Las cascadas más bonitas de República Dominicana

Las cascadas más bonitas de República Dominicana

Solitarias. Escondidas en la espesura. De aguas bravas y luminosas bajo la luz incandescente del sol de mediodía. Otras, fluyen mansas como en una melodía dulce. Frescas, transparentes y limpias, donde darse un chapuzón es un despertar de tu “yo” más salvaje en conexión con una naturaleza pura. La belleza se desvela en cascadas. A pesar de que las islas caribeñas son famosas por sus playas de arenas finas y aguas turquesas, penetrar a sus bosques tropicales es descubrir saltos de agua agrestes, algo que a mí particularmente me fascina. Alejémonos de la orilla, las palmeras… Pero no olvides el traje de baño: vamos en busca de las cascadas más bonitas de República Dominicana.

Camino de la cascada Lulu en República Dominicana

Camino de la cascada Lulu en República Dominicana

Mapa de cascadas de República Dominicana.

Como ya escribí en mi anterior artículo sobre la ruta de 15 días por República Dominicana, una de las cosas que más me sorprendieron y gustaron de este país fueron sus cascadas. De Samaná al norte, pasando por el corazón de la isla, al desconocido sur, además de las playas el tesoro ecológico que alberga Dominicana está en estas zonas naturales que conservar y proteger.

    1. Salto El Limón (Samaná).
    2. La cascada Lulu, El valle.
    3. Salto de Jimenoa I.
    4. Baiguate en Jarabacoa.
    5. Cascada del Platón, Paraíso.
    6. Salto de Aguas Blancas.
Salto del Limón, qué ver en República Dominicana

Salto del Limón, Samaná, República Dominicana

No viajes a República Dominicana sin llevar contratado un buen seguro de viaje. Yo recomiendo Intermundial y si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento. Usa mi código descuento LACOSMOPOLILLA10. Puedes comprarlo pinchando aquí:

Península de Samaná: el popular Salto El Limón. 

En el camino a las Terrenas, próximo a la población de Limón, los carteles junto a la carretera indican dónde se encuentra una de las cascadas más bonitas de República Dominicana y por ende, de las más visitadas. Lo mejor es aparcar el vehículo junto a unas de las casas de comidas donde ofrecen menú y guía hasta los saltos de agua por precio negociable. No es absolutamente imprescindible, son unos 40 minutos caminando por un sendero en el bosque que conduce a las dos cascadas principales: la más alta, de cuarenta metros de altura y la inferior. En ambas se permite el baño.

Salto del Limón, cascada principal

Salto del Limón, cascada principal

Nosotras tomamos una guía porque fue lo que nos recomendaron, y además de disfrutar de su compañía y contribuir a la economía local, nos mostró las plantaciones de cacao, café y nos llevó hasta un salto más pequeño y escondido, totalmente solitario. A la vuelta de la excursión, almorzamos un típico arroz con habichuelas y plátano frito. Todo por unos módicos 2.000 pesos.

El Limón, cascada pequeña

El Limón, cascada pequeña

El Valle: Cascada Lulu.

Lo malo de la cascada Lulu es que su caudal es intermitente. Su cortina de agua depende del volumen de precipitaciones y como los últimos días no tuvimos lluvias, nos la encontramos seca. Los locales nos recomendaron no bañarnos en el estanque en caso de que esto sucediera, ya que el agua estancada podía ser perjudicial para la piel o provocarnos algún tipo de reacción. La cascada Lulu se encuentra a 10 minutos caminando por un frondoso sendero y un puente colgante, desde el alojamiento ecológico el Valle Lodge, donde nos hospedamos durante dos días. ¡Habrá que volver en época húmeda!

La no cascada Lulu, el Valle

La no cascada Lulu, el Valle

Aquí puedes ver la cascada Lulu en condiciones óptimas, con columpio desde el que lanzarse incluido…

 

Las cascadas de Jarabacoa: Saltos de Jimenoa I y II.

El centro de República Dominicana es escarpado y montañoso. En la zona de Jarabacoa se ubican varios saltos de agua, tan tranquilos como bellos, en los que merece la pena hacer picnic y echar un rato. Para llegar a Jimenoa I hay que aparcar el coche junto al acceso, donde hay una caseta en la que hay que rellenar una ficha de acceso al área natural y pagar 200 pesos por persona. El camino es una pronunciada cuesta abajo, a ratos embarrado, que a la vuelta se convierte en un reto para los gemelos. El bosque de pinos confunde con un paraje que bien podría estar en Europa, hasta llegar ante la pared de piedra donde se desliza el agua. Merece la pena.

Cascada Jimenoa I

Cascada Jimenoa I

Salto de Baiguate.

Próxima a Jimenoa I, se encuentra otro salto de agua bastante más accesible a pie. Al ser domingo, nos encontramos con un par de parejas que también acuden a refrescarse en su frío caño. Mariposas amarillas revolotean entre los arbustos. Baiguate además de un fotogénico salto, es un lugar ideal para recrearse un rato, antes de continuar la ruta por República Dominicana o al colorido carnaval de La Vega, como en nuestro caso.

Salto del Baiguate, cascadas de República Dominicana

Salto del Baiguate, cascadas de República Dominicana, foto de Viajar lo Cura Todo

Paraíso en la tierra (cascada del Platón Ecolodge)

Una cascada junto a la que desayunar un fresco zumo, relajarse, darse un baño… O incluso trepar por sus rocas hasta un bosque de bambú. Al sur de la isla, en Paraíso, nos alojamos en el Platón Ecolodge, proyecto 100% dominicano rodeado de manantiales naturales. Un gustazo.

Cascada, Platón Ecolodge

Cascada, Platón Ecolodge. foto de Viajar lo Cura Todo

Aguas Blancas, la cascada más alta del Caribe.

Una de las cascadas que, por tiempo y accesibilidad, no nos dio tiempo a ver pero que es imprescindible mencionar ya que se trata de, con 83 metros, del salto de agua más alto del Caribe. Conocerla no es fácil; se requiere de vehículo todo terreno para adentrarse por los caminos de la montañosa área de Constanza. La recompensa promete.

Salto de Aguas Blancas

Sigue viajando por República Dominicana en el blog:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre las cascadas más bonitas de República Dominicana por libre está basado en mi propia experiencia. 

5
Deja un comentario

avatar
3 Comentarios
2 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
4 Autores
DinkyViajeroscosmopolillaMaruxaina BóvedaKris Autores recientes
Kris
Invitado/a

¿Quién dijo que en la República Dominicana no hay nada que ver? No hay duda de que es el mundo de los resorts, y de que a estos no les interesa que alguien se ponga a investigar y descubra que este país ofrece algo más que playas paradisiacas. Pero habéis… Leer más »

Maruxaina Bóveda
Invitado/a

Vaya Patri, sigo descubriendo República Dominicana contigo, menuda colección de cascadas…No sabría cuál elegir, me han recordado a algunas escenas del lago Azul jajaja. La verdad es que son de película. No sé qué hace la gente encerrada en los hoteles con semejantes lugares en el país.
Un abrazo guapa.

DinkyViajeros
Invitado/a

Para que luego digan que de República Dominicana sólo merece la pena Punta Cana… Nos ha encantado tu post y lo vamos a guardar bien, porque descubrimos el placer que supone bañarse en cascadas el pasado mes de diciembre, durante nuestro viaje a Cuba… Y nos gustó tanto, que ya… Leer más »

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!