Parlamento de Budapest
EuropaHungría

Budapest, el París del Este

- 28 mayo (2015)

Budapest es “el París del Este”: el esplendor de una capital imperial plasmada en majestuosos edificios, congelados en el tiempo en los albores del neogótico. También Budapest es “la perla del Danubio“: esa arteria azul y chispeante que separa Buda, la antigua sede real, y Pest, rendida a su impresionante Parlamento. Budapest es una postal que te hechiza, con una puesta de sol desde su mirador el Bastión de los Pescadores: la ciudad a tus pies, observando cómo se transforma y desvanece la luz sobre sus aguas, a la par que se va encendiendo el puente de las Cadenas.

Puente de las cadenas

Puente de las Cadenas

Si estás dispuesto a sucumbir a su embrujo, te cuento qué diez cosas no te puedes perder para enamorarte de la capital húngara:

1. El río Danubio.

Contemplar la ciudad desde el ancho cauce en un agradable paseo. No hay nada más típico y sin embargo imprescindible para situarnos, que un crucero panorámico en uno de los barcos turísticos que zarpan del muelle. ¡A los románticos les dejamos la mágica hora del anochecer!  

2. El Parlamento de Budapest.

El edificio emblema de la ciudad, reflejo del poderío económico de Hungría a finales del S.XIX: fue la construcción más grande de su tiempo. Su interior, con salas ricamente decoradas con mármol y oro, en las que se exhiben estatuas de los reyes de Hungría y las joyas de la coronación, se puede visitar. Es posible reservar la entrada por Internet (Parlamento) y cuesta 2000 florines (unos 6,5 euros). ¡Por la noche iluminado es si cabe aún más sobrecogedor!

Parlamento de Budapest

Parlamento de Budapest

3. La plaza de los Héroes.

La Historia de Budapest y los jefes de sus siete tribus fundadoras sobreviven al paso de los años inmortalizados en piedra en esta plaza, situada en el extremo de la Avenida Andrassy, la Gran Vía de Budapest. En ella se encuentra el Museo de Bellas Artes, en cuya colección presumen de reliquias de Roma y la Grecia Clásica, o lienzos de genios como Picasso, Rafael o Cezanne.

Plaza de los Héroes

Plaza de los Héroes

4. El puente de las Cadenas.

Otro de los esenciales de Budapest ya que, hasta su inauguración en 1849, sólo se podía cruzar de Buda a Pest o viceversa en barca, o bien caminando sobre un congelado Danubio en los inviernos más gélidos. Lamentablemente, el que hoy vemos sólo es una réplica, de 1949, ya que el original fue dinamitado por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

Puente de las Cadenas

Puente de las Cadenas

5. La Sinagoga Dohány.

La Gran Sinagoga Judía es la segunda más grande del mundo: sólo la supera la de Jerusalén. Con un curioso estilo ecléctico, mezclando lo morisco con toques bizantinos y románticos, alberga asientos para casi tres mil personas. En su cementerio yacen los judíos que murieron en el guetto de Budapest durante la Segunda Guerra Mundial. El Danubio fue también testigo de esta oscura época: en su orilla decenas de pares de zapatos recuerdan el trágico destino de los judíos que fueron aquí arrojados.

Zapatos del río Danubio

6. El Mercado Central.

¿Qué tal si hacemos una pausa? Para comer, el mercado Central cuenta con una oferta gastronómica barata y tradicional, en los puestos de la segunda planta, abarrotados de locales y turistas. No dejes de dar una vuelta admirando los colores de la fruta y la verdura fresca. Esos pequeños de rojo chillón son los paprika, un pimiento que se muele y le da el sabor y color tan característico a la comida húngara. Detrás del mercado, en la callejuela adyacente, hay bares también a buen precio.

Mercado Central

Mercado Central

7. El Balneario Gellert.

Los balnearios en Budapest son lo que los hamman a Estambul. En el corazón de la ciudad, las aguas limpias y frescas de este conocido y clásico balneario curan y relajan en sus piscinas entre elegantes columnas, bajo la luz de su techo acristalado. Un poco más alejado se encuentra el Balneario Szèchnyi, uno de los recintos termales más grandes de Europa, muy recomendable.

http://www.disfrutabudapest.com/balneario-gellert

Balneario Guellert

8. El Castillo de Buda.

Después de un refrescante baño casi llegamos al final del recorrido. La colina de Buda está coronada por la antigua residencia de los reyes. Hoy es un edificio histórico, donde encontramos la Galería Nacional Húngara, el Museo de Historia de Budapest y la Biblioteca Széchenyi. Deja tiempo para perderte por las callejuelas que lo rodean, pintorescas y señoriales. Y para la iglesia católica de Matías, sede de bodas y coronaciones reales, primorosamente decorada.

Castillo de Buda

Castillo de Buda

 

9. El Bastión de los Pescadores.

Mi rincón favorito de Budapest sin duda alguna. Perfecto para terminar la jornada, ya que desde él se obtienen una de las mejores vistas sobre la ciudad: el río Danubio cruzado por el puente de las Cadenas, el Parlamento neogótico, o la silueta de la catedral, al fondo. Esta construcción de fantasía, de piedra blanca en forma de fortaleza, a mí al menos me recuerda a un cuento de príncipes y princesas.

Bastión de los Pescadores

Bastión de los Pescadores

10. Una cerveza en Vàci Utca.

¡No nos podemos ir a dormir con el estómago vacío! Así que vamos a cenar a una de las zonas más populares: la animada Vàci Utca, en la que múltiples locales sirven cerveza, vinos húngaros y abundantes raciones de pescado, sabroso y económico, entre otros muchos manjares…

¡A comerse Budapest!

Lee la ruta completa por Austria y Hungría en: Siguiendo al Danubio Azul.
ETIQUETAS
POST RELACIONADOS
17 COMENTARIOS
  1. Responder

    Carolina Selles

    28 mayo, 2015

    ¿Desde dónde volaste a Budapest y cuál es la mejor manera? ¿Hay alguna época mejor? Gracias y me encantó el lugar. Saludos

    • Responder

      @lacosmopolilla

      28 mayo, 2015

      Hola Carol, ¡Budapest es muy bonita! Anímate :)
      Yo fui en coche en una ruta por Austria y Hungría, desde Munich que queda bastante lejos je je pero tengo amigos que han volado Madrid- Viena y desde Viena queda cerquita, y también de Madrid a Budapest vuela alguna lowcost como Ryanair. En cuanto a la época el clima es continental, así que invierno es frío y el verano caluroso. Yo fui en septiembre pero de un día a otro pasó de 30 a 14 grados, de sol a lluvia ja ja supongo que la mejor época será en primavera porque en pleno verano además me han dicho que hay muchos turistas… Saludos cosmopolillos

  2. Responder

    Luis De Yrissarri Auyanet

    28 mayo, 2015

    Bestial!!! me encantó Budapest, la comida, su historia, su parlamento… todo!!! Gracias por recordármelo!!!

    • Responder

      @lacosmopolilla

      28 mayo, 2015

      Gracias a ti, Luis. Ya tengo ganas de volver, porque creo que me quedó mucho por ver (sólo estuve tres días). Un abrazote

  3. Responder

    Gema Karina

    28 mayo, 2015

    Justo estoy en Budapest y me topo con tu entrada. Sin duda es una de las ciudades más hermosas que he visitado.

    • Responder

      @lacosmopolilla

      28 mayo, 2015

      Oh, qué envidia. Disfruta mucho y saluda al Danubio de mi parte :)

  4. Responder

    irenesomoza

    28 mayo, 2015

    Pero qué bien me viene esta entrada!!

    Me gusta la variedad de cosas que voy a conocer. Todas apuntaditas quedarán esta tarde y si Ryanair me lo permite la semana que viene estaré disfrutando de ellas :)

    beso!

    Ire

    • Responder

      @lacosmopolilla

      29 mayo, 2015

      Gracias, Irene. Esperemos que sí y que podamos viajar sin vivir “pesadilla en el aeropuerto”, nuestro gran terror.
      Budapest te va a encantar, ¡ya me contarás! Ah, y mi recomendación sobre el balneario Gellert de sus “frescas” aguas va en serio, el agua de la piscina principal está fría, al menos para una que es del Mediterráneo je, je, para que lo tengas en cuenta.Un abrazo enorme.

  5. Responder

    Netikerty

    28 mayo, 2015

    Ohh, que recuerdos…. Me encantó Budapest y sobre todo el Bastión de los pescadores. Es una preciosidad, verdad”

    • Responder

      @lacosmopolilla

      29 mayo, 2015

      ¡Ya veo que coincidimos en nuestro sitio preferido! Es muy especial. Un abrazo

  6. Responder

    leticia

    29 mayo, 2015

    Mira que no soy muy fan de los sitios que son “el parís de…” o “la venecia de….” pero Budapest lleva en mi lista viajera unos cuantos años. Me apunto tus 10 imprescindibles de Budapest, a ver si de este año no pasa 😉

    • Responder

      @lacosmopolilla

      30 mayo, 2015

      Gracias, Leticia. Supongo que la llaman así porque recuerda a París en lo monumental… Pero luego no tiene nada que ver. ¡Budapest es una ciudad para perderse! Anímate :) un abrazo

  7. Responder

    Chalo84

    25 noviembre, 2015

    ¡Qué bien! Apuntadito todo para la semana que viene… ¡Mil gracias! :)-

    • Responder

      cosmopolilla

      27 noviembre, 2015

      ¡Muchas gracias! Budapest te va a encantar, para mí es de las ciudades más bellas de Europa :)

  8. Responder

    Erica

    28 abril, 2016

    Qué hermosos recuerdos cosmopolilla! Recorrí los mismos lugares hace un tiempo, y con la emoción extra de tratarse de la tierra donde nació mi padre y mis abuelos… que escaparon de la II guerra y llegaron a Argentina, donde nací yo. Hermosa ciudad y muy buen relato,, espero volver y poder recorrer Hungría más allá de Budapest. Saludos!!

    • Responder

      cosmopolilla

      28 abril, 2016

      Muchas gracias, Erica. La ciudad en sí es preciosa y me imagino que si estás vinculada emocionalmente a ella aún se tiene que sentir más intensamente. Yo también quiero volver a Hungría. Un saludo y gracias por leerme :)

  9. Responder

    Roger

    27 abril, 2017

    Oh si! muy buen resumen de Budapest! Estuve viviendo un año en la ciudad y me enamoró. Tiene miles de rincones que muchas veces pasamos por alto. Bares y terrazas por todos lados, especialmente en verano, y el mejor ambiente de noche. Para mí, uno de los mejores lugares es el bar Szimpla, en el barrio judio dónde vivia. Está considerado uno de los 5 mejores pubs de Europa y si vas sabrás porqué. Es un tanto peculiar, pero te seduce en poco tiempo.
    con el tema de los baños termales no hay duda, para mí los mejores son los Széchenyi, especialmente de noche y con frio. Se puede llegar en metro, con la linea amarilla fácilmente.
    Un abrazo!!!

DEJA UN COMENTARIO

Suscríbete a lacosmopolilla

Cada semana recibirás un eMail con mis últimas entradas

Promociones
Seguros Iati Cosmopolilla
La cosmopolilla en Twitter
La cosmopolilla en YouTube
Colaboraciones
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes