Moscú, de “Good Bye Lenin” al Mundial de Fútbol

Qué hacer en Moscú en 2 días

I follow the Moskva down to Gorky Park,
Listening to the wind of change.
An August summer night soldiers passing by
Listening to the wind of change...
(Wind of Change, Scorpions)

Tic-tac. El gigante dormido se despereza como un oso tras hibernar. La nieve y el hielo que envuelven de blanco las calles y casas, los estanques y los árboles de los parques, las cúpulas de fantasía de las iglesias ortodoxas… Comienzan a derretirse. La cuenta atrás ha empezado. ¿Para la primavera? También. El verano de 2018 va a ser especial para las amantes del deporte rey. El Mundial de Fútbol en Rusia promete, cuya gran final concentrará la máxima expectación en la capital. A buen seguro la plaza Roja y los ojos opacos del líder bolchevique verán más turistas que nunca, cuya excusa del fútbol les servirán para asomarse a lo más emblemático de la ciudad.  ¿Quieres aprovechar tu estancia? Te propongo una serie de planes para exprimir tu visita: qué hacer en Moscú en 2 días.

Río Moscova

Río Moscova

Qué hacer en Moscú en 2 días. 

Moderna y pulcra. Ordenada, con un palacio subterráneo llamado metro… En Moscú conviven reminiscencias del pasado tan contradictorias como la opulencia de los zares con las huellas comunistas. En el S.XXI el espíritu del “Good Bye Lenin” es “vintage”. Moscú es Europa con una puerta abierta al continente asiático, ya que la mayor parte del país se ubica al otro lado de los Urales. Reconozco que a mí Moscú me encantó. Fue la antesala de uno de los viajes más emocionantes de mi vida: el Transmongoliano. Veinte días de tren atravesando las estepas siberianas finalizando en Beijing. Pero esa fue otra historia… De momento: ¡bienvenida a la capital rusa!

Metro de Moscú

Metro de Moscú

Día 1: El Kremlin y la Plaza Roja. 

1. Alucina con la Plaza Roja y el Mausoleo de Lenin.  

A pesar de los años que han pasado del hundimiento de la Unión Soviética, Moscú sigue teniendo un rojo corazón. Hasta él conducen los vagones del metropolitano como largas arterias palpitantes para desembocar en la plaza Roja, donde duerme en sueño eterno el líder de la Revolución. El mariscal Zhúkov aplasta la esvástica con la pata de su caballo frente a la imponente fachada del museo de Historia. No te desesperes si hay mucha cola: avanza rápido. Las escaleras conducen a la cripta del Mausoleo de Lenin. Se hace el silencio. Tras el cristal, se exhibe el cuerpo embalsamado de Vladímir Ilich Uliánov. De entrada gratuita, sólo abren de 10 a 13 horas los martes, miércoles, jueves y sábados.

Mariscal Zhúkov

Mariscal Zhúkov, héroe de la Segunda Guerra Mundial

Mausoleo de Lenin, qué hacer en Moscú en 2 días

Mausoleo de Lenin, qué hacer en Moscú en 2 días

Echa mil fotos a la catedral de San Basilio (y entra).

De vuelta a la luz, es imposible no sucumbir a la que era llamada antiguamente “la Plaza Bonita”. De apabullante dimensión, su rectángulo está protegido por las murallas del Kremlin y esa iglesia icono de toda Rusia, construida por Iván el Terrible para celebrar que conquistó Tartaristán. La imagen que dio la vuelta al mundo gracias al Tetris, es la postal más vendida de Moscú. Su interior es como una casa de muñecas rusas: no es como la Sangre Derramada en San Petersburgo. Tiene diferentes habitáculos con mosaicos y frescos de vírgenes en dorado y azul.

San Basilio, Moscú

San Basilio, Moscú

Interior de San Basilio

Interior de San Basilio

Visita el Kremlin de Moscú.

Tras enamorarse de la Plaza Roja, visitar el Kremlin es lo segundo más relevante que hacer en Moscú en 2 días. Y aviso,te llevará al menos media jornada. El lujo de la dinastía Romanov deslumbra tras las murallas en cuatro catedrales, el Fondo de Brillantes y el museo de la Armería. El paseo por la vida pre revolucionaria de Moscú no sería completa sin el Museo Estatal de Historia.

Museo de Historia de Moscú

Museo de Historia de Moscú

Día 2: Tomar el pulso a la ciudad.

Camina por la animada calle Arbat.

Qué sería de un viaje sin callejear por la ciudad: tiendas de artesanía y souvenires donde comprarse un rublo con la cara de Lenin o un peludo sombrero siberiano, restaurantes de lejanos sabores de Oriente… La calle Arbat es una travesía peatonal de la que salir con una bolsa de originales cachivaches, muchos de ellos antiguallas de la URSS.

Calle Arbat, qué hacer en Moscú

Calle Arbat, qué hacer en Moscú

Visita la catedral de Cristo Salvador.

De doradas cúpulas y fachada blanca la catedral ortodoxa de Moscú es un templo que impresiona, al que penetrar con el cabello tapado y guardar silencio. No se permite hacer fotografías y hay que respetar el rezo de las fieles, que prenden velitas entonando un canto. Esta es otra Rusia, espiritual y recogida, tal vez la más desconocida.

Catedral de Cristo Salvador, qué hacer en Moscú en 2 días

Catedral de Cristo Salvador, qué hacer en Moscú en 2 días

Saluda a Pedro el Grande, la “estatua fea”.

Tras la catedral cruza el puente el río Moscova. De espaldas al Kremlim, sobresale la figura de Pedro el Grande navegando, el mítico zar y emperador de todas las Rusias, impulsor de la modernización del país. Con 96 metros de altura, es la sexta estatua más alta del mundo, y según los moscovitas, “la más fea”.

Estatua de Pedro el Grande, Moscú

Estatua de Pedro el Grande, Moscú

Déjate extasiar con Kandisky.

Junto a la orilla, las amantes del arte no podéis perderos la Galería Tetriakov, el museo de Arte Nacional de Rusia. En ella se muestran obras de todos los tiempos, desde la Virgen de Vladímir, el venerado icono bizantino más antiguo que se conserva, del S.XII, a la abstracta paleta de los grandes pintores rusos como Kandisky, pasando por obras de Marc Chagall que si bien era francés, tenía origen bielorruso.

Galería de Arte de Moscú

Galería de Arte de Moscú, qué hacer en Moscú en 2 días

Pasea al atardecer en Gorky Park

Créeme, amiga, no hay nada como pasear por las amplias avenidas de árboles de este gigantesco parque urbano junto al Moscova, donde juegan los niños y ruedan las bicicletas, silbando el legendario “Wind Of Change”… 

I follow the Moskva
Down to Gorky Park
Listening to the wind of change…

Atardecer en Gorki Park

Atardecer en Gorki Park

De Moscú al cielo: busca la estatua de Yuri Gagarin.

¿Aún más ganas de andar? Recorre toda Leniniski Prospet en busca de ese símbolo de la Unión Soviética y la conquista del espacio, el cosmonatua más famoso de la historia Yuri Gagarin.

Estatua de Yuri Gagarin

Estatua de Yuri Gagarin

Comer auténtico caviar ruso.

Puede que en los restaurantes más lujosos de Moscú tenga un precio prohibitivo. Pero es posible saborear un delicioso caviar por 85 rublos (1,10€) comprando un bote de cristal en el supermercado. ¡Las tabletas de chocolate también son muy baratas!

Comiendo caviar en el Transiberiano

Comiendo caviar en el Transiberiano ¡una delicia!

Planes para la noche en Moscú:

Un ballet en el teatro Bolshoi

El pájaro de fuego o la princesa cisne, ¡el mejor ballet del mundo está en Moscú! Aunque la Necrópolis de los Artistas, donde descansan los grandes genios, está en la segunda ciudad rusa: San Petersburgo.

Ballet ruso

Ballet ruso en Moscú

Ver la plaza Roja iluminada. 

Vuelve por la noche a la Plaza Roja. Las fachadas de los edificios se transforman con la iluminación nocturna en la mágica “hora azul”. Momento en el que miles de bombillas se prenden en la del centro comercial GUM, el más lujoso de Moscú.

Plaza Roja de Moscú iluminada

Plaza Roja de Moscú iluminada

Y, por supuesto, si has viajado para disfrutar de esa gran final del Mundial de Fútbol en Moscú, sigue estos consejos útiles para prepararse la FIFA.

La capital rusa es una caja de sorpresas en la que siempre se encuentra algo escondido. Moscú, como las matrioshkas, es para descubrirla despacito, muñeca a muñeca.

Take me to the magic of the moment
On a glory night
Where the children of tomorrow dream away (dream away)
In the wind of change…

Río Moscova, qué hacer en Moscú en 2 días

Río Moscova, qué hacer en Moscú en 2 días

Sigue viajando por Rusia en el blog:

Interior de la catedral de Kazán

Catedrales ortodoxas rusas, qué hacer en Moscú en 2 días

2 Comentarios

  1. Responder

    Jose lop

    11 abril, 2018

    Que buenos recuerdos de Moscú. La visité en 2004 con mi familia y fue el primer viaje que fui lejos de verdad como decía al volver. La ciudad me encantó. De aquella aun se dejaban ver muchos restos del pasado soviético en su día a día.

    Como curiosidad recuerdo que una guía nos contó que la estatua de Pedro el Grande era en realidad una estatua a Colón pero que el encargo se cayó y el escultor simplemente le cambió la cabeza y la mandó para Rusia.

    • Responder

      cosmopolilla

      11 abril, 2018

      Ja ja ja ja no sabía lo de la estatua y me ha parecido un buenísimo detalle, sólo que se hizo una encuesta y los moscovitas opinaron que era la más fea del mundo je je je ¡yo tengo muchas ganas de volver a Rusia! Un abrazo

DEJA UN COMENTARIO

POST RELACIONADOS