Sabor a Trópico de Capricornio en Brasil

Frutas tropicales, gastronomía de Brasil

Olha que coisa mais linda” va tatareando Luciana caminho do mar. Vestida de rosa por su quince cumpleaños compra en un puestecito un refrescante jugo de abacaxi com hortela -piña con menta – que saborea despacio, mientras el sol se desvanece en otro atardecer dorado en la playa de Ipanema. Hoy es una fecha especial, el primer día del resto de su vida. Lo han celebrado toda la familia junta, comiendo una suculenta feijoada que preparó con mucho amor la abuela, el plato estrella de la gastronomía de Brasil por excelencia. Sí, hoy es un día para recordar.

Luciana, Jardín Botánico de Río de Janeiro

Luciana, Jardín Botánico de Río de Janeiro

Conocí a Luciana y a su abuela en el Jardín Botánico de Río de Janeiro mientras la jovencita se inmortalizaba en su puesta de largo. A pesar de ser un domingo “de invierno” el sol picaba, siendo la excusa perfecta para comprar un par de Skol bien fresquitas. “¿Dónde puedo comer rico y barato por aquí cerca, un sitio local?” No tendría que ir muy lejos. Junto al Botánico se ubica el pintoresco barrio del Horto, con sus cafés coloniales y restaurantes a los que van los brasileños los días de fiesta como hoy. Fue mi primera inmersión en la gastronomía de Brasil, en sus sabores y colores intensos fruto de una tradición culinaria importada y mestiza. Brasil sabe a Trópico de Capricornio, línea imaginaria donde se ubica la ciudad prodigiosa de Río de Janeiro. Pero también a África y a las costas Atlánticas portuguesas, tras años de intercambio y dominio…

Así pues… ¿Cuál es la comida típica de Brasil? ¿Dónde y qué comer en Brasil?

Yuca con salsa

Yuca con salsa

Gastronomía de Brasil, la fusión de culturas a la mesa. 

Despierto en mi hostel de Río y me preparo un café para disfrutar del sol en la terraza. En la cocina hay waffles para untar con mermelada, tostadas y chipas (panes con queso). Pero sobre todo fruta. La gran variedad de fruta y su apariencia de recién cortada me seduce: piña, plátanos, mangos, papayas… Y me temo que a los simpáticos monos sawis que tengo como vecinos en los bosques del morro también, que no dudan en bajar por el tronco a compartir el desayuno nosotras, las huéspedes.

Mono sawi, Río de Janeiro

Mono sawi, Río de Janeiro

Comer en Río de Janeiro: Buffet a Quilo.

Mi primer día explorando el centro de Río almuerzo en una pequeña casa de comidas local en Lapa, junto a la colorida Escalera de Selaron. Las bolitas de queso están deliciosas; también las de bacalao, recordándome a los sabores de la gastronomía portuguesa. El segundo día, por recomendación de los autóctonos descubro los buffet a quilo: échate todo lo que desees y pagas el peso del plato. Un caldo verde de entrante. De segundo, frijoles, arroz blanco para acompañar o puré de mandioca y varios tipos de carnes y pescados… ¡Todo lo bueno de Brasil a escoger!

Caldo verde, gastronomía de Brasil

Caldo verde, gastronomía de Brasil

 Strogonoff: variante brasileira de un clásico ruso.

Día tres en Río. El Strogonoff es uno de los platos de carne (con pollo, ternera o solomillo) más populares de la gastronomía de Brasil. Su salsa de nata es cremosa, suave con un toque agrio, en lugar de con tomate como el clásico. Viene servido con arroz y patatas pajas. En algunos sitios de costa lo cocinan con gambas. Yo lo probé en el Pan de Azúcar ¡y estaba muy sabroso!

strogonoff, gastronomía de Brasil

Strogonoff, gastronomía de Brasil

Bobó de camarao: el arroz caldoso a la brasileira

Con la cantidad de kilómetros de costa que tiene Brasil, el pescado es fresco y lo asan a la parrilla en muchos locales a pie de playa, dependiendo de la captura y la época del año. Lo que sí suele haber en casi todos los restaurantes son los lula (calamares), fritos o asados y raciones de gambas. Uno de los platos más típicos de la gastronomía brasileña es servirlas en una calabaza hueca rellena de caldo con arroz, cocinadas con crema de mandioca y leche de coco: un bobó de camarão ¿El resultado? Un sabor agridulce y exótico con aroma a Caribe. Otro acierto.

bobó de camarão

Bobó de camarão

La feijoada, el plato estrella de la gastronomía de Brasil

“Amiga, me dijo Luciana, tienes que probar la feijoada”. Cierto. Pero no lo hice en Río sino en mi camino hacia el sur en la ciudad financiera de Sao Paulo. El sábado es el día de la feijoada y, por su consistencia, es plato único. No merece la pena acompañar con entrantes so pena de que sobre. Consiste en frijoles (alubias negras) en caldo servida en cazuela de barro, y un festival de carne: chorizo criollo, panceta, costilla, lomo de cerdo… Con verduras. Dada la cantidad de calorías, no me extraña que sea propio de la Casa Rosa, en Río, echar unos bailes tras comerla, aunque yo no sé si sería capaz de moverme…

Feijoada

Feijoada, gastronomía de Brasil

Postres típicos de Brasil.

Imposible que tras la feijoada quede hueco para el postre… ¿O sí? Quién se resiste a un bocadito de un brigadeiro, mi favorito del carrito de los dulces que en cada esquina ofrecen los vendedores ambulantes. Nada menos que una bomba de chocolate con leche condensada. La tarta holandesa, el pavé brasileño, el mousse de maracuyá o la crema de papaya son otras delicias que se pueden encontrar entre los postres típicos de Brasil. ¿El más ligero? Un “Romeo y Julieta”, a base de queso fresco con pasta de guayaba. Yo los quiero probar todos y cada vez que pasa ese carrito es una perdición. Como los puestos de Tapioca de la playa de Ipanema: un fino crêpe de pasta de mandioca relleno de chocolate a precio irrisorio. Ideal como dulce merienda.

Carrito de dulces, gastronomía de Brasil

Carrito de dulces, gastronomía de Brasil, ¿con cuál te quedas?

Tapioca de chocolate

Tapioca de chocolate

La caipirinha, la bebida nacional de Brasil.

Luciana acertó con el jugo. El de piña con menta también es mi preferido: sabe a mojito sin alcohol. ¿Cuáles son las bebidas típicas de Brasil? La caipirinha es la bebida más popular elaborada con cachaça, un aguardiente brasileño que se obtiene al destilar la caña de azúcar. De sabor fuerte y alta graduación, es un trago ácido debido a que a la tradicional se le añade limón verde. Se dice que el origen de este licor fue en Sao Paulo en 1918, como remedio para combatir la epidemia de gripe española. Las versiones más modernas y rebajadas se sirven con todo tipo de frutas naturales obteniendo un sabor más suave y agradable. Mi predilecta: la caipirinha de fresa.

Caipirinhas de frutas

Caipirinhas de frutas

Y, por supuesto, ¡no hay que olvidar la cerveza! Nada sabe mejor que un trago de Skol al atardecer en una de esas playas paradisíacas brasileñas escuchando “Olha que coisa mais linda mais cheia de graça É ela, a menina que vem e que passa…” (La Garota de Ipanema)

Skol en Paraty

Una Skol en Paraty

¡No viajes sin seguro! Yo recomiendo Intermundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 10% de descuento usando mi código LACOSMOPOLILLA10. Puedes comprarlo pinchando aquí:

Seguros Intermundial La Cosmopolilla

Echa un vistazo a mis otras entradas sobre Brasil:

 

2
Deja un comentario

avatar
1 Comentarios
1 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
2 Autores
cosmopolillaGise Autores recientes
Gise
Invitado/a

Qué lindo tu blog! Soy de Argentina y lo primero que sufrí al conocer el país vecino es su comida. Es tan distinta a la nuestra! Creo que estuve unos cuantos días a papas fritas y pasta, hasta que viajamos a Buzios y como ahí hay muchos argentinos la cosa… Leer más »

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!

Seguros Intermundial La Cosmopolilla