La cúpula del Mediterráneo, qué ver en Altea
Comunidad Valenciana España

La Cúpula del Mediterráneo: qué ver en Altea

Escrito por la
el
2 junio, 2021

Marina Baja de Alicante. Buganvillas, calles blancas y pintorescas con tiendas de artesanías transmiten ese aire sureño de alegría y vida en la calle, gracias a la luz y el buen tiempo a orillas de un Mediterráneo apacible. Estoy en uno de los pueblos más bonitos de Alicante, llamada la Villa Blanca; también la Reina de la Marina Baja o la Perla de la Costa Blanca. Cualquiera de sus apodos le sienta bien a una urbe mediana y eminentemente turística: casi todos los viajeros que pasan por esta provincia se acercan para descubrir qué ver en Altea y si merece su fama. No defrauda.

Rincones de Altea

Rincones de Altea

Con escaleras cuajadas de macetas, estrechas travesías que van a dar al mar, fuentes de arabescos, la primera iglesia ortodoxa rusa de España o el barrio de Bellaguarda -el secreto mejor guardado de Altea- resulta un placer dedicar un par de días a disfrutar esta villa encantada a la sombra de la Cúpula del Mediterráneo. Un plan completo si añadimos ratos de relax en las playas y saborear en todas esas delicias locales en los bares y restaurantes del paseo marítimo, como un exquisito arroz a banda.

Miradores de Altea

Miradores de Altea

Alojamiento en Altea.

Yo me alojé en el SH Villa Gadea, un lujazo a pie de playa con piscina, spa y vistas al mar desde el balcón donde gozar de una escapada cinco estrellas. Para presupuestos más ajustados, hay muchos pequeños hostales en el casco histórico con buena calidad precio.

Hotel en Altea

Hotel en Altea

Lugares que ver en Altea, balcón al Mediterráneo.

La bahía de Altea ya estaba habitada en tiempos de los íberos, más tarde conquistada por romanos y musulmanes. El rey Jaime I de Aragón la tomó en 1244 y durante los siglos venideros fue una pequeña villa costera. Hoy Altea es una pequeña ciudad que supera los veinte mil habitantes, cuyo motor económico principal es el turismo. Refugio de jubilados del norte de Europa atraídos por la tranquilidad y el buen clima, también en Altea se han instalado artistas en busca de inspiración -poetas, escultores, músicos o ceramistas-. Entre ellos Rafael Alberti, Vicente Blasco Ibáñez, Sergio Dalma o la cantante Marisol.

Calles de Altea

Calles de Altea

Un paseo por El Fornet.

Así se conoce el Pueblo Antiguo de Altea. Desde el moderno edificio del teatro municipal, el Palau de Altea, donde hay varios parkings para estacionar el coche, por la calle San Miguel se llega directo a la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, corazón de Altea sobre la colina. Llamada la Cúpula del Mediterráneo, es la imagen más conocida y el principal templo que ver en Altea. La travesía en sí es una primera pincelada de lo que tiene para ofrecer esta villa blanca, con callejuelas empedradas, flores, pequeños comercios de ropa, cerámica y artesanías hasta desembocar en la plaza de la iglesia. Sobre ella se alzan las dos espléndidas cúpulas de tejas blancas y azules, construida en la primera década del siglo XX.

Iglesia de Altea

Iglesia de Altea

Mirador de la plaza de la iglesia.

Una postal de la bahía de Altea, especialmente bella al atardecer con las luces parpadeantes de la Marina y el peñón, al fondo. A unos pasos, por la calle Santa Bárbara, se ubica otro balcón panorámico: el mirador Blanco. Desde aquí merece la pena callejear por el carrer Hondo hasta el mirador del Portal Viejo. Por el carrer del Sol se baja hasta la playa; por el carrer de Sant Vicent hacia la plaza de la Cruz y la del Agua.

Vistas desde el mirador de la Iglesia

Vistas desde el mirador de la Iglesia

Buganvilla y fuente en Altea

Buganvilla y fuente en Altea

Barrio de Bellaguarda.

La zona más vieja de Altea, donde se refundó y repobló la villa tras la conquista cristiana en el siglo XIII. Entre sus recovecos se localizan pintorescos rincones como el antiguo lavadero de Altea, la plaza Bellaguarda y la antigua torre Vigía, hoy mirador al lienzo blanco de casitas coronado por la iglesia del Consuelo, en la parte más alta.

Altea desde la plaza de Bellaguarda

Altea desde la plaza de Bellaguarda

Casas con buganvilla en Altea

Casas con buganvilla, qué ver en Altea

¿Otros lugares que visitar en Altea? El paseo marítimo y puerto de Altea, donde se ubican algunos de los mejores restaurantes de la comarca.

Museos de Altea.

Dos museos posee la localidad: el Casal del Fester, donde se exhiben trajes típicos de las tradicionales fiestas de Moros y Cristianos, típicas en toda la región y que en Altea se celebran en septiembre, coincidiendo con las fiestas patronales. El Museo del Mar, dedicado a la memoria de un pueblo que siempre estuvo ligado al Mediterráneo, es una didáctica visita y se ubica en el antiguo astillero Orozco.

La iglesia ortodoxa de Altea.

Con materiales procedentes de los Urales se alzó la primera iglesia ortodoxa que se construyó en España. Ubicada en la carretera de Calpe a Altea y dedicada al Arcángel San Miguel, resulta una curiosa estampa por el entorno, disonante: rodeada de un bosque mediterráneo y el mar azul, al fondo. La iglesia es una réplica de un templo ortodoxo ruso del siglo XVII.

Playas de Altea.

Altea presume de más de 6 kilómetros de costa donde darse un chapuzón en las cálidas aguas del Mediterráneo: la playa del Espigón, la más concurrida por hallarse en el centro del pueblo. Otras playas cercanas a Altea: la Roda, la playa de la Olla y la del Mascarat, en honor al bandolero que según la leyenda se escondía en el monte entre Altea y Calpe. Tampoco hay que perderse la playa de bolos de aguas transparentes del Cap Negret. Si viajas con mascota, la playa para perros de Altea se localiza al norte de la playa de la Olla.

Mapa de lugares que ver en Altea:

  1. Palau Altea.
  2. Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo.
  3. Mirador plaza de la Iglesia.
  4. El mirador Blanco.
  5. Mirador del Portal Viejo.
  6. Plaza del Agua.
  7. Museo de la Fiesta de Moros y Cristianos.
  8. Plaza Bellaguarda.
  9. Mirador del Paseo Marítimo.
  10. La playa de L´Espigó.
  11. Playa de la Roda.
  12. Museo del Mar.
  13. Playa del Cap Negret.
  14. La playa de la Olla.
  15. Playa del Mascarat.
  16. Iglesia Ortodoxa rusa de Altea (San Miguel Arcángel).

Fuente: Google maps.

Sigue viajando por el blog. Te puede interesar:

Entre naranjos y el mar: qué ver en Jávea

El Castell de Guadalest, un nido de águilas en la Marina Baja

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras a través de estos enlaces obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas con el blog. Todo lo que he escrito en este artículo sobre qué ver en Altea, la Perla de la Costa Blanca está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO