Alcaraz, los pueblos más bonitos de Albacete
Castilla La Mancha España

Los pueblos más bonitos de Albacete

Escrito por la
el
25 mayo, 2020

Que levante la mano quien conozca alguno de los pueblos más bonitos de Albacete. Pocas en la sala ¿verdad? ¿No es una de las provincias más desconocidas de España? Me atrevería a afirmar que sí. Injustamente, además. Yo fui la primera en sorprenderme cuando descubrí paisajes tan maravillosos como el Parque Natural de los Calares, donde nace el río Mundo. El pueblo renacentista del arquitecto Vandelvira: Alcaraz. El arte prehistórico de las pinturas rupestres que esconden los abrigos de Nerpio o el cielo estrellado de la cara norte de la Sierra del Segura. Hoy he elegido estos 7 pueblos con encanto que ver en Albacete, para conocer en un fin de semana o puente de turismo rural de relax en la naturaleza. Ahora mismo, no se me ocurre mejor plan.

Casas en Riópar Viejo

Casas en Riópar Viejo, los pueblos más bonitos de Albacete

Mapa de pueblos de Albacete. 

  1. Alcaraz.
  2. Riópar Viejo.
  3. Salobre.
  4. Nerpio.
  5. Alcalá del Júcar.
  6. Almansa.
  7. Elche de la Sierra.

Mapa de pueblos que ver en Albacete. Fuente: Google maps.

7 pueblos de Albacete con encanto.

La provincia de Albacete es extensa y diversa. Por sus montañas y riscos se desploman cascadas y habitan cabras montesas, águilas y otras rapaces. Hay bosques de castaños centenarios, desfiladeros por los que sólo las más valientes se aventuran a hacer escalada o -por qué no- una vía ferrata. Antiguos castillos árabes vigilan desde las atalayas los campos verdes, con pinceladas rojas de amapolas en primavera… Y una ventaja indiscutible, que apunté en el párrafo de inicio: poca gente la conoce. Por tanto, aún no ha llegado el turismo de masas. Así, es posible disfrutar del sosiego y la soledad en las villas de las que voy a hablar a continuación. Si lo que necesitas es «perderte», cualquiera de estos pueblos de Albacete es una elección excelente.

Vistas de Alcaraz desde el castillo

Vistas de Alcaraz desde el castillo

Alcaraz, la pequeña ciudad de las alfombras.

A 80 kilómetros de la capital, Albacete, se ubica esta población de montaña, rozando los mil metros de altitud. De raíces íberas, visigodas y romanas, su legado más famoso es árabe: las alfombras de Alcaraz. Tejidas a mano para la realeza desde la Edad Media, aún se mantiene el taller de doña Trini, continuando una tradición heredada desde hace generaciones, ahora por encargo. El icono de la villa es la monumental plaza Mayor de Alcaraz, de la época de los Reyes Católicos. Andrés de Vandelvira, el arquitecto del renacimiento del sur, nació en esta tierra en el año 1505. Su genialidad es palpable en varias de las capillas de la iglesia de la Trinidad del S.XV y la Torre del Reloj, con su peculiar forma de prisma. Aunque he incluido Alcaraz en esta lista que los pueblos más bonitos de Albacete, en realidad es una ciudad: título concedido en la época de Carlos V. La mejor panorámica se obtiene desde las ruinas del castillo árabe, en lo más alto.

Iglesia de Alcaraz, los pueblos más bonitos de Albacete

Iglesia de Alcaraz, los pueblos más bonitos de Albacete

Toma nota: mi alojamiento recomendado en el pueblo de Alcaraz. Me quedé en un edificio histórico, antiguo convento, el Hotel Mirador Sierra de Alcaraz. Un lugar con solera y encanto, tan silencioso como si aún estuviera habitado por monjes.

Hotel en Alcaraz, Albacete

Hotel en Alcaraz, Albacete

El misterioso encanto de Riópar Viejo.

Casas de piedra devoradas por la hiedra. Una pequeña iglesia junto a un olmo centenario con una trágica leyenda… Sin salir de la Sierra de Alcaraz, próximo al bosque de tejos, arces castaños y fresnos junto al que nace el río Mundo, se ubica Riópar Viejo. Sus calles de pueblo fantasma parecen dormir bajo un hechizo, detenidas en el tiempo. Asentado en una colina y protegido por un antiguo castillo musulmán que se reutilizó como cementerio, Riópar Viejo fue condenado al abandono y el olvido cuando se creó Riópar Nuevo en 1772. Sucedió en la parte baja del valle, al inaugurarse las Reales Fábricas de Alcaraz en el margen del río (hoy museo histórico).

Riópar Viejo, Albacete

Riópar Viejo, Albacete

Riópar es un enclave ideal para alojarse durante un fin de semana y aprovechar para conocer el Nacimiento del Río Mundo (espectacular en primavera, cuando sucede el «reventón»). Además de otras rutas de senderimo por la sierra, incluyendo en el itinerario una vuelta por el melancólico Riópar Viejo. Una recomendación: el hotel Riopar Spa, aunque también hay un par de casas rurales disponibles en el Viejo.

Iglesia de Riópar Viejo

Iglesia de Riópar Viejo

El frescor del agua en Salobre.

Agua, mucha agua, es la banda sonora que acompaña a quien visita el pueblo de Salobre. Villa enclavada en un valle, entre juguetones saltos de agua salvados por puentes. El paseo junto al margen del río discurre por una linda vereda, entre plantas aromáticas y sauces que filtran los rayos de sol. Una delicia.

Salobre, pueblos de Albacete

Salobre, pueblos de Albacete

A un sólo un rato caminando o en bicicleta, se encuentra la Reserva Natural del Estrecho del Hocino. Un paisaje rocoso esculpido a capricho del río, sobrevolado por aves rapaces y hábitat de corzos y cabras montesas. Con Salobre cerramos el círculo de una escapada a la Sierra de Alcaraz perfecta.

Estrecho del Hocino, Salobre

Estrecho del Hocino, Salobre

Nerpio, un mirador a las estrellas.

Seguimos ahora hacia el sur, hasta el techo de la provincia de Albacete, entre las sierras de Taibilla y las Cabras. Nerpio se  encuentra en la raya de la provincia de Granada, más cerca de Murcia que de su propia capital (nada más que 157 km distan de Albacete). Pero merece la pena el viaje: Nerpio atesora una colección de pinturas rupestres pertenecientes al llamado Arco Mediterráneo que son Patrimonio de la Humanidad. Una fortaleza de origen musulmán con vistas de vértigo a todo el valle: el castillo de Taibilla. Rutas de senderismo, pasarelas en el río y hasta una vía ferrata de nivel medio a experto para retar a quien sea amante del deporte de aventura.

Castillo almohade en Nerpio

Castillo almohade en Nerpio

Pero al caer el sol comienza el mejor espectáculo: Nerpio es destino starlight por su altitud y limpieza del cielo, contando con su propio conjunto de telescopios en un Centro de Interpretación del Universo. ¿Quieres saber más? Echa un vistazo a este artículo que escribí sobre qué hacer en Nerpio, un fin de semana diferente en Albacete. ¡A mí me gustó mucho!

Vistas del paisaje de Nerpio, Albacete

Vistas del paisaje de Nerpio, Albacete

Alojamiento en Nerpio.

Durante el fin de semana que pasé en Nerpio, nos hospedamos en su camping: Las Nogueras, en una de las casas rurales que ofertan. En plena naturaleza, con piscina, admiten mascotas y en el restaurante se desayuna y come fenomenal. Aunque en todo el pueblo hay casas rurales.

Alcalá del Júcar, la blanca.

Una bonita postal blanca reflejada en el río, de casas aferradas a la roca que corona un castillo. Eso se encontrarán las viajeras que se aventuren a llegar hasta el puente que da acceso a Alcalá del Júcar, pintoresco y genuino. Atravesado por un Camino Jacobeo: la Ruta de la Lana, es sin duda uno de los pueblos más bonitos de Albacete y con más encanto de toda Castilla-La Mancha. Declarado Conjunto Histórico – Artístico, la villa posee casas – cuevas excavadas en la piedra, el llamado Puente Viejo, una plaza de toros con una forma única por irregular, y un castillo almohade que vigila todo el territorio. ¡Imprescindible! Además, sólo queda a 64 kilómetros de la capital.

Alcalá del Júcar

A mitad del camino, Almansa.

Sigamos la Ruta de la Lana. Del árabe «al-manṣaf», esta localidad mucho más grande y poblada que las anteriores, señala un descanso en medio de la antigua Vía Augusta cuyo destino final era Gades (Cádiz). Así, localidad noble y vetusta, se alza sobre los tejados de Almansa un gran castillo de la época de los almohades (siglo XII), que más tarde pasaría a las tropas cristianas. Dos siglos después, se haría cargo el infante don Juan Manuel, autor de la famosa obra «El conde Lucanor». Bajo sus muros se expandió la villa: un gran templo – la iglesia arciprestal de la Asunción – cuya cabecera de su nave se inspira en el Palacio de Versalles. El palacio de los condes de Cirat -también llamada La Casa Grande- del siglo XVI, anexo a la iglesia en la misma plaza de Santa María.  La ermita de San Blas… A Almansa, municipio con abolengo y patrimonio, hay que dedicarle una jornada.

Almansa

Elche de la Sierra y las alfombras de serrín.

Termino esta ruta por los pueblos más bonitos de Albacete con un clásico -seguramente sea de los más populares- Elche de la Sierra, gracias a sus alfombras de serrín. Ubicado en la parte oriental de la Sierra de Alcaraz, cuenta con increíbles parajes naturales en sus inmediaciones, como los cañones del río Segura. El día grande de esta localidad es la víspera de la festividad del Corpus Christi, cuando los vecinos del pueblo realizan alfombras de serrín y viruta dibujando hermosos mosaicos a lo largo de calles y plazas. Una tradición que cada año tiñe de color este municipio, atrayendo a miles de turistas, desde los años 60, y recientemente declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional.

ALFOMBRAS DE SERRÍN = ELCHE DE LA SIERRA 2012

Toma nota: si acudes durante la festividad, reserva con mucha antelación ya que el alojamiento disponible se agota pronto. Recomendado: la Casa Rural Puente del Segura.

Hasta aquí mi lista de 7 pueblos con encanto que ver en Albacete. ¿Me cuentas alguno más para completar la lista? ¿Otro municipio que no nos podamos perder? ¡Nos vemos en Castilla-La Mancha!

Rincones de Riópar Viejo

Rincones de Riópar Viejo

Sigue viajando por Castilla-La Mancha en el blog:

Código ético: este artículo contiene «enlaces de afiliados«. Esto no genera ningún cargo extra pero si compras o reservas mediante estos enlaces me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre los pueblos más bonitos de Albacete está basado en mi experiencia.

0 0 vote
Article Rating
TAGS
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments