Diez cascadas de ensueño

El fluir del agua es el sonido de la vida. Pocas cosas son más relajantes que sentarse en la orilla de un río entre los árboles a escucharla correr… Ese agua, cuando se desliza vertiginosamente en forma de catarata se convierte en un paisaje de belleza indescriptible.

Hermosas cascadas…

Escondidas entre la selva tropical, ocultas por la espesura, congeladas en el norte, derramándose en el océano… Esta es una recopilación de diez cascadas de ensueño que he tenido la suerte de cruzarme en el camino mientras hago lo que más me gusta del mundo: VIAJAR.

Cataratas de Iguazú

Cataratas de Iguazú

Mi selección: las diez cascadas más bonitas que he visto:
1. Cataratas del Rhin – Suiza.

Cerca de la ciudad de Schaffhausen, al norte de Suiza, el alto Rhin ruge con violencia. Un impresionado Goethe escribió en su cuaderno: “estas son las fuentes del océano”. Con ciento cincuenta metros de anchura y veintitrés de altura, son las más caudalosas de Europa Central, transportando en verano una media de 700 m³/s.

Cataratas del Rhin

Cataratas del Rhin

2. Catarata de Klimml – Austria.

Esta imponente caída de agua de trescientos ochenta metros en vertical, dividida en tres saltos, se ubica en el corazón de los Alpes Austríacos (Parque Nacional de Hohe Tauern). Se trata de la cascada más alta de Europa y la quinta del mundo. Su caudal proviene del deshielo de los glaciales alpinos, para acabar fundiéndose más tarde en las aguas del río Danubio.

Catarata de Krimml

Catarata de Krimml

3. Cascada de Triberg – Alemania.

En plena Selva Negra, ese bosque ancestral en el que no penetra el sol, el río Gutach es una arteria azulada y fría. Junto a Triberg, uno de sus encantadores pueblos famoso por sus artesanales relojes de cuco, se esconde la cascada más alta de Alemania, enmarcada en un bosque de abetos y hayas, ciervos y ardillas.

Triberg

Cascada de Triberg

 4. Kilt Rock – Escocia.

El salto de Kilt Rock es una cascada que cae en picado al mar en la isla de Skye, en las Tierras Altas de Escocia. El escenario es un acantilado de origen volcánico de cien metros de altitud, tapizado de verde y con eterno olor a lluvia. Sin duda una de las cascadas más bonitas del mundo.

Kilt Rock

Kilt Rock

 5. Gullfoss – Islandia.

Su nombre significa “Catarata Dorada”. En ella las aguas del río Hvítá se precipitan por una falla en dos niveles, de once y veintidós metros. La cercanía con Reyjkavik y su extraordinaria belleza hacen que sea una de las atracciones turísticas más populares de Islandia. ¡Yo la vi en pleno diciembre, tan congelada que parecía de cristal!

Gullfoss, Islandia

Gullfoss, Islandia

 6. Pamukkale – Turquía.

Los minerales de la cuenca del río Menderes  esculpen este capricho de la naturaleza, conocido como “el castillo de algodón”. En él las aguas bajan por la ladera de la blanca montaña, en forma de cascadas y piscinas de travertino. Bañarse en ellas es una sensación maravillosa y única.

Pamukkale, Turquía, las cascadas más bonitas del mundo

Pamukkale, Turquía, las cascadas más bonitas del mundo

7. Cascada de Gitgit – Bali.

Quizás no sea ni muy elevada ni muy caudalosa, pero este salto de agua de veinte metros, situado en el norte de la isla de Bali, Indonesia, es el lugar elegido por muchas parejas para fotografiarse en el día de su boda por la belleza del entorno, un paraje tropical selvático.

Gitgit, Bali

Gitgit, Bali

8. Catarata del río Celeste – Costa Rica.

Cuenta la leyenda que Dios lavó su pincel tras pintar el cielo en las aguas del río Celeste. El bosque nuboso del volcán Tenorio lo guarda celosamente, oculto entre la espesura. Un sinuoso sendero llega hasta su cascada, hermosa y solitaria. Esta es una de las cascadas más bonitas que he visto y veré nunca.

Río Celeste, Costa Rica

Río Celeste, Costa Rica

9. Cataratas del Iguazú – Brasil y Argentina.

Bienvenido a una de las Siete Maravillas naturales del mundo. El total de doscientos setenta y cinco saltos, el vapor del agua que asciende como una cortina empañando la vista, y los arcoiris  que las adornan no son un espejismo. Las impresionantes cataratas del río Iguazú hacen frontera entre Brasil y Argentina. Es difícil no contener el aliento al detenerse sobre la vertiginosa Garganta del Diablo: un panorama que no dejará indiferente al viajero. ¡A mí se me puso el vello de punta! Y además tiene una leyendade amor trágico preciosa (leyenda de Iguazú).

Cataratas de Iguazú

Cataratas de Iguazú

10. Nacimiento del río Cuervo, Cuenca.

Termino mi top ten de cascadas con una belleza natural y cercana. En la serranía de Cuenca se encuentra el nacimiento del río Cuervo, un paraje verde y frondoso en primavera y verano, y congelado en invierno. No sé si será una de las cascadas más bonitas del mundo, pero al menos de España sí.

Diez cascadas de ensueño: río Cuervo

Diez cascadas de ensueño: río Cuervo

Seguiremos viajando a la búsqueda de las cascadas más bonitas del mundo: las imprescindibles Victoria, las cinematográficas cataratas del Niágara, el Salto del Ángel… ¡Al menos hasta que hagamos una lista de diez cascadas más!

24
Deja un comentario

avatar
12 Comentarios
12 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
13 Autores
cosmopolillaErik (Tierras Insólitas)Viaje al Patrimonio@lacosmopolillaJavier Sánchez López Autores recientes
Javier Sánchez López
Invitado/a

Preciosas. Siempre me encantaron las cascadas y los ríos en general, no sé, me dan mucha paz. De todas estas desgraciadamente sólo he visto la del Nacimiento del Río Cuervo, y me encantó. Si vienes por Galicia te recomiendo no perderte la de Ézaro en la Costa da Morte, es… Leer más »

Viaje al Patrimonio
Invitado/a
Viaje al Patrimonio

Yo sueño con ver algún día el Salto del Ángel, aunque el viaje no es nada sencillo!

No conocía la de la isla de Skye, es una pasada. Las cascadas que dan al mar tienen algo especial…

Erik (Tierras Insólitas)
Invitado/a
Erik (Tierras Insólitas)

Muy buen post!!!! Una recopilación mi chula. Tendrías que añadir una más: la cascada de Gujuli, en Álava. Un beso!!!!