Qué ver en Cuenca, miradores
Castilla La Mancha España

Cuenca en un día: 10 visitas imprescindibles

Escrito por la
el
17 marzo, 2021

Mi primer otoño viviendo en Madrid estuvo marcado por pequeñas escapadas de fin de semana para conocer lugares cercanos, anotados en un cuaderno de deseos viajeros. Una de las primeras en la lista era la ciudad de Cuenca. En mi imaginación, una urbe medieval castellana presidida por la imagen de sus casas Colgadas -no colgantes- sobre el precipicio. Con mi presupuesto de estudiante tomé un autobús en Conde Casal -ahora hay AVE- y reservé un hostal económico dispuesta a conocer todo lo que ver en Cuenca. No me defraudó en absoluto y repetí varias veces, en años posteriores.

Qué ver en Cuenca, una ciudad encantada

Qué ver en Cuenca, una ciudad encantada

Aún recuerdo ese frío serrano de una mañana de invierno -clima que se combate con un plato de migas castellanas y un vino de la tierra-. La soledad de sus calles y plazas, sin un solo turista aún siendo sábado. Cómo los rayos de sol iluminaban el tajo tras salir de montaña, desde el puente de San Pablo a las casas de piedra haciendo equilibrios en la roca. No conozco a nadie que no le haya gustado Cuenca: su centro histórico Patrimonio de la Humanidad se conserva como antaño, con casas de colores y pilones de agua para burros y caballos. Desde cada uno de sus miradores hay unas vistas espléndidas. Si se dispone más de un día para explorar la zona, nada mejor que aventurarse hasta la Ciudad Encantada o la serranía, con rincones de belleza natural como las lagunas de la Cañada del Hoyo o el Nacimiento del río Cuervo, una de las cascadas más bonitas de España. Vamos a descubrir sus lugares imprescindibles.

Casco viejo de Cuenca

Casco viejo de Cuenca

Alojamiento en Cuenca.

De aquel primer hostal económico de mis años de estudiante no recuerdo el nombre; tan sólo que se encontraba fuera del casco histórico, cerca de la estación de autobús. En mi última visita a Cuenca tuve la suerte de alojarme a dos pasos de la catedral, en un antiguo monasterio renovado con mucho encanto: el Hotel Convento del Giraldo. Totalmente recomendable por la ubicación, la comodidad de la habitación y el desayuno, abundante y delicioso. Instalado el equipaje, ya podemos salir a explorar la ciudad de Cuenca.

Hotel en Cuenca el Convento del Giraldo

Hotel en Cuenca el Convento del Giraldo

10 visitas imprescindibles en Cuenca:

  1. Catedral de Cuenca.
  2. Plaza Mayor.
  3. Las casas Colgadas.
  4. El Puente de San Pablo.
  5. Mirador del Castillo.
  6. Barrio de San Pedro.
  7. Torre de la Mangana.
  8. Túneles de Cuenca.
  9. Museo Paleontológico de Castilla-La Mancha.
  10. La Ciudad Encantada.

Lugares imprescindibles que ver en Cuenca. Fuente: Google maps.

El puente de San Pablo es un gran viaducto de vigas que salva el abismo por donde discurre el río Huécar en una bella hoz. Construido en hierro y madera en 1902, en siglos anteriores existió otro puente de piedra del siglo XIV, uniendo el convento de San Pablo y el casco urbano de la ciudad de Cuenca. El viejo puente se derrumbó y el antiguo convento de los Dominicos hoy es el Parador de Cuenca. Un lujoso espacio donde alojarse en una estancia premium, enmarcado en un bello paraje de naturaleza y con vistas excepcionales a las Casas Colgadas y el centro histórico de la ciudad medieval.

El Puente de San Pablo, qué ver en Cuenca

El Puente de San Pablo, qué ver en Cuenca

Las Casas Colgadas de Cuenca.

La imagen de Cuenca son estas fachadas surgiendo de la roca: las Casas Colgadas llamadas también “Voladas” o “Del Rey”. Sus balcones de madera en voladizo sobresalen sobre el barranco en una estampa inusual y pretérita. Las que hoy se conservan son sólo una reliquia de la Cuenca medieval retratada por paisajistas holandeses como ciudad de cuento: llegó a haber decenas de casas colgando al borde del barranco con esta peculiar estructura. Estrechas, con un tejado a dos aguas y sólo dos o tres habitaciones por planta, aprovechaban la verticalidad del terreno para ubicar la bodega.

Casas Colgadas, qué ver en Cuenca en un día

Casas Colgadas, qué ver en Cuenca en un día

Las casas colgadas de Cuenca fueron usadas como vivienda durante siglos. Desde los años 60 -época en que fueron restauradas- albergan el museo de Arte Abstracto Español.

Casas de Cuenca

Casas de Cuenca

Toma nota: puedes reservar un recorrido a pie con guía por la ciudad de Cuenca en este enlace.

La plaza Mayor de Cuenca.

El corazón del casco viejo de la ciudad de Cuenca es su plaza Mayor, donde se ubica la Catedral gótica y otros edificios históricos como el convento de las Petras, fundado en el año 1509 por un canónigo de la catedral. El edifico del Ayuntamiento cierra un conjunto monumental donde las casas pintadas en azul, amarillo o magenta aportan alegría incluso en un día gris de invierno. ¿El resultado? Un ágora de trazado irregular, castellana, de las más singulares que se pueden ver en España.

Plaza Mayor, qué ver en Cuenca

Plaza Mayor, qué ver en Cuenca

Catedral de Cuenca.

La joya de Cuenca -junto a sus casas Colgadas- es la gran seo gótica dedicada a Santa María y San Julián, mandada a construir sobre la mezquita tras la conquista de la ciudad por el rey Alfonso VIII de Castilla, en 1177. Reconstruida con el paso de los siglos, su eclecticismo se revela en el claustro obra de Juan Herrera, las torres barrocas, capillas renacentistas, el Altar Mayor del siglo XVIII y el famoso Transparente para iluminar el altar de con luz natural de la mano del arquitecto Ventura Rodríguez. Incluso la fachada fue remodelada siguiendo el estilo gótico original y primitivo, con reminiscencias aún del románico imperante en su época.

Catedral de Cuenca

Catedral de Cuenca

Cada paso bajo estos muros resulta impresionante. Sin duda, visitar el interior de la catedral es uno de los mejores planes para hacer en Cuenca con lluvia, si tenemos mala suerte con el tiempo. Otra opción: yo aproveché la luz del día para callejear por la ciudad e hice la visita nocturna a la catedral; me encantó.

Claustro de la catedral de Cuenca

Claustro de la catedral de Cuenca

Un paseo por el barrio de San Pedro.

Al salir de la catedral de Cuenca, subiendo en dirección al viejo castillo, se sigue el trazado medieval de callejuelas y pasadizos que transportan al viajero a otro siglo. La calle de San Pedro, de palacios y edificios señoriales antaño habitados por la nobleza -como se puede apreciar en los escudos de armas impresos en las fachadas-, se dice que es la más antigua de la ciudad de Cuenca. Se conservan casas como la del canónigo Juan del Pozo, del siglo XVI, fundador del convento de San Pablo y promotor del puente primitivo.

Centro histórico de Cuenca

Centro histórico de Cuenca

Otras vestigios de la ciudad vieja son la portada del antiguo convento de las Carmelitas o los restos de la iglesia de San Pantaleón. Templo del siglo XIII asociado a las leyendas del santo Grial y los caballeros templarios. El Arco de San Nicolás, el colegio de los jesuitas o un antiguo aljibe árabe reconvertido en restaurante se suman a la que parece casi infinita lista de lugares curiosos que ver en Cuenca dando un paseo a pie por su calle más vetusta en dirección a la ciudad Alta.

Ruinas de la iglesia de San Pantaleón

Ruinas de la iglesia de San Pantaleón

Qué ver en Cuenca en un día

Qué ver en Cuenca en un día

Mirador del Castillo.

Donde la ciudad termina hay una pared con dos ojos azules pintados en la roca (“los ojos de la Mora”) que hablan de una leyenda de amores imposibles -los “Romeo y Julieta” de Cuenca- además de los restos de un castillo medieval. Esta es la zona más alta de la ciudad. De la fortaleza donde se dominaban los tejados y caminos, el bello paisaje de las hoces de los ríos Huécar y Júcar sólo quedan las ruinas. Pero sigue siendo una de las mejores vistas para disfrutar de un panorama donde naturaleza y urbanismo se integran en una inolvidable estampa.

Ruinas del castillo de Cuenca

Ruinas del castillo de Cuenca

Vistas de Cuenca desde el mirador del Castillo

Vistas de Cuenca desde el mirador del Castillo

Torre de la Mangana.

Hora de regresar sobre nuestros pasos. En la parte baja del casco histórico de Cuenca, calle Alcázar, sobresale una torre sobre todos esos “rascacielos” medievales que dibujan un pintoresco skyline que recuerda a la Toscana. Es la llamada Torre de la Mangana: 28 metros de altura en planta cuadrada de estilo italiano, reducto del antiguo alcázar que existió para defender la ciudad. El reloj que marca las horas de los habitantes de Cuenca data de 1493 y fue autorizado por los Reyes Católicos ya que al barrio del Alcázar no llegaba el sonido del reloj de la catedral.

Torre de la Mangana y tejados de Cuenca

Torre de la Mangana y tejados de Cuenca

Túneles de Cuenca.

La ciudad subterránea: bajo las calles medievales se descubrieron una serie de túneles que unían los sótanos de edificios históricos, muchos de ellos usados para transportar agua. Túneles que se fueron ampliando y sirvieron de refugio antiaéreo a los civiles durante los bombardeos de la Guerra Civil. En la calle Alfonso VIII ha sido recuperado el primero de estos pasadizos subterráneos, siendo posible su visita turística a esta otra Cuenca del subsuelo, misteriosa y oculta.

Pasadizos de Cuenca

Pasadizos de Cuenca

El Museo Paleontológico de Castilla-La Mancha.

En Tierra de dinosaurios. Con esta premisa se inauguró el museo Paleontológico de Castilla-La Mancha a las afueras de la ciudad de Cuenca en 2015. Una exhibición de fósiles procedentes de toda la península destinados a explicar de manera didáctica cómo eran los habitantes del continente antes de los humanos, además de un centro de interpretación de la naturaleza. El espacio donde se ubica, además, constituye un mirador perfecto a la ciudad, destacando la Torre de la Mangana en el horizonte. A quién busque lugares que ver en Cuenca con niños, el museo es una gran opción dado que cuenta con parque infantil y reproducciones de dinosaurios a tamaño real.

Dinosaurio, museo Paleontológico, qué ver en Cuenca con niños

Dinosaurio, museo Paleontológico, qué ver en Cuenca con niños

Dónde comer en Cuenca: lugares recomendados.

En la misma plaza Mayor se puede disfrutar de tapas típicas de Cuenca en la taberna El Botijo, de ambiente informal y precios más que asequibles teniendo en cuenta la céntrica ubicación. Para una velada más íntima: el Figón del Huécar, situado en el mirador de Florencio Cañas.

Plaza Mayor de Cuenca

Plaza Mayor de Cuenca

Qué ver en los alrededores de Cuenca:

Una visita fundamental si se está disfrutando de Cuenca durante un fin de semana es La Ciudad Encantada, a 25 kilómetros de la capital. Paraje de fantasía esculpido por la madre naturaleza en rocas de formas caprichosas, gracias a la erosión. Debido a que se encuentra en una finca privada, la visita es de pago.

La Ciudad Encantada, Cuenca

La Ciudad Encantada, Cuenca

Otros planes para hacer en los alrededores de Cuenca en un fin de semana es una pequeña ruta de senderismo por la Cañada del Hoyo: unas lagunas de diferentes tonos turquesas en el paisaje natural de la Serranía de Cuenca fruto de las filtraciones calcáreas. El recorrido resulta sencillo y asequible con vistas asombrosas. Y es que la naturaleza sigue sorprendiendo en la desconocida provincia de Cuenca.

Lagunas Serranía de Cuenca

Lagunas Serranía de Cuenca

Sigue viajando por Castilla-La Mancha en la web:

Qué ver en Pastrana, la villa de la princesa de Éboli

Los pueblos más bonitos de Albacete

Aventura, senderismo y arte rupestre en Nerpio, sierra de Albacete

Donde nace el Mundo

Viaje a La Alcarria 70 años después

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras a través de estos enlaces obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre qué ver en Cuenca en un día está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO