El muro de Belfast

Qué ver en Belfast, ruta de los murales de Belfast, Irlanda del norte

"¡Soy un hombre inocente! He pasado 15 años en prisión por algo que no cometí. Vi morir a mi padre en una prisión británica por algo que no cometió, y este gobierno sigue diciendo que es culpable". Gerry Conlon, En el nombre del padre (1993).

Qué ver en Belfast, murales

Qué ver en Belfast, murales

La primera vez que escuché los términos de “Ulster”, IRA, o supe que la isla de Irlanda estaba dividida en dos países – Irlanda del norte, perteneciente a Reino Unido – y la República de Irlanda, fue en mi adolescencia. Un domingo cualquiera visualicé una película que me causó una gran impresión, protagonizada por un joven Daniel Day – Lewis: “En el nombre del padre”. En ella, las calles de Belfast son escenario de una revuelta que incrimina a toda una familia acusada de terrorismo sin razón. Una emotiva historia basada en hechos reales que describe un largo y doloroso conflicto armado cuyo rastro es aún palpable en esta ciudad industrial, capital del norte.

Qué ver en Belfast

Qué ver en Belfast

Qué ver en Belfast, la capital de Irlanda del norte. 

En Belfast las paredes hablan. Las casas de El vado arenoso en la desembocadura del río, Béal Feirse en irlandés original, y el río Lagan en este caso, cuentan historias míticas de un gigante dormido en la silueta de Cavehill que inspiró a uno de los grandes viajeros ficticios como fue Gulliver; sobre el desastre naval más famoso de todos los tiempos cuyo buque se forjó en estos astilleros; de cerveza; de vecinos de toda la vida y de muros. Los muros que levanta el hombre para separar personas, religiones, riqueza y pobreza…

Mural de Guinness, Belfast

Mural de Guinness, Belfast

Aunque su cielo se mantuvo gris los días que pasé en ella, Belfast me pareció una ciudad colorida, gracias a sus paredes vivas y locuaces. 

Young, graffiti en Belfast

Young, graffiti en Belfast

La ruta de los Murales de Belfast. 

Bienvenida a la oscura época conocida como “The Troubles”. Las últimas décadas del siglo XX estuvieron manchadas de sangre en Irlanda del norte debido a los combates entre el IRA, el ejército de UK y los paramilitares probritánicos, quienes se enfrentaron en una guerra urbana cuyo cuartel y campo de batalla se escenificaba a diario en las calles de los barrios de Falls Road, el distrito católico irlandés, y Shadkill Road, el barrio protestante. Los murales gritaban emblemas como “Free Ireland”, representaban al líder del IRA Bobby Sand o, del otro lado, consignas probritánicas como “The Red Hand of Ulster”. Los memoriales a los caídos del IRA y otras personas que murieron en el conflicto se descubren en pequeños parterres rodeados de setos y paredes de ladrillos rojos.

Jardín de la Memoria, qué ver en Belfast

Jardín de la Memoria, qué ver en Belfast

The Red Hand of Ulster

The Red Hand of Ulster

La paz se firmó en 1998. Pero aún las puertas metálicas que antaño dividían el barrio católico del protestante se siguen cerrando al anochecer. Todavía existen los muros de Belfast, recordando un pasado demasiado reciente, cuyas heridas aún no han sido cerradas. Las banderas de la República Irlandesa ondean en muchas casas del barrio católico a modo de reivindicación. El arte urbano que da voz a las desavenencias sociales, hoy sigue hablando en el International Wall en David Street, encargado de recoger los gritos de protesta por conflictos que hacen sangrar al mundo.

International Wall, Belfast

International Wall, Belfast

Barrio católico, qué ver en Belfast

Barrio católico, qué ver en Belfast

Lo tuve claro nada más poner un pie en la capital del norte de Irlanda. Sin duda, recorrer esta parte de la historia era lo que más interés me causaba de todas las cosas que ver en Belfast. Conocido como el tour en Taxi Negro, o “Political Tour”, ya que se puede realizar con taxistas que recorren ambos barrios parando en los memoriales y murales más significativos, también se puede realizar caminando.

Verja, Memoriales de Belfast

Verja, Memoriales de Belfast

Casco antiguo: Ayuntamiento de Belfast.

Lejos de los barrios que fueron conflictivos, el centro histórico de Belfast parece otra ciudad. Pulcra y ordenada, su aire británico se acentúa con la torre del Albert Memorial Clock. Un vestigio de la época victoriana que me recuerda a un pequeño Big Ben. El casco antiguo es recogido y se recorre fácilmente a pie entre travesías peatonales, tiendas, hasta el característico edificio del Ayuntamiento. Con una gran cúpula pintada en verde, de este gran edificio neobarroco finalizado a principios del S.XX captura mi atención una estatua en recuerdo de los ahogados en la tragedia del Titanic.

Albert Memorial Clock

Albert Memorial Clock

Ayuntamiento de Belfast

Ayuntamiento de Belfast

Próxima se ubica la catedral de Belfast, St. Anne´s Catedral. Sobria y recogida por fuera, acorde con la filosofía protestante, en su interior alberga unas bellas vidrieras de colores que en días soleados deben proyectar en el suelo escenas del Antiguo Testamento y parábolas del buen samaritano. La católica, la catedral de San Pedro, se encuentra dentro del barrio de Falls Road.

Catedral de Belfast

Catedral de Belfast

Commercial Court y St George´s Market.

Sin salir del centro, en los alrededores de la catedral, la zona más animada de Belfast son estas calles de tiendas, con paredes decoradas de arte urbano, y los callejones con pubs típicos. Al atardecer se prenden las lucecitas que invitan a pasar dentro, al calor de una pinta sobre sus barriles de madera mientras suena música en directo. Si bien es cierto que el ambiente de Dublín alrededor del mítico Temple Bar es inigualable, los pubs de Belfast tampoco se quedan atrás.

Callejones, Commercial Court, Belfast

Callejones, Commercial Court, Belfast

Pubs de Belfast

Pubs de Belfast

De pubs en Belfast

De pubs en Belfast

Pero antes, por la mañana, merece la pena asomarse a un mercado tradicional: el St George´s Market, repleto de encanto y con una buena muestra de productos locales para saborear Irlanda del norte.

St George´s Market, Belfast

St George´s Market, Belfast

Los astilleros y el museo del Titanic.

Para los amantes del transatlántico más famoso del mundo, el plato fuerte que ver en Belfast son los astilleros de Harland and Wolff, donde se construyó el Titanic justo en los márgenes del río Lagan. La zona industrial de Belfast hoy es un distrito moderno agradable al paseo con olor a mar y el revoloteo de las gaviotas. En las antiguas oficinas de la compañía se localiza un museo interactivo, Titanic Belfast, destinado a recrear la experiencia de cómo era navegar en el Titanic esta vez, espero, con un feliz final.

Barrio del Titanic en Belfast

Barrio del Titanic en Belfast

Astilleros del Titanic

Astilleros del Titanic

Museo del Titanic, qué ver en Belfast

Museo del Titanic, qué ver en Belfast

 

Datos prácticos.

Cómo llegar a Belfast desde Dublín.

Alquilamos un coche en el aeropuerto de Dublín para poder movernos con facilidad por la isla. Cruzamos la frontera ficticia por la autopista, ya que el control se realiza en el aeropuerto. En la República de Irlanda hay euros; no obstante, en Irlanda del norte la moneda es la libra. También es posible coger un autobús en el aeropuerto de Dublín hasta el centro de Belfast, 100 millas al norte. Otra opción es hacer el trayecto en tren, desde la Connolly Station de Dublín, y, más económico, en autobús.

Alojamiento en Belfast.

Visité Irlanda del norte durante Semana Santa, por lo que los precios de los hoteles en el centro eran bastante elevados. Reservé un hotel en el Parque Ormeau, a 20 minutos andando del centro, próximo al Jardín Botánico y al museo del Ulster: el Maranatha House, una acogedora casa familiar de ladrillo rojo con exquisito desayuno irlandés casero. E, importante, con parking gratuito.

Maranatha House, hotel en Belfast

Maranatha House, hotel en Belfast

Sigue viajando por Irlanda con el blog:
Street Art en Belfast

Street Art en Belfast

Dale al play y escucha el Programa de Radio El Vuelo Sonoro, destino Irlanda.

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de mi web obtengo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que recomiendo está basado en mi experiencia. 

Deja un comentario

avatar

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!