El Puerto desde la bahía

Navegando por El Puerto de Santa María, Cádiz

"Si mi voz muriera en tierra llevadla al nivel del mar y dejadla en la ribera.
Llevadla al nivel del mar y nombradla capitana de un blanco bajel de guerra.
¡Oh mi voz condecorada con la insignia marinera:
sobre el corazón un ancla y sobre el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento y sobre el viento la vela!"
Rafael Alberti, 1924

Atardecer en El Puerto de Santa María, Cádiz

Atardecer en El Puerto de Santa María

Porque yo también soy marinera en tierra. Andaluza exiliada en Madrid que echa de menos el sur, su luz, el mar… No puedo evitar que la alegría prenda en mí una sonrisa perpetua cuando cojo ese tren destino Cádiz. Esta vez con la emoción de un lugar que se me resistía y el reencuentro de amigos viajeros. ¿Se puede pedir más? No lo creo. Quizá ser mago y prolongar el tiempo. Porque siempre es poco en mis estancias de la tierra del blanco y el verde. Puerto de Santa María, bahía de Cádiz, golfo de la luz… Aquí estoy. ¿Me cuentas tus secretos?

Castillo de San Marcos, El Puerto de Santa María

Castillo de San Marcos, El Puerto de Santa María

El Puerto de Santa María: cultura, naturaleza y gastronomía. 

Ya me bajo de ese tren. Hola gaviotas, hola brisa marina, en un atardecer de luz rosada. Una cena con vino y risas… Y lista para conocer El Puerto en un largo fin de semana. 

Visita teatralizada: historia viva de El Puerto de Santa María. 

Soleada mañana en la plaza de las Galeras Reales. Tomo la pócima del tiempo que me sirve una hechicera. Me dicen que todo es posible en El Puerto y yo, que soy fácil, me dejo embaucar. ¡Funciona! La pequeña ciudad fundada a orillas del Guadalete como Puerto de Menesteo vuelve a ser una villa romana. Ante nosotros aparece el mismísimo patricio gaditano Lucio Cornelio, promotor del nuevo canal del río destinado a convertirse en un estratégico punto comercial.

Romano, visita teatralizada en El Puerto

Romano, visita teatralizada en El Puerto

Avanzamos por las callejuelas moviéndonos paralelos al tiempo. Con esos nuevos poderes que se nos han otorgado frente al castillo de San Marcos cobra vida el rey Alfonso X, ufano por la conquista de Alcanatif a los sarracenos. En estas murallas medievales cambia su nombre árabe por el de Santa María del Puerto. El legado musulmán sigue presente en escondidos rincones tan asombrosos como la mezquita ubicada en el interior de la fortaleza, una joya milenaria que parece una reproducción en miniatura de la de Córdoba.

Visita teatralizada, El Puerto de Santa María

Visita teatralizada, El Puerto de Santa María

Mezquita, castillo de San Marcos

Mezquita, castillo de San Marcos

Pero sigamos, que el tiempo vuela. Llega Colón, el visionario con sus proyectos de cruzar los mares y sus ideas disparatadas sobre una Tierra esférica. Los señores de la Cerda, condes de El Puerto, lo acogen y le conciertan una cita con la reina Isabel. En estos mismos astilleros se armaría una de las carabelas, la Santa María, que arribaría a las costas de América en aquel mítico primer viaje. El esplendor de la urbe con las riquezas expoliadas al Nuevo Mundo y el comercio marítimo durante los siglos venideros la convertirían en la Ciudad de los Cien Palacios, cuyo ocaso llegó con el del Imperio. Así me sentí caminando por El Puerto, como en una pequeña Cartagena

El Resbaladero, El Puerto

El Resbaladero, El Puerto

Ya ha pasado el efecto de la «pócima». De vuelta al S.XXI nos reencontramos con esta ciudad andaluza encantadora, donde perderse unos días entre sus animadas callejas de bares y tabernas, visitar su patrimonio legado de dos mil años, relajarse en su mar azul de playas de arena finísima… Sucumbir, enamorarse y mendigar un sólo beso.

«A menudo los labios más urgentes no tienen prisa dos besos después.» Joaquín Sabina.

Banco del beso

Banco del beso

El recorrido “El Puerto Encantado” se realiza en dos sesiones: a las 12.45 y a las 20.00 h. Su coste es de 5€ por persona. Otras visitas temáticas guiadas a la ciudad, como la centrada en Cristóbal Colón o Rafael Alberti, se pueden reservar en la Web de Turismo de El Puerto de Santa María.

El Puerto desde la bahía. 

«El mar, la mar, sólo el mar… ¿Por qué me trajiste padre a la ciudad?» Sentir el viento de poniente despeinando mis cabellos. La caricia del sol en mi piel. Surcas las aguas despacio y, por qué no, darse un baño en las azules aguas de la bahía gaditana… El marco: el famoso Puente de la Pepa y El Puerto de Santa María, al fondo. Surcar las aguas despacito, en un velero, es lo más placentero del mundo y un recuerdo inolvidable de una tarde gaditana que sabe a libertad. Una experiencia que disfrutamos gracias a 360 sail, partiendo desde Puerto Sherry.

Navegando en velero en la bahía de Cádiz

Navegando en velero en la bahía de Cádiz

¡La adrenalina sube! Actividades multiaventura. 

«¡Sin salir de El Puerto y estamos en un parque natural! Qué maravilla…» Los ojos de José Pablo, nuestro anfitrión, se iluminan de orgullo enseñando su tierra a unos extraños. Tanto es así, que consigue hacérnosla un poquito nuestra, porque lo que se ama hay que compartirlo… Así es: el Coto de la Isleta se ubica en el Parque Natural Bahía de Cádiz. Con sus cabañas de madera donde alojarse y sus instalaciones deportivas rodeadas de agua y bosque me recuerda a mi niñez, cuando iba a los campamentos de verano en los que tanto me divertía.

Coto de la Isleta

Coto de la Isleta

Aquí puedo volver a ser pequeña. A temblar de miedo en el circuito de pasarelas y lianas, troncos móviles, tirolinas… Confieso que soy más acuática y me motiva más el kayak. O el voley – playa… O tal vez un paseo por el curioso y original jardín de bonsais, donde me enternece un olivo en miniatura. La premisa es divertirse, en un entorno donde se inculca a jóvenes y no tan jóvenes el respeto y la protección del medio ambiente.

Jardín de bonsais

Jardín de bonsais

Gastronomía en El Puerto de Santa María.

Con tantas emociones se nos ha abierto el apetito. ¡Hora de comer! De degustar todas esas delicias típicas de El Puerto. El menú está servido… ¿Dónde comer en El Puerto?

Deliciosas tortillitas de camarones en Romerijo

Deliciosas tortillitas de camarones en Romerijo

Cata de vinos: empezamos con una visita guiada a unas bodegas con solera: las bodegas Osborne. Su amplio patio de magnolios y naranjos se engalana para recibir a unos recién casados. Paseamos entre toneles donde se fermenta el vino y brandy de Jerez y nos convertimos en «venenciadores» en prácticas. Confieso que no es lo mío… Pero sí catar y retener en mis papilas ese gusto intenso a un vino mítico, con personalidad propia y esperar a que me inspire como ya lo hizo con Washintong Irving.

Bodegas Osborne

Bodegas Osborne

Aperitivo: seguimos de vinos en la taberna más típica y antigua de la ciudad: la Bodega Obregón. El fino sabe mejor entre barriles, acompañado de quesos y embutidos ibéricos.

Bodegas Obregón

Bloggers comiendo / trabajando en Bodegas Obregón

Sabor a mar en el almuerzo: ¡si vas a El Puerto tienes que ir a Romerijo! Tradicional marisquería frente al parque Calderón, donde el pescado recién sacado del océano es una delicia al paladar. Gambas blancas, tortillitas de camarones… ¡Qué bien sabe El Puerto!

Gambas de Romerijo, dónde comer en El Puerto

Gambas y langostinos en Romerijo, dónde comer en El Puerto

Postre: no me queda más remedio que hacer hueco para un sabroso helado en Da Massimo, catalogada como «una de las 10 mejores heladerías de España».

Heladería Da Massimo

Heladería Da Massimo

Cena: allí donde fueres haz lo que vieres. Las charlas entre amigos discurren entre tapas y más vino… Es posible una cena informal en Los Portales, un cóctel al atardecer en la terraza de Puerto Sherry, con vistas a esa bahía azulada de Cádiz, o un bocado creativo y delicatessen en el patio andaluz Larga 70. Ya avisé al comienzo: ¡todo es posible en El Puerto!

Cata de quesos en Puerto Sherry

Cata de quesos en Puerto Sherry

Dónde alojarse en El Puerto de Santa María. 

Dormí como una auténtica princesa en el hotel Duques de Medinaceli, un palacio andaluz del S.XVIII ubicado en pleno casco antiguo, con patio, jardines y hasta una capilla mudéjar.

Hotel Duques de Medinaceli

Hotel Duques de Medinaceli

Agradecimientos.

Gracias a Turismo de El Puerto de Santa María.

Muchas gracias a Jose Pablo y Mª José de A tomar por mundo por la organización del #ForumElPuerto, ¡unos anfitriones de diez! 

8
Deja un comentario

avatar
4 Comentarios
4 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
5 Autores
cosmopolillaXavóJorge MartinezMaruxaina BóvedaVíctor Gómez Autores recientes
Xavó
Invitado/a
Xavó

Bella todo.