La hacienda de Hernando Colón, el primer aceite de las Américas

Hacienda Guzmán en Sevilla

"Ay olivar, mi olivar,
Donde siempre he venido
tras mis largos recorridos,
por cielo, por tierra y por mar".
Mª Jesús Barquero Casas

Olivos de la Hacienda Guzmán

Olivos de la Hacienda Guzmán en Sevilla

Verde que te quiero verde. Así es la recogida de la aceituna -a mano y sin estar madura del todo- en la Hacienda Guzmán. Una productora de aceite de oliva con más de seis siglos de Historia ubicada a las afueras de Sevilla, en la que se elabora un oro líquido premium que ha cosechado premios internacionales. Hoy te propongo un plan diferente saboreando, palpando y aprendiendo sobre este mundo tan en boga como es el del Oleoturismo, a tan sólo 15 kilómetros de la capital hispalense. ¿Te seduce?

Recogida de aceituna en la Hacienda Guzmán

Recogida de aceituna en la Hacienda Guzmán

Historia de la Hacienda Guzmán en Sevilla: el primer aceite de las Américas.

Una finca con solera. Así se intuye desde el primer momento en que se pone el pie ante la fachada barroca de la hacienda -que no cortijo, ya que en ella se elabora un producto final-. Los cañones unidos con cadenas en la entrada principal indican dos datos significativos: tuvo como huéspedes a miembros de la familia real y disponía de jurisdicción propia. Es decir, al cruzar el umbral se seguían las normas y leyes que dictara el señor de la propiedad. Bajo la escultura de San Bartolomé se aprecia el escudo de armas de la familia Guzmán en el que se representan dos cazuelas: trabajo a cambio de cama y comida.

Entrada a la Hacienda

Entrada a la Hacienda Guzmán en Sevilla

De esta estirpe nobiliaria hereda su nombre, coincidiendo con la edad dorada de la Hacienda, cuando llegó a ser una de las principales fábricas de aceite del mundo. Si bien su dueño más ilustre fue Hernando Colón, el hijo del navegante y virrey, quien en el S.XVI se convirtió en el primer exportador de aceite de oliva desde el muelle del Guadalquivir a las colonias que se iban creando en el Nuevo Mundo. Hoy, la actual propietaria es la familia Guillén, quienes continúan la labor de fabricar aceites de elevada calidad, además de educar y difundir la cultura olivarera a través de la Fundación Juan Ramón Guillén. Su objetivo más ambicioso: que los paisajes del olivar andaluz se conviertan en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Visita a la Hacienda Guzmán en Sevilla

Hacienda Guzmán en Sevilla

Visita a la Hacienda Guzmán en Sevilla, una experiencia de Oleoturismo.

Mi recorrido por la Hacienda comienza en un precioso patio cuadrado, con el sonido del agua de la fuente y el aroma de las rosas. Un desayuno andaluz para abrir boca y testar por vez primera uno de los aceites premium de esta factoría antes de descubrir toda la Historia y tradición que guarda entre sus muros: la Almazara del S.XVII, el museo de carruajes, la olivoteca más grande del mundo, el olivar en pleno proceso de recogida del fruto y el jardín árabe donde apreciar la belleza de su arquitectura. Para terminar, una cata de sus variedades de aceites de oliva.

La Hacienda desde el jardín

La Hacienda desde el jardín

La Almazara del S.XVII. 

Los espléndidos patios decorados con palmeras, parras y bungavillas, aperos de labranza, un pozo donde toman el sol un par de gatos curiosos… Pintan un escenario de otro siglo con profundo sabor andaluz. Este viaje en el tiempo cobra especial relevancia al asomarse al interior de la antigua almazara. Un gigantesco molino de aceite donde se conserva la noria y una impresionante viga de madera de caoba.

La noria de la almazara

La noria de la almazara

La excelencia no fue su primera vocación. El aceite que se fabricaba en el S.XVII era de alto rendimiento, el mayor posible del fruto. Incluso se mezclaba con agua y por eso se tenía la creencia de que era un producto «fuerte» para el estómago. 

Viga de madera de ébano, Almazara del S.XVII

Viga de madera de ébano, Almazara del S.XVII

El museo del Carruaje.

Carrozas reales dignas de una princesa (entre otras un coupé de gala que perteneció a la infanta Mª Luisa), un coche – ambulancia, … El curioso y didáctico museo habla de los siglos XVII – XVIII, cuando no existían los motores y, sobre todo las clases pudientes, se desplazaban con caballos de carne y hueso. La colección de carruajes originales resulta abrumadora.

Museo del Carruaje

Museo del Carruaje

La olivoteca más grande del mundo. 

Los campos de olivos abrazan la Hacienda. Pero entre todos hay uno muy especial: la olivoteca. Un museo vivo donde crecen y se exhiben 150 variedades de olivos procedentes de 13 países del mundo: España, Israel, Albania, Turquía… Cada árbol con un tipo de aceituna diferente en cuanto a tamaño, color, grosor y textura. ¡Nunca imaginé que el mundo del aceite fuera tan amplio y complejo!

Olivoteca de la Hacienda Guzmán

Olivoteca de la Hacienda Guzmán

La recogida de la aceituna y la elaboración del aceite. 

Ataviada de bata blanca y con cesto pensé «¡si mi abuela me viera!» Claro que ella no recogía las aceitunas una a una, sino vareando. En Hacienda Guzmán presencio la recolección manual racimo a racimo, como si se tratara de uvas, un proceso más lento y cuidado para no dañar al fruto y obtener intactas todas sus propiedades. Vivir la experiencia de recolectar aceitunas me hace sentir en contacto con el árbol y la tierra a la que debemos tanto, con los trabajadores que madrugan, sufren del frío y la lluvia para obtener la materia prima con la que se elabora uno de los mejores aceites del mundo. Proceso que se completa observando la aceituna dentro de la moderna almazara.

Cinta de la Almazara

Cinta de la Almazara

El hecho de que se trate de una recogida manual, con la aceituna aún verde y la triple selección final, tiene como resultados unos costes mucho más elevados y una producción reducida, pero de calidad insuperable.

Aceites de la Hacienda Guzmán

Aceites de la Hacienda Guzmán

Cata de aceites en la Hacienda Guzmán.

Tras asistir a la recolección y elaboración viene la «mejor» parte: catar el resultado. Cuatro recipientes de cristal contienen el oro líquido que hay que oler y saborear dejando que se expanda por el paladar y empape las papilas gustativas. Del más suave y claro al más intenso, el ejercicio va de percibir los matices, los aromas frutales y herbales del HG Reserva Familiar Arbequina, HG Reserva Familiar Hojiblanca, HG Reserva Familiar Manzanilla y HG Coupage. Personalmente, me quedo con el hojiblanca y su promesa de ensalzar una ensalada o un plato de verdura a la plancha transformándolo en memorable. La razón de que una cucharadita dorada de este elixir contenga todo lo bueno de este mundo, para mí continua siendo un misterio. 

Cata de aceite de oliva

Cata de aceite de oliva

Visita turística a la Hacienda Guzmán. Datos prácticos.

La Hacienda está abierta al público para visitas guiadas, reservando previamente en su web. En cuanto al precio:

  • Visita con recorrido guiado con cata de aceite: 29,50 €.
  • Visita con recorrido guiado con cata de aceite y visita a la recolección: 37 €
  • Desayuno andaluz, recorrido guiado con cata de aceite: 45 €.
Desayuno andaluz

Desayuno andaluz en la Hacienda Guzmán

Concurso: gana un fin de semana en Sevilla para dos personas. 

¿Te apetece vivir esta experiencia de oleoturismo en la Hacienda Guzmán? Participa en el sorteo y podrás ganar un fin de semana para dos personas en Sevilla con visita a la finca. El premio incluye:

  • Traslados hasta Sevilla desde tu ciudad de origen.
  • Dos noches de alojamiento.
  • Visita a la Hacienda Guzmán.
  • Una comida en restaurante.

¿Cómo participar?

  • Pincha en este enlace y completa el formulario: Sorteo Hacienda Guzmán.
  • Si usas mi código LACOSMOPOLILLAHG ¡tendrás el doble de posibilidades!
  • Fecha: puedes apuntarte hasta el 31 de enero de 2019. Además del fin de semana en Sevilla para dos personas, entre todos los participantes Hacienda Guzmán regalará tres estuches para catar sus mejores aceites de oliva. ¡Mucha suerte!
Patio, Hacienda Guzmán

Patio, Hacienda Guzmán

Sigue viajando por Andalucía en el blog:

Agradecimientos: muchas gracias a la Hacienda Guzmán en Sevilla por invitarme a conocer sus instalaciones y catar sus aceites. Todas las opiniones expresadas aquí son libres y están basadas en mi propia experiencia.

10
Deja un comentario

avatar
5 Comentarios
5 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
6 Autores
cosmopolillaMar Varaalvientooojordi (milviatges)Kris Autores recientes
alvientooo
Invitado/a

Me ha encantado conocer este lugar y sin duda la experiencia de oleoturismo en la Hacienda Guzmán tiene una pinta estupenda. Me lo apunto para cuando vuelva a sur que espero que no sea dentro de mucho. Muchas gracias por estas recomendaciones tan interesantes.

Mar Vara
Invitado/a

Como vivo cerca de la Ribera del Duero y La Rioja, me resulta más familiar el tema del enoturismo, así que me gustaría disfrutar de una experiencia similar con el aceite. Tiene que ser una visita muy interesante, como complemento a un viaje por el sur, al que hace tanto… Leer más »