El día que fui turista en mi ciudad

La Almudena, rincones más bonitos de Madrid

"Yo salí de Granada y vine a ver la gran villa de Madrid, esta nueva Babilonia, donde verás confundir en variedades y lenguas el ingenio más sutil". Calderón de la Barca.

Hay una cosa cierta: sólo paseo por el centro cuando viene alguien de fuera. ¿Por qué será? Esta es la historia del día que salí a vagar cámara en mano, buscando los rincones más bonitos de Madrid. Redescubriendo mi ciudad de acogida desde hace algo más de una década como si no viviera en ella, como si fuera una turista más… ¿Me sigues? Porque, como decía Luis Quiñones de Benavente:

«Pues el invierno y verano, en Madrid sólo son buenos, desde la cuna a Madrid y desde Madrid al cielo». 

Jardines de Sabatini, Palacio Real de Madrid

Jardines de Sabatini, Palacio Real de Madrid

Turista en mi ciudad. Los rincones más bonitos de Madrid: 

Me bajo en el metro Retiro, frente a la emblemática Puerta de Alcalá. Construida por aquel rey que llamaron «el mejor alcalde de Madrid», Carlos III, esta era una de las cinco puertas reales que daban acceso a la ciudad. Hoy ve pasar el tiempo, y el tráfico infernal de la capital, rodeada de jardines.

Puerta de Alcalá, Madrid

Puerta de Alcalá, Madrid

Parque del Retiro.

Entro al Parque del Retiro, ese gran espacio verde de más de cien hectáreas dedicado al recreo de la realeza y que fue abierto al público en 1767. Bajo un sol templado las barcas se deslizan por el Estanque Grande. Sin duda mi rincón favorito es el Palacio de Cristal, esa estructura diáfana y traslúcida de corte romántico, alzada en el S.XIX para albergar la Exposición de las Islas Filipinas. Ahora es un espacio de arte contemporáneo itinerante, donde suele importar más el continente que el contenido y siempre hay cola para entrar.

Estanque, El Retiro, Madrid

Estanque, El Retiro, Madrid

Palacio de Cristal, los rincones más bonitos de Madrid

Palacio de Cristal, los rincones más bonitos de Madrid

Estanque del Palacio de Cristal, los rincones más bonitos de Madrid

Estanque del Palacio de Cristal, los rincones más bonitos de Madrid

Callejeando por el centro de Madrid…

En el Retiro una puede gastar todo el día, leyendo a la sombra, perdiéndose por sus senderos, rosaleda y parterres hasta encontrar al Ángel Caído… Pero es hora de continuar mi paseo. Dejo atrás los Jerónimos, el Museo del Prado, la diosa Cibeles hasta penetrar por el barrio de las Letras. El esplendor del siglo de Oro brilló con Cervantes, Quevedo y Góngora. Camino frente a la fachada austera de la Casa de Lope de Vega, hoy museo vivo de su memoria.

Casa de Lope de Vega

Casa de Lope de Vega

«Hermosa Babilonia, en que he nacido, para fábula tuya tantos años». Lope de Vega

Estudio, Casa-Museo de Lope de Vega en Madrid

Estudio, Casa-Museo de Lope de Vega en Madrid

Irremediablemente, mis pies desembocan en la gran plaza Mayor. Soportales, la fachada de la Casa de la Panadería, terrazas y bares de toda la vida… Sin duda esta gran lonja es uno de los rincones más bonitos de Madrid y un imprescindible para todo turista. Mercado de la villa, esta plaza ha sido pasto de las llamas en tres ocasiones, testigo de juicios y Autos de fe de la Inquisición, cambiado de nombre desde el primigenio plaza del Arrabal por Real, de la República y la Constitución. Hoy un Felipe III a caballo contempla los músicos ambulantes, danzarines, pintores de retratos y, en Navidad, las luces del tradicional mercadillo de objetos de broma y belenes.

Plaza Mayor de Madrid

Plaza Mayor de Madrid

A la salida, frente al prohibitivo mercado de San Miguel que no pienso pisar (hoy estoy de «turista», no de «guiri»), se encuentra una pequeña fuente de dos caños, ideal para refrescarse y continuar…

Fuente de la plaza Mayor, Madrid

Fuente de la plaza Mayor, Madrid

Y ya estoy en Sol, el corazón de Madrid. Esa plaza siempre abarrotada donde es imposible aburrirse. Bajo el Reloj de la torre que marca el inicio de cada año, se pide la vez para fotografiarse los pies en el Kilómetro Cero de todas las carreteras radiales de España. Quizá sea un ritual de un nuevo comienzo: estamos deseosos de conjurar ávidos otra aventura.

Puerta del Sol, Madrid

Puerta del Sol, Madrid

Kilómetro Cero

Kilómetro Cero

Por la animada calle Arenal ahora ando en dirección Ópera. La casa del Ratoncito Pérez, mimos, puestos de libros y olor a chocolate con churros de la siempre concurrida San Ginés. El destino final es ese emblema del Madrid de los Borbones: el Palacio Real de Madrid. Su esplendoroso interior alberga obras de genios como Velázquez o Goya, una majestuosa colección de tapices u orfebrería, legado de los poderosos que han gobernado al pueblo desde su cuna de oro y sangre azul.

Palacio Real de Madrid

Palacio Real de Madrid

Sigo mi ruta por los rincones más bonitos de Madrid. Esos que salen en todas las postales. En Plaza España saludo a Don Quijote y Dulcinea. Apuro mis pasos, se acaba el día y quiero ver el atardecer en uno de los mejores lugares de Madrid: el Templo de Debob.

Don Quijote, plaza España

Don Quijote, plaza España

«Ladran los perros, Sancho, luego cabalgamos». 

Templo de Debod, los rincones más bonitos de Madrid

Templo de Debod, los rincones más bonitos de Madrid

Noche madrileña en La Latina.

Se fue el sol. Ahora es el tiempo de la cerveza. De hacer cómo dice la canción: Bares, qué lugares. Malasaña y La Latina son los mejores barrios para salir por Madrid. Aunque también se ha puesto de moda el multicultural Lavapiés. Cañas, tapas, risas, alegría y disfrutar la noche madrileña. Aquí todos coincidimos, guiris, turistas, gatos y madrileños de adopción: no hay nada como la fiesta de Madrid.

La Latina, Madrid

La Latina, Madrid

«Es Madrid patria de todos, pues en su mundo pequeño son hijos de igual cariño naturales y extranjeros». Calderón de la Barca. 

Datos prácticos.

¿Cuál es la mejor época para visitar Madrid? El clima continental no es de los puntos fuertes de la capital. Con el mar a cientos de kilómetros, los veranos son de calor insufrible y los inviernos fríos. Lo mejor es visitar Madrid en primavera (aunque sea casi inexistente) y sobre todo en otoño.

Dónde alojarse en Madrid.

En la capital abundan los alojamientos de todos los precios: hostels económicos y céntricos, buenos hoteles… Sin duda entra las mejores opciones se encuentra el Barceló Imagine de Plaza de Castilla, un nuevo hotel de Madrid de temática musical, vanguardista y con una terraza maravillosa. Hora de soltar el equipaje y ¡a disfrutar de los rincones más bonitos de Madrid!

Código ético: este es un post patrocinado, lo que significa que contiene enlaces de afiliados o he recibido una remuneración. Todo lo que recomiendo está basado en mi propia experiencia. Gracias a este sistema puedo continuar con el blog. 

5
Deja un comentario

avatar
3 Comentarios
2 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
4 Autores
cosmopolillagigiPablo (Aprendizaje Viajero)Campanas extractoras industriales Autores recientes
Campanas extractoras industriales
Invitado/a

Pasa continuamente , a mi tambien me paso de concoer lugares perdidos de mi cuidad luego de unos años de pasar frente a ellos y no prestarles atencion . Ahora no tan solo cuando recibo visitas , sino muchos fines de semanas que no tengo planes armados , salgo a… Leer más »

Pablo (Aprendizaje Viajero)
Invitado/a

Una de las experiencias que más me han gustado de Madrid fue hacer su Free Walking Tour……después de estar 13 años viviendo en ella. Además, lo hice justo antes de que diésemos el salto a Sudamérica, sabiendo que no volveríamos en por lo menos un año. Ahora lo añoro, y… Leer más »

gigi
Invitado/a
gigi

me gusto mucho tu post, mostraste lugares que en definitiva ire a conocer ahora en mi proximo viaje, quiero rentar un auto en cuanto llege alla me puedes recomendar una agencia de renta de autos asi de buena como maxirent http://www.maxirent.com.mx .