Patio de Córdoba
Andalucía España

Guía de los Patios de Córdoba

Escrito por la
el
7 abril, 2016

Córdoba la llana, lejana y sola. Callada. A orillas del gran rey de Andalucía, patria de Séneca. Hoy retorno a la ciudad de piedras romanas y alma andalusí. Hay que darse prisa: ya casi es mayo y sus vecinos apuran las horas para poner a punto sus patios, rejas y balcones. Pronto se abrirán las puertas de los Patios de Córdoba a curiosos y extraños a cambio de una sonrisa; un premio con un poco de suerte.

Los Patios de Córdoba

Los Patios de Córdoba

De todas las fiestas que se celebran en la ciudad sultana ésta es mi preferida. Los Patios de Córdoba son Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Y hoy quiero volver a rondar sus calles, de patio en patio.

Calleja de las Flores

Calleja de las Flores, Córdoba

Los Patios de Córdoba se ha convertido en una cita ineludible de cada mes de mayo en el sur, uno de los imprescindibles que ver en Andalucía.

Historia de los Patios de Córdoba. 

El origen de los patios viene de antaño. Los musulmanes heredan las casas  romanas y las adaptan a la arquitectura de Al-Andalus, mirando hacia el interior, en torno a un patio donde se desarrolla la vida doméstica. Este espacio abierto ventila y da luz a todas las dependencias. En su centro se coloca el pozo de agua que abastece a la vivienda. El patio es el corazón de la casa: sirve de lugar de reunión, es donde se recibe a las visitas. De recreo familiar durante las largas y calurosas tardes del estío.

Patio con pozo en San Lorenzo

Patio con pozo en San Lorenzo

Los patios se decoran primorosamente con azulejos y celosías. Reflejan la pasión que sienten los musulmanes por el agua, dotándolos de fuentes y acequias que riegan flores y árboles frutales. El patio huele a flor de naranjo en primavera, a jazmín al atardecer. Tras la conquista cristiana esta estructura se mantiene, incorporando nuevos elementos de cada época: renacentistas, platerescos, barrocos o neoclasicistas. Y así, los Patios de Córdoba han pervivido y evolucionado al ritmo de la ciudad hasta nuestros días.

Peña flamenca Julio Romero de Torres

Peña flamenca Julio Romero de Torres

Festival de los Patios de Córdoba.

Las puertas de los Patios comienzan a abrirse al público en 1918. En 1921 se formaliza esta costumbre y el Ayuntamiento de Córdoba da luz al concurso municipal. Un certamen que con los años ha ido cobrando relevancia como motor turístico. Actualmente se celebra durante la primera quincena de mayo  con dos categorías: Patios de arquitectura antigua, los edificados hasta la década de los sesenta conservando sus principales características estructurales, y Patios de arquitectura moderna, los de nueva vivienda edificada.

Festival de los Patios

Festival de los Patios

Durante todo el año se pueden visitar los Patios monumentales y señoriales, situados en edificios históricos como palacios aristocráticos o religiosos. Los más importantes son el Patio de los Naranjos, el de la sinagoga, el santuario de la Fuensanta, el del Zoco de Artesanía y el Palacio de Viana, con doce patios de diferente estilo arquitectónico.

Palacio de Viana, patios de Córdoba

Palacio de Viana, patios de Córdoba

Ruta por los Patios de Córdoba.

Luce un sol espléndido. Me pongo un calzado cómodo para perderme por las callejas de Córdoba, bordeando la Mezquita, la Judería… De patio en patio. ¡Hay más de cincuenta! ¿Una pista para reconocerlos? A su entrada se colocan dos cipreses pequeñitos, vestidos de rojo terciopelo.

Acceso a un Patio

Acceso a un Patio

Lo primero es conseguir un mapa. La visita a los Patios de Córdoba es gratuita, pero en fin de semana debido a la gran afluencia de turistas es necesario sacar un pase por zonas. ¿Dónde? En la plaza de Tendillas se encuentra el puesto de información turística con mapas y pases. También en la web oficial de Turismo de Córdoba.

Plano de los Patios de Córdoba

Fuente: turismodecordoba.org

Importante madrugar, ya que los patios cierran a medio día y vuelven a abrir por la tarde. Este el momento ideal para degustar un rico salmorejo en una taberna típica, o unos caracoles en los puestos de las plazas. No hay que confundir los Patios con la fiesta de las Cruces: en ellos no hay barras, ni bebida ni comida.

Puestos de caracoles, Córdoba

Puestos de caracoles, Córdoba

Los Patios de Alcázar Viejo. 

Los más famosos por su belleza, entramado de pasadizos y paredes tapizadas de macetas son los Patios de San Basilio, en las inmediaciones del Alcázar de los Reyes Cristianos. Lo malo, que también son los más demandados. Hay que llegar temprano y aun así a riesgo de sufrir una gran cola a pleno sol. Hablo por propia experiencia.

Patio San Basilio

Patio San Basilio, los patios de Córdoba

Otro “peligro” que tiene este barrio es el de entrar para no salir… Me explico: junto a la Torre de Belén la asociación de vecinos monta una barra en la que se organiza una verbena. El refrescante rebujito corre de jarra en jarra. La música y el ambiente terminan de convertir este espacio en una auténtica fiesta.

Verbena de San Basilio

Verbena de San Basilio, Córdoba

Los Patios de la Judería.

Muy populares dada su ubicación en torno a la mezquita. Accediendo desde la Victoria, a la derecha se abre el pasadizo que da acceso al Zoco Municipal, casa solariega de origen mudéjar. Uno de esos patios abiertos todo el año.

Zoco de artesanía, Córdoba

Zoco de artesanía, Córdoba

Los Patios de la Judería se ocultan en calles imposibles, en las que parece que no los vas a encontrar hasta que, sin esperarlo, das con ellos. Como en todos, los vecinos los decoran con esmero, con muebles antiguos y objetos tradicionales. Las gitanillas del pintor Julio Romero de Torres también abundan por estos rincones.

Decoración de los Patios

Decoración de los Patios

La Judería, Córdoba

La Judería, Córdoba

Los Patios de Santa Marina.

Creo que los Patios más lindos de Córdoba se esconden tras los muros de Santa Marina. Paso junto al Cristo de los Faroles hasta el elegante Palacio de Viana. Surgen las callecitas con sus pórticos, invitando a entrar. Me contagia el color fucsia de los geranios. Las fuentes con tortugas y peces de colores nadando por el agua que brilla bajo el sol andaluz. Los altares de vírgenes piadosas.

Patios de Santa Marina, Córdoba

Patios de Santa Marina, Córdoba

Patios de Santa Marina, Córdoba

Patios de Santa Marina, Córdoba

Patios de Santa Marina, Córdoba

Patios de Santa Marina, Córdoba

Los Patios de Marroquíes y calle Parra son las estrellas de Santa Marina: presumen de haber obtenido galardón en el concurso en muchas ocasiones. ¡No hay que perdérselos!

Patio calle Marroquíes

Patio calle Marroquíes

Los Patios de San Lorenzo.

De Santa Marina me alejo un poco más hacia San Lorenzo, lindando con las murallas de Córdoba. Esto se nota: hay menor afluencia. Algunos son patios actuales, de casas más modernas pero no exentas de encanto, con su pozo, flores y macetas.

Patios de Córdoba, San Lorenzo

Patios de Córdoba, San Lorenzo

Los Patios de Regina y de San Pedro.

Sigo el itinerario de vuelta a los alrededores de la catedral. Me asomo a edificios emblemáticos como el Palacio de los Villalones o el Convento de Santa Marta. El Patio de Gutiérrez de los Ríos es uno de los más cuidados, de estructura romana con zaguán marmolado. Mis pies continúan hasta la ribera del Guadalquivir, a los patios de San Pedro, más tranquilos.

Festival de los Patios, Córdoba

Festival de los Patios, Córdoba

Las flores perfuman el aire. Se van vaciando los patios y sólo se oye el rumor de las fuentes. Los vecinos bromean y nos invitan a un refresco al caer la tarde.

Fuente de los Patios de Córdoba

Fuente de los Patios de Córdoba

Patio de San Pedro, Córdoba

Patio de San Pedro, Córdoba

Los patios cierran sus puertas hasta el nuevo día. Se recogen las golondrinas. Se prende la luz tenue de los faroles del Cristo, los de la Virgen de la Mezquita. El aire templado de primavera despierta a una noche apacible que me trae de vuelta a esa Córdoba callada, dormida.

Mezquita de Córdoba

Mezquita de Córdoba

Si tanto andar de patio en patio te entró hambre, echa un vistazo a los mejores bares de Córdoba.

Descubre qué ver en Córdoba en un fin de semana.

TAGS
18 Comentarios
  1. Responder

    Maruxaina

    8 abril, 2016

    Y yo sin conocer Córdoba!! Qué bonito post Patri, que relajante recorrido,qué bonitos colores…me ha gustado mucho! !
    Un beso!!

    • Responder

      cosmopolilla

      9 abril, 2016

      No puede ser, ¿en serio que no la conoces? ¡Hay que poner remedio ya! 😉
      Besote

  2. Responder

    Carmen

    12 abril, 2016

    Que maravilla Patri, he estado en Córdoba un par de veces y la verdad es que no vimos nada más que los patios de los monumentos y los de algún bar 😉
    Ahora me doy cuenta tras leerte que aunque creía que lo había visto todo, me queda el 50% sin ver. Habrá que arreglarlo verdad?
    ¿Un abrazo
    Carmen

    • Responder

      cosmopolilla

      12 abril, 2016

      Sí y sí, si siempre hay ganas de volver a Córdoba, qué mejor excusa que ver lo pendiente… Un abrazo

  3. Responder

    patrullaviajera

    15 abril, 2016

    ¡Qué pasada de post y qué ganas de regresar a los patios!
    Preferimos de largo ésta fiesta a la Feria de Abril sevillana.

    Pd. Ganas de salmorejo fresquito!

    Saludos!

    • Responder

      cosmopolilla

      17 abril, 2016

      ¡Muchas ganas de salmorejo fresquito! Je je la feria de Abril aún no la conozco así que no puedo opinar. Sólo puedo decir que Los Patios son preciosos 🙂
      Un saludo

DEJA UN COMENTARIO