Entrada a la Ciudadela, qué ver en Jaca
Aragón España

Viaje al valle de Aragón: qué hacer en Jaca además de esquiar

Escrito por la
el
28 junio, 2021

Pirineo de Huesca. El río Aragón pinta de azul los prados verdes de la comarca de la Jacetania. Su capital, Jaca, es una pequeña ciudad enclavada en la montaña que huele a nieve recién caída. Popular destino para esquiadores por la proximidad de las estaciones de Astún y Candanchú, hay mucho más que hacer en Jaca que practicar deportes de invierno. Para empezar, posee un centro medieval con varios monumentos de gran valor histórico – artístico, entre ellos la Catedral o la Ciudadela.

Río Aragón, paisaje de Jaca

Río Aragón, paisaje de los Pirineos

Basta con salir del casco urbano para encontrarse en la plena naturaleza -paraíso senderista con el buen tiempo-. Y qué decir del buen ambiente de sus bares y tabernas: ir de pinchos en Jaca es un planazo. Animada y divertida, sin duda esta ciudad pirenaica es una parada imprescindible en una Ruta por Aragón. ¿Te vienes a descubrirla?

Hoteles en Jaca.

¿Un alojamiento bonito y barato en el centro de Jaca? En mi último viaje a esta parte del Pirineo de Huesca reservé una habitación en el hostal París, justo al lado de la catedral.

Un pequeño apunte sobre la historia de Jaca.

Siglo I. Justo antes de que las huestes romanas se extendieran por la península ibérica, Iaca ya estaba habitada, siendo el núcleo del pueblo iacetano. Romanos y árabes pasaron por estas tierras. Pero fue en el siglo IX, al establecerse en la villa Ramiro de Aragón, cuando se convirtió en la capital del condado. Su valor estratégico y militar al pie de los Pirineos quedó patente con el paso de los siglos. El rey Felipe II mandó a construir la Ciudadela, emblema de Jaca. Los vestigios del pasado confluyen en la Jaca de hoy, importante centro turístico en el norte de Huesca.

Historia de Jaca

Historia de Jaca

Nota: echa un vistazo a este artículo sobre los pueblos más bonitos de Aragón.

Qué ver en Jaca: ruta a pie por el centro histórico.

Enmarcada en un idílico paisaje de picos nevados, dando un paseo por el centro de Jaca se pueden vislumbrar edificios medievales y modernistas. Desde la monumental Catedral de Jaca a la icónica Torre del Reloj, los muros de la Ciudadela con sus simpáticos ciervos o la Casa Consistorial, entre otros muchos. Vamos por partes.

Centro histórico de Jaca

Centro histórico de la ciudad

La Ciudadela de Jaca.

Corría el año 1592 cuando el rey Felipe II mandó construir una gran fortaleza de planta pentagonal con foso -donde hoy pacen los ciervos- y murallas inexpugnables, entre las montañas y la villa de Jaca. Un profundo foso, baluartes, túneles y polvorines y una puerta con puente levadizo manejado con tradicional sistema de cadenas ofrece un auténtico castillo inexpugnable para las tropas enemigas. Soldados vigilaban noche y día el acceso desde la entrada y las torres, esperando a los enemigos desde el otro lado de los Pirineos. Dentro, se abre un gran patio de armas, las estancias defensivas y los polvorines, donde se almacenaban los alimentos, el agua y la pólvora para hacer frente a un asedio o ataque.

La Ciudadela, qué hacer en Jaca

Parte frontal de La Ciudadela, qué hacer en Jaca

La Ciudadela hoy es un museo donde se exhiben uniformes de época y armas. También un museo de Miniaturas Militares, integrado por soldaditos de plomo que recrean la historia militar del mundo. En la Ciudadela de Jaca aún hoy existe una unidad militar con presencia en el castillo.

Ciervos en La Ciudadela

Ciervos en La Ciudadela

Nota: puedes consultar los horarios de apertura y exposiciones temporales en la web oficial de la Ciudadela de Jaca.

La Catedral de Jaca.

Plaza de San Pedro. Desde los arcos de la Lonja Mayor de Jaca basta contemplar los muros de esta catedral románica para entender la importancia que tuvo Jaca en el pasado, cuando fue la capital del condado bajo el poder de Sancho Ramírez. El monarca mismo ordenó su construcción en 1077 como sede del obispado. Ampliada en siglos posteriores, la catedral mantiene su estructura románica, aunque con elementos góticos y renacentistas como el campanario, añadido en el siglo XV.

Catedral de Jaca

Catedral de Jaca

Merece la pena visita su espléndido interior, joya artística con maravillosos murales medievales y obras de arte sacro, conservadas en el museo Diocesano que se sitúa alrededor del claustro de la catedral de Jaca.

Catedral, qué hacer en Jaca

Catedral, qué hacer en Jaca

Otros edificios históricos que ver en Jaca.

En este paseo por el centro no nos podemos perder la iglesia del Carmen, del siglo XVII, templo de un antiguo convento fundado por lo Carmelitas Descalzos. A su vez, la de Santiago o Santo Domingo hizo las veces del convento de los dominicos. Un dato relevante de Jaca es que por esta villa transcurre el Camino de Santiago aragonés. Una ruta Jacobea también conocida como la Vía Tolosana, que se funde con el Francés en Puente la Reina, ya en la vecina Navarra.

Volviendo a esas visitas culturales que hacer en Jaca, en el Real Monasterio de las Benedictinas, de estilo renacentista, se custodiaba el sarcófago de una princesa aragonesa: la infanta Sancha, hija de Ramiro I, hasta que fue trasladado al museo Diocesano de la catedral. Vestigios de un pasado que en la pequeña ciudad marcaba las horas la esbelta Torre del Reloj, alzada en el siglo XV y más tarde cárcel de Jaca. El renacentista Palacio Episcopal, con una elegante galería de balcones y la Casa Consistorial completarían un buen paseo por el casco antiguo y una parte de la apasionante historia de Jaca. Si hay tiempo suficiente también podemos acercarnos hasta el puente medieval de San Miguel sobre el río Aragón, tesoro monumental de los Pirineos ya que es uno de los pocos de su clase que se conservan.

La Torre del Reloj, qué ver en Jaca

La Torre del Reloj, qué ver en Jaca

De pinchos por el centro: dónde comer en Jaca.

Al caer la noche se prenden las luces de las tabernas del centro. En Jaca ir de tapeo, de bar en par, degustando todos esos ricos pinchos es religión: un rodolfito en la Tasca de Ana, un vino del Vero con una mini hamburguesa en el Casa Esteban…. Y, para quien sea capaz, las 19 tapas y 500 vinos de la calle Ramiro.

Qué hacer en los alrededores de Jaca.

Los Pirineos son para disfrutarlos; Jaca es su puerta. En sus inmediaciones se ubican lugares tan impresionantes como el Monasterio de San Juan de la Peña y su preciosa iglesia románica. Otro escenario recurrente: la vieja estación de ferrocarril de Canfranc, muy cerca ya de la frontera. El Fuerte de Rapitán, a 1142 metros de altura, se eleva al norte de la ciudad como parte de su estructura defensiva, complementario a la Ciudadela. Son rutas de senderismo en Jaca muy populares la ascensión al Monte Oroel, cuya cumbre se ubica sólo a 5,5 kilómetros del centro de la ciudad. El ibón de Estanés es otro de esos senderos que conducen a un rincón mágico: una laguna glaciar con vistas maravillosas, relativamente asequible. Los caminos por estas montañas asombrosas son infinitos.

Los Pirineos aragoneses

Los Pirineos aragoneses

Sigue viajando por Aragón en la web:

Un paseo por Aínsa, villa medieval en el Sobrarbe

Qué ver en Sos del Rey Católico, uno de los pueblos con más historia de Aragón

En el Monasterio de Piedra me senté y lloré

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras a través de estos enlaces obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre qué hacer en Jaca está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO