La Seu, puerta de los Pirineos

Andorra ya está un poquito más cerca del centro de la península. Y de sus islas. Recientemente se han inaugurado los vuelos comerciales que unen a Madrid y Mallorca con el aeropuerto de la Seu d´Urgell, ciudad medieval capital de L´Alt Urgell, a los pies de los imponentes Pirineos y a tan sólo 10 kilómetros del principado.

Es una mañana calurosa de verano. Gracias a la invitación del Ayuntamiento de la Seu y Catalunya Experience, me siento una privilegiada de poder viajar en el primer vuelo de estreno, operado por Swiftair. Según se va aproximando el avión al destino ya percibo la transformación del paisaje: del pardo al verde. Del llano al ondulado. De la sequedad a la frondosidad pirenáica. Abajo, nos reciben los medios de comunicación locales, las autoridades de la zona, entre ellas el mismo alcalde de la Seu.

La Seu d´Urgell

La Seu d´Urgell

Ahora es tiempo de conocer esta ciudad de paso, cruce de caminos desde tiempos ancestrales. Dejarse sorprender y comprender que bien merece hacer un alto y adentrarse en sus entrañas, por las que fluye no sólo el agua del deshielo. También la historia, el arte y la cultura. Enmarcada en el mejor escenario posible: la pura naturaleza. ¿Me acompañas?

La Seu d´Urgell

La Seu d´Urgell

La Seu d ´Urgell es Historia…

Como entorno aventajado ya se conoce habitada en la Edad del Bronce y la época de los romanos.  Aunque fueron los primeros cristianos los que la señalaron como punto estratégico levantando una catedral paleocristiana en el S.V. Hoy la que permanece es la de Santa María, del S.XII, el edificio más emblemático de la ciudad y la única catedral románica que se conserva en Cataluña.

Catedral de la Seu d´Urgell

Catedral de la Seu d´Urgell

Caminar por el interior de su nave es un viaje a la Alta Edad Media, entre el silencio y la solemnidad de sus muros. Quietud que permite ser alterada por las notas musicales de los grandes maestros: en ella se celebran conciertos clásicos durante el verano, como parte del programa del Festival de Música Antiga dels Pirineus. Otro espacio donde se haya la paz y tranquilidad es su claustro, aunque vigilados por los monstruos y animales de fantasía que decoran los capiteles.

Claustro de la Catedral de Santa María, la Seu d´Urgell

Claustro de la Catedral de Santa María, la Seu d´Urgell

Detalle del capitel

Detalle del capitel

A la catedral se adosa otra iglesia románica, la de Sant Miquel, que nos recibe cargada de flores frescas anunciando una boda. Las pinturas murales que impregnaban las paredes fueron trasladados al Museo Nacional de Arte de Cataluña, para ser salvarlas del expolio que tristemente sufrieron tantos templos a principios del S.XX, acabando en museos y colecciones particulares de EEUU.

Iglesia de San Miguel

Iglesia de San Miguel

Más allá del Arte Románico, el encanto del casco antiguo de la Seu te asombra paseando entre callejuelas porticadas, en las que se conservan reminiscencias de un pasado remoto y otro algo más cerca, que logra arrancarme una sonrisa…

La Seu

Calles porticadas de la Seu

Edificios con siglos de historia entre sus arcos y ventanas, como la Casa del Pelegrí o la Casa Luna,  presumiblemente hogar de canónigos y la familia aragonesa de los Luna, cuyo miembro más famoso fue el Papa Benedicto XIII.

Ventana Casa Luna

Ventana, Casa Luna

Restos de iglesias y conventos cuyo techo hace mucho que se desnudó al azul cielo, reconvertidos en biblioteca en la actualidad…

Sant Agustí

Biblioteca de Sant Agustí

Para rematar, el ambiente de la Seu hoy es tan espléndido como el sol que luce: aún se mantiene el tradicional mercado desde época medieval, que se celebra martes y sábado atrayendo a autóctonos y turistas.

Almacén medieval de cereales

Almacén de cereales, junto al mercadillo de la Seu

La Seu d´Urgell también es agua…

Ubicada entre dos ríos, el Segre y Valira, en el Parc Olimpic del Segre se sigue rindiendo culto al agua y practicando deportes acuáticos como el piragüismo. Mantiene así su actividad desde que fue construido para las pruebas olímpicas del 92. Agua que el frío invernal transforma en un manto níveo, haciendo las delicias de los amantes del sky o paseos con raquetas de nieve entre bosques de anetos y pinos.

Parque Olímpico del Segre

Parque Olímpico del Segre

Admito que no dejé de contemplar con cierta envidia a los grupos de todas las edades que se deslizaban río abajo por estas aguas semi-bravas. Sí, me quedé con ganas de coger una piragua… ¡Para la próxima!

La Seu d´Urgell es gastronomía…

Acabamos la jornada degustando algunos de los sabores típicos de la Seu en el Castell de Ciutat, uno de los mejores restaurantes de la zona, con vistas privilegiadas desde su mirador panorámico. Sabed que la comarca del Alt Urgell guarda bajo las cumbres campos de pastos frescos e inmensos, dando lugar a productos de exquisita calidad con denominación de origen protegida: la mantequilla y el queso, o la ternera Bruna del Pirineo.

Raviolis

Raviolis de foie con crema de boletus

Con un sabor de boca inmejorable me despido de este rinconcito en el zócalo del Pirineo Catalán. Paso ineludible de camino a Andorra. Y ahora, parada obligatoria.

8
Deja un comentario

avatar
4 Comentarios
4 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
5 Autores
cosmopolillaToni@lacosmopolillaAndykrisporelmundo (@krisporelmundo) Autores recientes
Toni
Invitado/a
Toni

Muchas gracias por esta fantástica crónica de mi pequeña población 🙂

Salut!