Mis listas Vamos de viaje

Diez destinos de verano

Escrito por la
el
30 junio, 2016

El sol celebra su triunfo sobre las sombras en el hemisferio norte. Así como las golondrinas volvieron también esas tardes de luz interminables. Mudar el armario, guardar chaquetas y desempolvar los trajes vaporosos, el bañador, ¿no huele ya a playa, a mar, a risas? Me encanta el verano. Aunque me derrita de «la calor», tiene ese sabor de infancia, de distensión, de sentir que el tiempo es tuyo sobre todo si conlleva un largo viaje… ¿Qué destinos de verano son tus preferidos?

Playa de Zarautz, Guipúzcoa

Playa de Zarautz, Guipúzcoa

¿Ya decidiste tu destino veraniego? Si no, es hora de indagar, perderse en una librería, bucear por Internet… Hasta dar con él: el próximo VIAJE que hará del 2016 un año inolvidable. Espero ayudar a inspirarte:

1 – Destinos de verano: Río de Janeiro.

Obvio señalar que Río está de moda gracias a los Juegos Olímpicos 2016. Este es uno de los destinos de verano estrella, a lo que hay que sumar los atractivos innegables de la ciudad atlántica como son subir al Pan de Azúcar, volar por el tren cremallera hasta el Corcovado, refrescarse al atardecer con una caipiriña paseando por Ipanema o  evadirse en la Floresta de Tijuca.

Río de Janeiro, Brasil

Río de Janeiro, Brasil

2 – San Sebastián.

La ciudad donostiarra se viste de gala dispuesta a celebrar la capitalidad europea. Se prepara un estío repleto de actividades para sorprender a sus visitantes. Ya de por sí es una gozada contemplar la bahía de la Concha desde el monte Urgull, caminar por su elegante paseo marítimo de decoración modernista o perderse por el Casco Viejo para degustar sus sabrosos pintxos de alta cocina vasca.

San Sebastián, playa de la Concha

San Sebastián, playa de la Concha

3 – Destinos de verano: Bali.

Situada en Asia y en el hemisferio sur, sin embargo en Indonesia coincide el verano europeo con la estación seca: yo estuve casi un mes desde mediados de agosto a finales de septiembre y no llovió ni un día. La Isla de los Dioses es un pequeño paraíso en el que recuperar el estado zen en Ubud, su corazón, recorrer bosques, montañas y lagos en los que flota un templo hindú. Y, si se desea, también hay espacio para la diversión y el surf.

Danza balinesa, palacio de Ubud

Danza balinesa, palacio de Ubud

4 – San Petersburgo.

Las noches son blancas, como en un cuento de hadas, durante junio y julio en San Petersburgo, la ciudad de los zares. Jardines y palacios, museos que se reflejan en sus canales, iglesias ortodoxas de cúpulas de fantasía, un romántico cementerio con las notas de Tchaikovsky… ¡Por algo se la conoce como «la Perla del Báltico»!

Iglesia de la Sangre Derramada, San Petersburgo

Iglesia de la Sangre Derramada, San Petersburgo

5 – Las Highlands de Escocia.

Castillos medievales escenario de cuento. Acantilados de vértigo sobre el mar del Norte. Pueblos encantados. Más ovejas que personas. Lagos de leyenda. Sonidos de gaitas, cantos en gaélico. Misteriosos círculos de piedra. Y el Festival Internacional que convierte a la gótica Edimburgo todo el mes de agosto en una de las ciudades más animadas de Europa. Escocia es uno de mis destinos de verano favoritos ahora y siempre.

Callanish, isla de Lewis, Escocia

Callanish, isla de Lewis, Escocia

6- Destinos de verano: Cabo de Gata.

Aunque si no queremos pasar «frío» y añoramos las vacaciones de cuando éramos niños, el verano azul que pervive en los mejores recuerdos yo lo encuentro cada año en Cabo de Gata: calitas escondidas a las que solo es posible bajar haciendo el cabra, terrazas en las que saborear una caña y una rica tapita de jibia, la vida hippie en San Pedro y las Negras, hacer snorkel en el Arrecife de las Sirenas… ¡Puro relax en este rincón de Almería!

Cala de Enmedio, Cabo de Gata

Cala de Enmedio, Cabo de Gata

7 – Las estepas de Mongolia.

Aviso a los amantes de la aventura y los lugares insólitos: Mongolia es aún un país virgen, un mundo por descubrir. Con unos paisajes de belleza indómita, que van desde las colinas verdes repletas de caballos en el norte al desierto del Gobi con lagos de sal y camellos al sur. Dormir en una yurta con los nómadas es de esas experiencias para recordar siempre. ¡Anímate a llegar desde Rusia con el Transmongoliano!

Yurtas de Mongolia

Yurtas de Mongolia

8 – Alemania romántica.

El sur del país germano esconde pueblos entre bosques y montañas que parecen sacados de una fantasía de los hermanos Grimm: Rotemburgo, Füssen con los «castillos del Rey Loco», Lindau, la Selva Negra con sus relojes artesanales de cuco… Ideales para perderse y detener la cuerda para el tiempo no pase.

Destinos de verano. Rotemburgo, Alemania

Destinos de verano. Rotemburgo, Alemania

9 – Lombardía: relax en el Lago Iseo.

El norte de Italia se topa con los escarpados picos de los Alpes, recogiendo a sus pies parajes idílicos y pueblos de ensueño a orillas de un lago. El Iseo es pequeño y coqueto, apacible como sus aguas puras y cristalinas. Para perderse del mundo basta con subir al barco que zarpa diariamente a Monte Isola, la isla donde no tiene cabida el ruido de los automóviles.

Monte Isola, lago Iseo

Monte Isola, lago Iseo

10 – Destinos de verano: Andorra.

La mayoría asocia Andorra con destino de nieve y está deseando deslizarse por los valles blancos volando con su traje de esquí. Sin embargo, el país de los Pirineos en época estival descubre sus montañas cubiertas de flores, pueblecitos de piedra y madera anclados en el pasado. Si te gusta la naturaleza, al pasear entre sus bosques y cascadas comprenderás que Andorra es uno de los destinos de verano mejores al lado de España.

Valle de Ordino, Andorra

Valle de Ordino, Andorra

«Es la mañana llena de tempestad
en el corazón del verano.
Como pañuelos blancos de adiós viajan las nubes,
el viento las sacude con sus viajeras manos».

Pablo Neruda.

0 0 vote
Article Rating
TAGS
guest
12 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Erik (Tierras Insólitas)

Unos destinos increíbles para viajar durante 2016, pero entre todos ellos me quedo con Escocia. La tengo en mente desde hace varios años, aunque la idea es recorrerla con mi «peque», la furgo. Un abrazo!!!!

El piloto

Siempre he estado obsesionado con Rusia, y pienso como tú, en verano para no palmar de frío. El problema es que llevo 8 años sin un verano libre, y en mayo y octubre como que no acabo de decidirme a ir.

¡Del año que viene no pasa!

David
David

Te ha faltado Mauricio 😛 Me iría a cualquiera de esos ahora mismo 🙂 besos