Postres en León, gastronomía de León
Castilla y León España Viajar y comer

Gastronomía de invierno en León

Escrito por la
el
30 noviembre, 2020

Recuerdo la primera vez que probé la cecina. Fue en un viaje de amigas a León capital y, como no podía ser de otra forma, acabamos tapeando en el barrio Húmedo. Combatimos el frío del cuerpo con tinto de El Bierzo: pronto se convirtió con su sabor aterciopelado y suave en uno de mis vinos favoritos. La cecina me supo exquisita, aún más que la famosa morcilla de León. Y es que la charcutería de gran calidad es uno de los reclamos de la rica provincia de León. ¡Pero no es lo único! Haciendo una ruta por sus pueblos y comarcas, entre valles, montañas, ríos de truchas y páramos profundos encontramos una gran variedad de cocina local deliciosa, elaborada con historia y cariño. Platos como el cocido Maragato o el Montañés, la olla Ferroviaria o la Caldereta de cordero que sólo por degustarlos ya merece la pena hacer un viaje culinario a sus lugares de origen. En esta época en que los pueblos huelen a leña y castañas, y los picos de la cordillera cantábrica se cubren de nieve, vamos a hacer un repaso de la gastronomía de León en invierno por sus diferentes zonas.

Vino y cecina

Vino y cecina de León

A continuación, 12 platos de la gastronomía leonesa que no te puedes perder. ¡Porque saborear León es un placer!

Gastronomía de El Bierzo: el Botillo y los Magostos.

Comenzamos este viaje culinario por la gastronomía de León en el Bierzo, occidente de la provincia. Zona montañosa en la raya con Galicia y Asturias, goza sin embargo de un microclima suave, entre atlántico y mediterráneo, lo que propicia el cultivo de la vid en el valle del río Sil. El resultado: la Denominación de Origen Bierzo, una de las mejores de España en calidad y sabor.

Viñedos de El Bierzo en otoño

Viñedos de El Bierzo en otoño

¿Y qué mejor para acompañar a un vino de El Bierzo que un Botillo? Se trata de un embutido artesano elaborado desde los tiempos de los romanos con el despiece del cerdo, condimentado, ahumado y curado. Siglos más tarde se le añadió el pimentón, traído desde América; desde entonces se cultiva en las tierras de El Bierzo. El Botillo, que cuenta con una denominación de origen propia e indicación geográfica protegida, se suele consumir en puchero de berzas –la olla berciana– con otras partes del cerdo. También, menos frecuente, con guarnición de garbanzos. Tan popular es el Botillo en El Bierzo que incluso tiene su propia fiesta: cada mes de febrero se reúnen en Bembibre miles de comensales en el llamado Festival Nacional de Exaltación del Botillo. Una fiesta declarada de Interés Regional y Turístico de Castilla y León.

Otoño, tiempo de castañas.

Los magostos, en cambio, son cita de otoño. Castañas, fuego y chambombos -cilindro metálico donde se asan las castañas- son los elementos imprescindibles de una festividad que reúne a las gentes de cada pueblo en las plazas en torno al día de los Santos para despedir al verano y dar la bienvenida al invierno. La protagonista de esta arraigada tradición son las castañas de El Bierzo, un oro color pardo que durante siglos fue alimento base para las familias de la comarca. Por su excelente calidad, se usan en la gastronomía de León desde antaño: asadas, cocidas o trituradas para elaborar salsas y confituras; en deliciosos postres como el divino flan de castañas. Prometo que salivo sólo de recordarlo…

Castañas

Castañas

¿Otro plato típico que degustar en El Bierzo? La empanada de batallón o empanada berciana, a base de masa de pan con patata picada, acelgas, cebolla, carne de cerdo y panceta en salazón. Muy recurrente para hacer excursiones o en días campestres.

Astorga y Maragatería: el cocido Maragato.

Se dice del cocido Magarato que es el único en su especie “que se come al revés”. Nos trasladamos ahora a Astorga y la comarca de la Maragatería para degustar el plato más popular en las mesas cuando aprieta el frío. Un cocido que se sirve en el siguiente orden: primero las carnes seguidas de los garbanzos con las verduras. Por último, la sopa del caldo de cocido con fideos. Un menú completo para reponer fuerzas tras visitar sitios tan emblemáticos de la zona como el Palacio Episcopal de Gaudí en Astorga o los bonitos pueblos típicos de la comarca maragata como Castrillo de los Polvazares o Santa Colomba de Somoza.

Cocido maragato

Cocido maragato

Nota: echa un vistazo a estos 15 monumentos imprescindibles del Patrimonio de León.

Pola de Gordón y Villamanín: el cocido Gordonés.

Seguimos hablando de cocido: este plato invernal tiene tantas variantes como acentos y comarcas. En Pola de Gordón –Montaña Central de León– junto al río Bernesga el frío de la cordillera cantábrica se pone a prueba con una contundente olla de garbanzos, berza, carne de morcillo y otras partes del cerdo como la oreja y el morro, todo ello acompañado de una sopa calentita. Una copa de vino tinto D.O. León tampoco puede faltar como compañero ideal de estos paisajes nevados tras el cristal junto una chisporroteante chimenea. No imagino plan mejor.

Vegacervera: la cecina de Chivo.

El municipio de Vegacervera, Montaña Leonesa, muy cerca de la increíble cueva de Valporquero es la cuna de la cecina de Chivo. Producto peculiar y gourmet cuya fiesta se celebra en la localidad el segundo domingo de noviembre. En esta zona de cumbres nevadas y altos pastos además se elaboran exquisitos quesos con leche fresca. Delicias para el paladar que descubrir en la gastronomía de León.

Quesos de León, gastronomía de León

Quesos de León, gastronomía de León

Riaño: el cocido Montañés y la Olla ferroviaria.

Uno de los pueblos con más fama -merecida- por su belleza en el norte de León es Riaño. Una joya escondida en la vertiente sur de la Cordillera Cantábrica a más de 1.000 metros de altura. En esta zona natural protegida -el Parque regional montaña de Riaño y Mampodre- con docenas de senderos entre bosques y el río Esla, Riaño goza de una rica gastronomía local que es obligatorio probar por todos sus visitantes: el cocido Montañés y la Olla ferroviaria. Variante en la que el cocido en esta comarca se prepara con garbanzos y se toma de una sola vez.

Cocido montañes

Cocido montañes

La Olla ferroviaria proviene de un plato único que preparaban los antiguos maquinistas y empleados ferroviarios que viajaban hasta el País Vasco en el tren del norte. Usaban una gran cazuela de barro insertada en una estructura metálica para cocinar un puchero de legumbres, carne y verduras que pudiera aguantar mucho tiempo caliente -ideal para los largos trayectos-. Estos dos platos también se pueden encontrar en las localidades leonesas de Sabero y Cistierna, por donde pasa esta línea ferroviaria rumbo al Cantábrico.

El Bacalao de Valderas.

Aunque León no tenga mar, también los pescados pueden ser protagonistas de un menú delicioso. Es el caso del bacalao al estilo Valderas, receta tradicional de preparación del bacalao en salazón con pimentón ahumado y ajo, o las sopas de Trucha en Órbigo. El bacalao desalado lleva preparándose en Tierra de Campos desde tiempos inmemoriales como plato típico de la Cuaresma. En cambio, para degustar una tradicional sopa de trucha nos tenemos que trasladar al Páramo leonés: las truchas del fresco cauce del Órbigo son un manjar de la gastronomía leonesa preparadas en caldo con ajo y pimentón, del río a la mesa.

Bacalao, gastronomía de León

Bacalao, gastronomía de León

La Caldereta de cordero en Babia – Luna.

El mejor cordero en Caldereta se encuentra en un remoto lugar, casi de fantasía: entre Babia y Luna. A quien suene a cuento decir que estos dos valles existen en una zona montañosa fronteriza con Asturias: el Parque Natural de Babia-Luna. Al reclamo paisajístico de bosques frondosos de hayas y robles bajo antiguos círculos glaciares se une una gastronomía de montaña, con carnes de sabor intenso y recetas sencillas de pastores no por ello menos especiales, como las lentejas de Babia. Aunque la Caldereta de cordero es la estrella indiscutible en estos confines de una provincia que recorrer a cucharadas.

Los vinos D.O. León.

Mención aparte en la gastronomía de León merecen sus vinos, los mejores para acompañar en un frío día de invierno a todos los platos anteriormente mencionados. Las dos denominaciones de origen de la provincia -la D.O. Bierzo y la D.O. León aportan caldos de prestigio, algunos de ellos calificados como “extraordinarios” o “excelentes” en la Guía Parker.

Uvas D.O León

Uvas D.O León

Comer y beber como un rey en León es bien sencillo: sus recetas con alma, sabores a fuego lento fruto de la tradición de muchas generaciones, dejarán un recuerdo en el paladar imborrable y exquisito.

Más información en la web oficial de Turismo de León.

Sigue viajando por Castilla y León en el blog:

Entre viñedos, caballeros y monjes: ruta por la provincia de León

Cascadas, ermitas y monasterios medievales: ruta por Las Merindades de Burgos

7 planes que hacer en la Montaña Palentina para disfrutar de un otoño diferente

Wamba: el osario más grande de España está en Valladolid

Oña y el Real Monasterio de San Salvador, una joya medieval al norte de Burgos

10 lugares que visitar en Segovia: el encanto de la ciudad del Acueducto

Qué ver en Ávila en un día y dónde comer un buen chuletón

 

ETIQUETAS

DEJA UN COMENTARIO

Patricia Rojas
Barcelona

¡Hola! Soy Patri, periodista y apasionada de los viajes. Andaluza de Motril (Granada) desde 2013 escribo en lacosmopolilla.com relatos de lugares y gentes del mundo. En mi web encontrarás completas guías de países y ciudades, consejos para ahorrar viajando, rutas en coche o artículos sobre gastronomía local. ¿Viajamos juntas?

Miembro de
BCNTB logo