48 horas en Amberes, la ciudad del diamante

Qué ver en Amberes

Olor a waffle. Humedad. Timbres de bicis y quejidos de gaviotas, a pesar de que el mar queda a 60 km. Estoy en Amberes a orillas del gran Escalda. Una urbe moderna, monumental y portuaria. A la tercera va la vencida, de las veces que he venido a Bélgica me refiero, y por fin conozco la ciudad de Pedro Pablo Rubens, el gran maestro del barroco. Dos días para empaparme de arte y cultura. A continuación, te cuento qué ver en Amberes en 48 horas. ¡La villa del diamante brilla con luz propia!

Rubens en Amberes

Amberes, la ciudad de Rubens

Qué ver en Amberes en 2 días. 

Estación de tren de Amberes.

10.00 de la mañana. Café en mano. La Estación Central de Amberes es el majestuoso vestíbulo de la ciudad. Recibe al visitante dispuesta, al menos, de robarle unos minutos y unas fotografías. Inaugurada en 1905, es considerada el mejor ejemplo de la arquitectura ferroviaria en Bélgica y ha sido catalogada entre las cinco estaciones más bellas del mundo. Sin embargo, esta mole de vidrio y hierro recubierta en piedra, con una gigantesca cúpula, arrastra la sombra de que fuera construida bajo el reinado del cruel Leopoldo II gracias a los diamantes extraídos del Congo Belga.

Estación Central de Amberes

Estación Central de Amberes

Check-ing en el hotel. 

10.30 horas. La maleta se queda en la consigna de mi hotel, el Park Innpráctico y cómodo, tipo congresos, junto a la Estación Central.

La Chinatown de Amberes.

11.00 horas. La gran noria que ocupa la plaza de la estación, junto a la entrada del zoo de Amberes, aún no ha empezado a girar. Dirijo mis pasos al frente, hacia esa puerta multicolor que huele a curry e indica la entrada al Chinatown de Amberes. Y es que esta ciudad cosmopolita y de comerciantes, gracias a su puerto, acoge casi doscientas nacionalidades. La Manhattan belga la llaman.

Chinatown de Amberes

Chinatown de Amberes

La milla del diamante.

12.00 horas. La avenida principal que une la Estación Central con el centro de la ciudad está plagada de joyerías. Amberes es la capital mundial del diamante, una tradición que según cuentan desembarcó con los judíos que en el S.XV se refugiaron en ella tras la expulsión de otras tierras como la península ibérica, dada su fama de ciudad tolerante. Aún hoy, más del 80% de los diamantes del mundo pasan por Amberes.

Diamantes de Amberes

Diamantes de Amberes

Almuerzo en Local Store. 

13.00 horas. Una ligera comida en una terraza al sol aprovechando el buen tiempo, en pleno centro de Amberes, rodeada de tiendas de moda.

San Carlos Borromeo. 

15.00 horas. De camino a la Grote Markt parada obligatoria es la iglesia de Rubens: San Carlos Borromeo. Aunque es una pena que ya no se conserven las pinturas del maestro que la decoraban, arrasadas con el incendio de 1718, su diseño escultórico también fue diseñado por el genio flamenco.

Iglesia de San Carlos Borromeo, qué ver en Amberes

Iglesia de San Carlos Borromeo, qué ver en Amberes

La catedral de Nuestra Señora de Amberes. 

16.00 horas. Apurando justo antes del cierre (a las 17.00),  el campanario de la catedral guía mis pasos entre encantadoras callejuelas medievales a la mayor catedral de Bélgica. Sus pilares datan del S.XIV y su torre, con 123 metros de altura, también es la más alta del país. Su sobrio interior custodia obras de los maestros barrocos como El descendimiento de la Cruz de Rubens.

Catedral de Amberes

Catedral de Amberes

La Grote Markt. 

17.00 horas. Un centurión romano, llamado Silvio Brabo, lanza la mano cortada de un gigante. Se trata de Antigoon, quien aterrorizaba y cobraba un peaje a todos los barcos que surcaban el Escalda. En el corazón de la ciudad, la plaza del Mercado, se localiza la fuente que simboliza el mito fundacional de la ciudad de Amberes. Su nombre en flamenco, Antwerpen, viene de Ant (mano) y lanzar (werpen). La bella composición de la plaza la conforman las fachadas de las casas gremiales, el Ayuntamiento de Amberes y la señorial catedral. Sin duda, la plaza principal es la que atrae a más visitantes y una de las principales atracciones que ver en Amberes. Tiempo para recrearse contemplando los edificios, viendo pasar las bicicletas, saborear una deliciosa cerveza belga en una de sus muchas terrazas…

Grote Markt de Amberes

Grote Markt de Amberes

Cena en una brasserie.

20.00 horas. Hora de probar la mejor gastronomía belga. El empedrado conduce por el paseo junto al río, dejando atrás el viejo castillo de Amberes, hasta la brasserie Dock´s. Local elegante y coqueto, en su menú degustación por 49 euros se pueden probar las famosas y deliciosas ostras acompañadas de una copa de vino.

Ostras en la brasserie Dock´s

Ostras en la brasserie Dock´s

Copa con música en vivo.

22.00 horas. ¿Ganas de salir de fiesta en Amberes? Ciudad joven y animada, el centro es una eclosión de sitios de moda para tomar una cerveza o copa con buena música. ¿Sugerencias? Disfrutar del buen ambiente del Beelovers Bar y/o el Jazzcafe de Muze.

La Casa – Museo de Rubens. 

Segundo día, 10.00 horas. El principal punto de interés que ver en Amberes es la Casa – Museo de Rubens. Una tradicional fachada de ladrillo recubre la residencia del artista favorito de Felipe IV. En ella pasó 25 años de su vida junto a su familia. Sus ricas estancias, jardín barroco donde buscar inspiración y el taller donde trabajaba con sus alumnos arrojan un atisbo de cómo fue la vida de este genio y diplomático. Una de las personas más influyentes de la época no sólo en la ciudad, también en las cortes europeas.

Casa - Museo de Rubens en Amberes

Casa – Museo de Rubens en Amberes

De Ruien, Amberes bajo tierra. 

12.00 horas. Ya he recorrido Amberes por la superficie, toca descender a las profundidades. En el año 1800, por orden de Napoleón, los canales de la ciudad fueron cubiertos debido a una epidemia de peste. Hoy es posible conocer parte de su trazado con barca y a pie, con botas y un traje especial, acompañada de guía y linterna. Las visitas parten de la Suikerrui, 21, muy próxima a la Grote Markt y es necesario reservar (De Ruien) . Creo que es una de las experiencias más diferentes que hacer en Amberes.

De Ruien, canales subterráneos de Amberes

De Ruien, canales subterráneos de Amberes

Almuerzo en la Grote Markt. 

14.00 horas. Un almuerzo rápido en Backyard y a seguir empapándome de cultura en Amberes.

MAS, el museo de Arte contemporáneo. 

15.00 horas. Las vanguardias artísticas se recogen en uno de los mejores museos de la ciudad: el MAS, en pleno barrio marinero. El último piso es una terraza con excelentes vistas sobre el río y la ciudad de Amberes.

Museo MAS de Amberes

Museo MAS de Amberes

De tiendas vintages por la Kloosterstraat.

17.00 horas. De vuelta al centro histórico en tranvía y las últimas horas en Amberes son para deambular por las tiendas de antigüedades de la Kloosterstraat. Ropa de segunda mano, curiosidades o reliquias de mercadillo -eso sí, no son baratas- compiten con las de la colorida Kammenstrat. ¡La moda es otro de los fuertes de Amberes!

Delicias belgas en el Grand Café Horta.

19.00 horas. Los mejores espárragos de Bélgica y una exquisita carta de pescado es la apuesta de este estiloso café junto a la Rubenshuis. Así despido Amberes, la ciudad de los diamantes y de Rubens, con un sabor de boca irrepetible.

Noria de Amberes

Noria de Amberes

Sigue viajando por Bélgica con el blog:

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas a través de estos enlaces me llevo una pequeña comisión sin que por ello se incremente el precio final. Todo lo que he escrito sobre las cosas que ver en Amberes está basado en mi experiencia. 

1
Deja un comentario

avatar
1 Comentarios
0 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
0 Autores
Autores recientes
trackback

[…] Qué ver en Amberes en 2 días, la ciudad del diamante | La Cosmopolilla […]

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!