Esta es mi tierra señores, y se llama Andalucía

Marismas de Huelva, orgullo de ser andaluz

“Mi orgullo es ser andaluz por los cuatro costados. El amor de mis amores, lo que más quiero en la vida y esta es mi tierra señores, y se llama Andalucía.” (Federico García Lorca)

Porque cada vez que cruzo Despeñaperros se dibuja en mi cara una sonrisa: “Ya estoy en casa”. Porque cuando paso mucho tiempo fuera la ausencia me pesa como una losa que sólo encuentra alivio con el sonido del mar. Porque sí, porque me apetece, porque si volviera a nacer elegiría mismo lugar, mismos amigos, mismos sueños… En este sitio entre el Mediterráneo y la sierra, la del Sol, la de las cumbres eternas.

Sierra Nevada desde Salobreña

Sierra Nevada desde Salobreña

Porque aunque vivo para viajar, muero por volver. A mi hogar. A mi tierra andaluza.

Calahonda, Granada

Calahonda, Granada

Por eso quiero cantar esta canción, aunque nunca comprendí el flamenco ni el cante jondo. Y es que el orgullo de ser andaluz no es sólo enarbolar el blanco y el verde. El amor no se explica. Simplemente, se siente.

Soy viajera. Pero hay cosas que echo de menos cuando estoy fuera de Andalucía…

La luz.

Un atardecer en Cabo de Gata, en esos veranos infinitos que nunca terminan. Las cañas de los pescadores se mecen con esas mareas diminutas, que en el Mediterráneo son apenas imperceptibles. Cuando voy al Atlántico nunca deja de sorprenderme lo que el agua es capaz de andar y desandar en unas horas, cómo deja varadas las barcas en la arena… La luz azul aquí es más clara, más brillante. El cielo, más nítido. Al bajarme del tren y apearme en Almería lo primero que siento es que el sol me deslumbra, me inunda, me empapa de sur.

Lugares secretos del Cabo de Gata

Cabo de Gata, Almería. Orgullo de ser andaluz

El aceite de oliva.

Un cuadro anaranjado al amanecer es ese mar de olivos verde que te quiero verde. Los olivares de Jaén, los de los aceituneros altivos. Ese oro líquido, elixir de la eterna juventud, aceite de oliva: mi desayuno favorito. Fundido en el suave sabor de un salmorejo recién batido. En la frescura de un gazpacho andaluz en pleno agosto. Sí, es cierto que me gusta probar todo lo típico allá donde voy.  La gastronomía forma parte esencial de comprender una cultura, de mimetizarse con el entorno, y la disfruto muchísimo. Pero, confieso, al final lo que más añoro es esa tostada de pan con tomate impregnada en dorado.

Aceite de Oliva Virgen Extra

Aceite de Oliva Virgen Extra, ser andaluz

«Sevilla para nacer, Granada para morir, Málaga de mis amores cómo me acuerdo de ti…

Cádiz es un blanco pañuelo y un suspiro en la bahía. Huelva es fandango y bandera de Aracena a Punta Umbría.

Córdoba es mora y cristiana, puente de San Rafael. Almería y sus parrales. Olivares de Jaén…»

(Federico García Lorca

Campos de olivos. Los pueblos más bonitos de Jaén

Campos de olivos. Orgullo de ser andaluz

El legado andalusí.

Leones convertidos en piedra por un hechizo. El borboteo de las fuentes del Generalife en esa canción milenaria de agua oculta que llora, entre leyendas de princesas que ya marcharon de La Alhambra para siempre… El bosque de columnas y los arcos pintados en carmín de la mezquita de Córdoba, la más bella del mundo. La silueta de la Giralda que me engaña a lo lejos llamando a la oración su versión más moderna una tarde en Marrakech… Esa arquitectura única fusión de oriente y occidente, el legado andalusí. Si hay algo que me llena de orgullo de ser andaluz es ese pasado multicultural y mestizo que corre por mis venas. Al-andalus fue centro del mundo y su capital, la Ciudad Resplandeciente.

El Generalife

El Generalife, la Alhambra de Granada

Orgullo de ser andaluz: paisajes y naturaleza.

El sol se despide en las marismas del Odiel. Silencio, paz, aves que remontan el vuelo y surcan un cielo rosa pálido. Al este montañas de nieve y campos de escarcha. Cañones de agua profunda y valles de niebla. Campiñas y humedales de flamencos, donde el lince ibérico se agazapa y sobrevive en su lucha contra el hombre y la extinción. Parques naturales con fauna y flora endémica. Allí en las cumbres luce sola, la estrella de Sierra Nevada… Sí, tesoros de los que sentirse orgullosos. Joyas que cuidar y proteger.

Lince ibérico en Sierra Morena

Lince ibérico en Sierra Morena

Pueblos, calles blancas.

Mi escudo son esos pueblos blancos de cuestas retorcidas, cuyo trazado vela un castillo medieval. Nada como perderse por los callejones de tinaos con olor a castañas en otoño y a chimenea en invierno. Ah, las lumbres. El calor del hogar. Pero en el sur llega pronto la primavera. Se abren las macetas de geranios en un festival de colores. Los gatos atigrados duermen en los tejados al sol. Así florece la alegría de Los Patios en mayo. Para dar paso a los festivales en las noches estivales con sonido de guitarra y olor a jazmín.

Los Patios de Córdoba

Los Patios de Córdoba

Me atrevo a asegurar que algunos de los pueblos más bonitos de España se encuentran en Andalucía: Frigiliana, Vejer, Medina Sidonia, la Alpujarra granadina

Orgullo de ser andaluz: su gente.

Los danzarines del Amor Brujo de Falla. Las heroínas trágicas de Lorca hoy se quitan el luto y salen a tomar una fresca manzanilla en la feria. Ser andaluz es vivir en la calle. Reír alto, soñar fuerte. Cantar políticamente incorrecto y gritar verdades disfrazadas de carnaval. Lo llaman gracia o salero. Otros simplemente tenemos “malafollá”. Digan lo que digan, aquí las puertas de las casas están abiertas, como los brazos, al mundo entero. A España y la humanidad.

Fraileros

Frailes, Jaén

Qué suerte de ser andaluza. De haber nacido aquí. Cuando viajo llevo a Andalucía conmigo. Y no me importa que me llamen exagerá si digo que su luz brilla en mí. 

6
Deja un comentario

avatar
3 Comentarios
3 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentario más polémico
4 Autores
cosmopolillaPedro Eugenio Juzgado NogueroJaviSara Terrones Autores recientes
Sara Terrones
Invitado/a
Sara Terrones

Es que en Andalucía se vive super bien. Como mola sentirse tan arraigada a tu lugar de nacimiento

Javi
Invitado/a

Grande. Muy bonito el texto Patri. Me has hecho sentir orgulloso de ser de dónde soy. Una de las cosas que más me gusta de viajar, es hablar con la gente del lugar de dónde vengo. Es entonces cuando soy realmente consciente de la suerte que tenemos. Por sus paisajes,… Leer más »

Pedro Eugenio Juzgado Noguero
Invitado/a

Que bonito este post que me a hecho sentir orgulloso de mi tierra (aún mas si cabe) es dificil concentrar en palabras, en simples letras grabada es un texto en internet lo que puede llegar a significar Andalucía para los que somos de aquí y tú lo has conseguido. Este… Leer más »