Monasterio de Boltaña, relax en el Pirineo aragonés

Monasterio de Boltaña, hotel spa en el Pirineo

Cuenta una leyenda que la cima del Monte Perdido, la tercera cumbre pirenáica, la ocupa un palacio mágico que fue construido por el hechicero Atland. Desde sus almenas y jardines se divisa la vasta extensión de montañas y laderas, prados y cascadas, que componen ese paisaje de ensueño que es el Pirineo aragonés. Pero dicho palacio no es accesible al común de los mortales, ya que se encuentra embrujado y sólo se puede alcanzar a lomos de un caballo volador. Triste de mí, que hoy regreso a la sombra de este pico fascinante en un tren regional, el Canfranero, y luego en coche hasta Boltaña, a pasar unos días de relax en la tranquilidad de su monasterio.

Monte Perdido, Aragón

Monte Perdido, Aragón

Hotel Barceló Monasterio de Boltaña, paz mental para el cuerpo y el espíritu.

Tierra de leyendas, de historias legendarias nacidas al calor de una hoguera en las frías noches del invierno… Qué seducción tan embriagadora me producen los Pirineos. Más incluso que ese vino delicioso que se produce en las sierras aledañas, en las viñas del Vero. Pasear por esos pueblos empedrados, detenidos en el tiempo, enmarcados en bosques vestidos de otoño, esperando una nieve perezosa que últimamente se hace desear… Aquí estoy de nuevo. Me bajo del coche ante el hotel Barceló Monasterio de Boltaña que me va a acoger durante los próximos días y me envuelve el frescor del agua, el olor a chimenea. Ese aroma a sierra que conecta con los recuerdos de la infancia y épocas felices.

Monaterio de Boltaña

Hotel Barceló Monaterio de Boltaña

Ubicación del hotel Monasterio de Boltaña.

La ubicación no puede ser más perfecta: a las afueras del pequeño pueblo de Boltaña, en el mismo margen del río Ara, el único salvaje del Pirineo cuyas aguas no han sido apresadas y fluyen libres desde el corazón de la montaña. Aquí se encuentra el hotel Barceló Monasterio de Boltaña. En la puerta del Parque Nacional de Ordesa, a 6 kilómetros de Aínsa, preciosa localidad que conocí en mi anterior visita a Aragón. Otra villa que recoge todo ese espíritu de magia que impregna el Sobrarbe, que sabe atraparte para que vuelvas.

Río Ara, Pirineos

Río Ara, Pirineos

Instalaciones del Monasterio de Boltaña.

Me instalo en mi habitación de la tercera planta. Es amplia y luminosa, con una cama en la que cabrían seis. Las vistas dan al huerto donde se cultivan verduras ecológicas que son servidas en el restaurante con el distintivo de kilómetro cero. La aldea de Sieste dormita en la colina. Antes de cenar me dedico a explorar los pasillos abovedados de piedra, con cuadros de arte contemporáneo que contrastan con la sólida y austera pared, haciéndome pensar que estoy en un museo. En este hotel se mezcla el encanto de lo rural con lo histórico. ¡Y es que es un edificio con mucho abolengo!

Mi habitación en el hotel Monaterio de Boltaña

Mi habitación en el hotel Barceló Monaterio de Boltaña

Pasillos del monasterio de Boltaña

Pasillos del Hotel Barceló Monasterio de Boltaña

Barceló Monasterio de Boltaña, un hotel con historia. 

Fue la orden de los Carmelitas Descalzos la que fundó este lugar de retiro en el 1641, gracias a la donación de una casa y ermita por un infanzón boltañés. En la ribera del Ara los monjes se dedicaron a la oración y labores agrícolas, hasta la desamortización de Mendizábal doscientos años después. Tras pasar por diferentes propietarios dado su saludable entorno se convirtió en un sanatorio, hogar de enfermos respiratorios en busca del aire puro del Pirineo. Más tarde, sería usado como albergue juvenil y, en las últimas décadas, rehabilitado como hotel de lujo manteniendo la capilla, en la que hoy se celebran bodas y bautizos. El claustro alrededor del cual se ubicaban las celdas de los monjes es un acogedor salón en el que sentarse a leer. Al nuevo hotel le añadieron instalaciones de primera comodidad como un spa.

Iglesia del hotel monasterio de Boltaña

Iglesia del hotel Barceló Monasterio de Boltaña

Ermita, Monasterio de Boltaña

Ermita, Hotel Barceló Monasterio de Boltaña

Claustro del hotel Monasterio de Boltaña

Claustro del hotel Barceló Monasterio de Boltaña

Una suave crema de verduras recién extraídas de la huerta, un exquisito bacalao con salsa de mejillones, una tarta de chocolate casera, migas del monaguillo para los más hambrientos… Delicias con las que no es difícil excederse; en cambio sí elegir entre el menú que ofrecen por 26 euros. Aunque sin duda el plato fuerte es dejarse mimar en el spa después de un intenso día explorando el Pirineo, masaje incluido. Con la piel recién exfoliada a base de esencia de rosas, sólo me queda arrullarme bajo un cielo cuajado de estrellas y sucumbir a un reparador descanso.

Migas del monaguillo, restaurante del monasterio de Boltaña

Migas del monaguillo, restaurante del Hotel Barceló Monasterio de Boltaña

La puerta a Ordesa y Monte Perdido. 

El Monasterio de Boltaña es el campo base ideal para explorar el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, una de las joyas del Pirineo. La formación calcárea más elevada de Europa hace millones de años estuvo bajo el mar de Tetis. Es por ello que en sus crestas y picos aún se adivinan los fósiles de animales marinos prehistóricos. Hoy los senderos a las montañas son rutas entre bosques de coníferas, cortados, barrancos, gargantas y valles de belleza abrupta. Su cielo pertenece a las rapaces: buitres leonados, águilas reales y culebreras. La pieza más codiciada para fotógrafos y pajareros: el quebrantahuesos, en grave peligro de extinción. Observarlos en pleno vuelo, sobre mi cabeza, desplegando sus majestuosas alas, es un emocionante espectáculo que no se olvida fácilmente.

Buitres leonados en Ordesa

Buitres leonados en Ordesa

Montañismo, escalada, deportes de aventura como deslizarse por barrancos o hacer raquetas de nieve durante el invierno… Son cientos de actividades las que se pueden realizar para disfrutar de este entorno excepcional. Mejor con guías y expertos de la zona. Mi ruta elegida: subir al pico de Cachifullioso, un mirador panorámico al Monte Perdido, con Solomonte.

Subida al pico de Cachifullioso

Subida al pico de Cachifullioso

Boltaña, pueblo medieval.

Atardece pronto en otoño. Camino por un sendero de hojas secas, junto al Ara. Veinte minutos me lleva un agradable paseo por el que discurre el Camino de Santiago aragonés hasta alcanzar el casco viejo de Boltaña, del S.XV. Casas de piedra centenarias, con escudos heráldicos. Calles estrechas, sombrías y silenciosas. Subo las cuestas en busca de la plaza Mayor. La gótica colegiata de San Pedro, una de las iglesias más grandes del Pirineo aragonés, permanece cerrada.

Calles de Boltaña

Calles de Boltaña

La colina de Boltaña la corona su castillo del S.XI, del que sólo se conserva el recinto amurallado. De estilo lombardo, como el que se ubica en Loarre, su ubicación es estratégica. Estaba destinada a la defensa contra los pueblos invasores. Veo morir al sol en este espectacular mirador del valle, tras los rosados picachos del Pirineo. Un paisaje de pura paz, insólito y fascinante.

Castillo de Boltaña

Castillo de Boltaña

Aínsa, donde las piedras «hablan».

Cuantos más días para explorar los alrededores, mejor. Siguiendo el curso del Ara hasta su fusión con el río Cinca, a 6 kilómetros de monasterio de Boltaña, se ubica Aínsa. La capital del Sobrarbe es uno de los pueblos más bellos de todo Aragón. Pasear por su casco histórico, declarado Conjunto Histórico-Artístico, hasta su espectacular plaza Mayor es un auténtico viaje en el tiempo a la Edad Media. Al igual que asomarse a las aldeas limítrofes, envueltas en leyendas de brujas y animales fabulosos. El Pueyo, Puértolas o Bestué. Sí, definitivamente el Pirineo de Huesca es un escenario mítico que descubrir despacito. Escenario al que siempre quedan excusas para volver.

Calles de Aínsa, Aragón

Calles de Aínsa, Aragón

Datos prácticos. Cómo llegar a Monasterio de Boltaña.

Boltaña se ubica a 130 kilómetros al norte de Huesca. La forma más rápida de llegar es en coche.  También en tren hasta Zaragoza, Lleida o Huesca, cogiendo un coche de alquiler en la propia estación. El hotel dispone de servicio de recogida a clientes bajo petición.

¿Estás listo para relajarse en el maravilloso Pirineo de Aragón?

Río Ara, Boltaña

Río Ara, Boltaña

Agradecimientos: muchas gracias al hotel Barceló Monaterio de Boltaña por invitarme a conocerlo. Mis opiniones expresadas aquí son independientes y están basadas en mi propia experiencia.

4
Deja un comentario

avatar
2 Comentarios
2 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
3 Autores
cosmopolillaMaria JoseMargalliver Autores recientes
Margalliver
Invitado/a

¡Dormir en ese monasterio tiene que ser una pasada! me gustaría mucho ver de cerca buitres y quebrantahuesos y Ainsa es preciosa!!

Maria Jose
Invitado/a
Maria Jose

Qué bueno!! No hacemos mucho hice una ruta super parecida a la tuya por toda la comarca de Sobrarbe. Lo que más me gustó fue el Valle de Pineta. Ver caer decenas de cascadas por las montañas como si estuviera llorando! Qué pasada!!!