Cifuentes, 5 pueblos de La Alcarria, Guadalajara
Castilla La Mancha España

5 pueblos de La Alcarria

Escrito por la
el
15 febrero, 2021

Un castillo romano y templario, donde los caballeros de Jerusalén buscaron la mesa del rey Salomón. Campos de lavanda pintados de violeta en verano, especialmente fragantes al atardecer. Colinas onduladas, solitarias, paseos de álamos y fuentes de piedra centenarias. Conventos y palacios de una princesa desterrada, con parche en el ojo. Los pueblos de La Alcarria en Guadalajara forman parte de una Castilla antigua, literaria. De la España vaciada sin miles de labriegos que hace décadas partieron a Madrid. Hoy sus villas sosegadas conocen un nuevo amanecer gracias a un turismo rural modesto, de gentes sencillas que buscan historia y descanso. Como hiciera Cela 70 años atrás, emprenden su propio Viaje a La Alcarria.

Trillo, un pueblo entre cascadas, La Alcarria

Trillo, un pueblo entre cascadas, La Alcarria

Brihuega, hoy famosa por el festival de la lavanda celebrado cada mes de julio posee un patrimonio histórico digno de descubrir. Pastrana, la villa de la princesa de Éboli es mucho más que el palacio ducal donde murió doña Ana de Mendoza. Los recios muros del castillo de Torija conservan el Museo del Viaje a La Alcarria, con documentos de la época, cartas y fotografías originales de Camilo José Cela. A un paso de Madrid, merece la pena hacer una escapada para descubrirlos.

Iglesias de Brihuega

Iglesias de Brihuega

5 pueblos que ver en La Alcarria.

  1. Pastrana, la villa de la princesa de Éboli.
  2. Brihuega, el pueblo de la lavanda.
  3. Trillo entre cascadas.
  4. Torija y su castillo templario.
  5. Cifuentes, señorío de doña Mayor.

Mapa de La Alcarria. Fuente: Google maps.

Pastrana, la villa de la princesa de Éboli.

El Palacio Ducal de Pastrana se alza imponente en la gran plaza de la Hora. Su nombre proviene de la época en que la princesa de Éboli permaneció presa en la alcoba de su propio castillo por orden de Felipe II: sólo le estaba permitido asomarse durante una hora por la reja del balcón. Historias tristes de intrigas cortesanas que quién sabe si fueron ciertas. Doña Ana de Mendoza no conoció el perdón y murió en estas estancias el 2 de febrero de 1592. Cuatro siglos después, el palacio ha sido restaurado y se puede visitar admirando sus primorosos techos de madera y celosías en las paredes.

Palacio Ducal de Pastrana

Palacio Ducal de Pastrana

Las callejuelas del centro histórico de Pastrana, donde nació Moratín -autor de “El sí de las niñas”- conducen entre casonas blasonadas, palacios de nobles hasta la Colegiata de la Asunción, parte del convento fundado por Santa Teresa de Ávila. La colección de tapices flamencos que guardan sus muros está catalogada entre los mejores del mundo, narrando la conquista de ciudades en el norte de África -Tánger o Assilah- por Alfonso V rey de Portugal. Toda la villa de Pastrana está declarada como Conjunto Histórico – Artístico, siendo uno de los principales lugares de interés en La Alcarria.

Tapices de Pastrana

Tapices de Pastrana

¿Dónde alojarse en Pastrana?

Toma nota: mi recomendación es el Hotel Palaterna. En pleno casco histórico, junto a la fuente de los Cuatro Caños.

Brihuega, la villa de los campos de lavanda.

La puerta de la Cadena, vestigio de la muralla que aún en parte rodea Brihuega, da la bienvenida al Jardín de La Alcarria. Famosa por la cantidad de agua en pilares, manantiales, fuentes y lavaderos que recorren su casco histórico -como la fuente de los Doce caños- hoy lo más popular de Brihuega es el festival de la lavanda, que atrae a miles de visitantes cada verano. Sin embargo, esta villa histórica también posee iglesias románicas, unas cuevas árabes, conventos, callecitas y plazas encantadoras, siempre acompañadas por la banda sonora del agua brotando, fresca.

Brihuega, pueblos de La Alcarria

Brihuega, pueblos de La Alcarria

Pero lo que enamoró a Camilo José Cela de Brihuega se ubica justo a las afueras, en un altozano, excelente mirador al pueblo: el Jardín de la Fábrica. Un romántico parterre anexo a la antigua fábrica de paños -abandonada y en ruinas- con senderos, cipreses, invernadero de cristal y flores de primavera. Precioso y especialmente bucólico al atardecer. No sólo por la lavanda es famosa Brihuega, a quien se le llama «el Jardín de La Alcarria».

Jardín de la Fábrica en Brihuega, pueblos de La Alcarria

Jardín de la Fábrica en Brihuega, pueblos de La Alcarria

Trillo, un pueblo entre cascadas.

En La Alcarria destinos secretos, para el relax y el descanso, hay que destacar Trillo al calor de sus aguas termales y medicinales, conocidas desde antaño. Nada como alojarse en el Hotel Real Balneario Carlos III fundado por aquel rey al que llaman “el mejor alcalde de Madrid” para comprobarlo. Se trata de un spa histórico totalmente remodelado y acondicionado para los viajeros a La Alcarria del siglo XXI. Placer absoluto. Y es que en Trillo hay que recrearse dando un paseo por las orillas del río Cifuentes, derramándose en saltos de agua hasta fundirse con el Tajo, en un bello cuadro sin salir del pueblo.

Cascadas de Trillo, pueblos de La Alcarria

Cascadas de Trillo, pueblos de La Alcarria

«La cascada es una hermosa cola de caballo, de unos quince o veinte metros de altura, de agua espumeante y rugidora. Sus márgenes están rodeados de pájaros que se pasan el día silbando.» Camilo José Cela, Viaje a la Alcarria.

El castillo medieval de Torija.

“Torija es un pueblo subido a una loma”. Desde la autovía de Madrid a Zaragoza -la A2- se contempla la torre del Homenaje del castillo de Torija: es inmensa. Se sabe que ya existió en esta tierra de paso una fortaleza romana, transformada en castillo musulmán durante la Edad Media, más tarde en manos de la orden del Temple. El castillo actual es una sobrecogedora mole de piedra caliza blanca, datado en el siglo XV.

Subida al castillo de Torija

Subida al castillo de Torija

El interior del castillo de Torija hoy alberga el Museo del Viaje a La Alcarria: los documentos de una obra publicada en 1946, que puso en el mapa aquellos olvidados pueblos de La Alcarria gracias al Premio Nobel de literatura Cela. También dispone de salas dedicadas a la divulgación de la cultura y los lugares turísticos de la provincia de Guadalajara, por lo que es un buen punto de partida para explorar toda esta tierra castellana.

Museo de El Viaje a La Alcarria en el castillo de Torija

Museo de El Viaje a La Alcarria en el castillo de Torija

Aparte de visitar el castillo de Torija, merece la pena hacer una parada en la plaza de la Villa, corazón de este pueblo con poco más de 1.500 habitantes. Toda ella es pura tranquilidad, mezclándose el trino de los pájaros con el tañido de las campanas de la iglesia parroquial de la Asunción.

Torija, pueblos de La Alcarria

Torija, pueblos de La Alcarria

Cifuentes, señorío de doña Mayor

Capital histórica de La Alcarria, esta es la villa natal de la princesa de Éboli -aunque murió en Pastrana-. Su nombre proviene de “Cien fuentes”, haciendo referencia a la multitud de manantiales que discurren por sus alrededores, fundiéndose en el río afluente del Tajo. La joya de Cifuentes es la iglesia románica del Salvador, conservando una magnífica portada de la época dedicada al apóstol Santiago. El interior es también espléndido, con un púlpito de alabastro que permaneció oculto durante la Guerra Civil. El templo fue mandado a construir por doña Mayor, la amante del rey Alfonso X el Sabio, a quien perteneció el Señorío de Cifuentes.

Iglesia románica del Salvador en Cifuentes

Iglesia románica del Salvador en Cifuentes, pueblos de La Alcarria, Guadalajara

Otros lugares de interés que no pasan desapercibidos en la monumental villa de Cifuentes: el convento de Santo Domingo, con portada renacentista, sede en la actualidad del centro de recepción de visitantes de la localidad. La plaza Mayor con forma triangular, o los palacios nobiliarios que se distribuyen por su empedrado como la Casa de los Gallos, del siglo XVI. Del castillo edificado por el infante don Juan Manuel, sobrino de Alfonso X, apenas quedan los restos de la gran residencia que fue. Aunque a Cela lo que más interesó en su recorrido fueron esos rincones populares, por donde transita la gente campechana, como la fuente del Piejo: “si bebes, llegas a viejo”. Bebamos, pues.

Fuente del Piejo, Cifuentes

Fuente del Piejo, Cifuentes

Sigue viajando por el blog. Te puede interesar:

Los pueblos más bonitos de Albacete

Arte y Naturaleza en la Sierra de Alcaraz

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras a través de estos enlaces obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre los pueblos de La Alcarria está basado en mi propia experiencia.

ETIQUETAS

DEJA UN COMENTARIO

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?