Surf en Las Landas. Destino: Hossegor

Surf en Las Landas

Hossegor en la costa oeste del Atlántico es la capital del surf en Francia. Un mar de dunas de arenas y olas salvaje donde divertirse y volver a ser niño.

La arena dorada de las dunas resplandece bajo el sol poniente. La vegetación se apretuja, valiente, luchando contra el viento hasta casi llegar al mar. Un Atlántico de olas largas y azules, bravas, se desliza hasta el horizonte, justo al borde de la frontera con el País Vasco español. Es mi primera vez en el sur de Francia, Las Landas, región de naturaleza amable retratada en bosques de pinares, onduladas montañas y acogedores pueblos al borde de la costa oeste. Los surferos recogen las tablas y caminan exhaustos arrastrando los pies entre la espuma. ¿Me atreveré yo, mañana? ¿Seré capaz de hacer surf en Las Landas? ¿A volver a cabalgar sobre las olas? O al menos intentarlo…

Playa de Hossegor, surf en Las Landas, Francia

Playa de Hossegor, surf en Las Landas, Francia

Un fin de semana haciendo surf en Las Landas francesas. 

Aterrizo en el aeropuerto de Biarritz tatareando aquella canción de Amaral, «Biarritz dormida soledad, lleva mis pasos hasta el mar…» Pero mi destino no es esta elegante ciudad costera. Voy a Hossegor, a 40 minutos en coche, la meca del surf para los franceses. La primera parada ya nos sumerge directamente en el mundo surfero que tanta pasión despierta: Euroglass, una de las fábricas de tablas más famosas del mundo donde podemos entrar literalmente hasta la «cocina» para observar cómo se moldean, lijan y pintan estas obras de arte destinadas a volar sobre el agua.

Euroglass, Hossegor, surf en Las Landas

Euroglass, Hossegor, surf en Las Landas

La siguiente parada es nuestro alojamiento: el JO&JOE, que pertenece a la cadena AccorHotels. Por fuera su aspecto es el de una casa solariega antigua, pintada en blanco con postigos de madera. Rodeada de árboles y con un gran jardín repleto de mesitas y colchonetas con cojines, nuestra casa durante este fin de semana en Las Landas es una «Open House» que huele a nuevo. Recién inaugurada, se trata de un innovador concepto de «casa abierta» donde los locales pueden conectar con los huéspedes en las zonas comunes, compartiendo un rico zumo de frutas o unos deliciosos aperitivos con suave música de fondo. O tal vez bailando en un concierto por la noche… El buen rollo y la diversión que se respira hace que sea uno de esos sitios para quedarte a pasar todo el verano…

Jo and Joe hostel, alojamiento en Las Landas

JO&JOE, alojamiento en Las Landas

«El plan pinta bien, pero que muy bien», pienso mientras subo por las escaleras a dejar la mochila: por la mañana yoga en el jardín, o tal vez pilates, un paseo hasta la orilla y unas clases de surf… Por dentro las habitaciones son amplias y luminosas, decoradas con esmero, con literas de madera e incluso camas familiares dotadas de persianas para tener intimidad ¡y hasta un proyector para películas! Me instalo en mi habitación doble con vistas al jardín y no dudo en ponerme el traje de baño. La playa está a unos minutos caminando y, aunque es por la tarde, ¡hace un sol increíble!

Habitación de chicas, Jo and Joe hostel en Las Landas

Habitación de chicas, JO&JOE en Las Landas

Cena en el jardín y conversaciones en spanglish. Algunas palabras en francés. Siempre me han gustado los hostels de ambiente internacional, hacer nuevos amigos de diferentes países. Con una cerveza artesanal en mano, la sobremesa parece una convención de la Unión Europea (o un chiste, según se mire): dos españoles, una italiana, una inglesa, una suiza, una austriaca… Hay que forzarse para irse a dormir; al día siguiente espera una larga jornada de yoga, surf y bicicleta en Las Landas.

Jo and Joe, surf en las Landas francesas

JO&JOE, surf en las Landas francesas

Sábado. El sol brilla en mitad del cielo. Son las diez de la mañana y ya hace calor en la playa de Hossegor. Hipnotizada, no dejo de mirar las olas. Son fuertes, el mar aquí es fiero. «Me da un poco de miedo», le confieso a José Pablo de A tomar por mundo, mi compañero de aventuras en este viaje. Su sonrisa me tranquiliza, «verás que divertido». Nos ajustamos los neoprenos y prestamos atención a las indicaciones de nuestro monitor del Hossegor Surf Club. Su primera orden me sorprende: vamos al agua sin tabla, a coger olas como cuando éramos pequeños. Es mi tercera vez haciendo surf y nunca se me había ocurrido. Resulta una lección más que acertada: un primer contacto con el agua para habituarse a ella. ¡Está mucho más tibia de lo esperado! Me relajo, pierdo el miedo y me vuelvo a sentir como una niña jugando con las olas de poniente en la playa de Motril.

Surf en Las Landas francesas

Surf en Las Landas francesas

¡Y al agua! La paciencia del instructor y su experiencia consiguen lo que creí imposible dado lo intrépido de este mar: ponerme de pie en la tabla y ¡planear sobre la ola! Disfrutar y que las horas se convirtieran en minutos. Risas, tragar agua, caerme y volverme a levantar. Sí, tengo que volver a hacer surf. Definitivamente, es adictivo. Liberador.

Surf en Las Landas, Francia

Surf en Las Landas, Francia

Con el pelo aún mojado y la sonrisa pintada en la boca nuestro almuerzo es un delicioso picnic a base de comida sana junto al lago de Hossegor: ensalada de quinoa y fruta fresca, preparado por el quiosco de productos vegetarianos «Le Mango Tree». Un perfecto almuerzo ligero para la siguiente actividad: montar en bicicleta alquilada en Buke Bike, próxima a JO&JOE.

Ensalada de quinoa y frutas

Ensalada de quinoa y frutas

Se nota que es sábado por la tarde a comienzos de verano: familias, parejas y amigos acuden a relajarse a las orillas del lago. Una «playa» mucho más tranquila que la de olas revueltas desafiando a los surferos. Hossegor es un cuadro de ese ambiente relajado, de esa vida de estío que tanto añoramos durante el invierno.

Lago de Hossegor, Las Landas

Lago de Hossegor, Las Landas

La tarde continúa en un paseo por la localidad a dos ruedas, recorriendo sus playas y zonas verdes para terminar al atardecer en el parque de dunas de arena. Como decía aquella película, las bicicletas son para el verano.

Ruta en bici por Hossegor

Ruta en bici por Hossegor

Al final de las urbanizaciones, donde acaba Hossegor, la arena color oro se extiende en montañitas. Me descalzo. Está suave y templada. Camino hasta el mar dejando que la belleza de este entorno natural me arrope. Tengo la extraña sensación de que no estoy en Francia… ¡Parece el sur de España… Tarifa!

Atardecer en Las Landas, Francia

Atardecer en Las Landas, Francia

La animada fiesta de sábado noche en el jardín del JO&JOE con concierto da paso a un domingo soleado. Hoy toca subirse de nuevo a la tabla. Pero esta vez a otra más grande y estable, y en un ambiente mucho más apacible: vamos a hacer paddle surf en el lago de Hossegor. Remamos a contracorriente,  primero de rodillas, luego de pie… De nuevo risas, caídas. Y una visión de Hossegor desde el agua que resultan un cierre ideal para un divertido fin de semana en Las Landas.

Paddle surf en el algo de Hossegor, Las Landas

Paddle surf en el algo de Hossegor

Muchas gracias a AccorHotels por la invitación para conocer el JO&JOE

Deja un comentario

avatar

¡No olvides contratar tu seguro de viaje!