En moto por Vang Vieng, la cara más aventurera de Laos

Nam Xay Top View, Qué hacer en Vang Vieng Laos

Una carretera agujereada, repleta de baches y sin asfalto. El trayecto ha sido largo, tan incómodo como fascinante el paisaje tras el cristal. Laos es ese país del Sudeste Asiático de selva virgen, impenetrable, inhabitado. El verde profundo se agudiza con el Monzón y satura las pupilas, como si no existiera otro color en el mundo. Venimos de empaparnos de paz en Luang Prabang, al norte, esa maravillosa ciudad antigua capital del reino de un Millón de Elefantes. A medio camino de Vientiane merece la pena parar en Vang Vieng, un pequeño pueblo a orillas del Nam Song. Enmarcado entre majestuosas montañas de piedra caliza y arrozales, es la base perfecta para pasar unos días disfrutando de la exuberante naturaleza laosiana: senderismo, kayak, cuevas sagradas o bañarse en una Laguna Azul. Te cuento todo lo que hacer en Vang Vieng, 3 días en moto descubriendo uno de los sitios más asombrosos de Laos.

Ruta en moto por Vang Vieng, Laos

Ruta en moto por Vang Vieng, Laos

Explorando Vang Vieng, el lugar más aventurero de Laos.

El calor húmedo no da tregua mientras buscamos alojamiento en la calle principal del pueblo. Encontramos uno rápidamente, básico y barato, donde acomodarnos los siguientes días. El aspecto de la villa es tranquila y silenciosa, aunque también es cierto que es época de lluvias, cuando menos viajeros llegan a esta parte del Sudeste. Se dice de Vang Vieng que es el paraíso de los mochileros de Laos. Aunque antaño era conocido por su fiesta loca y el turismo de desmadre y borrachera: decenas de guiris hacían tubing -deslizarse río abajo con un gran neumático- parando en diferentes chiringuitos de madera donde vendían alcohol barato. Las tirolinas, pasarelas de bambú y columpios eran perfectos trampolines al estilo de balconing mallorquín que acabaron con varias muertes accidentales, por lo que en 2012 fue prohibida esta insana diversión. Hoy, sigue siendo un excelente lugar para practicar deportes de aventura como el tubing, escalada, kayak o tirolina, pero sin consumo de alcohol. Incluso para quien esté dispuesto a pagar ¡hasta un vuelo en globo es posible!

Paseo en globo, qué hacer en Vang Vieng

Paseo en globo, qué hacer en Vang Vieng

El mercado nocturno de Vang Vieng y el mejor mango sticky rice de Laos.

Instalados en el hostel de mochileros, damos un paseo hasta el río, cruzando el puente. Es cierto que el pueblo no tiene poco o nada de atractivo. Me parece totalmente insulso, incluso un poco fuera de lugar, teniendo en cuenta la maravilla de paisaje que lo abraza. Un par de templos budistas con banderitas de colores.

Templo en Vang Vieng

Templo en Vang Vieng

El resto de la pequeña ciudad son hoteles, restaurantes, tiendas y pequeños locales donde se ofrecen las actividades de aventura. Y es que sin duda lo mejor de Vang Vieng es su naturaleza. Preguntamos para alquilar una moto: 8$ el día. ¿A qué hora abre? A las 8. Bien, después de desayunar venimos. Nos dará un mapa con todo lo que hacer en Vang Vieng y alrededores. Espero que no llueva mucho… Niega con la cabeza y sonríe. ¡Qué amables son los laosianos!

En moto por Vang Vieng

En moto por Vang Vieng

«Averiguado» el día siguiente, sólo nos queda deambular entre tiendas de souvenirs, tomar un zumo de fruta del dragón y buscar el mercado nocturno. Localizo el popular Happy Mango en una de las calles laterales de Vang Vieng: dicen que sirven uno de los mejores Mango sticky rice de Laos. Y ya que me he hecho adicta a este postre desde que lo probé en Tailandia, tengo que probarlo.

Locales de Vang Vieng

Locales de Vang Vieng

Qué hacer en Vang Vieng: recorrido en moto. 

Una de las jornadas que más disfruto en mi ruta de 8 días por Laos es este día descubriendo los alrededores de Vang Vieng. Con el mapa de papel que nos ofrece el chico de la moto -que acabará roto y mojado- seguimos las indicaciones, nos perdemos y preguntamos por un paisaje cada vez más cerrado y asombroso. Miradores, cuevas, lagunas, cascadas… Un Laos rural, auténtico, con campos de arroz, aldeas de niños, vacas, perros, patos, gallinas sueltas.

Vacas en el camino, Vang Vieng

Vacas en el camino, Vang Vieng

Alquilar una moto en Vang Vieng da acceso al rostro más agreste de Laos, un país sin costa en el Sudeste Asiático que aún permanece casi-virgen, no explotado por el turismo de masas como otras zonas de sus vecinas Tailandia o Vietnam.

El paisaje de Vang Vieng, Laos

El paisaje de Vang Vieng, Laos

Subir al Nam Xay Top View.

Puede que la foto más famosa de Vang Vieng en Instagram es la de una moto sobre la colina de Nam Xay. Un paisaje de infarto a las colinas kársticas -cubiertas de bosque- tan típicas en esta región de Laos. Subir no es sencillo: son unos 40 minutos por un escarpado sendero entre rocas, barandillas improvisadas de bambú e incluso cuerda. Además en época del Monzón, como me sucede a mí, el camino está embarrado y es resbaloso. La ascensión es dura: acabaré salpicada de barro, con un par de cortes (superficiales) y muchas agujetas. Las vistas 360 grados desde arriba, si está despejado, lo merecen. ¿No habíamos venido a Vang Vieng en busca de un poco de aventura? 

Subida a Nam Xay Top View, Vang Vieng

Subida a Nam Xay Top View, Vang Vieng

Aunque coronar Nam Xay es uno de las actividades de Trekking en Vang Vieng más habituales, hay muchas más rutas que se pueden consultar en las oficinas (tiendas) de turismo locales.

Vistas desde Nam Xay Top View

Vistas desde Nam Xay Top View

Bañarse en la Blue Lagoon.

De agua fresca y refrescante, nadar en esta laguna y tomar un refresco en alguno de los bares que hay alrededor siempre es una buena opción que hacer en Vang Vieng un día caluroso. O después de haber subido a lo alto de Nam Xay. A pesar de que no es un lugar especialmente tranquilo -los niños corren y saltan desde las cuerdas del gran árbol- se puede comer un rico plato de arroz o pad thai antes de emprender la siguiente aventura: una caminata a las profundidades de la tierra.

Laguna Azul en Vang Vieng, Laos

Laguna Azul en Vang Vieng, Laos

Cuevas de Vang Vieng: Tham Phu Kham.

Las colinas kársticas de Vang Vieng son como un queso gruyere: agujereadas de cuevas grandes y pequeñas a las que adentrarse siempre con calzado adecuado y linterna. No se trata de hacer espeleología, ya que a algunas de ellas se puede acceder caminando, pero siempre con precaución ya que al ser zona de lluvias las rocas están húmedas y resbalan. Desde la Blue Lagoon parte una vertical subida con escalones de piedra hasta Tham Phu Kham, una espectacular galería cuyo interior custodia un Buda Reclinado color oro que destella en la oscuridad.

Buda Reclinado, cuevas de Vang Vieng

Buda Reclinado, cuevas de Vang Vieng

Río Arriba, al norte de Vang Vieng, se ubican otras cuatro cuevas: la del Agua -totalmente inundada en época de lluvias-, la cueva del Elefante, la del Caracol y Tham Lup. Se puede llegar en moto por la ruta 13 o contratando alguna de las agencias locales que ofrecen esta excursión en Vang Vieng.

Tubing en el río.

Como indiqué al comienzo de este relato, el tubing ya no es el desmadre que solía, por suerte, tanto para locales como forasteros. Pero sigue siendo posible deslizarse río abajo en un neumático alquilado en alguna de las tiendas de Vang Vieng. Otra opción más tranquila es el kayak o incluso un paseo en lancha por el río Nam Song. En cualquier caso, disfrutar de los paisajes de esta zona de Laos desde el agua es un placer para la vista.

Naturaleza de Vang Vieng

La naturaleza en esta zona de Laos es una maravilla

Un baño en la cascada de Kaeng Ñui.

El camino sigue -cada vez en peor estado- desde el mirador de Nam Xay hacia el norte. Un pequeño desvío hacia la derecha, entre granjas y arrozales, conduce a Kaeng Ñui. Una zona de baño con pozas donde acuden los locales. Un poco más arriba, hay una impresionante cascada. Sin embargo, dado el mal estado de la calzada por la lluvia y el barro, no llegamos a subir por miedo a quedarnos sin moto… Tal vez en época seca esté más accesible.

Kaeng Ñui, Vang Vieng

Kaeng Ñui, Vang Vieng

Aldeas, cuevas, lagunas… Vang Vieng es un destino para la aventura o el descanso, o todo a la vez. Al tercer día me despido rumbo a Vientiane -la capital de Laos- con un inmejorable sabor de boca. Y no sólo porque me he cenado otro de esos mango sticky rice que, si no es el más rico del mundo, al menos a mí me lo parece.

Mango Sticky Rice en Laos

Mango Sticky Rice en Laos

¡No viajes a Laos sin seguro de viaje!

Por lo que pueda pasar, yo recomiendo InterMundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre qué hacer en Vang Vieng está basado en mi propia experiencia.

Deja un comentario

avatar

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!