Brujas, mercadillos de Navidad en Flandes
BélgicaEuropaVídeos

Cuento de Navidad en Brujas

- 15 diciembre (2016)

Elegante y majestuoso, se desliza por el canal despacio formando ondas casi imperceptibles. Su plumaje es blanco y resplandece bajo los últimos rayos del sol poniente. El cisne de Brujas se retira a sus aposentos, un lecho de hojas secas que le regala el final de otoño en el lago del Amor. Sin embargo, la ciudad no duerme. Al contrario, comienzan a prenderse cientos de luces de colores que iluminan árboles y plazas. Se enciende la alegría en los mercadillos de Navidad en Brujas.

Cisne, lago del Amor, Brujas

Cisne, lago del Amor, Brujas

Un día de diciembre soñé un cuento de Navidad en Brujas…

Sucedió así. Me había despertado temprano. La sensación de irrealidad que se había pegado a mí la noche anterior se resistía a abandonarme. ¿Dónde estoy? Desde la cálida buhardilla a través del cristal se percibía un jardín de hierba cubierta de escarcha y casas de ladrillo. Al frente, la silueta de cuatro torres medievales. Las mismas que atraparon mi mirada al atardecer el día anterior. Seguían ahí, desafiando a mi imaginación.

atardecer-en-brujas-navidad-en-brujas

Atardecer en Brujas

Desayuno dulce y contundente, ropa de abrigo y un mapa. Estaba lista para atravesar el canal y adentrarme por las callejas medievales de Brujas bajo la luz de la mañana… Ay, Brujas. Cuánto tiempo había anhelado pisar esta ciudad. La noche anterior apenas si había podido vislumbrarla y ahora, por fin, estaba aquí: ante la puerta amurallada que da acceso a la ciudad legendaria, rodeada de agua y piedra, como en una de esas leyendas de príncipes y princesas. ¡Vamos, atrévete a cruzarla!

Canal de Brujas

Canal de Brujas

En una colina verde sorprenden las aspas de los antiguos molinos de viento, cuyo uso era el de moler cereales. Camino en dirección al centro junto a casas de fachadas señoriales, comercios, coquetas cafeterías y pequeñas iglesias. La banda sonora de este cuento a primera hora es la de un músico tocando en la plaza de J. Van Eyck y el timbre de las bicicletas…

Molinos de viento, Brujas

Molinos de viento, Brujas

Y a cada paso te digo, Brujas, que dejo de soñarte para empezar a enamorarme…
brujas-belgica

Canales de Brujas, Bélgica

bicicleta-navidad-en-brujas

Bicicleta, Brujas

Todos los caminos llevan al Markt, el corazón de Brujas. Ahora sí, la ciudad ha despertado: risas, niños, turistas, bicis y calesas bajo la imponente vigilancia del Belfort, el campanario de la ciudad con 83 metros de altura, que cuida de sus habitantes desde el S.XIII.

belford-navidad-en-brujas

El Belfort, Navidad en Brujas

Lo más alto de la torre del Belfort es un excelente mirador de Brujas desde las alturas. El resto de edificios neogóticos adornan la plaza dibujando ese aire monumental que hace que te sientas en otra época de siglos pasados. Como aún es temprano las casetas de madera del mercadillo navideño permanecen cerradas. Pero  no por mucho tiempo. Pronto atraerán mis sentidos con ese olor a gofre y chocolate y otras viandas exquisitas…

El Markt, la Navidad en Brujas

El Markt, la Navidad en Brujas

vistas-de-brujas-desde-el-belford

Brujas desde el Belfort entre la niebla, aún más hermosa…

Los adoquines que siguen por la estrecha Beidelstraat me llevan hasta el Burg, la segunda plaza de Brujas. Frente a la fachada gótica del Ayuntamiento verdea un árbol navideño con ansias por encenderse. Con curiosidad asciendo la escalinata de la basílica de la Santa Sangre, donde se custodia la reliquia de la sangre de cristo traída por los cruzados desde Tierra Santa en los albores del medievo. Pequeña y solemne, el interior de la iglesia sobrecoge.

plaza-del-burg-brujas-navidad-en-brujas

Plaza del Burg, Navidad en Brujas

iglesia-de-la-santa-sangre-brujas

Basílica de la Santa Sangre, Brujas

Hora de perderse por Brujas, callejear por sus plazas y puentes que permanecen congelados en el tiempo, como un cuadro flamenco del siglo XIV: el Vismark, antiguo mercado de pescados, el puente Johanelebrug y la Huidenvettersplein… Las bombillas cuelgan del sauce llorón en la esquina más fotografiada.

brujas-crucero-por-el-canal

Calles de agua de Brujas

explorando-brujas-belgica

Canales de Brujas

¿Sabes? La Navidad en Brujas también se vive desde el agua, con un paseo en barco por sus bellos canales…

De vuelta a tierra firme mis pasos persiguen al sol en el ocaso por Mariastraat, que luce en sus escaparates toda clase de motivos navideños, muñecos de nieve y exquisitos chocolates belgas con la cara de San Nicolás. Según cuenta la tradición llegará esta noche: la del 5 de diciembre, dejando regalos a todos los niños a los pies de su cama. Pero solo a los que se hayan portado bien…

Escaparates, Navidad en Brujas

Escaparates, Navidad en Brujas

Las piedras de la catedral de San Salvador se tornan rojizas conforme la luz va menguando. ¿Qué contarían estas paredes si cobraran vida? Quizá hablarían de ese momento glorioso en que el archiduque Maximiliano de Austria se convirtió en el gran maestre de la casa de los Habsburgo, iniciando una dinastía que culminaría en un gran Imperio: el de Carlos V. La iglesia anexa para muchos pasa desapercibida; error, en su interior guardan importantes tesoros como una Madonna nacida de las manos de Miguel Ángel.

catedral-de-brujas-belgica

Catedral de Brujas

Continuo el paseo con un poco de prisa: el día se está marchando inexorablemente. Paso junto al Sint-Janshospitaal, el hospital medieval más antiguo de Europa, del S.XIII, siguiendo el canal y torciendo a la derecha hasta el Begijnhof. Aquí se abre una gran explanada de hierba por donde caminan las monjas a la iglesia, llamando a misa. Estas casitas blancas son un convento de 1245 que se conservan como antaño, aún hoy habitadas por monjas benedictinas.

beginaje-brujas

Begijnhof

Despido al sol en el Minnewater, el lago del Amor. Bajo sus aguas yace Minne, una joven de familia adinerada a quien su familia prohibió casarse con su amado, por ser de rango inferior. La muchacha desesperada huyó y murió en este bosque de las afueras de Brujas.

lago-del-amor-brujas

Lago del Amor, Brujas

Hoy son los cisnes los habitantes más populares del lago, aunque sobre ellos pesa otra historia: dicen que fue Maximiliano de Austria quien condenó a la ciudad a mantenerlos por toda la eternidad, tras sentenciar a muerte a su administrador Pieter Lanchals, cuyo escudo de armas portaba un cisne ya que el apellido significa “cuello largo”.

el-cisne-de-brujas

Cisnes, canales de Brujas

Cae la noche y es hora de volver al Markt, convertida en fiesta. La Navidad en Brujas se enciende con sus animados mercadillos navideños donde se instalan cientos de casetas de madera con música, comida callejera y vino caliente. No pueden faltar los dulces típicos de las fiestas ni el chocolate, el algodón dulce, las gominolas… Para los más intrépidos: una pista de hielo al aire libre, donde niños y mayores se deslizan a gran velocidad entre risas y caídas.

pista-de-hielo-al-aire-libre-navidad-en-brujas

Pista del hielo al aire libre, Navidad en Brujas

el-markt-navidad-en-brujas

Casas del Markt, Navidad en Brujas

El vino especiado calienta la garganta y sonrosa las mejillas. El ambiente es mágico, de cuento. Las luces de colores parpadean en las antiguas fachadas. Los árboles destellan, compitiendo con la luna en cuarto creciente…

plaza-de-el-burg-navidad-en-brujas

Plaza del Burg, Navidad en Brujas

Y así ha pasado el día en la ciudad que toda ella es pura fábula, vestida hoy de Navidad. Como todos los cuentos, este también tiene su final. Es hora ya de despertar. Pero cuenta la leyenda que cada año, en la misma época, es posible revivirla.

atardecer-en-los-canales-de-brujas

Un sueño llamado Brujas

Datos prácticos: viajar a Brujas en Navidad.

  • Cómo ir a Brujas: desde Bruselas parten trenes de la estación central directos a Brujas. La duración es de una hora y cuesta 14,30€.
  • Me alojé en el Kay´s B&B, cómodo y acogedor. A quince minutos andando del centro.
  • La subida al Belfort cuesta 10€ y su horario es de 9.30 a 18h.
  • El crucero en barco cuesta 8€ y se coge en la Hidenvettersplein.
  • Echa un vistazo a qué ver en Bruselas en un fin de semana.
  • Más información en la web oficial de Turismo de Flandes.
ETIQUETAS
POST RELACIONADOS
13 COMENTARIOS
  1. Responder

    Erik (Tierras Insólitas)

    15 diciembre, 2016

    Muy buen artículo!!! Estuve sólo un día en Brujas y veo que me perdí un montón de cosas. Habrá que conocer!!!

    • Responder

      cosmopolilla

      18 diciembre, 2016

      Gracias, Erik, ¡pues ya sabes! Hay que volver :)

  2. Responder

    Bo Saldaña

    19 diciembre, 2016

    Hola Patri

    Brujas es un cuento de hadas. Brujas es mágica y deleita con su belleza en Navidades. Sin dudas y me atrevo a decirlo, una de las más bonitas de Bélgica. Espero volver pronto para quedarme al menos una noche.

    Besos.

    Feliz Navidad, 😉

    Bo

    • Responder

      cosmopolilla

      19 diciembre, 2016

      Sí Bo, tienes que volver que te encantará y si puede ser en estas fechas para vivir la magia navideña. ¡Un abrazo y feliz Navidad!

  3. Responder

    Cristina

    21 diciembre, 2016

    Ains… como siento no haber hecho noche nunca en Brujas. La última vez que la visité era casi Navidad, como en tu escapada, pero fuimos a pasar el día desde Bruselas y cuando comenzaba a iluminarse la ciudad nos marchamos.
    Me alegra mucho ver que llegaste a los molinos de esta ciudad, poca gente sabe de su existencia.
    Un abrazote y felices fiestas.

    • Responder

      cosmopolilla

      22 diciembre, 2016

      Pues la excusa perfecta para volver, Cris, yo me quedé a dormir dos noches y me quedé satisfecha por verla bien y en condiciones, aunque como ya he dicho me encantaría volver, es de esas ciudades para simplemente dedicarte a pasear y pasear. Un abrazo y felices fiestas :)

  4. Responder

    Angel (Tripviajar)

    22 diciembre, 2016

    Con leerte ya me entran ganas de volver!!!! Una pequeña ciudad encantadora, llena de rincones con encanto. Una de mis favoritas de Belgica, a la que seguro algún día volveré.

    Un saludiñooo y felices fiestas!!

    • Responder

      cosmopolilla

      22 diciembre, 2016

      Muchas gracias, Ángel, creo que yo también, Brujas es una ciudad a la que no me cansaría de ir. Un abrazo y feliz Navidad

  5. Responder

    Mauxi Leal

    23 diciembre, 2016

    He leído unos cuantos posts sobre Brujas, pero ninguno de esos textos había logrado mezclar literatura, poesía y emociones mientras me llevaban a esos lugares que uno no debe perderse cuando visita este rincón que parece tan mágico. Una vez más, me ha encantado lo que has escrito! Un abrazo y todo lo mejor para ti en estas fiestas y en el nuevo año!

    • Responder

      cosmopolilla

      23 diciembre, 2016

      ¡Muchas gracias, Mauxi! Me alegro mucho de que te haya gustado y transportado a Brujas, esa ciudad llena de magia. Un abrazo y ¡felices fiestas!

DEJA UN COMENTARIO

Suscríbete a lacosmopolilla

Cada semana recibirás un eMail con mis últimas entradas

Promociones
Seguros Iati Cosmopolilla
La cosmopolilla en Twitter
La cosmopolilla en YouTube
Colaboraciones
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes