Qué ver en Essaouira
ÁfricaMarruecos

Essaouira, entre el cielo y el mar

- 12 enero (2017)

Suspiros al aire de marineros portugueses añorando Mogador vuelan con los Alisios hasta las murallas de Essaouira. Se entremezclan con chillidos de gaviotas y en las olas se desvanecen, al romper contra las rocas. La silueta de la medina se desdibuja entre la bruma. Mar y espuma enmarcan este cuadro azul y blanco, perfecto, como el esbozo de alguno de los pintores de la luz. Y se va el sol. Y yo me quedo ahí pasmada, en el muro. Esperando no sé muy bien qué. Sintiendo que fue tan breve, pero el momento ya pasó…

“Las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por la huella que dejan”. Proverbio árabe

Atardecer en Essaouira

Atardecer en Essaouira

De Marrakech a Essaouira, el camino del argán.

Retrocedamos 48 horas en el reloj. Es por la mañana en una callejuela cualquiera de ese laberinto de la medina de Marrakech. Sorteamos baldosas irregulares, obreros, un burro con cara cansada. Las mochilas al hombro y la emoción de un nuevo destino: Essaouira. El nombre ya en sí sugiere mar, un respiro de brisa tras varios días perdidos por la gran urbe imperial del sur de Marruecos. Así de contentos vamos los amigos de Tu Blog de Viajes, dispuestos a subirnos en la furgo que nos ha preparado Viajes Marrakech para el traslado.

Callejeando por Essaouira

Poco a poco nos alejamos de Marrakech, dejando atrás el tráfico, las avenidas de palmeras y edificios rojizos. La carretera se estrecha, el paisaje se vuelve agreste y solitario. Las casi tres horas de viaje transcurren volando, y eso que paramos para buscar una de las postales típicas del sur de Marruecos: las cabras trepadoras, haciendo equilibrios para engullir el fruto del argán. Los cabreros esperan pacientes, abajo. Y, si pueden, te endosan un cabritillo para luego cobrarte la instantánea.

cabras-en-el-arbol-del-argan-de-marrakech-a-essaouira

Un poco más adelante se encuentra la fábrica de productos de argán, donde se puede observar a las mujeres trabajando esta materia prima tan preciada para elaborar jabones, perfumes, aceites… Que se exportan a medio mundo.

Fábrica de productos del argán

Fábrica de productos del argán

Qué ver en Essaouira, la Perla del Atlántico.

Antes de conocer Essaouira ya había soñado con ella. Y me la había imaginado como una Assilah un poco más extensa: esa bonita ciudad amurallada blanca y azul, con vestigios portugueses, que me conquistó en mi primer viaje al norte de Marruecos. Me equivoqué: es mucho, mucho más grande. Una urbe de 80 mil habitantes.

Mirador, qué ver en Essaouira

Mirador, qué ver en Essaouira. En la foto: Maruxaina y su mochila.

Instalados en nuestro hotel, el Riad Zahra, ya siento la inmensidad del océano que se asoma en una playa infinita, de olas largas. Siguiendo a las gaviotas por el amplio paseo marítimo desembocamos en el puerto.

Playa urbana de Essaouira, qué ver en Essaouira

Playa urbana de Essaouira, qué ver en Essaouira

Barcas de madera azules donde dormitan los gatos al sol, bicicletas, pescadores trajinando y un mercado abarrotado es el primer impacto de la vida de Essaouira. ¡Podría gastar toda la mañana aquí, haciendo fotos!

Qué ver en Essaouira: el puerto pesquero

Qué ver en Essaouira: el puerto pesquero

Puestos de pescado. Qué ver en Essaouira

Puestos de pescado. Qué ver en Essaouira

Una pasarela de piedra da acceso a la fortaleza, con cañones apuntando al mar. Lo que más me impresiona son las vistas a la vieja medina, construida literalmente sobre las rocas y declarada Patrimonio de la Humanidad. Las murallas del S.XVIII abrazan las casas blancas de marcos azules, protegiéndolas del azote del viento y los temibles piratas.

que-ver-en-essaouira-fortaleza-y-barcas

Qué ver en Essaouira: la fortaleza

Qué ver en Essaouira: la fortaleza

Qué ver en Essaouira: la fortaleza

Sentir el sol, el aire marinero y asomarme a los islotes donde ya hoy no vive nadie: antaño fue una cárcel. Ya tengo mi instantánea cinematográfica, y es que para los que seguimos Juego de Tronos Essaouira se inmortalizó como una de las ciudades de esclavistas por las que pasa la heroína Danaerys.

que-ver-en-essaouira-fuerte

Una ventana a Essaouira

Bajo el arco se accede a la gran explanada de Mulay el Hassan, soleada y concurrida. Restaurantes de pescado fresco donde elegir para ser cocinados al momento. Gatos pedigüeños. La gran mezquita, ahora en silencio. Juegos de niños, parejas paseando, hippies, algún surfero y vendedores de la risa. Me encanta el eclecticismo de Essaouira, esa mezcla de lo tradicional marroquí con lo bohemio.

Qué ver en Essaouira: fachada de la mezquita

Qué ver en Essaouira: fachada de la mezquita

que-ver-en-essaouira-plaza-central

Qué ver en Essaouira, plaza central

¿Hay hambre? Nos atrevemos con unas raciones de sardinas, gambas, galeras… Acompañadas de fresca ensalada marroquí. Precio: 80 DH por cabeza.

restaurantes-de-essaouira

Restaurantes de pescado, Essaouira

Pescado fresco, Essaouira

Pescado fresco, Essaouira

Pero lo mejor que ver en Essaouira es adentrarse por la medina, por sus callejuelas desconchadas, que se entrelazan intramuros, paralelas al mar: tiendas de artesanías, orfebres de la plata, la placita de las especias, ropa, cueros, alfombras carmesíes… ¡Con los precios puestos! Sí, un descanso para mi escaso arte del regateo es que aquí no se impone el negociar. Así que me relajo y compro más de lo que debería: dos monederos, un bolso, varios tarros de especias para condimentar las comidas y traerme un trocito de Marruecos que me haga añorarlo desde Madrid.

Medina de Essaouira

Medina de Essaouira

Máscaras africanas, Essaouira

Máscaras africanas, Essaouira

Un té al atardecer, dulces con música Gnawa de fondo y ya me he enamorado de Essaouira, de su tranquilidad…

calles-de-essaouira-que-ver-en-essaouira

Calles de Essaouira

Antes de regresar a Marrakech, al día siguiente, descubriremos un bonito secreto: Sidi Kaouki, una playa desierta rodeada de un bosque de Tuyas, donde pacen camellos. El placer de comer un delicioso tajine de pulpo en una terraza sabe a ese cierre de vacaciones perfectas junto al mar. Esas que recuerdas siempre. Esas de las que no quieres regresar.

sidi-kouki-que-ver-en-essaouira

Sidi Kaouki

“Necesito del mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia:
no sé si es ola sola o ser profundo…

El hecho es que hasta cuando estoy dormido
de algún modo magnético circulo
en la universidad del oleaje”.

Pablo Neruda, El mar

Qué ver en Essaouira

Atardecer en Essaouira, foto de Tierras Insólitas.

Agradecimientos: muchas gracias a Viajes Marrakech y Riad Zahra por hacer de nuestro viaje a Essaouira una experiencia inolvidable. 

ETIQUETAS
POST RELACIONADOS
28 COMENTARIOS
  1. Responder

    Vir

    12 enero, 2017

    La verdad es que no conocía esta pequeña localidad costera de Marruecos antes de ver vuestro paso por ella, y admito que, como tú, me he quedado prendada de la belleza del lugar, de la cotidanidad de la cultura portuaria marroquí, de los mercados de pescado fresco… me ha encantado, como siempre crack!

    • Responder

      cosmopolilla

      12 enero, 2017

      ¡Muchas gracias! Tenéis que ir que merece la pena, es muy auténtica. Un besazo

  2. Responder

    Maria jose

    12 enero, 2017

    La verdad es que como tu dices es una ciudad que deja huella! Un abrazo viajero!

    • Responder

      cosmopolilla

      12 enero, 2017

      Síii, es tan bonita :) besitos

  3. Responder

    irene

    12 enero, 2017

    Yo también lo disfruté tanto como tú, lo de las cabras me quedé alucinada eran cabras extraterrestres, y ese pescado rico que nos comimos… Se me hizo corto, un día más en Essaouira hubiera estado fenomenal, y ya si pasamos una noche en Sidi Kaouki ufff no te digo nada. Gracias por volvernos a llevar hasta allí. Un Abrazo, ainss Essaouira…

    • Responder

      cosmopolilla

      12 enero, 2017

      Ja ja las cabras locas, y el pescado ¡qué rico! Fresco y barato. Yo también me hubiera quedado de buena gana más días por allí :) así que habrá que volver. Un besazo

  4. Responder

    Maruxaina

    12 enero, 2017

    Quiero volver!!!La verdad es que Essaouira ha sido todo un descubrimiento, me ha encantado tu relato y poder disfrutar esos días con vosotros :)
    Un abrazo!!

    • Responder

      cosmopolilla

      12 enero, 2017

      ¡Yo también quiero volver! Lo que nos enganchó Essaouira. Un besazo

  5. Responder

    Nuria

    12 enero, 2017

    Impresionantes fotografías! Nos encanta como describes esta preciosa ciudad. Un abrazo grande y nos vemos estos días por Fitur

    • Responder

      cosmopolilla

      13 enero, 2017

      ¡Muchas gracias, Nuria! Nos vemos ya mismo, ¡qué ganas! :)

  6. Responder

    EuropeosViajeros

    12 enero, 2017

    Me sorprendió gratamente, sobre todo después de ver Marrakech, ya que es mucho más tranquila, con menos agobio de gente, mucho más europea, y que bonita la fortaleza.

    • Responder

      cosmopolilla

      13 enero, 2017

      La fortaleza muy bonita con esas vistas al mar y a la ciudad. Es genial porque vistes dos caras muy diferentes de Marruecos. Un abrazo

  7. Responder

    jordi (milviatges)

    12 enero, 2017

    Me encantaría poder conocer esta ciudad que auna las diferemtes culturas que por allí han pasado. Una pena que no pude visitarla cuando r4ecorrí Marruecos. Es una deuda pendiente. La fotos te han quedado preciosas!

    • Responder

      cosmopolilla

      13 enero, 2017

      Muchas gracias, Jordi. Pues ya sabes, a volver, además está a un paseíto desde Marrakech. Un abrazo

  8. Responder

    David

    13 enero, 2017

    Me ha gustado mucho lo que he leído y lo que he visto en este post :) Essaouira me sorprendió. Es un lugar de Marruecos distinto al resto de lo que he conocido. Tienes fotos muy chulas Patri. Besos

    • Responder

      cosmopolilla

      13 enero, 2017

      ¡Muchas gracias! Que me diga eso el máster de las fotos me hace muy feliz :) a mí me gustó mucho Essaouira y como digo me recordaba a Assilah, otra ciudad costera del Atlántico blanca y azul, con muralla, aunque más grande y también más descuidada (Assilah está más limpia que mi casa jajaja al menos la medina) besotes

  9. Responder

    Tierras Insólitas

    13 enero, 2017

    Me sorprendió gratamente Essaouira. La medina me gustó mucho con sus puestos de artesanía y el atardecer en el mar…. Increíble!!!! Gracias por volver a llevarme allí

    • Responder

      cosmopolilla

      13 enero, 2017

      A mí también me sorprendió y me dejó muy buen sabor de boca Essaouira, habrá que volver :)

  10. Responder

    Cristina

    14 enero, 2017

    Qué te puedo decir… que si ya tenía en Marruecos la deuda pendiente de visitar las ciudades de la costa con tu post me haces plantearme seriamente una nueva escapada a nuestro país vecino. Un besazo y felicidades porque esta vez las fotos me parecen mucho más especiales aún que en otros post tuyos. Muac.

    • Responder

      cosmopolilla

      14 enero, 2017

      ¡Muchas gracias, Kris! No lo dudes, escápate a Essaouira que está cerquita de Marrakech y merece mucho la pena. Un abrazo

  11. Responder

    Gustavo Woltmann

    15 enero, 2017

    Valla que lugar tan hermoso, a mi a Gustavo Woltmann me encantaria ir a este lugr y despues de lo describido seguramente pasare y mantendre en mi mente como una plaza inolvidable

    • Responder

      cosmopolilla

      15 enero, 2017

      ¡Muchas gracias! Pues no dejes de ir a Essaouira, tiene un aire cautivador :)
      Un saludo

  12. Responder

    Jose

    17 enero, 2017

    A mí despues de Marrakech fue la ciudad que más me gusto de las que vimosnpor lanzona sur de Marruecos!! Tu post me ha dado muchas ganas de volver.

    Un abrazo

    • Responder

      cosmopolilla

      21 enero, 2017

      ¡y yo ya tengo ganas de volver! Graciasss y besitos

  13. Responder

    Carmen

    19 enero, 2017

    Pues la verdad es que no había oído nunca hablar de Essaouira y sin embargo creo que ya no lo voy a olvidar. Me ha encantado el lugar, y las fotos sensacionales!! La última que te hizo Erik en la que sales, es para que te hagas un poster!
    Un abrazo
    Carmen

    • Responder

      cosmopolilla

      21 enero, 2017

      ¡Muchas gracias! Pues es una buena idea 😉

  14. Responder

    MundoXDescubrir

    1 marzo, 2017

    Hola Cosmopolilla!! :)
    Muy buen comienzo de post y vaya aventura la que vivísteis. Nosotros también visitamos Essaouira en nuestro viaje a Marruecos y también nos enamoró desde el primer momento. Es verdad que hay bastantes turistas por sus calles y su medina esta llena de comercio. Pero aun conserva bastante su esencia de pueblo marinero donde las gaviotas revolotean por doquier y los pescadores desembarcan la pesca del día para venderla en el mismo puerto. Y como tu dices hay que atreverse a probar sus delicias en un puesto de la plaza principal o en algún restaurante de la ciudad de Essaouira donde te preparan un marisco y un pescado delicioso, para chuparse los deditos :) Nosotros recomendamos visitar Essaouira mínimo un día completo ya que en sus pequeñas dimensiones tiene bastante para conocer. Abrazos viajeros!!!

    • Responder

      cosmopolilla

      2 marzo, 2017

      Hola, la verdad es que como fui en noviembre fuera de temporada sólo había unos poquitos turistas dispersos y se agradece, me pareció muy muy tranquila después de la bulliciosa y caótica Marrakech y ese aire marinero te atrapa. También con ganas de volver :) ¡cómo engancha Marruecos! Un abrazo

DEJA UN COMENTARIO

Suscríbete a lacosmopolilla

Cada semana recibirás un eMail con mis últimas entradas

Promociones
Seguros Iati Cosmopolilla
La cosmopolilla en Twitter
La cosmopolilla en YouTube
Colaboraciones
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes