Grand Bassin, Mauricio, más allá del resort
ÁfricaMauricio

Qué ver en Mauricio: más allá del resort

- 21 julio (2016)

Voy a ser sincera: antes de embarcarme rumbo a Mauricio lo asociaba a viaje romántico de luna de miel. Puede que porque recientemente se casaron dos amigas que lo eligieron como destino. ¿Quién no desea escaparse a una playa de aguas turquesas a hacerse arrumacos? Y una vez allí… ¿Para qué salir a ver qué hay en Mauricio más allá del resort? 

Tumbona en la playa de Le Morne

Tumbona en la playa de Le Morne

Después de mi experiencia me he propuesto romper el mito y demostrar que Mauricio es un destino “para todos los públicos”. Novios, parejas, amigos y familias, ¡todos sois bienvenidos a la isla multicolor! Y es que Mauricio tiene muchas cosas que ver.

Piscina del Verdana Resort

¡Disfruta Mauricio!

Pero, os advierto, tenéis que cumplir una NORMA esencial…

Templo hindú

SALIR A EXPLORAR POR VUESTRA CUENTA.

Como expliqué en mi anterior post (Guía de Mauricio) la isla es totalmente segura. Atrévete a alquilar un coche en el aeropuerto (nosotros lo hicimos con Europcar) y “piérdete” por carreteras secundarias, por los pueblos. Detente a comprar en un puesto de fruta. Busca un lugar especial para ver el atardecer…

Puestos de fruta callejeros

Mauricio más allá del resort

Y, sobre todo, disfruta del camino.
Sur de isla Mauricio

Sur de isla Mauricio

Te cuento qué ver en Mauricio y qué cosas NO ver tras una semana por la isla. ¿Te subes al coche de Vacaciones Bloggers?
Por los campos de cañas

Por los campos de cañas con nuestro coche de Europcar

Diez experiencias inolvidables en isla Mauricio:

1. Navegar en catamarán hasta la isla de los Ciervos.

Cómo pasar un día completo de relax disfrutando del sol, del mar y del paisaje verde y montañoso bordeando la costa. La excursión a la isla de los Ciervos es una de las típicas y que recomiendo 100%. El catamarán se aleja suavemente de la bahía. Música chill-out. Sirven zumos y cervezas. Me quedo en traje de baño y me tumbo al sol.

Al sol en el catamarán

Al sol en el catamarán

Primera parada: nos prestan equipo y podemos hacer snorkel. La temperatura del agua es una delicia, como los fondos de coral repletos de peces. Continuamos: nos adentramos por un río hasta la cascada de Grande Riviere, mientras nos saludan simpáticos monos desde las ramas.

Cascada de Grand Riviere

Cascada de Grand Riviere

Monos de isla Mauricio

Monos de isla Mauricio

Va habiendo hambre y nuestros tripulantes preparan una barbacoa que degustamos navegando en dirección a la isla de los Ciervos.

Barbacoa en el catamarán

Barbacoa en el catamarán

Por fin llegamos a la pequeña y paradisíaca playa, con el agua tan clara que resulta una piscina marina, en la que relajarse un largo rato hasta la vuelta. ¡Un día perfecto!

Embarcadero de la isla de los Ciervos

Isla de los Ciervos

La excursión incluye traslado, paseo en catamarán, comida y barra libre. Precio: 75 euros por persona.

2. Qué ver en Mauricio: Parque Nacional Black River Gorges.

Una de las zonas más boscosas y salvajes de isla Mauricio es el suroeste, por donde nos internamos buscando tres de las atracciones más populares. La cascada de Chamarel es una de ellas: un precioso salto de agua de 90 metros de altura, enmarcado en la selva.

La cascada de Chamarel

La cascada de Chamarel

La Tierra de Siete colores, un capricho de la naturaleza en forma de dunas onduladas pintadas en púrpura, dorado, añil, verde, rojo, marrón y violeta. Para apreciar bien sus matices lo mejor es visitarla por la tarde, un rato antes del crepúsculo, sin que haya llovido previamente.

Tierra de los Siete colores

Tierra de los Siete colores

Junto a la Tierra de Siete colores se ubica el parque con las tortugas de tierra, que dormitan bajo el sol de invierno.

Tortugas de tierra de Chamarel

Tortugas de tierra de Chamarel

Consejo: guarda unos minutos de luz para despedir al sol desde el Mirador de Chamarel, un poco antes de llegar al parque. La vista es magnífica y se pueden observar a los zorros voladores salir a comer con sus inquietantes figuras de murciélagos gigantes (no te asustes, pese a su aspecto solo comen fruta).

Atardecer en el mirador de Chamarel

Atardecer en el mirador de Chamarel

La entrada al Parque Nacional se localiza en Chamarel, enfrente de Curious Corner. Precio: 5 euros.

 

3. Quatre Bornes: el mercado de los domingos.

¿A quién no le gusta perderse por un mercadillo local? A mí me chifla. Podría pasar deambulando horas y horas aunque no compre nada. Preguntamos a un local y nos habló de varios repartidos por la isla, señalando que el más “auténtico” era el de Quatre Bornes, un pueblo en el interior de Mauricio. Durante la semana es de comestibles. Los domingos, de ropa y artesanía. Auténtico era: los únicos guiris éramos nosotros. Para mí lo mejor fueron los puestos de comida, baratos y ricos.

Mercado de Quatre Bornes

Mercado de Quatre Bornes

Irene en el mercadillo de Quatre Bornes

Irene de Tragaviajes investigando la moda mauriciana

Máscaras africanas

Máscaras africanas

Sara

Sara de Viajar lo cura todo escogiendo sandalias

Comiendo fideos en el mercadillo de Quatre Bornes

Comiendo fideos en el mercadillo de Quatre Bornes

4. Qué ver en Mauricio: pasear por Curepipe.

Curepipe es otro pueblo sin playa por el que pasamos de casualidad y todo un descubrimiento. Tras un paseo por el centro rodeando los monumentos principales: el Ayuntamiento, la catedral, una antigua casa colonial… Nos internamos en el mercado de abastos, un colorido edificio con flores, frutas, carnes y pescados.

Centro de Curepipe

Centro de Curepipe

Mercado de Curepipe

Mercado de Curepipe

Un ratito de lluvia nos conduce hasta una tienda de maquetas de barcos y otros souvenirs cuando, sorpresa, sobre ella se encuentra la fábrica donde los artesanos elaboran a mano estas pequeñas obras de arte para coleccionistas, una tradición en la isla desde los tiempos de los holandeses.

Maquetas de barcos, Curepipe

Maquetas de barcos, Curepipe

Fábrica de marquetas de barcos en Curepipe

El taller de las maquetas se encuentra justo arriba

5. Qué ver en Mauricio: Port Louis.

Seguimos subiendo de sur al norte de la isla. La capital de Mauricio es una muestra del eclecticismo de un país donde se fusiona lo tradicional con lo moderno, reflejando su multiculturalidad. Así, los grandes rascacielos de cristal rasgan el cielo junto a templos hindúes, mezquitas e iglesias. Apartamentos de lujo conviven con casas coloniales y criollas. Aparcamos el coche en el barrio chino y disfrutamos de un paseo por el mercado y del atardecer en el muelle bebiendo una refrescante phoenix. O puede que fueran varias… (Teníamos conductora responsable).

Centro de Port Louis

Centro de Port Louis

Atardecer en Port Louis

Atardecer en Port Louis

6. Cap Malhereux, el punto más al norte de la isla.

La carretera continúa. ¿A dónde? Al pico norte de la isla, a Cap Malhereux. Este pequeño saliente es uno de los rincones más bellos de Mauricio, en el que disfrutamos también del atardecer. El escenario para el enlace perfecto lo compone una iglesia blanca de tejado rojo. Tras ella un parque de árboles frondosos, un embarcadero donde se mecen las barquitas con la subida de la marea y una vista excepcional de los cuatro islotes al fondo.

Iglesia de Cap Malhereux

Iglesia de Cap Malhereux

Novia en Cap Malhereux

Novios en Cap Maleherux

7. Grand Bassin, el corazón hindú de Mauricio.

Creo que si tuviera que escoger una sola cosa que ver en Mauricio diría “Grand Bassin”: el centro espiritual de la isla. En torno a Ganga Talao, el lago sagrado ubicado en un cráter volcánico, se dan cita los hindúes para realizar sus plegarias a los dioses. Sobre la colina una larga escalinata nos conduce a lo más alto: el templo de Hanuman, el dios mono. Junto al agua brillan las flores y humean las barritas de incienso en honor a Shiva y Lakshmi. Toco la campana, me descalzo y soy bendecida por los susurros de un monje mientras me pinta la frente de rojo.

Tocando la campana

Grand Bassin

Qué ver en Mauricio, Grand Bassin

Qué ver en Mauricio, Grand Bassin

Templo de Hanuman

Templo de Hanuman

Dioses hindúes, Gran Bassin

Grand Bassin

Con Jose en Gran Bassin

En Grand Bassin con Jose de El viaje me hizo a mí

8. Gris Gris, la “roca que llora”.

¿Qué ver en Mauricio de vuelta al sur? En Souillac nos impresiona el espectáculo del océano salvaje, rompiendo contra los acantilados de lava negra cubiertos de vegetación. En los momentos de marea alta o con un poco de viento, el agua se derrama “llorando” sobre la roca.

Gris Gris

Gris Gris

9. Sobrevolar Mauricio en helicóptero.

¿Y si todo lo que hay que ver en Mauricio pudieras visualizarlo desde el aire? Una experiencia llena de adrenalina y emoción es volar en helicóptero sobre las Gargantas del río Negro y, lo más espectacular: la “cascada” submarina de Le Morne. Se trata de un efecto óptico que crea la ilusión de un istmo bajo el mar.

La excursión la reservamos en el hotel. El vuelo fue de 30 minutos y cogen 4 pasajeros. Precio: 210 euros por persona.

10. Playas de isla Mauricio.

Que sí, que en Mauricio hemos venido (también) a la playa. Es obligatorio disfrutar de sus paradisíacas arenas blancas, salpicadas de trocitos de coral, de ese agua azul transparente. Algunas de las mejores playas de Mauricio se pueden encontrar en Le Morne, Flic en Flac, la isla de los Ciervos, las del norte en Grand Baie y Trou aux Biches y la isla de los Cocos, el paraíso de los amantes del snorkel.

Playa de Le Morne

Playa de Le Morne

Playa de Troux aux Biches

Playa de Trou aux Biches

Playa isla de los Ciervos

Playa isla de los Ciervos

Dos Experiencias que NI FU NI FA.

1.La Ronería de Chamarel.

La fábrica de ron es una de las típicas visitas que se ofrecen dentro de los tours. Enmarcada en un entorno inmejorable de vegetación y montañas, la entrada sin embargo me pareció excesiva (9 euros) para lo que muestran: el proceso de elaboración del ron, una de las industrias de país. Al final hay una pequeña cata y una tienda donde se pueden adquirir botellas del preciado líquido, la bebida nacional. 

La ronería de Chamarel

La ronería de Chamarel

2.El cráter del volcán Trou aux Cerfs.

Otro punto señalado de interés que a mí no me emocionó particularmente es el cráter del volcán Trou aux Cerfs, que observé desde un mirador atestado de turistas tomando fotos.

cráter del volcán Trou aux Cerfs

Cráter del volcán Trou aux Cerfs

Qué NO ver en Mauricio: dos experiencias que NO recomiendo.

1.Nadando con delfines en Flic en Flac.

En principio la excursión pintaba bien: observar delfines salvajes en su entorno, sin tocarlos, y nadar junto a ellos. Nos apuntamos y nos dimos un gran madrugón para estar en Flic en Flac al amanecer. Nos dirigimos a la lancha y aquello no me empezó a gustar: cuarenta, cincuenta personas… ¿Cuántos íbamos? Un total de veinte lanchas zarpamos en busca de los delfines. Los encontramos y las embarcaciones los rodean: todo el mundo al agua. Los delfines desaparecen y cambian de rumbo, supongo que asustados. Otra vez guiris arriba y comenzamos la persecución. Así tres veces. Nos sentimos mal y pedimos irnos. Sentí que los estábamos acosando y molestando. No me pareció una actividad de turismo responsable.

Excursión de los delfines

Nadando con delfines

2. El parque de Casela.

El gran parque de Casela como reclamo publicitario vende “pasea con leones, tigres y cebras”. La verdad es que no puedo opinar porque no fuimos. Particularmente, no estoy a favor de los zoológicos.

Fuente: http://www.mauritiusholidaystips.com/things-to-do/

Fuente: www.mauritiusholidaystips.com

Hasta aquí mis recomendaciones de qué ver en Mauricio, y qué no ver. Espero haberte convencido de que no sólo es un destino para recién casados, si no una isla fascinante con mucho por descubrir.

ETIQUETAS
POST RELACIONADOS
18 COMENTARIOS
  1. Responder

    Sara de Viajar Lo Cura Todo

    21 julio, 2016

    ¡Los mercados molan mucho! La verdad es que la excursiónd e los delfines no es para nada lo que me esperaba :(

    • Responder

      cosmopolilla

      21 julio, 2016

      Sí, creo que los delfines fue una decepción para todos y por eso lo cuento. No pensamos que iba a estar tan masificada y que íbamos a acosarlos de esa manera. Pero no me arrepiento de haberla hecho, así podemos decir que no la recomendamos porque no nos pareció respetuosa con los animales.
      Un abrazo

  2. Responder

    Irene Beatriz

    21 julio, 2016

    Dime de que lectura te nutres, Que tu escritura me enamora… ¡No te has dejado nada en el tintero! ¡Gran resumen! Has dejado el listón alto para el resto jajajaja. ¿Volvemos para ver lo que nos queda pendiente? ¡¡¡Un abrazote enorme!!!

    • Responder

      cosmopolilla

      21 julio, 2016

      Ja ja ja eso eres tú que me miras bien :) ¡seguro que al resto os quedan genial los post! Creo que vamos a coincidir en muchas cosas :)
      Y sí, nos quedaron cosas pendientes, creo que deberíamos hablarlo con Btravel para que nos dejen volver :)
      Un abrazo

  3. Responder

    Jose

    21 julio, 2016

    Al final no me he resistido a leerlo… jejeje

    Que guay volver a recordar todo lo que hicimos esos días. Entran ganas de volver o de juntarnos de nuevo para ir a otro sitio. Coincido con Irene en lo del listón…

    Un besazo Patri!!!

    • Responder

      cosmopolilla

      21 julio, 2016

      Je je muchas gracias, a mí también me gustó mucho escribir este post e ir recordando todo lo que hicimos. La semanita la verdad que dio de sí.
      Coincido, ¡tenemos que hacer otras #VacacionesBlogger!
      Un abrazacoo

  4. Responder

    jordi (milviatges)

    22 julio, 2016

    Madre mía! Ya veo que Mauricio es algo más que quedarse en un resort con tu margarita. La verdad es que espero poder visitarlo algún día e ideas no falatrán con tus escritos!

    • Responder

      cosmopolilla

      22 julio, 2016

      Muchas gracias, me alegro de contribuir a que cambie la imagen de Mauricio y que veáis que tiene mucho por descubrir.
      Un abrazo

  5. Responder

    Mauxi Leal

    22 julio, 2016

    Durante una época siempre que bromeaba con unos amigos sobre posibles destinos éxoticos a visitar, terminábamos hablando de Mauricio. Hoy me has dado 10 buenas razones para que este viaje no se quede sólo en un chiste, sino que se convierta en un serio candidato para unas futuras vacaciones. Feliz fin de semana!

    • Responder

      cosmopolilla

      26 julio, 2016

      Muchas gracias, Mauxi. Yo creo que os puede gustar, tiene mucho para ver :)
      Un abrazo

  6. Responder

    aurelio cuervi

    27 julio, 2016

    Muy agradecido por Su informs ion la cual me ha resultado muy interesante e instructiva.

    • Responder

      cosmopolilla

      27 julio, 2016

      Gracias, me alegro de haberte ayudado. Un saludo

  7. Responder

    Cristina

    31 julio, 2016

    Muy interesante Patri porque “desmitifica” Mauricio un montón. Siempre había pensado que eran básicamente playas y veo que da mucho más de sí de lo que “a priori” se piensa.

    A tener en cuenta para un viajecito familiar.

    Un abrazo.

    • Responder

      cosmopolilla

      1 agosto, 2016

      Muchas gracias, Cris. Sí que merece la pena ir a Mauricio, como ves es mucho más que playas.
      Un abrazo

  8. Responder

    abyelita mochilera

    28 diciembre, 2016

    Hace ya más de 10 años que visité esta Isla y al leer tu recorrido por ella volví a recordar todo como si estuviese de nuevo en ella. Ya te lo dije en persona, eres una verdadera artista escribiendo tienes un don especial de trasmitir. Sigue volando por el mundo y gracias por compartir

    • Responder

      cosmopolilla

      29 diciembre, 2016

      ¡Muchas gracias, Kandy! Me hace mucha ilusión que entres a leer y comentar el blog. Ojalá algún día sea como tú, me pueda ir a dar la vuelta al mundo y tenga tantísimas vivencias viajeras como las tuyas, eres una auténtica enciclopedia. Un abrazo enorme

  9. Responder

    Cinta

    2 junio, 2017

    Hola!! Estamos pensando en viajar a Mauricio con nuestros peques y tu blog me ha resultado muy útil para completar información. Mil Gracias!!

    Queria preguntarte en qué epoca fuiste… Nosotros sólo podríamos ir en Julio que es cuando podemos juntar un par de semanas de vacaciones y he leido a mucha gente hablar “pestes” del tiempo en Mauricio en esa época. El caso es que al ir con niños queremos alternar visitas con dias de playa y relax, y no sé si Julio sería la mejor época. Tu que me dices?

    Gracias de nuevo!

    • Responder

      cosmopolilla

      5 junio, 2017

      Hola, yo fui a finales de junio y es cierto que es época de lluvia y te puede coger algún que otro chaparrón. Nosotros tuvimos de todo, lluvia, sol, arcoiris… Pero sí que pudimos disfrutar de ratos de playa y hacer excursiones. Por lo general la gente le tiene bastante miedo a la lluvia, a mí no me frena para nada, si no… ¡No viajaría! Un saludo

DEJA UN COMENTARIO

Suscríbete a lacosmopolilla

Cada semana recibirás un eMail con mis últimas entradas

Promociones
Seguros Iati Cosmopolilla
La cosmopolilla en Twitter
La cosmopolilla en YouTube
Colaboraciones
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes