Qué hacer en la Montaña Palentina
Castilla y León España

7 planes que hacer en la Montaña Palentina para disfrutar de un otoño diferente

Escrito por la
el
7 octubre, 2020

Oler. Sentir. Respirar. Los sentidos se agudizan al acecho de señales casi invisibles en los bosques de umbría cubiertos de musgo. El suelo cruje en una cama de hojas secas y el sol se filtra entre las ramas del hayedo creando una atmósfera de fantasía. A lo lejos, letanía de un ciervo que berrea reclamando la atención de hembras receptivas. Así es el comienzo del otoño en la Montaña Palentina: un cuadro paisajista de valles que se despiertan entre la niebla con picos ya teñidos de blanco. Vacas, caballos, liebres, rapaces y hasta osos pardos habitan en este paraje donde la presencia del humano se reduce a la anécdota. ¿Qué se siente? Libertad. Calma. Esa que sólo la naturaleza en estado virgen puede aportar al espíritu. ¿Te seduce? No puedo más que animarte a descubrir todo lo que hacer en la Montaña Palentina, una experiencia revitalizante, sanadora.

Hayedo, Montaña Palentina

Hayedo, Montaña Palentina

Si te gustó la descripción del entorno, imagina si en esos valles angostos de ríos estrechos y montañas ariscas añadimos Arte Románico. Mucho. Monasterios, iglesias medievales, ermitas con pórticos y frisos que son libros esculpidos en piedra, hace ya varios siglos. ¿Dónde? En páramos silenciosos y pequeños pueblos con gente amable, dedicada al ganado y la agricultura. Un entorno rural, auténtico, donde aún no ha llegado el turismo masivo -y que así se mantenga-. Para completar estos días de desconexión con la ajetreada vida de ciudad sin apenas cobertura en los teléfonos sugiero una visita al increíble mundo subterráneo de la cueva de los Franceses y deleitarse con la gastronomía local. Que Palencia es un tesoro sólo lo saben -además de los palentinos- los que se atreven a aventurarse por esta provincia gran desconocida. ¡Vámonos de ruta por la Montaña Palentina!

Arte románico en Palencia, iglesia de Moarves de Ojeda

Arte románico en Palencia, iglesia de Moarves de Ojeda

7 planes que hacer en la Montaña Palentina en otoño:

  1. La berrea del ciervo.
  2. El románico palentino.
  3. Ruta de pueblos de la Montaña Palentina.
  4. Turismo activo: boogie y tiro con arco.
  5. El Geoparque las Loras: la cueva de los Franceses.
  6. Senderismo por la Montaña Palentina.
  7. Gastronomía montañesa.
Iglesia de San Andrés, arte románico en Palencia

Iglesia de San Andrés, arte románico en Palencia

Alojamiento en la Montaña Palentina:

En el corazón de la Montaña Palentina se ubica el Parador de Cervera de Pisuerga, una estancia premium en un alojamiento con encanto en plena naturaleza, donde en época de berrea es posible escuchar a los ciervos en el silencio de la noche. Las habitaciones, con una decoración de estilo castellano, resultan muy amplias y acogedoras. Aunque lo mejor, sin duda, son las vistas desde la terraza al embalse de Cervera.

Vistas desde la habitación en el parador de Cervera de Pisuerga, Montaña Palentina

Vistas desde la habitación en el parador de Cervera de Pisuerga, Montaña Palentina

Mapa de la Montaña Palentina:

  1. Cervera de Pisuerga.
  2. Parador de Cervera.
  3. Eremitorio rupestre de San Vicente.
  4. Rebanal de las Llantas (Valle Estrecho).
  5. Monasterio de San Andrés de Arroyo (Ojeda).
  6. Moarves de Ojeda.
  7. Barruelo de Santullán.
  8. Geoparque las Loras: cueva de los Franceses.
  9. Mirador de Valcabado.
  10. Convento de Mave.

Fuente: Google maps.

La berrea del ciervo en Rebanal de las Llantas.

A quien madruga Dios ayuda. Refranero español aplicable a cualquier actividad en general y más si se trata de observar animales salvajes en su hábitat natural -no en reservas ni cercados con comederos-. Los ciervos de la Montaña Palentina viven libres y al comienzo del otoño se “revolucionan”. Con la luna aún brillando en el cielo, antes del amanecer, toca subir desde Rebanal de las Llantas hasta la pradera del Corral de la Espina, con el sonido de los berridos en la oscuridad. Los rituales de apareamiento se observan con prismáticos, desde la distancia, para no asustar ni molestar. La berrea es un espectáculo que sucede cada mes de octubre en el que los machos compiten por la selección de las hembras y asegurarse la descendencia. El momento no es casual: los cervatillos nacerán en primavera, cuando hay más alimento fresco disponible.

Amanecer en la Montaña Palentina

Amanecer en la Montaña Palentina

Toma nota: la observación de la berrea la hicimos con la empresa palentina Entre valles y cumbres, expertos guías de montaña, con los que también nos internamos en el hayedo. Tras la caminata, los genios de Cocina de altura nos prepararon un almuerzo en la montaña con productos locales que supo a gloria.

Desayuno en la Montaña Palentina

Desayuno en la Montaña Palentina

Para valientes: ¡coronar Peña Redonda -1.993 metros de altitud- es una de las mejores rutas de senderismo por la Montaña Palentina!

La Montaña Palentina

Rutas que hacer en la Montaña Palentina

Patrimonio: el Románico Palentino.

Tras el reencuentro con la prodigiosa naturaleza de la Montaña Palentina es obligatorio empaparse de arte. El Románico brilla por su esplendor y cantidad en esta comarca castellana, ofreciendo al visitante conjuntos arquitectónicos y escultóricos tan espectaculares como el monasterio de San Andrés de Arroyo o la portada de la iglesia de Moarves.

Claustro del monasterio de San Andrés, Arte Románico en Palencia

Claustro del monasterio de San Andrés, Arte Románico en Palencia

Monasterio de San Andrés de Arroyo en Ojeda.

Bienvenidos a la Edad Media, año 1173. El fallecimiento del conde Álvaro Pérez de Lara motivó a su joven viuda, doña Mencía, a fundar una abadía cisterciense que llegaría a ostentar gran influencia y poder en toda la zona. Los sepulcros de la primera abadesa, doña Mencía, y su sucesora, aún se conservan en bella piedra labrada en una de las salas del monasterio, que sigue activo habitado por una comunidad de monjas casi 850 años después de su fundación.

Sepulcro de doña Mencía en el monasterio de San Andrés

Sepulcro de doña Mencía en el monasterio de San Andrés

Con una iglesia consagrada en 1222 y un bello claustro del siglo XII -entre columnas tan ricamente talladas que no hay que perder detalle- pasear por sus dependencias es penetrar a un mundo espiritual, hermético, de otra época.

Monasterio de San Andrés del Arroyo, Palencia

Monasterio de San Andrés del Arroyo, Palencia

Portada románica de Moarves de Ojeda.

Seguimos en la comarca de la Ojeda, al sur de Aguilar de Campoo. Cercana a San Andrés tenemos otra cita ineludible con el románico en la Montaña Palentina. Y es que esta impresionante portada la describió Miguel de Unamuno como “La ardiente encarnación” por el color de su piedra. Encajonada en el centro del pueblo, la iglesia dedicada a San Juan Bautista en la cara sur exhibe una portada cuajada de personajes del Nuevo Testamento: los Apóstoles rodeando al Pantocrátor, en el centro. Juglares, músicos, bailarinas y un Sansón luchando contra el león decoran las columnas siendo excepcional fuente de conocimiento para los historiadores medievalistas de la península. Inolvidable.

Portada románica, iglesia de Moarves de Ojeda

Portada románica, iglesia de Moarves de Ojeda

Pueblos de la Montaña Palentina.

El románico sirve de excusa para completar la ruta por los pueblos de la Montaña Palentina. Algunos de los imprescindibles son Aguilar de Campoo, Cervera de Pisuerga -donde se ubica la ermita rupestre de San Vicente- Brañosera o Valberzoso. Como en un fin de semana no da tiempo a explorarlos todos, no queda otro remedio que centrarse en los dos primeros: un paseo por el centro histórico de Aguilar de Campoo, la villa de las galletas y Cervera -base de operaciones- para este itinerario por la Montaña Palentina.

Atardecer en Aguilar de Campoo

Atardecer en Aguilar de Campoo

Eremitorio rupestre de San Vicente.

¿Alguna vez has visitado una iglesia rupestre? Esta ha sido mi primera vez y tengo que confesar que impresiona. No tanto en sí por lo que se ve como lo que se intuye: es inevitable retroceder con la mente a aquellos años oscuros de la Alta Edad Media -siglos VIII y IX- con la invasión musulmana en la península y los cristianos parapetados en sus refugios del norte. Esta primitiva iglesia de roca con una pequeña capilla excavada en su interior fue refugio y testigo de misas, funerales, como demuestra la necrópolis de una veintena de tumbas a sus pies.

Ermita rupestre de San Vicente, Montaña Palentina

Ermita rupestre de San Vicente, Montaña Palentina

Un paseo por Aguilar de Campoo.

Había pasado varias veces junto a la villa en la A1 camino de Santander o Llanes, sin detenerme en Aguilar de Campoo. ¡Error! Famoso por albergar la industria galletera de Gullón -que emplea a miles de personas en la Montaña Palentina- se ubica a orillas del Pisuerga ya en la raya con Cantabria, a 100 kilómetros de Palencia. Villa Realenga desde los tiempos de Alfonso X el Sabio, presume de haber alojado entre sus muros al emperador Carlos V y ser la cuna de Juan Martín, uno de los 30 marineros que completaron la vuelta al mundo en la titánica expedición de Magallanes y Elcano -paisano a quien se le ha dedicado una plaza-.

Plaza de España, Aguilar de Campoo

Plaza de España, Aguilar de Campoo

Los restos de la antigua muralla de Aguilar de Campoo aún son visibles en varias de las antiguas puertas a la villa. Sobre ella vigila el municipio desde el medievo el castillo de Aguilar de Campoo y la silueta de Santa Cecilia. Merece la pena adentrarse por sus callejuelas de fachadas con escudos heráldicos hasta la plaza Mayor para visitar la colegiata de San Miguel, templo gótico que conserva algunos elementos románicos como la portada occidental. Palencia paraíso románico, debería llamarse.

Colegiata de San Miguel, Aguilar de Campoo

Colegiata de San Miguel, Aguilar de Campoo

Qué hacer en la Montaña Palentina. Turismo activo: boogie y tiro con arco.

¡Actividades para toda la familia en la Montaña Palentina! Vuelta al aire libre. A ese fresco de la montaña que revive y renueva. Nos trasladamos ahora al parque Ferroviario de Barruelo de Santullán. Una estación en desuso hoy rehabilitada, en un valle con patrimonio minero. Entre los árboles se alzan los trazos de arenas oscuras en un paisaje bizarro modificado por la mano del humano. La propuesta para un plan de otoño que hacer en la Montaña Palentina no puede ser más divertida: un recorrido en boogie por los alrededores y probar la destreza en el tiro con arco de la mano de la empresa de turismo activo Robledal del Oso. ¿Te subes?

Boogie en la Montaña Palentina

Boogie en la Montaña Palentina

Viaje al centro de la Tierra: el Geoparque las Loras y cueva de los Franceses.

¿Qué es un Geoparque? Se ha identificado por la UNESCO con esta distinción a los territorios que contienen un patrimonio geológico singular junto a otros recursos de interés culturales o intangibles -pueden ser yacimientos arqueológicos o zonas naturales que requieren protección por su biodiversidad-. Compartido por dos provincias -Palencia y Burgos- encontramos el Geoparque Las Loras, con espacios tan sorprendentes como las Tuerces, Covalagua, el cañón de la Horadada o el yacimiento petrolífero de la Lora, ya en Burgos.

Geoparque Las Loras, cueva de los Franceses

Geoparque Las Loras, cueva de los Franceses

Para conocer todo el geoparque se necesitarían varias jornadas. Mi primera inmersión en las Loras es a las profundidades de la Tierra: la cueva de los Franceses, ubicada en el término municipal de Revilla de Pomar. Su nombre alude a un sangriento capítulo del pasado -la Guerra de la Independencia- cuando en 1808 la cueva fue la sepultura de los soldados galos muertos en combate. El recorrido visitable es de 500 metros en una pasarela de ida y vuelta admirando las formaciones kársticas que el agua ha moldeado durante miles de años creando una cavidad de fantasía. Un reino subterráneo que sobrecoge y sorprende.

La cueva de los Franceses, Palencia

La cueva de los Franceses, Palencia

Para terminar una completa ruta por la Montaña Palentina, hay que asomarse al mirador de Valcabado, impresionante desfiladero que marca el límite entre Cantabria y Castilla y León, muy cerca de la entrada a la cueva. Y es que por paisajes que dejan sin palabras o quitan el hipo, la Montaña Palentina anda sobrada.

La Gastronomía Palentina.

Entre visita y visita cultural, caminata por la naturaleza, no hay nada mejor que acompañe al románico palentino que los productos autóctonos preparados por dedicación y cariño ¡y eso se nota! ¡Qué bien se come en Palencia! Menestras del huerto, sopa castellana, judías, ternera de los prados de Cervera y, por supuesto, truchas del Pisuerga ¡una delicia!

Trucha en la Posada Real de Aguilar de Campoo

Trucha en la Posada Real de Aguilar de Campoo

Recomendaciones: dónde comer en la Montaña Palentina:

Cervera de Pisuerga: el restaurante y hotel rural Peñalabra, un menú variado con diferentes recetas tradicionales entre las que no pueden faltar las torrijas de postre.

Torrija casera, gastronomía palentina

Torrija casera, gastronomía palentina

Aguilar de Campoo: la Posada de Santa María la Real, un hotel con encanto a las afueras de la villa con un sabroso menú.

Santa María de Mave: Convento de Mave. Otro alojamiento en un lugar histórico. Para quien ande buscando un hotel rural en un antiguo monasterio ¡no se lo puede perder! Su cocina castellana, el broche perfecto para un maravilloso fin de semana descubriendo algunos de los encantos de la Montaña Palentina.

Hotel restaurante el convento de Mave, Montaña Palentina

Hotel restaurante el convento de Mave, Montaña Palentina

Otras rutas que hacer en la Montaña Palentina:

  • La Tejeda de Tosande.
  • El espacio natural de las Tuerces.
  • La reserva natural del bisonte europeo.
  • Más románico en la Montaña Palentina: la colegiata de San Salvador de Cantamuda; la iglesia de Santa María la Real en Valberzoso o la iglesia de San Martín Obispo en Salcedillo.

Más información en las webs oficiales: Turismo de Palencia y Somos Palencia.

Pueblos de la Montaña Palentina

Pueblos de la Montaña Palentina

Sigue viajando por Castilla y León en el blog:

Agradecimientos: muchas gracias a Turismo de Palencia, Somos Palencia, Visual Creative y a la agencia Viajes Spacio Libre por la invitación a la Quedada por Palencia y a descubrir esta maravillosa zona. Todo lo que he escrito en este artículo sobre qué hacer en la Montaña Palentina está basado en mi propia experiencia.

TAGS
2 Comentarios
  1. Responder

    Nomadas Ocasionales

    21 octubre, 2020

    Nos ha encantado leer el artículo, hemos revivido y recordado cada una de las sensaciones experimentadas. Fantástico trabajo, es una maravilla. Un saludo.

    • Responder

      cosmopolilla

      22 octubre, 2020

      Muchas gracias 🙂 fue un fin de semana genial ¡deseando repetir! Un abrazo

DEJA UN COMENTARIO