Paestum, la ciudad de Poseidón en la Magna Grecia

Paestum, ciudad griega en Italia

Un nadador saltando al vacío. Corre el S.XVIII y las pupilas de Sabatini, arquitecto al servicio del rey Carlos III, se dilatan de emoción. El equipo de arqueólogos se encuentra inmerso en la prodigiosa tarea de devolver a la luz las ruinas de Paestum. Una de las más importantes ciudades griegas en territorio italiano, en la que fuera la Magna Grecia. Excavando en su necrópolis se ha topado con cien tumbas decoradas con pinturas naturalistas de exquisito dibujo. Ante sus incrédulos ojos, un varón en caída libre a la laguna Estigia y el reino de Hades, alegoría del paso de la vida a la muerte. ¿Quién sería este importante personaje, que vivió el esplendor de la ciudad de Poseidón?

El Nadador, Paestum

El Nadador, Paestum

Un paseo por Paestum, la ciudad griega del golfo de Salerno. 

Cielo azul y sol espléndido. El mar Tirreno raso como un espejo. Una transitada carretera bordeando la costa me trae hasta los yacimientos arqueológicos de la ciudad fundada como Poseidonia por navegantes griegos, alrededor del año 600 a.C. Consagrada al dios del tridente, señor de los mares y los océanos, según la leyenda fue el héroe Jasón el primero en erigir un santuario dedicado a Hera en su linde. Ubicada a 90 km al sur de Nápoles, sus templos se cuentan entre los mejores conservados de la civilización griega clásica. Su alto valor arqueológico le ha valido la distinción de Patrimonio de la Humanidad.

Templo de Poseidon

Templo de Poseidón

Próspera colonia griega que dominó todo el golfo de Salerno, Poseidonia fue conquistada por los lucanios e incorporada a la República de Roma en el año III a.C. Cambia su nombre por Paestum. Sin embargo, aislada de las principales rutas del comercio y calzadas romanas en la época Imperial acaece su decadencia. El desbordamiento del río Salso trae inundación y enfermedades. La ciudad ve marchar a sus habitantes. Se derrumba el Imperio. Arden hogueras de guerra en las costas del Mediterráneo. Los incendios provocados por los ataques sarracenos y normandos siembran la destrucción. Se considera una ciudad maldita y es abandonada para siempre. Los templos y el ágora se cubren de marismas y maleza… Hasta los trabajos de Sabatini muchos siglos después.

Viviendas de Paestum

Viviendas de Paestum

Los templos de Paestum.

La primera visión no decepciona. Una gran explanada de césped se extiende rodeada de lo que fue una muralla con foso destinada a proteger la ciudad. Cinco kilómetros de diámetro llegó a medir. Tres grandes templos se alzan, solemnes. El más grande, en el centro, por la disposición y perfección de su esqueleto me recuerda al mítico Partenón. Pero lo que más me sorprende es que apenas hay turistas, a pesar de ser domingo. La fama de la trágica Pompeya me temo que eclipsa a todos los turistas que visitan la Campania italiana.

Templos de Poseidonia

Templos de Poseidonia

El templo de Hera.

Robustas columnas con grandes ábacos de estilo dórico. El más antiguo de los templos de Poseidonia, del S.VI a.C., se dedicó a Hera, esposa de Zeus y señora de la legendaria Argos. Pero sus rescatadores del XVIII lo llamaron, erróneamente, “la Basílica”, identificándolo como edificio romano de uso civil. Posteriormente, se descubrió la existencia de un altar a cielo abierto, con inscripciones referentes a la diosa griega y pequeñas estatuas de terracota femeninas, ofrendas a su honor. En la posterior época romana, el culto fue sustituido por el de Venus, diosa del amor y la fertilidad.

El templo de Hera, Paestum

El templo de Hera, Paestum

Templo de Hera

Templo de Hera

El templo de Apolo.

No andaba errada con mi primera impresión. Efectivamente: el templo de Apolo fue construido a imagen y semejanza del gran Partenón que corona la Acrópolis de Atenas. Conocido en una primera instancia como el templo de Poseidón, es el principal de la ciudad y el que le daría su nombre. Sin embargo, estudios posteriores demostraron que entre sus columnas se adoraba a Apolo, el dios del Sol.

Templo de Apolo

Templo de Apolo

Caminar por el interior del recinto sagrado, por el bosque de columnas dóricas entre las que se cuela la luz, es una experiencia apasionante. Se siente la armonía, el esplendor de esa cultura clásica cuyo legado aún brilla, 2.500 años después. 

Templo de Poseidón, Paestum

Templo de Poseidón, Paestum

El teatro y templo de Atenea.

Paseo por el Ágora en dirección al templo de Atenea, la deidad femenina de la sabiduría y la paz. La hierba crece entre los restos de columnas, muros que hace miles de años sería la pared de una casa. Del pequeño anfiteatro se conservan las gradas y el pórtico por donde entrarían artistas y músicos dispuestos a representar dramas y comedias. El templo de la diosa olímpica es de menor tamaño y no se puede profanar su interior. A pesar de ello, maravilla su excelente estado de conservación.

Ágora, Paestum

Ágora, Paestum

Anfiteatro de Paestum

Anfiteatro de Paestum

Templo de Atenea

Templo de Atenea

Visita al museo de Paestum.

La historia no estaría completa sin una visita al museo de Paestum. Extramuros, un moderno edificio recoge todos los hallazgos que han servido a los arqueólogos para componer la vida de esta pequeña Grecia en el sur de Italia. Ánforas griegas, monedas con el rostro de Poseidón acuñado, instrumentos musicales, estatuas, ofrendas… Lo más relevante son las tumbas procedentes de la ciudad de los muertos. Alrededor de cien lápidas primorosamente embellecidas por algún artista anónimo, que reflejó los mitos y logros de sus héroes y dioses con maestría. El objetivo, acompañar en su viaje al submundo a la élite de Paestum, la antigua ciudad de Poseidonia.

Ánforas griegas

Ánforas griegas

Figuras griegas, museo de Paestum

Figuras griegas, museo de Paestum

Tumbas de la necrópolis de Paestum

Tumbas de la necrópolis de Paestum

Datos prácticos.

  • Cómo llegar a Paestum: la dirección de la antigua ciudad de Poseidonia es: Via Magna Grecia, 919.
    • Desde Nápoles se encuentra a 97 km, 1 hora y media en coche por la A-3.
    • En transporte público, el tren regional 2437 a Sapri tarda 1h 17 minutos (6 paradas) desde la estación de Nápoles Central.
  • Paestum, horarios de visita:
    • De lunes a domingo, de 8:30 a 19:30.
    • Cerrado el primer y tercer lunes de cada mes.
  • El precio es de 7€, incluye la zona arqueológica y el museo.
  • Reserva aquí un hotel en Salerno.
Templo de Atenea

Templo de Atenea

Sigue viajando por el sur de Italia en el blog:
Qué ver en Taormina, Sicilia

Taormina, Sicilia

Deja un comentario

avatar

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!