Borobudur Indonesia
AsiaIndonesia

Borobudur y Prambanan, el ocaso de los dioses de Java

- 9 junio (2016)

Cinco en punto de la madrugada. Aún está oscuro en la ciudad de Jogyakarta, el centro espiritual de la isla de Java en Indonesia, cuando me despierto sobresaltada. El eco de una voz recitando versos del Corán se cuela por las rendijas de la ventana. Mi corazón late a mil por hora. “¿Qué es eso?”. “La llamada a la oración”, susurra mi amiga Diana, compañera en este viaje, como si tuviera miedo de que alguien nos escuchase. Sí, esta era mi primera vez en Asia y en un país islámico.

Mezquita en Yogyakarta

Mezquita en Yogyakarta

Una hora y media después ya estamos vestidos en la puerta del hostal esperando el minibús de la excursión contratada el día anterior, nada más llegar a Yogy, para ir a los templos de Borobudur y Prambanan. Estoy deseando conectar con los ancestrales santuarios de antiguas religiones que se practicaban hace siglos en esta isla: el Budismo y el Hinduismo, manteniéndose este último en la vecina isla de Bali. Salir del caótico tráfico de una gran urbe asiática resulta toda una odisea, que marea y agobia.

Vehículo familar en Java

Vehículo familiar en Java

Borobudur, Java, “el templo budista en la montaña”.

Con alivio observo cómo los edificios grisáceos dan paso a campos verdes de arroz, palmeras y montañas desdibujadas por la niebla. Borobudur se encuentra a 40 km al noroeste de Yogy, en un valle sagrado entre dos volcanes gemelos: el Sundoro – Sumbing y el Merbaru – Monte Merapi, “la Montaña de fuego”, que con sus 2.900 metros de altura es el volcán más activo de Indonesia.

Campos de Java

Campos de Java

El bus nos deja a la entrada de Borobudur, donde teníamos que contemplar el amanecer, pero la bruma esconde los rayos solares. Nos cubrimos las piernas con la “falda” tradicional para acercarnos a la gran mole de piedra con campanas invertidas: Borobudur, construido sobre el año 800 por la dinastía Sailendra, es el monumento budista más grande del mundo.

Borobudur

Borobudur

Comenzamos a ascender por las escalinata, conteniendo la emoción. Soy consciente de lo increíblemente antiguo, del valor de esta estructura sagrada con forma de pirámide escalonada. ¿Cuántas ceremonias habrán tenido lugar aquí, ante los más de 500 budas esculpidos? Las ojos de piedra de las deidades sonrientes miran al frente, al horizonte verde oscuro, al infinito. Un paso más arriba, una plataforma más, de las seis que son en total, hasta alcanzar la cumbre: cada estrado representa un estado de la iluminación, según la cosmología budista.

Borobudur

Borobudur

En aquellos tiempos esta isla del Sudeste Asiático estaba bajo la influencia de reyes budistas y reyes hindúes, sin que existiera aparente conflicto entre ellos. En las llanuras y colinas, a los pies de grandes y furiosos volcanes,  levantaron templos quién sabe si para apaciguar a los dioses de llamas. Santuarios que fueron paulatinamente abandonados y condenados al olvido, cubiertos de vegetación y ceniza, según la población se fue convirtiendo al islam en el siglo XV. Durante siglos Borobudur se consideró incluso lugar funesto, siendo evitado por los habitantes de Java.

Borobudur

Borobudur

Hoy estos templos han sido rescatados de polvo y reciben a miles de visitantes que vienen a admirar la obra de sus ancestros, a inmortalizarse con las nuevas tecnologías en forma de iphone, tablet o reflex. También con nosotros, los extraños turistas occidentales, cuya piel blanca, y sobre todo el cabello rubio y ojos claros llama mucho la atención: a mi amigo Eneko, navarro, le hicieron todo un book.

Borobudur

Fotos en Borobudur

Prambanan, el gran templo hindú de Java.

Nos despedimos de Borobudur y retomamos el camino de vuelta a Yogyakarta, deteniéndonos a tan sólo 18 km para visitar ahora un templo hindú: el de Prambanan. El calor aprieta con el sol ya muy arriba y los visitantes se refugian debajo de pequeñas sombrillas de colores chillones, azules y amarillas, mostrando una estampa curiosa. Prambanan no es una única estructura, como Borobudur, sino un conjunto de más de 200 templos hindúes, datados en el S.IX.

Prambanan

Prambanan

Me mezclo en el bullicio en busca de la triada mística: Brahma el Creador del Universo, Visnú el Conservador y Shivá, su Destructor, como una teoría cósmica del Big-Ban a lo hindú, milenaria. Sus estructuras de torres afiladas apuntan al cielo, manifestando alguna plegaria. Aún no he estado en Angkor, Camboya, pero por las imágenes que he visto acude al imaginario de mi mente.

Prambanan

Prambanan

La joya de Prambanan es la escultura de Durga, la esposa de Shiva, quien según cuenta la leyenda es una princesa de Java convertida en piedra. De ella estaba enamorada un príncipe sanguinario, quien mató al Rey Boko, padre de la joven, para conseguirla. La princesa cedió a su acoso a cambio de una condición: obtendría su mano si era capaz de construir mil templos en una noche. El príncipe accedió y convocó a los demonios de la Tierra: antes de amanecer ya había levantado 999 templos. La princesa desesperada prendió fuego a los campos del este para hacer creer al príncipe que el alba había llegado. Pero éste descubrió el engaño y montó en cólera. Como castigo la transformó en piedra, siendo la más bella de las estatuas de Prambanan por los siglos de los siglos.

Prambanan

Prambanan

Tras este paseo por el legado hindú y budista de Java retornamos a Yogy dispuestos a emprender otra aventura en la siguiente jornada: nos espera el volcán Bromo y su humeante cráter. Contemplar el amanecer desde su cumbre, uno de los mejores recuerdos de Indonesia. No necesitamos despertador: ya se encargará el muecín de levantarnos. 

Amanecer en el volcán Bromo

Amanecer en el volcán Bromo

Lee el viaje completo en: Indonesia en la mochila, Java, Bali y Lombok.

ETIQUETAS
POST RELACIONADOS
8 COMENTARIOS
  1. Responder

    David

    9 junio, 2016

    Hola Cosmo!! Joer que recuerdos me has traido!!!! Después de un vuelo infinito llegamos a Jakarta y de ahí otro a Yogyakarta , así que mis primeras vistas de Indonesia fueron Prambanan y Borobudur, dos maravillas para visitar. Ver el amanecer en borobudur fue un experiencia inigualable. Indonesia es uno de los paises más increíbles que he visitado nunca. Besos

    • Responder

      cosmopolilla

      9 junio, 2016

      Madre mía, qué paliza. Nosotros dormimos una noche en Jakarta y al día siguiente nos dimos una vuelta por Monás (qué ciudad más fea, de verdad…) y cogimos el tren nocturno a Yogy. Ese primer día fue de calor infernal y muuucha gente, ¡qué horror! Mi primer impacto con Asia ja ja ja y ese despertar con la mezquita, que estaba pegada pared con pared al hostel (por eso era tan barato… Claro) pero fue llegar a Borobudur y Prambanan y me sentí que había escogido bien el destino, ¡qué maravilla! Un besazo

  2. Responder

    Cristina

    13 junio, 2016

    Justo hace 8 años estaba allí, descubriendo las maravillas de Java. Tengo gratos recuerdos de estos lugares que nos cuentas, y por supuesto del Monte Bromo, pero todo mezclado con una escala eterna en Jakarta y una cistitis que casi me amarga el viaje (pero no la dejé, faltaba más)
    Un abrazo

    • Responder

      cosmopolilla

      14 junio, 2016

      Uf, pobre, eso es lo peor viajar estando un poco chungo… Pero mira tu entereza aún así ¡adelante! Viva las viajeras :)
      El Bromo lo disfrute muuuuucho, un paisaje lunar increíble, eso ya es otro capítulo de la historia ja ja ja
      Un abrazo

  3. Responder

    Bo

    13 junio, 2016

    Hola Patri

    Me gusta Asia y mucho, es muy diferente a Europa y el resto de continentes, donde a mí parecer “nos parecemos bastante” pero con este continente las diferencias son enormes en cuanto al físico, seguro por eso también llamó la atención tu amigo.

    Con las fotos y relato me ha parecido que estabas en un laberinto, hasta me hiciste pensar por un rato en Alicia en el país de las maravillas, en este caso sería algo como “Patri en el país de los templos y dioses”.

    Abrazos desde Iquitos.

    Bo

    • Responder

      cosmopolilla

      14 junio, 2016

      ja ja ja lo de “Alicia en el país de las maravillas” no se me había ocurrido 😉
      Sí que es espectacular los templos y el paisaje de alrededor, para mí es de lo mejor de Indonesia. Lo de echar fotos a los europeos es algo muy común allí, a todos los que han estado les ha pasado, debemos de salir en unos cuantos álbumes familiares ja ja ja
      Un abrazo

  4. Responder

    jordi (milviatges)

    14 junio, 2016

    Dos de los lugares más excitantes de Asia, desde luego. Los visitamos en una extensión relámpago desde Bali. Me pillé un vuelo a las 6 de la mañana de Bali a Java y me fui directo a Borobudur y Prambanan para volver por la noche a Bali…
    Espero poder regresar a Indonesia y vivitar el Bromo y demás.
    Un beso!

    • Responder

      cosmopolilla

      14 junio, 2016

      Hola Jordi, muchas gracias por tu comentario :) seguro que sí, que vuelves pronto. Indonesia es inmensa, yo también quiero volver porque solo visité JAva, Bali y Lombok y me quedan el resto de islas como Sumatra (y los orangutanes rojos), Komodo, isla de Flores etc.
      Un abrazo

DEJA UN COMENTARIO

Suscríbete a lacosmopolilla

Cada semana recibirás un eMail con mis últimas entradas

Promociones
Seguros Iati Cosmopolilla
La cosmopolilla en Twitter
La cosmopolilla en YouTube
Colaboraciones
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes
logo-miembro-tublogdeviajes