Consejillos para viajar barato

Al hilo de una conversación mantenida durante la comida con los compañeros de trabajo, se me ha ocurrido escribir este artículo. Os pongo en situación: discutíamos sobre si revender o no unas entradas para el concierto de los Rolling Stones. Hablábamos de que había gente dispuesta incluso a pagar 400 ó 500 euros por dichas entradas… Inmediatamente en mi mente se activó el “chip” viajero: ¡hazlo! Con eso te das una buena escapada… A lo que me contestaron que era muy poco dinero para hacer un viaje… ¿Poco? Bueno, para ir de hotel 5* a todo lujo obviamente no, pero se me ocurren unos cuántos destinos con los que con ese presupuesto me sería más que suficiente… ¡Viajar barato es mucho más fácil de los que piensa la gente! 

Playa de Paraty

Playa de Paraty

Y es que, aunque muchos ya estamos familiarizados con viajar usando blablacar o couchsurfing, ¡aún hay mucha gente que no lo conoce! Más allá de la filosofía de viajar barato y optimizar compartiendo gastos, que también, lo realmente interesante es vivir una experiencia diferente, hacer amigos en todo el mundo  y descubrir un nuevo lugar desde la perspectiva de alguien que vive allí.

Así pues, aquí van unos consejillos o trucos que he ido aprendiendo en mis años de  trotamundos, para que ni los bolsillos más ajustados se priven del placer de viajar. ¡Espero que os sirva! 

Viajar barato

Viajar barato: ¿a dónde vamos?

¡Nos vamos de viaje!

Antes de nada, nos olvidamos de las agencias y viajes organizados. Hay que sucumbir a la diversión de «buscarse la vida» y planificar nuestra ruta con cariño y esmero. Así que paso previo: ¡fuera pereza!

1 – Primer paso para viajar barato: el trayecto.

Elegimos el medio de transporte para llegar a nuestro destino. Para distancias cortas, coche o tren y para distancias medias y largas: avión.

    • Compartir coche:

Existen varias webs para compartir coche, como Blablacar o Amovens. La más conocida es Blablacar, en la que puedes viajar como conductor, ofreciendo tus plazas disponibles, o como pasajero, eligiendo el coche que más te convenga por precio y/o perfil.

blablacar

Lo bueno de Blablacar es que es una Web interactiva en la que puedes puntuar con un sistema de estrellas según te haya ido la experiencia, por lo que hay un amplio catálogo con referencias en función si es buen conductor o no/puntual, seguro, etc. El conductor pone el precio y se reserva en la misma web. Yo llevo usándola desde hace años y sólo puedo decir cosas buenas: experiencias geniales, he conocido a gente muy simpática y he hecho varios amigos.

    • Compartir mesa en el tren:

El tren es rápido, cómodo y seguro. El problema: el precio. Ir a Barcelona o a Córdoba desde Madrid, por ejemplo, puede costar la friolera de entre 80 y 120 euros ida y vuelta, a no ser que cojas una tarifa estrella con precio reducido o una tarifa mesa. Esta última es mucho más económica, bajando el precio a más de la mitad. El inconveniente es que hay que comprar los cuatro asientos de una vez. Si se viaja sólo o menos de cuatro pasajeros, hay varias webs que ponen en contacto a viajeros para ponerse de acuerdo en compartir mesa:  Carpling y la fan page en Facebook «Compartir mesa en el ave«, donde puedes publicar tu anuncio o buscar a pasajeros interesados en el mismo recorrido. Lo normal es quedar en la estación o que una de las personas haga la compra y las restantes le ingresen el dinero.carpling

    • ¿Volamos?

Para coger un vuelo barato la antelación es un factor clave. Atención también a esto: un reciente estudio desveló  que el día para viajar barato y comprar billetes de avión es el martes. Las compañías aéreas cuando se aproxima el fin de semana van subiendo los precios. Aquí os lo dejo :  «El mejor día para comprar vuelos«.

Otro imprescindible es buscar y comparar en diferentes compañías aéreas. Existen páginas de multibuscadores que te permiten hacer la comparativa de forma simultánea. Las que yo uso:

    • kayak.es: con una fecha definida, aparece qué compañía o buscador ofrece el vuelo más barato.
    • trabber.es: con fechas flexibles, eliges destino y te da los días más económicos para volar. Un ejemplo: buscamos vuelos a París, y nos salen desde 44 euros…
    • Destinator: de Easyjet, es otra herramienta donde te ofrece un mapa con la ciudad/precio. Si no te importa el destino, ¡puedes conseguir un verdadero chollo!

Por último, volar con escalas es siempre una opción más engorrosa que vuelo directo, pero permite ahorrarse un buen dinero. Ejemplo: cuando volé a Islandia. Desde España los vuelos directos suelen costar unos 400 – 600 euros. Yo compré un billete de Madrid a Londres con Ryanair (50 euros) y de Londres a Reykjavik con Icelandair por 90 euros ida y vuelta. De la misma manera, a Río de Janeiro fui con Air France vía París y me costó 200 euros menos que el vuelo directo Madrid-Río de Iberia.

2  – Segundo paso para viajar barato: el alojamiento:

Para viajar barato nos olvidamos de las grandes comodidades (borrad de la mente la palabra “hotel”), las opciones B son mucho más auténticas y divertidas…

    • Hostels:

Personalmente me encantan los hostels  de mochileros. De ambiente internacional con viajeros de todo el mundo, permite practicar idiomas a la par que hacer amigos. Ideal si se viaja solo. El precio depende del nivel de vida del país, pero las habitaciones compartidas pueden costar desde 3-4 euros la noche (en Países Bálticos) 8 euros (Sur de Europa) ó 10 euros es lo más caro que he pagado en América Latina. Las páginas más típicas son hostelworld o hostels.com. Mi consejo: la mejor opción ir sin reserva y buscar una vez ubicados en la ciudad. Permite ver el aspecto real (y no llevarnos desagradables sorpresas de “hay un agujero en el techo del baño», true story) y por descontado, más económico.

Hostel Ché Lagarto Paraty

Hostel Ché Lagarto en Paraty

  • Couchsurfing:

Alojarse gratis en casas de autóctonos es la forma de viajar barato más usada. El couchsurfing consiste en convertirse en anfitrión ofreciendo una cama o sofá en tu casa a viajeros que pasen por tu ciudad, a cambio de dormir tú en la casa de otra persona. Otra página del estilo es Hospitalityclub.org. ¿Una moda pasajera? No lo creo, cada vez habla más gente y mejor del couchsurfing y en países como Alemania o Noruega, donde el alojamiento es bastante caro, ya es algo habitual. Con espíritu similar encontramos la red social Presenting my city, donde usuarios de todo el mundo se ofrecen a enseñar su ciudad, alojarte en su casa… Totalmente gratis. Yo personalmente aún no he hecho couchsurfing, pero tengo muy buenas referencias así que ¡habrá que atreverse!

couchsurfing

    • Intercambio de casas:

Otra opción para no pagar hotel es el trueque temporal de casas: ¿recordáis la película “The holiday” protagonizada por Kate Winslet y Cameron Díaz? Pues exactamente consiste en eso: cambias tu casa para que una o varias personas vayan a ella de vacaciones mientras tú disfrutas de una estancia en la suya. Existen diversas webs como Guest to GuestIntercambio de casas.com.

The holiday

The holiday

  • Alquiler de casa en Airbnb: 

Opción que cada vez se hace más popular. Permite alquilar una habitación o el apartamento entero en casa de un particular, a precio bastante más asequible que un hotel. Yo lo he probado y ¡la experiencia ha sido muy buena!

3  – Tercer paso para viajar barato: la comida.

El comer barato ya depende mucho del lugar que elijamos. La opción comprar comida en mercados o ultramarinos locales siempre es buena, además de que nos permitirá probar y descubrir manjares típicos de los que no disponemos en nuestro país a precio muy asequible.

Picnic en Escocia

Picnic en Escocia

Por otro lado, hay destinos muy económicos, donde ni siquiera comer es un “esfuerzo”. Si se viaja a los países nórdicos, como Islandia o Noruega, más vale llevarse la maleta llena de barritas de cereales y embutidos envasados al vacío… Pero en destinos como Indonesia, se puede almorzar por 2 euros, ídem en Marruecos o Turquía. A lo que no se puede renunciar si se va a países tropicales es a dejar de beber agua embotellada o almorzar en lugares donde no veamos claro las condiciones higiénicas: la salud, lo primero.

Sopa Soto Ayan en Indonesia por un euro

Sopa Soto Ayan en Indonesia por un euro

4  – Cuarto paso: las excursiones – desplazamientos.

¿Por qué no usar transporte público? Mucho más económico y permite mezclarse con los oriundos del lugar. Un ejemplo: de Tánger a Assilah (Marruecos), en tren se tardan 40 minutos y cuesta 1,20 euros. En taxi, unos 30 minutos y nos cobraron 20 euros. A la vuelta ya podéis imaginar qué opción elegimos…

Autobús "cafetera" en Java

Autobús «cafetera» en Java

Si no es posible el transporte público para llegar al lugar que queremos o se tarda mucho tiempo, no nos queda otro remedio que buscar una excursión colectiva. Al igual que el alojamiento, reservarlas una vez allí es muchísimo más barato que hacerlo con antelación. Recomiendo visitar varias agencias locales y comparar precios, hablar con transportistas privados o taxistas que negocien precio. Recuerdo que en Bali encontramos a un señor muy majo que nos hizo un tour por toda la isla por 30 euros durante todo el día. Creo que costaba tres veces más contratándolo en la oficina de turismo oficial.

Por último, ¡no viajes sin seguro! Yo recomiendo Intermundial. Si lo compras a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código LACOSMOPOLILLA10. Lo puedes conseguir pinchando aquí:


De momento eso es todo, ¡espero con gusto vuestros comentarios, sugerencias y trucos que queráis añadir para viajar barato!

14
Deja un comentario

avatar
8 Comentarios
6 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
8 Autores
romundeandocosmopolillaMelanie√ 4 ideas para ahorrar cuando vas al súper √@lacosmopolilla Autores recientes
Melanie
Invitado/a

Muy buenas opciones, a veces pensamos que para viajar hay que gastar mucho dinero, peor vemos que hay maneras de economizar!! 🙂

romundeando
Invitado/a

Muy buenos consejos! En breves subiré una entrada parecida con consejos parecidos…Porque, como dices, viajar no tiene por qué ser caro y es posible para todo tipo de bolsillos! 😉