfrazada de hombre. Uno de los lugares imprescindibles que ver en Luxor.

2050 a.C. Alto Egipto. Comienza una nueva era en el Imperio. Atrás quedan las viejas pirámides de Guiza y la ciudad de Memphis. Tebas se erige como capital de un vasto reinado que alcanzará la gloria con majestuosos templos dedicados a los dioses. Generaciones de faraones mandarán excavar sus tumbas bajo las rocas del desierto. De todos los lugares que visitar en Egipto si tuviera que quedarme con uno creo que este es el más impresionante: la emoción que se siente al penetrar a la profundidad del sueño eterno del faraón es extrema. Y es que el valle de los Reyes es uno de esos sitios inolvidables, que deja huella. Desde luego, nunca olvidaré aquella sensación de penetrar en un lugar “prohibido”, destinado solo al mundo de los muertos.

Interior de las tumbas del valle de los Reyes

Interior de las tumbas del valle de los Reyes

¿Cuántos días en Luxor?

La cantidad de sitios arqueológicos, restos de la antigua civilización faraónica que ver en Luxor es abrumadora. Para visitar los lugares imprescindibles o hacerse una idea de lo más importante, con un día sería suficiente. Sin embargo, por la riqueza, la extensión, la magnitud de tesoros arqueológicos que hay en Luxor –“puerta de mil palacios” en árabe- recomiendo al menos dos o tres días. El corazón de Egipto es para saborearlo despacio, sin ir a la carrera.

Techo del templo de Ramsés III

Techo del templo de Ramsés III

Consejo: para evitar aglomeraciones (las excursiones llegan a eso de las 9 ó 10 de la mañana) recomiendo madrugar con los primeros rayos de sol. Yo me levanté a las 5.30 (los monumentos abren a las 6.00) y disfruté de las tumbas de valle de los Reyes para mí sola, antes de que apareciera la muchedumbre. Fue una maravilla absoluta.

¿Dónde alojarse en Luxor? ¿Cómo llegar a los templos y tumbas?

En la ciudad de Luxor hay alojamientos de todo tipo dependiendo del presupuesto, desde hoteles lujosos a hostales. Los precios en Egipto son bastante asequibles y esto significa que se puede conseguir un hotel decente por poco dinero. Por ejemplo, el Pyramisa Hotel Luxor, con jardín tropical y piscinas al aire libre, donde refrescarse tras un intenso día explorando tumbas y templos.

Eso sí, para ir hasta los lugares arqueológicos hay que negociar con un taxista o bien contratar una excursión. En mi caso, me alojaba en el mismo barco con el que al día siguiente navegaría río abajo siguiendo el curso del Nilo hasta Asuán. Ya tenía todo contratado de antemano con la agencia Pangea, un paquete con todo incluido

¡No viajes a Egipto sin seguro de viaje! (Es obligatorio).

El seguro hay que presentarlo dentro de los documentos y requisitos para viajar a Egipto. dada la situación por la Pandemia lo más recomendable es contratar un seguro que incluya coberturas COVID: cancelación por dar positivo, necesidad de atención médica, ingresos etc. Yo recomiendo MONDO seguros de viajes que posee todas estas coberturas además de un chat médico disponible las 24 horas para cualquier incidencia o consulta. Si lo compras a través de mi blog tendrás un 5% de descuento:

Luxor en un día: visitas imprescindibles.

  1. Templo de Luxor.
  2. Templo de Karnak.
  3. Colosos de Memnón.
  4. Templo funerario de Hatshepsut.
  5. El Valle de los Reyes.
  6. Valle de las Reinas.
  7. Templo funerario de Ramsés III.
  8. Museo de Luxor.

Mapa de lugares que ver en Luxor. Fuente: Google maps.

Colosos de Memnón.

Siempre recordaré la luz del alba incidiendo sobre estos vigilantes de piedra que dan la bienvenida al valle de los Reyes. Había cruzado el Nilo rumbo al desierto y las montañas, en busca de aquel lugar sagrado donde se hicieron enterrar las reinas y reyes de las dinastías XVIII – XX. El rostro pétreo del faraón Amenhotep III da su permiso para continuar la carretera hasta las grandes necrópolis de Tebas, una ciudad de los muertos subterránea.

Colosos de Memnón, qué ver en Luxor, Egipto

Colosos de Memnón, qué ver en Luxor, Egipto

Templo funerario de Hatshepsut.

El “sublime de los sublimes” se alza muy cerca de la entrada al valle de los Reyes, construido en honor a Amón-Ra, dios celeste, para la gloria eterna de Hatshepsut. Distribuido en varias terrazas salvadas por una rampa central, en sus muros pueden leerse retazos de la Historia de esta reina-faraona viajera: durante su reinado se desplazó al sur en busca de incienso y mirra y hasta tierras fenicias para comercializar con el ébano. Sabia y emprendedora, fue la primera gran reina de Egipto: le dio 30 años de paz y gloria. Sin embargo, su heredero y sobrino se empeñó en matar su memoria, señalándola como “usurpadora” del poder masculino. No lo logró, por suerte.

Templo funerario de Hatshepsut

Templo funerario de Hatshepsut

El valle de los Reyes.

“Nadie me vio, nadie me oyó”. Ineni, arquitecto de la tumba de Tutmosis I.

Valle de los Reyes, Luxor

Valle de los Reyes, Luxor

Los faraones del Imperio Nuevo habían aprendido la lección de sus antecesores: ya no querían impresionantes pirámides como las de la necrópolis de Guiza. Demasiado llamativas, despertando la codicia de los saqueadores. Bajo una montaña triangular de nombre Meretseger –“la que ama el silencio”- pirámide natural apuntando a las estrellas excavaron en dos valles profundas galerías decoradas con exquisitas pinturas, tesoros y la cámara funeraria destinada a albergar el sarcófago del faraón. Tutmosis I fue el primer faraón en inaugurar esta tradición de preparar su tumba en el más absoluto secreto. Aun así, tampoco escaparon al expolio. La práctica totalidad de la necrópolis fueron víctimas del pillaje en los años y siglos posteriores, excepto la del rey-niño Tutankamón.

Tumbas del valle de los Reyes

Tumbas del valle de los Reyes

Nota: la entrada general al valle de los Reyes cuesta 240EGP, con derecho a visitar 3 tumbas. La de Tutankamón hay que abonarla aparte.

Templo de Luxor.

De vuelta a la ribera oriental del Nilo para conocer otro de los lugares imprescindibles que ver en Luxor en un día: el templo que latió elevando las plegarias de faraones y sacerdotes al cielo como corazón de la capital imperial. Foco de cultura y misticismo de la antigua Tebas, su titánica estructura fue consagrada al dios Amón-Ra. Mandado a construir por Amenhotep III, fue rematado por Ramsés II y sucesores. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979, hoy su fachada se muestra “coja”: falta el obelisco derecho. Trofeo que se atribuyó el último Borbón de Francia, decorando la plaza de la Concordia de París desde principios del XIX.

Templo de Luxor, qué ver en Luxor, Egipto

Templo de Luxor, qué ver en Luxor, Egipto

Con 260 metros de largo, el gran templo de Luxor de la ciudad de Tebas estaba unido al de Karnak por medio de un largo pasaje de 2 kilómetros que dividía la urbe imperial. Se sabe que en la época de dominación griega siguió usándose para el culto divino; en cambio con la llegada de los romanos el recinto se transformó en un edificio militar. Hoy, la mezquita de Abu el-Hagag se alza en sobre los muros del primer patio, interrumpiendo el silencio de la eternidad con la llamada a la oración del almuédano a las horas acordadas.

El templo de Karnak.

Al llamado “El lugar más venerado” se accede por un pasillo de esfinges con cabeza de carnero. Los templos de Karnak constituyen el recinto más sagrado del Antiguo Egipto, dedicados a Amón-Ra, Montu (dios solar), Mut (diosa madre), Jonsu (dios lunar) y Ptah, señor de la magia. Una auténtica ciudad religiosa con recintos laterales, capillas y hasta un lago a la que una treintena de faraones fueron contribuyendo a lo largo de los siglos forjando un lugar mitológico, de leyenda.

Gran sacerdote de Karnak

Gran sacerdote de Karnak

Así, entre los muros de Karnak se ubican espacios tan majestuosos como la sala hipóstila, con 123 columnas talladas. La estatua del sumo sacerdote Pinedyem. Los obeliscos de Tutmosis I y la reina Hatshepsut, este último derribado por la ira de su sobrino, dispuesto a borrar la huella de la faraona.

Templo de Karnak

Templo de Karnak

Qué hacer en Luxor en dos días:

Si tienes más días para explorar Luxor, te recomiendo que te dirijas al Valle de las reinas, “lugar de la belleza”. En sus profundidades sigue brillando tras los milenios la deslumbrante eterna morada de Nerfetari, la esposa de Ramsés el Grande.

El templo funerario de Ramsés III.

Al oeste de Luxor, es un recinto que pasa a menudo desapercibido, sin recibir muchas visitas, a pesar de su magnífico estado de conservación. Los relieves de sus paredes son historia viva: se pueden leer el advenimiento y la caída de los Pueblos del Mar durante el reinado de dicho faraón, apodado como “El Gafe” por sus infortunios.

Templo funerario de Ramsés III

Templo funerario de Ramsés III

Otros lugares que ver en Luxor si se dispone de más tiempo: el museo de Luxor, con una gran exhibición de objetos y obras de arte halladas en las excavaciones realizadas en los templos de Karnak y Luxor. Ramesseum es el templo funerario erigido por Ramsés II, sustentado por estatuas de Osiris, dios de la agricultura.

Un auténtico viaje al núcleo del Imperio Nuevo; 1.500 años de historia grabada en las estrellas. Eso es Luxor, reflejo del esplendor de la vieja Tebas.

Sigue viajando por Egipto en la web:

¿Es seguro viajar a Egipto? Mi experiencia 2021

TAGS

DEJA UN COMENTARIO