Qué ver en Sigüenza
Castilla La Mancha España

Qué ver en Sigüenza y el barranco del río Dulce

Escrito por la
el
10 mayo, 2021

Paso del alto Henares, provincia de Guadalajara. Entre los valles de los ríos Dulce y Salado se ubica una vetusta ciudad, a tan sólo un paso de la A-2 entre Madrid y Zaragoza. ¿Su nombre? Sigüenza. Celtíbera, romana, visigoda, musulmana y cristiana su esencia medieval es lo que conquista al visitante que se adentra por el casco viejo, más allá de la muralla, siempre a la sombra del castillo vigilante. La Casa del Doncel, la impresionante catedral, la plaza Mayor o el maravilloso espacio natural del barranco del río Dulce, a unos pocos kilómetros, son algunos de los encantos que ver en Sigüenza, certificando que pasar aquí un fin de semana es un planazo.

Un paseo por Sigüenza, ciudad medieval

Un paseo por Sigüenza, ciudad medieval

Conocí Sigüenza de camino a una Ruta en coche por Aragón -ya que se ubica muy cerca- combinando también con la pequeña Medinaceli, ya en Soria, pero a tan sólo un ratito de Sigüenza. Y es que toda esta zona fronteriza es ciertamente monumental, siendo codiciada por antiguos reyes y guerreros dada su localización estratégica. Vestigios de otra época que aún perduran.

Unos apuntes históricos sobre Sigüenza…

Los restos hallados del Paleolítico y el Neolítico evidencian que esta zona está habitada desde hace milenios. Cuando los romanos llegaron a la península existía un primitivo asentamiento de nombre Segontia, -significa “la que domina el valle”- donde vivía el pueblo celtíbero. Tras la conquista de Hispania, el sitio adquirió relevancia: por ella pasaba la vía romana entre Caesar Augusta (Zaragoza) y Emérita Augusta (Mérida). Para vigilar este paso, alzaron una torre que más tarde se convirtió en alcázar bajo dominio musulmán. Este recinto fortificado se fue ampliando y hoy alberga al Parador de turismo de Sigüenza, uno de los mejores lugares para hospedarse en la pequeña ciudad. Señorío obispal del siglo XII al XVII, hoy es una apacible urbe en la que parece que el tiempo se ha detenido.

Parador de Turismo en Sigüenza

Parador de Turismo en Sigüenza

Mapa con los lugares que ver en Sigüenza y alrededores:

  1. Castillo de Sigüenza.
  2. Puerta del Hierro.
  3. La puerta del Sol.
  4. Arquillo de San Juan.
  5. Plaza Mayor de Sigüenza.
  6. Catedral de Santa María.
  7. Oficina de Turismo de Sigüenza.
  8. Casa del Doncel.
  9. Iglesia de San Vicente.
  10. La iglesia de Santiago.
  11. Parque de la Alameda.
  12. Convento de las clarisas.
  13. Monasterio de las Ursulinas.
  14. Restaurante El Doncel.
  15. Barranco del río Dulce.
  16. Mirador de Félix Rodríguez de la Fuente.

Fuente: Google maps.

Explorando la ciudad medieval: qué ver en Sigüenza en un día.

A mil metros sobre el nivel del mar, ubicada en pleno Camino del Cid y la ruta de la Lana, para comprender la importancia histórica de Sigüenza, ciudad de obispos y declarada Conjunto Histórico – Artístico, basta con darse un paseo por su centro histórico. Arcos, callejuelas, fachadas de antiguas casas nobiliarias y del alto clero conducen hasta la catedral, en el corazón de Sigüenza. Pero vayamos por partes.

Calles de Sigüenza

Calles de Sigüenza

Castillo de Sigüenza.

Lo primero que llama la atención al entrar a Sigüenza son los muros de una gran fortaleza medieval; parece sacada de una película. El llamado castillo de los obispos de Sigüenza es el palacio – fortaleza que se construyó sobre el alcázar musulmán del siglo VIII. Aunque fue residencia oficial de los obispos de la ciudad hasta mediados del XIX, sufrió a menudo ataques y episodios virulentos.

El castillo, qué ver en Sigüenza

El castillo, qué ver en Sigüenza

Un asalto de los seguidores del Infante Alfonso de la Cerda, aspirante al trono de Castilla, en 1298. En una torre estuvo encarcelada cuatro años Blanca de Borbón, la joven esposa de Pedro I el Cruel. Sirvió de cuartel general del Archiduque Carlos de Austria durante la Guerra de Sucesión Española, tras la muerte del rey “Pasmado”; un siglo más tarde cuartel de las tropas napoleónicas, sufriendo daños graves. Aunque cuando quedó en ruinas fue tras la devastación de la Guerra Civil. En los años 70 el castillo fue restaurado y se convirtió en Parador Nacional de Turismo.

Patio del castillo, qué ver en Sigüenza

Patio del castillo, qué ver en Sigüenza

Las Murallas de la ciudad.

De la vieja muralla medieval que abrazaba a esta ciudad en la raya de disputas entre cristianos y sarracenos, permanecen las antiguas puertas que daban acceso: la puerta del Hierro, entrada principal con la imagen protectora de la Inmaculada Concepción sobre ella. La puerta del Sol, mirando hacia donde sale el astro rey y desde donde parte la calle Mayor de Sigüenza. El Arquillo de San Juan, dando acceso al barrio judío de la villa y la puerta del Toril, anexa a la plaza Mayor.

Murallas de Sigüenza

Murallas de Sigüenza

Catedral de Sigüenza.

De aspecto recio e imponente, erigida como una fortaleza – catedral, llama la atención que esta pequeña urbe -hoy tiene censados 4.496 habitantes- cuente con semejante seo. Reminiscencias de la relevancia de la cual Sigüenza gozó en su tiempo. A esa época dorada corresponde este templo, cuya construcción comenzó en el año 1124 por orden del obispo aquitano Bernardo de Agén tras conquistar la codiciada plaza a los musulmanes. Reinaba entonces doña Urraca y la catedral, transición de un románico cisterciense al gótico, fue consagrada a Santa María.

Catedral de Sigüenza

Catedral de Sigüenza

La principal atracción de la catedral y por extensión que ver en Sigüenza es la capilla donde yace el Doncel, ubicada en el lado sur del transepto. La exquisita escultura funeraria en alabastro corresponde a Martín Vázquez de Arce, el Doncel de Sigüenza, joven que murió a los 26 años en batalla contra los musulmanes en la vega de Granada. Vestido con armadura y la cruz de Santiago en el pecho en lugar de presentarse acostado o dormido aparece medio incorporado, leyendo el libro abierto entre sus manos.

La Casa del Doncel.

Ligada a la figura anterior, otro de los monumentos que visitar en Sigüenza es la casa del siglo XIII ubicada en pleno centro histórico, que mantiene el estilo gótico original. Sobria por fuera, el interior alberga salones decorados con cenefas mudéjares y arcos de yesería. Sin duda una de las joyas arquitectónicas de la ciudad.

Iglesias de Sigüenza.

Aunque la catedral es el templo más relevante, la medieval Sigüenza posee una bella iglesia románica – gótica: la de San Vicente, en la calle Traveseña Alta. En la calle Mayor se ubica la iglesia románica de Santiago, parte del antiguo convento de las Clarisas. Por desgracia, su interior quedó muy dañado durante la Guerra Civil. De estilo barroco es la iglesia y monasterio de las Ursulinas. Junto a la Alameda se localiza el monasterio de Nuestra Señora de los Huertos, de estilo tardogótico – plateresco y habitado en la actualidad por una comunidad de monjas clarisas.

¿Otros lugares de interés que ver en Sigüenza? El palacio de los Infantes, la Alameda -principal parque de la ciudad-, la antigua taberna del Sol en la plazuela o el barrio barroco de San Roque.

El barranco del río Dulce.

A 17 kilómetros de Sigüenza se ubica un paraje natural de singular belleza, por lo que se puede visitar en la misma jornada que la ciudad. El Parque Natural del río Dulce es un profundo cañón de terreno calizo, excavado por las aguas durante miles de años hasta crear un escenario de fantasía con grutas, cuevas, torcas, dolinas… Una pequeña ciudad encantada que se puede contemplar desde el meandro de La Cabrera y el mirador de Félix Rodríguez de la Fuente -en él grabó algunas de las imágenes más impactantes de “El hombre y la Tierra”. Las rutas de senderismo entre frondosos bosques de encina y quejigo, con pequeñas cascadas en época de deshielo, ofrecen un paisaje en el que desconectar del ruido y conectar con la naturaleza más pura. En las oquedades del barranco tienen su casa aves rapaces: halcones peregrinos, buitres leonados o águilas reales, entre otras. En la ribera, entre la frescura y el verdor de fresnos, álamos y sauces es posible avistar garzas, ánades reales o al Martín pescador cazando presas.

Barranco del río Dulce

Barranco del río Dulce, fuente: Turismo de Castilla-La Mancha

Las rutas de senderismo por el cañón del río Dulce son varias y están señalizadas:

  • Sigüenza a Pelegrina: desde la ciudad de Sigüenza se puede llegar caminando hasta el Parque del río Dulce recorriendo una distancia de 11,5 kilómetros. El sendero está señalizado por balizas como “la Ruta del Quijote”.
  • De Aragosa a Pelegrina (sendero GR10): 11 kilómetros; unas 6 horas de ida y vuelta con dificultad fácil (camino llano).
  • Hoz de Pelegrina: la parte más abrupta del parque natural, donde se ubica la pequeña ciudad encantada y -si es época de lluvia- pequeñas cascadas. 4 kilómetros; 1-2 horas de ida y vuelta.

Comer en Sigüenza: recomendaciones.

La oferta gastronómica en Sigüenza, donde probar las comidas típicas de Guadalajara, es abundante por ser un lugar muy turístico. Hay opciones tanto de picoteo y tapas como para comer de menú. El restaurante más popular es El Doncel, galardonado con una estrella Michelín. Por su alta demanda, lo mejor es reservar con antelación.

Migas en Sigüenza

Migas en Sigüenza

Alojamiento en Sigüenza.

Además del ya mencionado Parador en el castillo de Sigüenza -sin duda el alojamiento con más encanto-, hay varios hoteles y casas rurales en la villa. Para quien busque tranquilidad absoluta y relax en la naturaleza, también es posible alojarse en la puerta del Parque Natural del río Dulce, Aragosa: Casa Rural en el río Dulce, ideal para realizar algunas de las caminatas descritas anteriormente.

Más información en la Web oficial: Espacio Natural del Barranco del río Dulce y en la página de Turismo de Castilla-La Mancha.

Sigue viajando por Castilla-La Mancha en el blog. Te puede interesar:

Cuenca en un día: 10 visitas imprescindibles

Qué ver en Pastrana, la villa de la princesa de Éboli

5 pueblos de La Alcarria

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre qué ver en Sigüenza está basado en mi propia experiencia.

TAGS

DEJA UN COMENTARIO